Listas

2011 en sellos

Las marcas discográficas que han dominado el año

2011 en sellos

Hay dos maneras de orientarse en la confusión diaria a la que nos somete la abundancia de nueva música en el underground: o nos guiamos por artistas, o por sellos. Los sellos, muchas veces, son una brújula útil para descubrir nuevos estímulos y creadores, y a la vez minimizar el riesgo de error (no están los tiempos para malgastar dinero). Un sello fiable no suele defraudar, es más fiel que un buen perro. Como todo son ciclos, hay sellos que suben, sorprenden, dominan y crean adicción entre los fans, pero una mala racha puede hacer que, en adelante, se les considere en un segundo plano. Otros sellos, en cambio, son como motores diesel, constantes y fiables. A continuación, elegimos y comentamos los 20 sellos que, para PlayGround, han supuesto las mayores sorpresas de 2011 y también aquellos que nos han confirmado la confianza ciega que habíamos depositado en su trabajo de rastreo de talentos emergentes.

20. Software / Mexican Summer

Mexican Summer Oneohtrix Point Never

Este año no han tenido un bombazo como el de Best Coast, pero la cantera pop de Mexican Summer, con su inclinación hacia la psicodelia y las brumas de electrónica 80s, no ha dejado de crecer con Puro Instinct, Light Asylum o Nite Jewel. De todos modos, la aportación editorial más interesante de la casa de Brooklyn ha sido la apertura de un subsello dirigido y gestionado por Daniel Lopatin, al que se le ha dado plena libertad para fichar y editar lo que le venga en gana y le salga de donde le salga. Por ahora, ahí ya han caído su emotivo “Replica” como Oneohtrix Point Never, el debut de Ford & Lopatin y un mini-LP de Harmonizer, otro colgado de los sintes antiguos.

19. Duck Down

Duck Down Random Axe

De esta factoría hip hop, hogar de la crew Boot Camp Click, no deja de salir buena mierda, sin descanso. La cuenta de resultados de Duck Down para 2011 arroja un balance excelente gracias a los álbumes de Pharoaeh Monch, Pete Rock & Smif-N-Wessun, Random Axe, Buckshot y DJ Statik Selektah, es decir, la última resistencia del boom bap clásico de Nueva York. Hay otros sellos con mejores discos que Duck Down, pero ninguno tiene la regularidad, consistencia y claridad de ideas incorruptible que ellos. De las calles y para las calles.

18. Domino

Domino Austra

Empecemos a sacar nombres: Anna Calvi, Wild Beasts, Arctic Monkeys, Austra, Real Estate, Bonnie ‘Prince’ Billy, Cass McCombs, Junior Boys. Domino nunca falla, y siempre tiene material en su catálogo capaz de emocionar o plantear retos de futuro, o de fichar a las bandas más prometedoras y darles continuidad, sin comprometer su estilo, pero llevándolas a un público más amplio del que podrían aspirar a tener en otros lugares. Si hay un sello indie del que puedas comprar cualquier disco a ciegas, ese es Domino. Incluso cuando tienen un año menor, su aportación a la escena siempre es incalculable.

17. Numbers

Numbers Mosca

Para la plataforma escocesa Numbers, mejor sello de 2010 para PlayGround, éste ha sido un año de continuidad en el que no ha habido grandes sobresaltos. Diluido el atómico efecto sorpresa de su post-dubstep infectado de electro subacuático y resortes de la música rave, Jackmaster y sus socios han proseguido su camino, que es el de dar a los DJs material con el que rajar el suelo de los clubes. Y los vinilos valen su precio en libras (e incluso en oro): Jamie xx, Roska & Untold, Ill Blu, Lory D, Redinho, Deadboy y goldFFinch han engrosado la familia, junto con el mejor 12” de la casa este año, el rutilante y garagero “Done Me Wrong / Bax” de Mosca.

16. Brainfeeder

Brainfeeder Thundercat

Se ha ido apagando el efecto iluminador de la escena beat psicodélica de Los Ángeles, aunque no su valor o su capacidad de sorpresa. La calidad de los lanzamientos que ha ido despachando Brainfeeder a lo largo del año, por tanto, no se ha reducido, sólo es que ya no nos abre la ventana a mundos desconocidos. Este año no ha habido nada con la firma de FlyLo –las tomas alternativas de “Cosmogramma” se dejaron notar en la red a principios de enero, en cualquier caso un bocado menor–, pero el olfato de A&R de Steve Ellison no se ha resentido e incluso se ha dado el gustazo de planchar álbumes incontestables como los de Thundercat –la nueva avanzadilla del funk y el jazz-fusión–, Martyn –¡technazo en Brainfeeder!–, Samiyam con una nueva beat-tape de las que hay que escuchar con babero y hasta un nuevo prodigio del jazz, el joven pianista y skater Austin Peralta.

15. Swamp 81

Swamp81 Sicko Cell

Swamp 81, el sello que empezó a impulsar Loefah en 2009 para dar salida al dúo Kryptic Minds, una de las referencias más cerebrales del drum’n’bass reconvertida al dubstep, edita poco material; de hecho, han sido 15 referencias en tres años. Pero lo que edita tiene el valor de una joya, es de tanta calidad y novedad concentrada que un solo vinilo puede valer por la discografía completa de más de un sello de por ahí. Este año, Swamp 81 ha liderado el giro hacia el electro de la escena bass británica, en franca sintonía con Numbers, y con la devoción hacia Drexciya como punto de partida. Nombres clave: Boddika, Addison Groove, FaltyDL, Funkbias y el lanzamiento “anónimo” de Joy Orbison, “Sicko Cell”, el himno bass del año. Ellos son los robos.

14. Sub Pop

Sub Pop Washed Out

Una garantía que en 2011 ha vuelto a rescatar su mejor baza, 20 años después: la reedición del “Nevermind” de Nirvana, piedra angular del grunge de Seattle, en vinilo remasterizado (la edición deluxe en CD, lógicamente, lleva también el logo de Geffen). Pero Sub Pop no está aquí por su afición a la necrofilia, sino por haber editado en suelo americano el debut de Washed Out, el segundo largo de Fleet Foxes, el regreso de Dum Dum Girls y otros hitos indies de la temporada.

13. Honest Jon’s

Honest Jons Pinch Shackleton

La base humana de Honest Jon’s sigue siendo fuerte y espectacular si se hace un recuento de personal: Shackleton sigue vinculado a Honest Jon’s –el segundo planchado de sus EPs de finales de 2010 se ha producido en estos últimos meses, y que no se nos pase mencionar el pedazo de álbum que ha grabado junto a Pinch en las trincheras del dubstep–, así como Actress –nuevo single recién salido del horno–, y la vieja guardia del sello Chain Reaction: Marc Ernestus firmando remixes imponentes, Moritz Von Oswald con su banda de improvisación jazz-dub, Vladislav Delay con su cuarteto de ruido agresivo. Ah, y también las reediciones de reggae y los nuevos descubrimientos de la música electrónica africana.

12. Kranky

Kranky Tim Hecker Kranky es un sello que se dosifica y que lanza pocos discos al año. Siempre ha sido así, lo que ocurre es que lleva mucho tiempo en primera fila y nos parece que tiene una disposición voraz, como otros gigantes del midstream indie en plan Domino, Warp o Thrill Jockey. Pero el repaso a 2011 en el sello de Chicago es muy escueto: nuevos álbumes de Belong, Implodes, Disappears y Charalambides, Tim Hecker por partida doble con “Ravedeath, 1972” y su precuela, y los debuts de Christina Vantzou (el LP de Stars Of The Lid que Stars Of The Lid se resisten a hacer) y Steve Hauschildt, uno de los tres miembros de Emeralds y el más cósmico de todos. No hacía falta más para brillar.

11. Blackest Ever Black

Blackest Ever Black Regis

Habrá quien diga que lo mejor de Blackest Ever Black son las portadas. No lo vamos a negar, la de Regis –un tipo que va dispuesto a hundirle un pincho a otro en las costillas– guarda mucha mala leche, igual que el “Hennail” de Raime, en lo que parece ser una montaña de cadáveres. Hay algo podrido en el cerebro de Joe Andrews y Tom Halstead que les lleva a exponer el morbo en los artworks del sello, pero también en el sonido de los discos. Apenas se han planchado tres vinilos este año en Blackest Ever Black, pero el concepto de partida es tan singular que con tres basta: “In A Syrian Tongue” de Regis, el encuentro entre el hard techno y la hechicería de Coil, el citado vinilo de Raime que hunde sus raíces en el dubstep y el industrial muy a cámara lenta, y el nuevo pop gótico de Tropic Of Cancer. Un sello de culto, líderes en dejar mal cuerpo.

10. Rush Hour

Rush Hour Virgo 4

Un salvavidas para puristas del house y el techno. Quien no soporte la novedad, los giros caprichosos de la moda y prefiera las formas clásicas de la música de baile, las que forjaron la leyenda, tienen en Rush Hour un sello de plenas garantías, tantas como las que ofrecen sus vecinos de Delsin, pero con mucha más cantidad planchada a lo largo del año. Y es que no es sólo Rush Hour la marca que cuida de las esencias del sonido deep, sino sus muchos subsellos: Hour Rush Is Your House para rescatar lo más tórrido de Chicago (Tevo Howard, KiNK & Neville Watson), Rush Hour Direct Current para Detroit con muchos pads viajeros (BNJMN, Braille, Cosmin TRG), y luego la casa madre, donde se han recuperado los inéditos de Virgo 4 en caja de lujo en vinilo y se ha dado cancha a la nueva guardia del techno holandés en “Amsterdam All Stars vol. 1”.

9. Modern Love

Modern Love Andy Stott

El sello asociado a la tienda Boomkat comenzó 2011 con la reunión de los tres mini álbumes de Demdike Stare en un solo packaging, “Tryptich”, en CD y en vinilo, y desde entonces sus ofrendas discográficas han sido como un canapé de lujo, pequeñas y de una exquisitez de otro mundo. Técnicamente, cuatro vinilos, pero qué cuatro: en Modern Love se está definiendo una nueva manera de hacer en el techno, única si no tenemos en cuenta lo que ha ido sacando Actress en Honest Jon’s, y que consiste en ralentizar el sonido y volverlo reptante, de una espesura viscosa. Los dos dobles packs de Andy Stott – “Passed Me By” y “We Stay Together”–, el “Facets” de Miles y el reciente “Ground EP” de G.H. (Gary Howell, el 50% de Pendle Coven) son la crónica de un sonido que, hoy, es un oasis imposible de encontrar en ningún otro lugar del planeta y casi en ningún otro momento en el tiempo.

8. R&S Records

r and s IOTDXI

De su pasado glorioso, R&S Records ha rescatado en forma de reedición títulos míticos como “Selected Ambient Works 85-92”, de Aphex Twin, o el “Classics”, de Model 500, que es como decir la mejor música electrónica moderna imaginable. Pero el valor de R&S no radica en hacer caja con un fondo de catálogo difícil de superar, sino en ser capaz el sello belga de reinventarse y reunir de nuevo a los talentos más prometedores del actual panorama electrónico. Se les ha ido James Blake, directo a su aventura en una major, pero de los viveros del post-dubstep han acogido a Blawan, Cloud Boat y Klaus –también Vondelpark, experimento más cercano al pop–, y del techno al irlandés Space Dimension Controler, un hombre que imagina películas de ciencia-ficción en su cabeza y las transforma en discos llenos de aventuras, electro y pads cósmicos. El resumen del año en el recopilatorio “IOTDXI” explica el por qué de R&S aquí, tan arriba, otra vez.

7. Planet Mu

Planet Mu Falty dl

Planet Mu parece que no dejará de representar nunca su papel de gran descubridor de talentos, de agitador del fondo del underground para que los artistas electrónicos del futuro vayan subiendo a la superficie. Casi todos sus lanzamientos de 2011 son de productores debutantes o que el año pasado ya habían empezado a hacer llamadas de atención tímidamente en la escena de beats y la experimentación IDM. Planet Mu lo que hace es darles ese empujón, la confianza para desarrollar todo su potencial. Mucho juke –DJ Diamond, DJ Spinn, Chrissy Murderbot– o artistas IDM influenciados por el susodicho –Machinedrum, Kuedo–, algo de bubble house holandés –Anti-G– y el mejor álbum de FaltyDL hasta la fecha ( “You Stand Uncertain”) son los argumentos presentados por el sello de Mike Paradinas. Suficiente como para no bajarles de los altares.

6. Erased Tapes

erased felt

Otro sello que saca poco, pero de lo que saca no hay nada para desperdiciar. Justo ahora le han puesto el lacito al año con el nuevo LP del regular, y casi siempre sobresaliente, Peter Broderick, “Music For Confluence”, pero tan alto está el nivel en Erased Tapes que ni siquiera esta joya ha sido lo mejor que han llevado a fábrica en los últimos meses. Para eso habría que fijarse en dos de los álbumes decisivos de la comunidad neoclásica en 2011, el homónimo de A Winged Victory For The Sullen –o sea, Adam Wiltzie de Stars Of The Lid y Dustin O’Halloran practicando música de explosiones interiores para ponerse a llorar de la tristeza– y el descomunal “Felt” de Nils Frahm, uno de esos discos que dignifican el noble instrumento llamado piano. Si le sumamos unas cancioncitas de Ólafur Arnalds en mp3 y su inminente nuevo disco, y el post-rock de Codes In Clouds, entonces le ponemos la guinda al pastel.

5. Monkeytown / Fifty Weapons

Monkeytown Mosaik

Hasta ahora, Monkeytown era un pequeño refugio en el que Modeselektor editaban algún maxi de sus amigos, alguna producción suya rara y poco más: entre 2009 y 2010 sólo aparecieron un puñado de maxis. Pero este año la cosa se ha reactivado con la salida de Modeselektor de Bpitch Control y, por tanto, más tiempo para dedicarle al propio sello y desarrollar desde ahí su carrera. No sólo han sacado su “Monkeytown” con las colaboraciones estelares de Thom Yorke, sino que en su estela se han situado Siriusmo y su espectacular “Mosaik”, la colección de maxis del beatmaker eLan y, lo que es más importante, la reactivación del subsello Fifty Weapons, un punto de encuentro entre techno anguloso, bass music violenta y algo de funky house en el que ya se asientan productores como Doc Daneeka, Anstam, Cosmin TRG o Dark Sky.

4. 4AD

4ad Bon Iver

Por un lado, 4AD le ha seguido sacando réditos a su ilustre pasado con reediciones del material de Colourbox –dub, post-punk– y la monumental caja que recoge todo el material grabado por This Mortal Coil, el grupo insignia del sello, junto con Cocteau Twins y Dead Can Dance, que fundara Ivo Watts-Russell en 1980. Pero 4AD no ha querido perder el tren de los tiempos y su política de fichajes ha dado resultados tan extraordinarios como enumerar del tirón artistas como Bon Iver, Gang Gang Dance, Atlas Sound, Zomby, St. Vincent y tUnE-yArDs. En su viaje al dubstep-pop se la jugaron con Joker y no salió bien, pero con todo lo demás no hace falta tenérselo en cuenta.

3. Spectrum Spools / Editions Mego

Editions Mego get lost

El año pasado, Editions Mego se abrió a las nuevas corrientes de la síntesis modular con coartada vintage y fichó sin reparos a heraldos americanos como Oneohtrix Point Never y el trío Emeralds. Estos últimos ya forman parte de la familia austriaca, y su guitarrista, Mark McGuire, ha repasado su trayectoria con una recopilación exhaustiva de sus releases en solitario y un nuevo álbum, “Get Lost”, que siguen siendo el mejor tributo en vida a la manera de tocar la guitarra y trenzarla con sintes patentada por Manuel Göttsching. Además de esto, en Mego se ha seguido editando lo de siempre, ruido (Cindytalk, Oren Ambarchi / Jim O’Rourke) y abstracción digital (Mark Fell) de cinco tenedores, pero nada como la apertura del subsello Spectrum Spools, dirigido por John Elliott (teclista en Emeralds) y el mejor A&R del momento en materia de electrónica experimental: los nueve vinilos planchados son marañas de ambient tóxico, new age, computer music de alto voltaje erudito, jams de noise y burbujas de secuenciación planeadora que nos han descubierto el talento de Bee Mask, Hive Mind, Driphouse, Container, Temporal Marauder, Forma y otras delicatessen neo-cósmicas.

2. Not Not Fun / 100% Silk

100 silk Maria Minerva

Not Not Fun es un caos, y del caos rara vez surge la verdad. Pero en este caso sí. La colmena lo-fi comandada por Britt y Amanda Brown ha tenido su año de gracia después de tiempo inmemorial sobreviviendo en la jungla de las cassettes, los CDrs de tiradas ridículas y los discos distribuidos de mano en mano. Pero se han alineado los astros a favor, y de las sucesivas fiebres por el pop hipnagógico, el retro-house, la música cósmica, la dark wave y el lo-fi electrónico, Not Not Fun ha sabido recoger un poco de todo y dar con un puñado de artistas que se aventuran en lo desconocido. Sería extenso citar todos los fichajes mimados por el sello, pero de este 2011 hay que mencionar necesariamente a Peaking Lights, Sun Araw, Maria Minerva y Rangers, rebotado del gran sello desaparecido de la temporada, Olde English Spelling Bee. Además, la gran jugada de Britt y Amanda ha sido iniciar un subsello de baile, retrofuturista como la casa madre pero mirando a Detroit, Chicago y la música disco, convertido en el juguete favorito de los DJs más al loro del momento. Las trece referencias en vinilo de 100% Silk, de Ital a Innergaze, de Magic Touch a Xander Harris, son, más que seda, oro puro.

1. Tri Angle

Tri Angle Balam Acab

Lógicamente, Tri Angle. 2010, con el descubrimiento de oOoOO y Balam Acab, había sido un aperitivo prometedor, pero estaba claro que Robin Caloran, el fundador de este pequeño sello a caballo entre Brooklyn y Londres, se guardaba ases en la manga. El primero, el álbum de estreno de Balam Acab, “Wander / Wonder”, una maravilla que emociona excepto a los que tienen el corazón de granito, y que ya llevaba tiempo preparándose. Otros aciertos de Tri Angle han venido dados por el azar, como el fichaje de Clams Casino después de que éste filtrara su mixtape “Instrumentals” –el EP “Rainforest” es una reunión de bases rechazadas por diferentes rappers–, o de la oportunidad, como la reedición para Europa del álbum de How To Dress Well. Y todo lo demás es igualmente sobresaliente, o incluso mejor: el apasionante misterio de Holy Other, o lo más cercano a Burial que se ha podido llegar; la ebullición industrialoide y tribal de Water Borders con un álbum, “Harbored Mantras”, que es puro nervio y enigma, o la apropiación del misticismo sufí en un contexto bass de la neoyorquina Fatima Al Qadiri, rebautizada en “Warn-U” como Ayshay. La pregunta de fondo es qué lugar ocupa Tri Angle en el mapa actual de la música de vanguardia, y la respuesta no es fácil: su punto de partida es el witch-house, pero el camino que llevan les está dirigiendo a espacios inéditos, a un terreno donde hay más áreas desconocidas que descubiertas. Dicho de otra forma, la música más original de 2011 lleva inscrito un triángulo invertido en el lomo de las carpetas.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Ondas, mandalas e insectos: tatuajes futuristas para cuerpos atrevidos

Actualidad

Ondas, mandalas e insectos: tatuajes futuristas para cuerpos atrevidos

Más allá de los motivos marineros, de las flores tropicales o de los nombres de amantes. Más allá de las anclas, de los dragones, de las geishas ...

leer más
flirtmoji

Actualidad

Flirtmoji: llegan los emojis de temática sexual

Gracias a Flirtmoji, ya no tendrás que recurrir a frutas y verduras en tus sesiones de sexting.

leer más
Elvira Sastre Poema

Actualidad

Poemas de amor para los que sólo saben odiar

"Odiodesconocerme cuando recupero mi pasado-estoy hechade un bucle que rechazo y repito-."

leer más
Elvira Sastre

Entrevistas

La joven poeta que se convirtió en una estrella de Internet

Cambiar el mundo a través de la palabra es lo que verdaderamente están haciendo poetas como Elvira Sastre, Irene X. o Sara Bueno. Hablamos con la ...

leer más
slowgames

Actualidad

Estos videojuegos cambiarán tu manera de ver la tecnología

La tecnología es una piñata llena de regalos que pueden mejorar tu vida, pero a ti te han vendado los ojos y te han dado un palo de goma.

leer más
Swaggers

Reportajes

¡Dejad de una vez por todas de insultar a los swaggers!

"Es muy potente la imagen de esos adolescentes a las puertas de los templos del consumo. Se conforman con admirar sus fetiches al otro lado del ...

leer más
Hipsters y Swaggers

Actualidad

¿Son los swaggers los nuevos hipsters?

Lo digital también puede crear sentimientos de pertenencia y actitudes encaminadas más a la ostentación y el optimismo que al esnobismo y al ...

leer más
Huey

Actualidad

Conoce al niño de cuatro años que conquistó Instagram (y nuestros corazones)

Pasiones familiares, o cuando el hijo pequeño del fotorreportero del 'National Geographic' Aaron Huey empieza a hacer sombra a su progenitor en ...

leer más

Últimos artículos

esoterismo1

Reportajes

Un día en el delirante mundo de la feria de esoterismo

La Ley de Atracción viene a decir que podemos conseguir lo que queramos si sabemos visualizarlo y lo deseamos con todas nuestras fuerzas.

leer más
fantomas1

Columnas

El Fantomas de Barcelona, o el renacimiento del gran villano europeo

Hubo un tiempo en que Fantomas era el malo más malo de la cultura popular europea.

leer más
hopper1

Artículos

El drama de los insomnes: ¿por qué es tan difícil encontrar un sitio para comer de noche?

El modelo de ciudad que vive de día y duerme de noche se mantiene intacto en España.

leer más
La juventud es un problema de miseria

Columnas

La juventud es un problema de miseria

La novelista francesa Cécile Coulon nos regala este relato poético sobre tres jóvenes que tienen que enfrentarse al olvido de un país que se ...

leer más
Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Entrevistas

Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Nación Rotonda documenta fotográficamente los efectos de la depredación sobre el territorio, Carabancheleando invita a pasear por ese popular ...

leer más
Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Columnas

Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Elisa Victoria es la autora de ‘Porn & Pains’ (Esto no es Berlín), columnista en Primera Línea, y un personaje muy carismático en la red. Para la ...

leer más
12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

Columnas

12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

El usuario medio de Reddit podría identificarse como ateo, favorable a movimientos sociales como Occupy Wall Street, favorable a Wikileaks, ...

leer más
La juventud Britney

Columnas

La juventud Britney

La escritora Lucy K Shaw nos trae una breve reportaje ficcionado de lo que supuso para el mundo y para Britney Spears el momento de su trágica ...

leer más

Más artículos

cerrar
cerrar