Reportajes

Escucha íntegro el segundo y experimental álbum de Negro, “Formación Del Espíritu Nacional”

Fernando Junquera da un paso adelante en su carrera, ahora en La Castanya, con la atrevida y ecléctica continuación, seis años después, de su disco de debut

El proyecto actual de Fernando Junquera vuelve a la actividad con un disco que se dice estar en sintonía con el oscurantismo y la decadencia que vive occidente actualmente. Pero mejor que sea él mismo quien nos cuente qué hay detrás de cada una de sus canciones, con unos comentarios interesantes y detallados.

Fernando Junquera se esconde detrás de Negro, un proyecto que aúna tradición y experimentación y que gira alrededor de las posibilidaders expresivas de la guitarra. Pero antes de eso hubo otros proyectos. El artista empezó su andadura musical con los pioneros Balano, uno de los primeros grupos influenciados por ese post-hardcore existencial americano de formaciones como Slint o June of 44. Pasados los años, y ya a mitades de la pasada década, montó Estrategia Lo Capto! con los hermanos Marcos y Jonathan Bordes. Aquí practicó un post-punk machacante que, sin embargo, pasó bastante desapercibido por la escena. Paralelamente al nacimiento de Negro también formó junto a un nutrido grupo de músicos La Orquesta del Caballo Ganador, con los miembros de Za! en sus filas. En 2007 llegó “Negro”, su estreno en largo con el proyecto que ahora nos ocupa y no ha sido hasta ahora, seis años después, cuando se ha decidido a darle continuación con “Formación Del Espíritu Nacional”, que La Castanya llevará a las tiendas el próximo 11 de marzo. Un trabajo grabado por Pablo Peiró, bajista de Betunizer, y masterizado por Víctor García.

De este nuevo trabajo se dice que en cierto modo sintoníza con el oscurantismo y la decadencia que vive occidente actualmente. Como si sus canciones fuesen los necesarios destellos de luz en un mar de nubes negras que caen sobre la ciudad. “Formación Del Espíritu Nacional” pone su mirada en figuras de la experimentación guitarrística como John Fahey y su American Primitivism, Jim O’ Rourke o Loren Connors y ofrecer un espectro sonoro en el que se puede encontrar ambient, blues, grabaciones de campo, folk herrumbroso, post-punk y lírica de baja fidelidad. Pero tú mismo puedes comprobar el espíritu libre y ecléctico de este trabajo, pues por cortesía de La Castanya os traemos su escucha anticipada en exclusiva, así como unos detallados comentarios canción a canción del propio Junquera.

1. Introceanus

La idea de este fragmento surgió con “Oceanus”, es la misma melodía pero tocado con efecto de pedal de volumen y trémolo. La idea es que el disco empezase y acabase con una melodía dulce y de flote reconocible. La idea de empezar con tralla de guitarra y hacer luego un contraste de algo ruidoso con algo limpio y melódico fue de Pei. Es un fragmento que surgió en el estudio y todo lo que suena es cogido de otros temas (“Oceanus” y “Curro Nunca Se Equivoca”)

2. Fer Campana

Es un tema compuesto muy rápido, me gusta tocarlo en directo porque me relaja y es el que uso para empezar los conciertos y crearme un flow mental y contextual del espacio donde toco. Las voces árabes se me ocurrieron oyendo una demo que había grabado un mes antes con Pei. Oyendo la melodía me di cuenta de que tenía un ligero eco arabesco. Siempre me han gustado las llamadas a la oración, desde que veía en la tele las noticias de estos países que luego occidente se iba a encargar de librar del mal. Me puse el tema en el ordenata y encontré rápidamente una que se ajustaba al tema. Parece que esa voz está compuesta para él. Al principio pensé que no molaría, puesto que no podría reproducirlo en directo, pero luego pensé que la música mandaba y que el disco es para escucharlo en tu casa y el directo es otra movida. Lo empecé a componer en noviembre del 2011, es el primer tema que compuse después de estar tres o cuatro años sin componer nada para Negro. Lo toqué por primera vez en la fiesta de cumpleaños de Wences Aparicio que fue algo así como el regreso de Negro, puesto que Negro prácticamente se había disuelto como una aspirina.

3. Paz y Permanencia

Es un tema sencillo, contiene un arreglo que hice con un diapasón y la melodía de guitarra. La idea es que sonase folk pero con el toque extraterrestre como arreglo ocasional. Lo compuse al mismo tiempo que “Oceanus”.

4. 100 Euros Enrollados en tu Ano

El título se lo puse en uno de los días de huelga general que hubo el año pasado, es una referencia a la gente que piensa que hacer huelga no vale para nada, que es tirar el dinero. Es el tema que tiene un toque blues más acentuado, supongo que será uno de los favoritos de mi madre. Se grabo muy rápido, hice dos tomas del tirón y me quedé con esta.

5. Paseos Nocturnos por el Alicante Mágico

“Paseos…”, en principio, era más corto pero quise darle un toque más oscuro si cabe, metiendo algunos arreglos que se me ocurrieron en el estudio. Metí también algunas voces que me flipaban del tsunami de Japón, quizás por eso suena en ocasiones medio industrialoide, pero siempre tiene de fondo la guitarra. La idea era una fábrica lanzando mierda en medio de un frondoso bosque. Es un tema también para estar tumbado en la cama y que puedo improvisar en su parte central en directo, es un tema para fluir con toda la calma.

6. Curro Nunca Se Equivoca

Es algo así como el tema rockero, el tema que se podría meter voz y baterías, pero el hecho de tocarlo sólo con la guitarra eléctrica le da un aire medio flamenco que también me chana. Tiene hacia el final una parte con distorsión que hace que el tema suba de flow e intensidad. Íbamos a meter palmas y panderetas pero al final no quedaba demasiado bien y se perdía la idea del tema (además era ridículo vernos a Pei y a mí de palmeros). A veces menos es más.

7. Órbitas

Está compuesta jugueteando con el delay analógico. Encontré un sonido que me gustaba y luego intenté sacarle el partido al pedal moldeando una melodía con forma circular, que si se toca sin el pedal suena incluso algo country. La idea es que sonara a espacio exterior. En el estudio le pedí a Pei que intentara sacar el sonido marciano hacia un lado y la melodía de guitarra hacia otro, de forma que el efecto fuera más nítido y envolvente.

8. Mesón Junquera

La melodía que suena de guitarra era un tema que estaba componiendo. No llegué a acabarlo para el disco, pero como la melodía me gustaba pensé en meterlo como un interludio. El tema se toca golpeando las cuerdas con una aguja de coser de mi madre (tengo otro tema que no grabé para el disco que se toca con este artilugio). Luego pensé que para que pareciera más un interludio, una idea incompleta, algo sin importancia, llamé a mi madre y le dije que me estaban haciendo una entrevista para un fanzine. Pei ideó una forma para registrar su voz y que no se grabara la mía a través de un cable conectado a su iPhone. Mi madre es una persona honesta y me pareció interesante meterla en el embrollo de opinar sobre la música de su hijo mientras andaba por la calle. Este corte refleja el clima que puedes encontrarte en lo que los Za! denominan el Mesón Junquera. En parte también es un homenaje a mis padres, que han prestado su casa y sus naranjas para meter a grupos y músicos amigos de sus hijos de una forma totalmente altruista.

En el segundo fragmento metí con mi iPod una canción que aparece en un recopilatorio de canciones que cantaban los negros para trabajar. Es de un tal Willie Williams. A veces me meto temas de estos en el iPod para recordar que ha habido mucha gente con una vida y un trabajo bastante más jodido que el mío.

9. Deformación del Espíritu Nacional

Este tema surgió de una impro en el estudio. La melodía inicial, que la he titulado “Potencia”, la tenía compuesta para un bolo que había hecho unos meses antes, pero todo lo demás lo improvisé en el estudio. Le comenté a Pei que quería probar a grabar un tema improvisado y que si molaba lo metería tal cual en el disco. Un día, antes de irnos a casa le dije que antes de pirarme quería probar la impro. Bajé las luces del estudio y toqué durante 18 minutos. A Pei le flipó mucho el tema, quería dejarlo tal cual, pero pensé que era muy largo y monté una parte sobre otra. Reduje el tema a 13 minutos pero sin quitar nada, alargué un fragmento y metí la segunda parte, “Martes Negro”, antes. Una vez montado le dije que me pasara el tema entero y añadí algunas cosas de forma totalmente improvisada encima. Es un tema al que le tengo mucho cariño y que refleja facetas de Negro que no recogen los otros temas. Pei dice que es el tema con el que mucha gente volverá a fumar porros.

10. Oceanus

Es el último tema que compuse para el disco. Como ya he dicho, es la misma melodía de la intro. Tiene la intención del cierre, de apagar la luz y de irte a dormir o de quedarte mirando al techo sin pensar en nada. Para Pei tiene una base muy melancólica que había que resaltar y respetar, intentamos controlar las frecuencias graves y que sonara lo más dulce posible. Tiene un efecto acuático, de estar mecido por las olas del mar. En principio iba a meter bastantes cosas pero pensé que distraería de la melodía, creo que hemos dejado respirar el tema y meter solo lo que convenía.

Es un tema que creo que tocaré solo en espacios pequeños o en salones de casas, es un tema que está basado en el sonido y que coge mucho rollo dependiendo de donde lo toques y del flow que traiga.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar