Listas

Mi primer concierto según… minimúsica

Los artistas participantes del minimúsica de Madrid de este próximo domingo recuerdan la primera banda que vieron en directo

Preguntamos a los participantes en la próxima edición del minimúsica cuáles son los primeros conciertos a los que asistieron y qué impresiones les causó. Seguro que te llevas más de una sorpresa.

Este fin de semana se celebra en Madrid una nueva edición del Día de la Música, el festival de pop que llevaba mucho tiempo mereciendo la capital, y que desde que se asentó en el espacio del Matadero de Legazpi ha ido consolidando su posición como uno de los más atractivos del calendario anual en España. Los atractivos de su cartel son notables –Azealia Banks, Julia Holter, St. Vincent, Metronomy, entre muchos otros nombres jugosos, y alguno incluso exclusivo–, pero ahora queremos centrarnos en el colofón, un fin de fiesta matinal el domingo 24, la mañana de San Juan, el primer día del verano, que estará ocupado por el festival Minimúsica, que como ya debes saber, es un encuentro de música pop para padres e hijos, con vocación lúdica y en el que, además de conciertos, habrá talleres y un minimarket.

La edición de Minimúsica del próximo domingo cuenta con Christina Rosenvinge (que dará dos conciertos para los más pequeños), Candela y Los Supremos, The New Raemon, Lorena Álvarez y Su Banda Municipal, Linda Mirada, The Cabriolets y Ginferno, y estará en activo desde las 11 de la mañana a las 2 del mediodía. A modo de previa, y ya que todos estos artistas actuarán para los más pequeños –para algunos será su primer concierto–, les hemos pedido a los protagonistas de Minimúsica que nos expliquen cuál fue precisamente ese, el primer concierto que recuerdan.

1. Linda Mirada

El primer concierto al que fui era de Enrique y Ana y yo tenía dos años. Enrique me cogió en brazos. Me imagino que esto no cuenta, así que el primer concierto que recuerdo debía ser cuando tenía ocho años y mis padres me llevaron a ver a Joe Cocker y yo me puse mi cazadora vaquera, de la que estaba orgullosa. Flipé con la gente y ahora, con el paso de los años, me doy cuenta de que era porque estaban borrachos perdidos. Cuando tocó “You Can Leave Your Hat On” las tías se volvieron locas haciendo movimientos sensuales. Era una plaza de toros y estaba a rebosar, lo primero que pensé al entrar fue que qué alta estaba la música.

2. Lorena Álvarez

Yo no he ido a muchos conciertos porque de pequeña vivía en San Antolín y no venía nadie a tocar. Ya de mayor he ido a algunos, pero me acuerdo de uno de los que más me gustaron: fue el concierto de Los Pekenikes en un polideportivo de Cuenca, si mal no recuerdo. La entrada costaba 3 euros, o 300 pesetas, ya no me acuerdo, y fue un concierto maravilloso. Ellos ya eran bastante mayores (igual que la mayoría del público), pero ¡cómo tocaban! Tocaron todos sus grandes éxitos, como “Hilo De Seda”, “Frente A Palacio”, “Cerca De Las estrellas”, y recuerdo que el batería hizo un solo que duró mucho tiempo y fue muy impresionante, se apagaban y se encendían las luces y el tío estuvo haciendo redobles y cosas raras un buen rato. Tocaban muy bien, parecía un disco.

3. Candela y Los Supremos

El primer concierto al que fui creo que fue el de un señor que tocaba en la plaza de debajo de casa en las fiestas del barrio [nota de los padres / traductores: Sr. Chinarro, Minimúsica de las fiestas de Gràcia, en la Plaça Rovira). También me acuerdo de otro concierto muy divertido que hacía un chico amigo de papá que tenía muchos apechusques que hacían ruidos y se podían tocar [nota de los padres / traductores: Le Petit Ramon, Minimísica en Plaça Rovira, fiestas de Gràcia).

4. Ginferno (Dani Fletcher)

Los primeros recuerdos nítidos que tengo de experimentar la música en directo son de 1978, yo tenía 6 años; se trata de un concierto de piano en el Museo Español de Arte Contemporáneo de Madrid en el que se interpretaron obras de compositores impresionistas franceses. También recuerdo de aquel año en el Teatro Real la interpretación de “La Mer” de Debussy, que me causó una fuerte impresión. También recuerdo haber asistido con mis padres a algún concierto de jazz, pero no soy capaz de ubicar la sala ni los músicos que presencié. Recuerdo intensamente el concierto de The Smiths en el Parque Tierno Galván en Madrid en 1985 (13 años) y algunos conciertos a mediados-finales de los 80s en el Rock Club de Madrid y en la Sala Jácara (Dream Syndicate, The Church, Echo & The Bunnymen). Recuerdo también ver en 1986 (14 años) en Londres a P.I.L. en el Brixton Academy, Hüsker Dü, Psychic TV y a otras bandas que ahora no recuerdo. El primer festival de música al que asistí fue el Hot Point Festival en Lausanne, 1988 (16 años); el cartel lo formaban Johnny Thunders, The Triffids, Siouxsie & The Banshees, Young Gods y otras bandas que no debieron causarme un especial impacto. Empecé a asistir regularmente a conciertos y festivales en 1990, con 18 años. Por desgracia, cuando yo era pequeño apenas existían opciones para ver música interesante en directo fuera del circuito de adultos. Uno de los enormes méritos del proyecto Minimúsica es que acerca lo más interesante de la música independiente nacional al público infantil en un formato atractivo para éste. No conozco en nuestro país ninguna otra iniciativa de este tipo, salvo las facilidades que da el Festival Primavera Sound de Barcelona (con el que creo que también colabora Minimúsica) para que puedan asistir menores en un horario limitado.

5. The New Raemon

El primer concierto al que asistí fue a los trece años y era uno del grupo de pseudo-heavy Sangtraït, la verdad es que no me gustaban nada, y fui por acompañar a los amigos (que sí eran fans). También fue la primera noche que salí hasta tarde y me sentí muy libre al estar deambulando por Mataró a altas horas de la noche. Mi auténtico primer concierto fue uno de Iggy Pop dos semanas después, ese sí me impresionó musicalmente y pagué 2.500 pesetas de mi bolsillo.

6. The Cabriolets (Diego Postigo)

El primer concierto al que fui fue uno de Miguel Ríos, en el Parque de Atracciones. Mallas a rayas verticales y camiseta de tirantes. Fue mi primer recuerdo del olor a porro. Concretamente, hablo de la gira de “Bienvenidos”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar