Reportajes

Escucha al completo y en exclusiva el electrizante disco de debut de los valencianos Siesta!

Te ofrecemos en streaming “Terroruterino”, a la venta a partir del 25 de marzo en un 12’’ co-editado entre Sonido Muchacho, Giradiscos y La Cúpula del Trueno

El dúo Siesta! ha llegado al panorama independiente español con ganas de animar la escena a base de rock experimental, con sentido del humor y propulsión a base de ritmos motorizados. Influencia krautrock al estilo Neu! y llevada al siglo XXI: te sorprenderán.

Desde Valencia llegan Jonathan Cremades (teclados, batería, percusión y voz) y Pepe Ábalos (bajo, guitarra, sintetizador, batería y voz), dos chicos “con muchos aparatos y demasiadas pretensiones” que a lo largo de las nueve canciones que componen su debut en largo, “Terroruterino”, se sumergen con fiereza tanto en el punk, la electrónica, la psicodelia y el krautrock alucinógeno. De Siesta! se ha dicho que tanto suenan tanto a Neu! como a Polysics o LA Düsseldorf. Aunque lo mejor que puedes hacer es darle al play y comprobarlo por ti mismo antes de que el 25 de marzo editen a través de Sonido Muchacho, Giradiscos y La Cúpula del Trueno su puesta de largo en formato 12’’. Por si no tuvieras bastante con el audio en sí, la pareja nos cuenta en primera persona, además, qué les rondaba por la cabeza a la hora de componer estas incendiarias piezas que a partir del mes de abril presentarán por varias ciudades españolas. Quédate con su nombre porque van dar que hablar.

1. A Una Chica Llevaría Una Isla Desierta

Un bucle eterno convertido en riff de baile rockero. Allá donde estaba el sujeto se encuentra el verbo, es la isla lo que llevaríamos a la chica y no a la inversa.

2. Bocata de Sangre

El nombre surge a partir de un sueño en el que mato a un hombre en defensa propia y me hago un bocadillo con su sangre. Porque tengo hambre, mucha. La idea de la canción era taladrar con una guitarra y a partir de ahí añadir capas cada vez más troglotrónicas, sin salirnos del bucle. Esta canción es como un baile coprofagómano entre humanos con un escaso sentido amoroso hacia el prójimo.

3. Patética

Qué patético es pensar que ella es patética sin ti. Esta canción es como un Valium. Se baila lento y la letra es engañosa. El patético es el que habla, no ella.

4. Turbomanises

Nuestro local de ensayo está en el polígono de Manises donde los cada vez más numerosos chinos, las chicas guapas y los chicos feos hacen cosas todo el día. La era industrial nos proporciona iconos como estos, antes olvidados. A parte de eso mil capas de sonido. Somos dos pero al final hay un trueno digno de todo un polígono.

5. Terroruterino

La sirena anuncia un mundo en guerra. Hijos malditos. Son vecinos espaciales, extraterrestres o simplemente los hijos de otro. En el útero se gesta el terror muchas veces, y da miedo.

6. Nazaret Castillo Rey

Seguimos con los niños, porque nadie piensa en ellos. Y un gorila dándole al tambor intentando hacer kraut. Al final todo se confunde, como los niños por culpa de los adultos.

7. Uranes

Uranes es el día que existe entre el domingo y el lunes. Cuando tus párpados se han caído y el sol sale en un espacio de tiempo inconcreto que te separa del ritmo natural de la vida, o mejor dicho, de los vivos. Donde las palabras no tienen sentido o cobran uno nuevo, y todo es luz, sonrisa y amistad desbordada por sustancias convertidas en cosmos. Donde suena La Düsseldorf de fondo y donde todo vuelve a empezar.

8. Epsylon

Otro lugar cósmico. Tambores del revés. Letras a la inversa. Todo vale. Epsylones al final de Cronembergs que quedan muy Lynch.

9. After

155 bpms en la cabeza. 2 días sin dormir. Cosas bonitas como una guitarra y cosas feas como un tambor. Y el lunes siempre pensando en lo mismo. Duele, duele, después duele.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar