Reportajes

Escucha “Conversaciones Con Demian”, el debut en formato largo de Willy Naves

El músico asturiano nos comenta una a una las canciones de su primer álbum, que os ofrecemos aquí en un streaming exclusivo

El joven cantautor asturiano Willy Naves edita esta próxima semana su álbum de debut, “Conversaciones con Demian”, grabado con los músicos de directo de Nacho Vegas y marcado por un elevado tono confesional. Descúbrelo aquí, en streaming y en exclusiva.

Todos hemos sentido miedo en algún momento de nuestra vida al hacernos mayores. Con los años las responsabilidades crecen, descubrimos conceptos tan misteriosos como la muerte y, entre otras cosas, experimentamos ese dolor incurable que siente el corazón cuando alguien nos lo hace trizas. Madurar es una auténtica mierda, pero lo mejor que puede hacerse para remediar esa situación es plasmarlo en canciones, tal como el asturiano Willy Naves acaba de demostrar en “Conversaciones con Demian” (Lloria Discos, 2012). Tras dos EPs que le llevaron a pasearse tanto en formato acústico como eléctrico por un sinfín de salas de nuestro país, el artista ha recurrido al crowdfunding para financiar estos temas que toman como inspiración la novela “Demian”, de Herman Hesse. Acompañado en el estudio de Xel Pereda, Luis Rodríguez y Manuel Molina (habituales de la banda de Nacho Vegas), Willy Naves te invita a que te adentres en su mundo. Él mismo nos cuenta sin tapujos cómo surgieron cada uno de los cortes que en exclusiva ya puedes oír.

“Conversaciones con Demian” recoge las vivencias personales y de mi entorno en un periodo de año y medio, donde tuve que enfrentarme por primera vez a sensaciones y vivencias adultas. Enfrentarse por primera vez a la muerte de cerca, a la ruptura, a la pérdida a la decepción y a la traición de la amistad. Todo un cúmulo de experiencias que Herman Hesse narra de manera excelente en su libro “Demian”. “Nunca nos abonaran la deuda del sufrimiento que produce madurar”, pero a la vez mientras creces conoces y sientes cosas nuevas, personas con “el estigma” del que hablaba Herman, esas personas únicas que tienen algo especial, que sabes que desprenden magia de una u otra forma. Al fin y al cabo de eso trata la vida, de caerse, levantarse y mientras estás levantado disfrutar de tu alrededor, volver a caerse y volver a levantarse. El blanco y el negro, porque los contrastes y la comparación de estados es lo que hace valorar lo que tienes.

1. Primero de Mayo

Elegimos este corte para empezar el disco por su inicio anacrúsico, empieza con fuerza y es un tema en el que los instrumentos se van incorporando poco a poco. La batería durante toda la canción va marcando una base que le imprime carácter. Habla de un viaje a Roma el día de fiesta nacional “Primo Maggio”, donde la ciudad se vuelve una fiesta con conciertos y actividades culturales. Habla desde el recuerdo, un viaje con alguien especial que significó mucho y que ya no está. Es una postal de algo que pasó, que no se va a repetir que duele al recordarlo pero que a la vez te hace esbozar una sonrisa reviviendo momentos y fotogramas de ese viaje. “Si ya no estás en la ciudad, Roma no será igual” lo resume todo.

2. El Circo

La vida a veces es un circo, un escenario, con sus personajes, sus dramas y su comedia, puro teatro. Pero el enfoque en este caso es el dramático, es el de cómo enfrentarse a la muerte por primera vez, a esa sensación de impotencia. Y no solo a la muerte, si no a la sensación de perder a alguien que formaba parte de tu vida desde hace mucho. Es una de las cosas que más atormenta al ser humano ‘la pérdida’ y el miedo que genera. Hay muchos tipos de pérdida, pero todas generan vacío, unos no lo expresan de ninguna forma, otros de viva voz, pero es un sentimiento que todos en algún momento vivimos. Es un circo, que llega, monta, hace el show y cuando recoge es inevitable que deje desperfectos y destrozos.

3. Carta A Las Especias

Fue el punto de comienzo del disco, la primera canción compuesta y la única producida en su totalidad por mí. El día que acabe la maqueta con su preproducción, sin saberlo marcó un punto de inflexión en mi vida. Así que decidí empezar desde ahí y no utilizar el material anterior que tenía, sabía que esa canción era especial y tenía que ser utilizada como punto de partida. Sentía que la canción tenía “el estigma” del que habla Herman Hesse en “Demian”. A veces querer no es suficiente, y los esfuerzos son en vano por agradar, por amar y por sentirte querido. Las especias y las circunstancias pesan más que el plato principal y las cosas que a priori deben importar.

4. Tu Película, Mis Miedos

¿Quién no se ha sentido alguna vez cobarde por no afrontar una situación? A veces los miedos, nuestras inseguridades y nuestras propias debilidades nos hacen actuar de forma diferente a la que nuestra cabeza nos dirigiría en condiciones normales, racionales. Las personas heridas son peligrosas, destruyen todo a su paso mientras se destruyen a sí mismas por completo. Estás viviendo una película con un argumento que no te gusta, luchas por creer que eres fuerte, pero en cambio eres más débil que nunca. Las mandolinas una a cada lado te transportan a ese universo de debilidad, de haberte roto e intentar ser ese protagonista de película, atractivo, seguro de sí mismo, que no tiene fisuras y pisa con decisión. En cambio eres más frágil que nunca.

5. Placebo

Dudé si titularla “Efecto Placebo”, pero al final lo dejé en “Placebo”: me gustan los títulos de una sola palabra y además coincide que Placebo es una de mis bandas favoritas, un pequeño homenaje. Tenía la canción clara en mi cabeza, esos arpegios del inicio acompañados de percusión menor, una batería característica y ruido, mucho ruido en los estribillos. Ruido que denota el caos, un efecto placebo falso, ese efecto placebo que sentimos cuando conocemos a alguien nuevo y que pretendemos a toda costa que ocupe un lugar que nos han dejado vacío, pero nunca llenará ese vacío, solo creará más fisuras. Pero mientras tanto ese ritual de iniciación, ritual de cortejo, nos produce tanta adrenalina que no podemos dejar de danzar a su ritmo, nos hace sentir bien aunque sea por un momento.

6. Pleamar en San Antolín

San Antolín es una playa en la costa de Llanes donde he pasado muchas horas de mi infancia. La orografía de la playa es muy particular ya que la desembocadura del río Bedón la parte en dos, nunca sabes dónde te vas a encontrar el río ni cómo estará la playa, de un día para otro las mareas han hecho de las suyas y te encuentras una playa muy diferente. Cuando sube la marea el río imposibilita el paso al otro lado de la playa, puedes quedar atrapado sin salida. De ahí el símil en la canción de una chica que queda atrapada en la playa, la sensación de romperse, de perder una vez más. La estructura es simple, solo quería jugar con el ritmo bastante folk y sin muchos artificios, la canción tiene unos coros muy a lo REM, una canción que cuenta una historia, de principio a fin.

7. La Tortuga y El Koala

La tortuga y el koala es una fábula en toda regla. La tortuga, animal frío y tapado por su caparazón, protegida y asustadiza. El Koala, animal entrañable, abrazador profesional dormilón y tierno. Todos hemos vivido una relación en la que hemos buscado algo más y en la que nos hemos encontrado un muro. Muchos nos hemos sentido koala en muchas situaciones de nuestra vida. A veces la complicidad y la amistad se vuelve en sentimientos incontrolables, por eso perseguimos algo que no existe y que nunca lo va a hacer. La canción tiene dos partes claras, una primera pausada y enigmática, y una segunda donde coge ritmo y despliega todo su esplendor. Como decía, es una fábula en toda regla, cada uno que lo identifique con uno mismo. Muchos nos sentimos koalas, otros muchos tortugas, algunos serán un mix de ambas.

8. Canción Feliz Para Chicos Tristes

Es una canción dedicada a esos chicos que lloran, que ven en a escondidas “Gossip Girl”, compran en H&M y se sienten decepcionados con la poca calidad de las relaciones personales en la sociedad actual. Esos chicos que viven su sensibilidad en la sombra por miedo a que la sociedad les consuma. La escribí un lunes después de un fin de semana muy intenso tocando lejos de casa y en el que viví cosas especiales, llevaba semanas sintiendo el subidón de los fines de semana tocando y disfrutando. Los domingos sentía un extraño regusto y los lunes tenía una tremenda resaca emocional. Cada fin de semana conocía a gente nueva, algunos dejaban huella, otros resbalaban como el aire. Pero la frustración llegaba cuando conocías a alguien especial, que pensabas que tenía “el estigma”, pasaban los días y no volvías a saber nada de ellos. En la canción hago referencia a una canción de Nacho Vegas, “Dry Martini SA”, porque la sensación era eso, de estar haciendo las cosas mal, fatal. Y tener una voz que te lo repetía mientras estabas de bajona.

9. Coto Sin Muerte

Una aliteración a esa pesca deportiva sin muerte. Pescas, disfrutas del deporte y después sueltas al animal, creyendo que no les has hecho daño, pero después de clavar en el cielo de la boca un anzuelo creo que nadie sale indemne. Las relaciones fugaces son parecidas, pero tropezamos una y otra vez en esa misma piedra, a veces es tan dulce el sabor de la repetición que no tenemos en cuenta las consecuencias catastróficas que traerá después. La canción tiene un aura oscura, muy melódica y una estructura menos al uso que el resto de cortes del disco. Hay pocos instrumentos pero cada uno tiene su protagonismo en el punto concreto.

10. Emil Sinclair

Personaje principal de “Demian” (Historia de la juventud de Emil Sinclair). A priori puede parecer un tema simple, con estribillo repetitivo. Pero en pocas palabras y con la oscuridad y suciedad armónica de la canción intento transmitir la decepción que produce hacerse adulto. Enfrentarse a fracasos, pérdidas, traiciones, trucos, tretas y demás pruebas que la vida te pone a lo largo de los años. Por eso siempre queda ese recuerdo limpio y puro de los Reyes magos, del ratoncito Pérez, del olor de la ropa que tu madre te dejaba encima de la cama, esa ingenuidad que se va diluyendo a base de golpes, que hacen que seas más fuerte. Tiene unas guitarras muy oscuras y sucias con fuzz, y una batería inicial profunda y potente que anuncia la guerra a la que nos estamos enfrentando.

11. Muerte y Destrucción

No por ser el último corte o tener carácter acústico lo considero menos importante. “Muerte y Destrucción”: término que utilizo a menudo para diversas cosas. En este caso, llevado al ámbito de la desesperación. De sentirse pequeño ante algo inmenso. Del miedo a no volver a entender las cosas, a no vivir algo tan mágico como lo que has vivido o crees que has vivido. Después de darle vueltas decidimos grabar esta canción solo con guitarra y voz, toqué y canté a la vez, de una toma y sin ningún tipo de edición. Tiene un carácter un poco lo-fi y lejano, para intentar meternos más en la historia que cuenta.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar