Listas

Las 22 películas de la saga James Bond, ordenadas de peor a mejor (primera parte)

Celebramos cinco décadas del agente 007, la edición integral de la serie en blu-ray y el inminente estreno de “Skyfall” con una lista retrospectiva

Con motivo del lanzamiento del pack “James Bond: Complete 22 Film Collection”, repasamos la filmografía de la saga de espionaje más célebre de la historia del cine.

Con motivo del lanzamiento del pack “James Bond: Complete 22 Film Collection”, que celebra la cinco décadas de vida de la saga Bond y reúne sus 22 películas oficiales en Blu-Ray (algunas de ellas se editan en este formato por primera vez), queremos hacer un repaso a la filmografía de la saga de espionaje más célebre de la historia del cine (quedan fuera “Nunca Digas Nunca Jamás” y la parodia de 1967, “Casino Royale”, protagonizada por Peter Sellers, porque no se consideran parte de la franquicia Bond). El listado no es exhaustivo ni científico, pero sirve para hacerse una idea de qué cintas son mejores que otras. Hoy, del puesto 22 al 11. En los próximos días publicaremos el Top 10, a medida que se acerque el estreno de la esperada película número 23, “Skyfall”, dirigida por Sam Mendes y con Daniel Craig una vez más en el papel del agente 007.

22. Licencia Para Matar (1989)

La segunda y última película en la que actuó Timothy Dalton, probablemente el peor Bond, está también considerada por muchos la peor cinta de la saga. Se criticó especialmente su aire desalentador y que se alejaba demasiado de la fórmula tradicional de la serie. En ella el agente 007 y su amigo de la CIA Felix Leiter son reclutados para capturar al traficante de drogas Franz Sanchez. A estas alturas nadie se acordará de su chica Bond, Carey Lowell. Afortunadamente la canción, interpretada por Gladys Knight, gusta por su toque R&B.

21. El Mundo Nunca Es Suficiente (1999)

Otro de los filmes más flojos de la saga, casi una película de acción al uso con poco de lo que le hacía especial antaño, también tiene una chica Bond lamentable, la pechugona Denise Richards, que no en vano se llevó un Razzie. Con todo, hay donde rascar. Los guionistas se ponen tan exóticos que nos llevan hasta Baku, la secuencia anterior a los créditos está filmada en Bilbao, Robert Carlyle convence en el papel de un terrorista soviético que tiene una bala en el cerebro que le impide sentir dolor físico y Garbage se marcan una de las mejores canciones Bond que se recuerdan.

20. El Mañana Nunca Muere (1997)

En nuestras mentes nos podemos imaginar mil y un conflictos bélicos que podrían empezar en cualquier momento. En el top 100 no estaría uno entre Gran Bretaña y China. Pero para eso tenemos a los guionistas de la saga. “El Mañana Nunca Muere” nos lleva a China, Hamburgo, Saigón y para de contar. Su villano, un magnate de los medios de la comunicación, está inspirado en Robert Maxwell, aunque algunos interpretaron que era una sátira de Robert Murdoch. La sugerente canción de Sheryl Crow se llevó una nominación al Oscar.

19. Operación Trueno (1965)

“Operación Trueno” es probablemente una de las peores películas Bond de la primera etapa, aunque la que más recaudó hasta entonces. Acaso por la agria disputa legal que generó o porque el agente 007 aparcó su carácter de playboy, el filme no consiguió estar a la altura de sus tres predecesoras, que habían puesto el listón muy alto. El papel de chica Bond fue a parar finalmente a Claudine Auger, una ex Miss Francia que ganó en el casting a Raquel Welch, Julie Christie y Faye Dunaway (una cinta con esta última hubiese sido demasiado para nuestros corazones). El villano fue interpretado por el italiano Adolfo Celi, en respuesta a la voluntad de los productores de contentar al público europeo. Tom Jones interpretó el tema principal.

18. Octopussy (1983)

Uno de los grandes debates entre los fans de la saga es si Roger Moore era un buen o un mal agente Bond. Nosotros creemos que no era tan malo como lo pintaban. “Octopussy”, sin embargo, es su peor película, en ella hay menos gadgets, una temática más de aventuras que de espionaje (buena parte del filme se ambienta en India), un villano sin carisma, algunas escenas que pretenden ser cómicas sin conseguirlo y una canción, interpretada por Rita Coolidge, a años luz de las mejores que ha dado la serie.

17. Panorama Para Matar (1985)

A priori la película lo tenía todo para triunfar: Christopher Walken como villano, Grace Jones como su mano derecha (¿hay algo más grande que eso?) o Duran Duran marcándose la que quizá es la mejor canción Bond de la historia que, además, deparó un videoclip en la Torre Eiffel entrañable de lo cutre que era. Pero el problema radicaba, además de en ser una película bastante simple y con poca chicha, en que Roger Moore tenía 57 años y se le veía bastante viejo para según qué secuencias de acción. Luego cogieron a Timothy Dalton y el remedio fue casi peor que la enfermedad.

16. Sólo Para Sus Ojos (1981)

Aunque se estrenó cuatro años antes que “Panorama Para Matar”, “Sólo Para Sus Ojos” recibió unas críticas parecidas. La idea de tener a un Bond cincuentón, es decir, un madurito interesante, no está mal del todo, pero Roger Moore no rindió como en los 70s. Por lo demás, tenemos una película entretenida, que vuelve en parte a los orígenes sobrios, con una historia cruda de venganza y una chica Bond más que correcta (aunque podría ser la hija del agente).

15. Muere Otro Día (2002)

Pierce Brosnan empezó muy bien, tuvo dos películas tirando a flojas, y se despidió más que dignamente, con una película que nos hacía añorarle desde el segundo después de que se anunciase que no continuaría como agente Bond. “Muere Otro Día” es una película infravalorada, con algunas escenas destacables (la clase de esgrima con Madonna, que también canta el tema principal, toda la secuencia en Islandia, el intercambio de prisioneros…), doble ración de chica Bond con Halle Berry y Rosamund Pike en el papel de la espía Miranda Frost, un villano de los de antaño y buenas dosis de acción.

14. Moonraker (1979)

Casualidad o no, diez años después de la llegada del hombre a la Luna se estrenó “Moonraker”, primera película en la que James Bond viajaba al espacio. Ése es el principal atractivo de una película, en la que Richard Kiel repitió el papel del villano Tiburón. Su producción fue muy costosa, el doble que su predecesora, “La Espía Que Me Amó”, pero consiguió ser la cinta más taquillera hasta “Goldeneye”. Por lo demás, hay escenas realmente absurdas y poco creíbles, lo que lastran a una cinta con buena premisa. Eso sí, la versión disco del tema de Shirley Bassey tiene su rollo.

13. Vive Y Deja Morir (1973)

La primera película de Roger Moore gusta por ser diferente. Estrenada en 1973, cuando el subgénero blaxploitation pegaba fuerte en el cine, la cinta se apropió de diversas de sus características y en lugar de apostar por un gran villano se centró en el tráfico de drogas y el mundo del vudú. Baron Samedi es un gran esbirro y Solitaire, interpretada por Jane Seymour, es una de las chicas Bond más guapas que se recuerdan. Completa el menú una de las mejores canciones de la saga, interpretada por Paul y Linda McCartney, quienes fueron nominados al Oscar a Mejor Canción.

12. La Espía Que Me Amó (1977)

“La Espía Que Me Amó” puede presumir de tener dos de los villanos más carismáticos de la serie. Por un lado el megalómano Stromberg, que quiere provocar la Tercera Guerra Mundial para luego crear una civilización subacuática, y el colosal, en todos los sentidos, Tiburón. Las habituales dosis de exotismo (Cerdeña, Egipto, Malta, Okinawa…), una buena química con la chica Bond, Barbara Bach, uno de los mejores coches que se recuerdan, el Lotus Esprit, y una historia que aunaba bien el espionaje con el romance, hicieron de esta una gran película Bond.

11. Desde Rusia Con Amor (1963)

Hay quien puede arquear la ceja al ver que “Desde Rusia Con Amor” no entra en el top 10 de las mejores películas Bond, pero es que tenemos una serie de debilidades que podréis comprobar en breve (además, Sean Connery tendrá sus buenas dosis de protagonismo en la siguiente lista). El agente 007 vuelve a enfrentarse a la organización terrorista SPECTRE, que quiere vengar la muerte del Dr. No. Es la primera vez que aparece Blofeld, aunque sólo se le ven las manos y el cogote, que a la postre se convertiría en el villano más emblemático de la saga. Aunque muchos puedan considerarlo el mejor Bond, no es menos cierto que al estrenarse sólo un año después de la magníficamente ejemplar “Agente 007 Contra El Dr. No” saliese perdiendo en las comparaciones.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar