Reportajes

Alado Sincera: crónica de gira por un lugar llamado mundo

La banda catalana nos explica, antes de su participación en San Miguel Primavera Club, cómo son sus viajes de ciudad en ciudad cuando están en la carretera

De buen rollo con Alado Sincera: la banda de Igualada (Barcelona) nos narra de manera desenfadada lo que son dos días seguidos de gira con Picore, conectando Barcelona con Sant Feliu de Guíxols y acompañando el recorrido con tres playlists en Spotify muy recomendables. Les verás en San Miguel Primavera Club.

Foto: Emili Salgado

Alado Sincera no son unos recién llegados en esto del indie. Sus primeras maquetas ya circulaban a finales de los años 90, y durante toda la década anterior empezaron a pisar el acelerador, a tocar más y a conseguir editar discos, hasta recalar en el catálogo de Repetidor Disc, una pequeña y joven discográfica barcelonesa en la que han colocado su mejor material: “Ven” (2005), “Cuidado Contigo” (2007), “Palimpsesto” (2009), “Pacífico” (2012) y el single “Dos Dolores” (2011). Su música parte de una idea flexible del pop y rodea melodías bien trabajadas con todo tipo de rugosidades propias del rock más experimental, y la podrás disfrutar en la rama barcelonesa del festival a tres bandas San Miguel Primavera Club: actuarán en el Mercat de les Flors el día 6 de diciembre (jueves), dentro del showcase de Repetidor en el que también actuarán Roldán y Ghandi Rules OK.

Antes de que llegue ese día, Daniel Ardura nos explica en primera persona cómo es un día en la carretera para la banda y nos escribe un diario de gira que cubre dos conciertos recientes, el La [2] de Apolo (Barcelona) y la sala Atzavara (Sant Feliu de Guíxols, Gerona) en compañía de otra pequeña-gran banda de la escena indie nacional, Picore. Además, nos han elaborado varias playlists de gira para escuchar en la furgoneta, que rescatamos (en la medida de lo posible) en listas de reproducción de Spotify.

___________________________

Nuestra hoja de ruta siempre empieza el día antes, cargando la furgo en el local. Al día siguiente tomamos un café en el Hotel Canaletas mientras esperamos a que llegue nuestro técnico, que es de Capellades.

Llega Lloses con LA VALLÈS, su chica. Aplausos. Diesel lleno y carretera. Desde que en el 2008 cambiamos los altavoces y pasamos de la cinta al CD + MP3 + AUX, en la furgo gozamos de una calidad sonora espectacular, en serio.

Según pillamos la Nacional-II y alguien pone la primera canción, Comas se queda dormido (tiene 2 hijos como dos soles). No lo había dicho, pero estos dos conciertos son especiales por el hecho de presentar “Pacífico” en Barcelona, por tocar por primera vez en Sant Feliu, pero sobre todo por hacerlo con Picore, una banda con la que hay amistad, a la vez de luz y admiración. Conduce Uri.

Dependiendo del recorrido, del copiloto y en función de la conversación, la primera playlist puede derivar en múltiples derroteros, hasta ser interrumpida por cualquier parada técnica. Con el motor parado, Comas revive, y ahora sí, ahora es muy probable que la cosa tire de momentazos. Os digo: Igualada es una ciudad sosa, actualmente convergente, con una alto índice de Opus Dei y con una burguesía venida a menos que se ha dedicado históricamente a la facturación de suelas de zapato y calzoncillos. En consecuencia, el humor lugareño suele recabar en posos de causticidad... En cualquier momento Iñaki (de Repetidor, amigo, manager) llamará. Le diremos que guay, que ya estamos entrando en Barna y que besos a Vane y a Telmo.

Llegamos, descargamos, empezamos a montar y llegan Picore. Es el día del Pilar. Estamos todas muy contentas. Compartimos batería y un ampli. La prueba va guay, Dani se haría una camiseta con la cara del Comas. Picoteo en el bar de la esquina de enfrente, pactar el setlist y llegada de Iñaki, Vane y Telmo. También aparece Héctor (de Ojalá Esté Mi Bici). Vamos.

Nuestro concierto empieza guay pero me falla el Shredmaster en el segundo tema y por el descoloque patinamos en la siguiente canción. Culpa mía… Miraditas y le cambiamos la estructura al tema, dos huevos. A partir de ahí súper bien. Picore espectaculares. Emiliio Salgado haciendo fotos. Flashes de mucha cara conocida entre el público.

Recogemos y frankfurt en el bar de al lado. Amigos, Heliogàbal y llegar a casa de Pau ( Nomdenoia) con cara de cromo.

Desayuno en casa de Isa y Pau. Comida ¿qué digo comida? Cocido en casa de Héctor y primera sobremesa de chistes en la que se destapa Libi. Carretera. Conduce Lloses.

Sin darse cuenta, Deivit abre el momento T’IMAGINES? Que puede derivar en una hora de suposiciones teatrales, escenas del absurdo interpretadas principalmente por Uri, Comas y un servidor (sobretodo ellos dos) donde la palabra FORT, la pregunta PERDONA?, la frase LLOSES, NO ET VEIG PERÒ SÉ QUE HI ETS; JA TENS RAÓ JA, la frase CÓM QUANT, DEL 3 AL 7? 6. I DEL 4 AL 8? 5 serán motivo potencial de accidente. Seguido de una ronda sobre lo bien que están ahora nuestros amigos. EN PAU? MOLT MILLOR. EL PASTO? ESTÀ DE PUTA MARE. EL SÍSTER? JO EL VEIG GUAI. Amigos de toda la vida que se supone están mucho mejor ahora que hace años... Finalmente uno de nosotros se ha interesado por la madre del otro, llamándola por su nombre de pila: I LA MARIBEL, CÓM ESTÀ? Llamar a nuestras respectivas madres por el nombre de pila. Contado pierde.

Llegamos, descargamos y empezamos a montar. Para nuestra sorpresa, la gente de l’Atzavara; Agus, Tito, Xavi; preparan una barbacoa. Espectacular: Tito, que no come carne, es precisamente quien cocina. SMS de Santi García, que está en Méjico estos días, preguntando si va todo bien. TOT VA BÉ; GRÀCIES SANTI! Paseo por el puerto, café y conciertazo. La gente está muy cerca, bien. Además ha venido el primo de Lloses.

Recogemos y, aún con la puerta del maletero abierta, Libi lidera la segunda tanda de chistes del día. Mahous de lata con lágrimas y dolor de risa. Agus nos lleva a tomar un cacharro a la playa (Cristian y yo un Cacaolat). Anécdotas en el Hotel Gesoria, en la habitación de Picore con Pablo, Libi y Cristian asomando la cabeza ya metidos en la cama. Despedida.

Desayuno en el Hostal Zurich. Bocadillos de tortilla francesa y cafés. Me toca conducir.

___________________________

¿Qué es lo más positivo de conocer otras ciudades cuando se está de gira? ¿Os aporta una visión diferente, cuáles son las mejores experiencias?

Nuestras mejores experiencias tienen que ver con el DIY. Acercar tu música a gente procedente de distintos lugares merece la pena siempre, vengan a verte una sola como trescientas personas, pero nosotros prestamos cada vez más atención a los colectivos que se preocupan de promover su escena local, además de organizar conciertos fuera del circuito comercial. Nos interesa la colaboración y amistad que pueda surgir entre distintas ciudades, unidas por ese tipo de plataformas ‘háztelo tú mismo’.

Las condiciones para sustentar cualquier actividad relacionada con la producción de conciertos en España son actualmente lamentables, así que todas la capitales de provincia están más o menos igual de jodidas a la hora de organizar conciertos de artistas emergentes. La gente con verdadero interés por apoyar y formar parte de su realidad cultural se está teniendo que espabilar. Cualquier acto cultural comprometido con lo no establecido, o no subvencionado es marginal aquí por definición y en ese limbo de legalidad es donde este tipo de asociaciones se organizan. Así que ir de gira, en esos casos, significa encontrarse con familia, con una red de colaboradores con quienes trabajamos durante el resto del año en la misma dirección. Todo con tal de mantener un circuito del que también se puedan beneficiar otras bandas.

Cuando un concierto forma parte de ese compromiso se convierte en algo más. En un acto de resistencia del que pueden surgir las mejores experiencias, porque el propio acto musical toma un plano más allá de lo preestablecido.

¿Y de compartir escenario con otros grupos? ¿Cuáles son los mejores momentos que habéis vivido?

Pues mira, llevamos ya algunos años y suele coincidir que la gente que más mola al final es también la más maja. Con Picore, Nueva Vulcano o PAL es con quienes más hemos coincidido y de los que guardamos mejores recuerdos. Luego también de gente como Kiev Cuando Nieva que incluso han terminado formando parte de nuestro sello. Pero más que bandas, citaré algunos colectivos de los cuales se desprende toda una amalgama de artistas, promotoras de conciertos, estudios de grabación y demás, como son en Zaragoza El Arrebato (Producciones Con las Uñas, Anteojos Booking, Puk!, etc), en Madrid La Faena II (Brama!, Estudios Brazil, etc), en Sant Feliu de Guíxols L’Atzavara (Ultramarinos Costa Brava, etc) o en Barcelona L’Heliogàbal.

¿Os ayuda a comprender mejor el mundo el poder conocer las ciudades de esta forma?

Absolutamente. Uno de los compromisos que todo músico es libre de aceptar o no, es el de acercar su obra a gente con quien cree que puede compartirla. Aceptarlo significa tratar de vivir esa experiencia de manera colectiva porque de ella surge una oportunidad de aprendizaje; pero claro; también conlleva retos de comunicación e incomprensión, de frustración y catarsis de los que mucha gente no habla por miedo a la dictadura del éxito.

Playlist Uri Playlist Dani

Playlist Lloses

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar