Artículos

46 millones de personas viven actualmente bajo el yugo de la esclavitud

La cifra supone un incremento del 25% respecto a 2014, según el informe anual de la Walk Free Foundation

Fotografía de Adam Dean.

Parece un problema de siglos pasados, pero la esclavitud moderna sigue encadenando millones de vidas a una existencia lamentable.

Según el informe anual Global Slavery Index, elaborado por la Walk Free Fundation, 45,8 millones de personas en todo el mundo sufren una privación absoluta de su libertad. Esclavos obligados a trabajar forzosamente de sol a sol, a la prostitución o a la servidumbre.

Poniendo un ejemplo práctico, si pusiéramos a todas esas personas juntas, podríamos formar un país de esclavos con casi la misma población que España.

El 58% de los que sufren sumisión forzosa habitan en Asia, pero la esclavitud también se da en países europeos.

Según el nuevo informe de Walk Free Fundation, 45,8 millones de personas en todo el mundo sufren una privación de su libertad

Sin ir más lejos, en Reino Unido 11.700 personas viven en condición de esclavitud y 17.500 personas son esclavas en Holanda, según el informe. Paradójicamente, esos dos países son, junto a EEUU, los que más contribuyen a eliminar la esclavitud en el mundo y los que lanzan medidas para acabar con esta lacra.

Con respecto al continente asiático, la India tiene el mayor número de personas atrapadas en la red de la explotación con nada más ni nada menos que 18,35 millones de personas. Le sigue China con 3,39 millones, Pakistán con 2,13, Bangladesh con 1,53 millones y Uzbekistán con 1,23 millones.

Sin embargo, si tenemos en cuenta la esclavitud en relación a la población, Corea del Norte supera todas las estadísticas con un 4,37% de esclavos entre sus 25 millones de habitantes. Según el informe, el régimen de Pyongyang está muy lejos de solucionar los atropellos y no tiene previsión de adoptar ninguna medida para acabar con el trabajo forzoso.

El 58% de los que sufren sumisión forzosa habitan en Asia, pero la esclavitud también se da en numerosos países europeos

Los más vulnerables a acabar bajo el yugo de la sumisión son mujeres y niños, así como las personas más pobres, aquellas con una menor educación y también los residentes en un país hostil a la defensa de los derechos humanos.

En los territorios controlados por el Estado Islámico, se ha creado todo un negocio de venta de esclavas sexuales por Internet. Niñas y mujeres secuestradas pasan de mano en mano como mercancía parte de un negocio monstruoso.

Los refugiados son también una de las comunidades más indefensas en la trata de personas. Desde el inicio de la crisis, cada vez preocupa más la desaparición de personas, especialmente niños, mujeres y discapacitados, durante la travesía que realizan desde Irak o Siria hasta las costas europeas.

"No se puede concebir el fin de la esclavitud como algo aislado de los demás problemas del mundo", asegura Andrew Forrest, fundador y copresidente de la organización australiana Walk Free Foundation autora del estudio.

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar