Listas

El canon de los ‘tracks’ de Daft Punk: 15 temas memorables ordenados de peor a mejor

A la espera de que se edite “Random Access Memories” y llegue la versión oficial del primer single, “Get Lucky”, repasamos y ordenamos los mejores fogonazos del dúo francés

Estamos a pocas horas de que Daft Punk filtren oficialmente su próximo single, “Get Lucky”. Cuando eso suceda, la historia del dúo francés dará un nuevo salto adelante. Así que, a día de hoy, éste es el canon según PlayGround de los mejores tracks en sus 20 años de historia. Quince joyas para calmar la tensión antes de la llegada del nuevo disco.

Lo que han conseguido Daft Punk está a la altura de muy pocos. Pese a no ser el paradigma de la productividad que digamos –trabajan menos que la quijada de un santo, como se dice en los pueblos–, su mito ha trascendido fronteras y medio mundo espera con impaciencia poder escuchar en pocas semanas ese “Random Access Memories” del que tanto se viene hablando desde hace meses. Su salvaje y cronometrada campaña de promoción tiene buena parte de culpa de la expectación, pero no debemos olvidar que desde que a mediados de los noventa empezaran en el negocio musical, sus hits han sido auténtica fuente de algarabía y desparrame en todas las pistas de baile que se precien. Por ello, puestos a confeccionar una imaginaria playlist que nos haga soportar la espera, hemos escogido aquellos 15 temas que más daño han hecho en los oídos del equipo de PlayGround. “Homework” (1997) y “Discovery” (2001) han acabado capitalizando buena parte de la lista (incluida alguna cara B), pero estamos convencidos de que a partir del 21 del mes próximo ésta se verá ampliada por algunas de esas nuevas canciones que esperamos como agua de mayo (nunca mejor dicho). Esta es nuestra opinión, por tanto te animamos a que dejes en los comentarios tus puntos de vista, que seguro que son también interesantísimos. Adelante.

15. Robot Rock

Casi nadie reivindica con demasiada convicción “Human After All” (2005), su disco menos relevante hasta la fecha. Pero si tuviéramos que quedarnos con algo de él, escogeríamos este delirante homenaje al rock progresivo donde las guitarras escupen rayos láser inductores de epilepsia de principio a fin.

14. Recognizer

Una modesta aportación de la banda sonora de “TRON: Legacy”. La particular reinvención de Daft Punk del universo digital de la película original de los estudios Disney nos trajo este tema épico que poco tiene que envidiar a la reciente contribución de su tocayo M83 al filme “Oblivion” y que suena en casi todos los reportajes de televisión que quieren darle empaque y misterios a las imágenes. Daft Punk se nos pueden poner trascendentes y la mar de grandilocuentes cuando les apetece.

13. Aerodynamic

Daft Punk siguieron reivindicando sus fetichismos rockeros con este imponente single en el que las guitarras sonaban jodidamente endemoniadas, imitando los solos más pirotécnicos de bandas tipo Van Halen. Algo así como si a la música disco se le hubiera ido la mano con el polvo de ángel y no le quedara otra que canalizar su energía en el campanario de una iglesia espacial.

12. Musique

De caras B también viven nuestros protagonistas. Quien no lo crea no tiene más que recuperar aquella “Musique”, incluida en la cara trasera de “Da Funk”, que encabezaría en 2006 el recopilatorio saca-cuartos “Musique Vol.1: 1993-2005”.

11. Revolution 909

Popularmente conocido como el vídeo de los tomates (algunos aprendieron a hacer la perfecta salsa para espaguetis gracias a las instrucciones del videoclip), fue escogido cuarto single oficial de “Homework”. El dúo, sampleando sirenas y la irrupción de la madera en una fiesta al comienzo del tema, pretendía denunciar la persecución policial a la que se veían envueltas las raves de su país. Un gran tema, pero su excesivo parecido con el “Southside” de Dave Clarke le resta algunos puntos en la escala de originalidad.

10. Face To Face

Un tema ‘chopeado’ y cantado, con trazas de speed garage y soul, en el que participó en funciones vocales el enorme Todd Edwards, y que causó estragos en muchas pistas de baile: resulta difícil mantener los pies en el suelo con ella. Como era habitual en la era “Discovery”, el vídeo corrió a cargo del maestro Kazuhisa Takenouchi y se incrustó más tarde en la película “Interestella 5555”. Hay que reivindicarla siempre.

9. Digital Love

Pese a rebajar la garra de sus beats de manera consciente y lanzarse al mundo algo kitsch de las cantaditas con vocoders, “Digital Love” y sus célebres guitarras falseadas (¿o eran sampleadas?) funcionaron como un auténtico terremoto en el mundo entero. Años después llegarían Justice aprovechándose del legado de temas como este. Otros puntos a favor: le encanta a los niños pequeños.

8. Teachers (Extended Mix)

¿Te interesa conocer quiénes son aquellos maestros de la electrónica que más han influenciado el universo daftpunkiano en sus inicios? En esta canción se mencionan desde Jeff Mills hasta DJ Hell en una de las mayores rarezas que jamás han facturado (lo mejor es buscar la versión extendida en la cara B de “Around The World”, mucho más jugosa que la abreviada que asoma en el centro de “Homework”, un disco del que a continuación vienen sus mayores bombazos).

7. Burnin’

Como si de una invasión alienígena se tratara, donde todos los mortales somos esclavos de su escurridiza base, Daft Punk grabaron en “Burni’” lo que se conoce como el origen y máxima expresión del ‘filtered disco house’ que hizo furor en los clubes europeos a finales de los 90, citando a lumbreras como DJ Sneak o Roger Sanchez tanto en el sonido como en el vídeo del tema, donde aparecían haciendo un cameo. Ni rastro del halo comercial que poco después explotaría el tándem.

6. Harder Better Faster Stronger

Si les dejaran utilizar una máquina del tiempo, estamos seguros de que nuestros franceses, entre sus destinos predilectos, escogerían aquel Studio 54 que hizo llegar a su pináculo de popularidad la era disco a finales de los setenta. Por temas como este, que trasladaron el legado de su (reciente) amigo Nile Rodgers al siglo XXI, les adoramos. Y qué decir de ese vocoder.

5. Alive

La génesis de todo lo que vendría después. Cuando en 1994 conocieron a Orde Meikle y Stuart Macmillan (o sea, Slam, los fundadores de Soma Records), nuestros franceses le dieron esta demo que incluía “The New Wave” en tres tomas y, como culminación de la cara B del buscadísimo vinilo, la insistente frecuencia de dark house de “Alive”, que más tarde renacería otra vez en el final de “Homework”. Ninguno de los implicados podía imaginarse lo que se avecinaba, lo único que sabían es que esta pieza estaba llamada a destrozar todos los clubes underground del mundo.

4. Rollin’ & Scratchin’

Nuestros franceses pueden rallar sus vinilos como nadie. Este tema, incluido en “Homework” (pero originalmente en la versión en vinilo de “Da Funk” como cara B casi a la altura del hit), daba buena fe de ello. Apoyándose en una base techno marcial, el track se desarrolla como un crescendo de scratch que alcanza una deliciosa cota de demencia, y precisamente por ello se ha convertido en una de las piezas favoritas de sus fans más a ultranza.

3. Around The World

Más allá del vídeo a cargo de Michel Gondry, esa repetitiva voz que fluye a lo largo de todo el tema sigue siendo un valor seguro en cualquier pista de baile que se precie y como piedra de toque del pop hipermoderno y kitsch que estaba por venir. Sencilla y más que efectiva, los inicios de Daft Punk no hubieran sido lo mismo sin este clásico mayúsculo.

2. One More Time

Parecía imposible, pero Daft Punk desembarcaron con sus mejores armas entre el público mainstream con este himno que en pleno ‘efecto 2000’ capitalizó todas las discotecas del planeta (incluso las de pachanga). Cuando esperábamos un nuevo disco basado en el house de Chicago, ellos recurrieron a sus raíces disco para componer un éxito inmortal con la voz de Romanthony. A partir de “Discovery” su colonización no tuvo límites. Bravo por ellos.

1. Da Funk

El primer éxito de la factoría robótica no sólo fue un pepinazo ácido cuando floreció en 1995 en las pistas de baile, sino que gracias al vídeo dirigido por Spike Jonze (por aquel entonces, uno de los directores videocliperos más en boca de todos en medio mundo) acabó convirtiéndose en todo un icono audiovisual a mediados de los noventa, con aquel hombre escayolado con máscara de perro que circula perdido por la noche de la gran ciudad. Y, por supuesto, por esa línea de bajo, una de las más memorables de la historia del house. No es que hablemos del mejor corte de Daft Punk ever: es que está en el top 5 del género. A ver quién es el guapo que lo supera.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar