Listas

Los mejores ‘artworks’ de Alien Sex Fiend

Escogidos por Mrs. Fiend a partir de una amplia variedad de pinturas de Nik Fiend

Guitarras y sintetizadores son instrumentos que ha estado tradicionalmente enfrentados, pero en algunos momentos de la historia, y en manos de ciertas bandas, han sido aliados muy poderosos. Ahí está el caso de Alien Sex Fiend, banda formada en Londres, en 1982, por el matrimonio Fiend –Nik Wade, alias Nik Fiend, y Chrissie Wade, alias Mrs. Fiend–, y que ha pasado a la historia como uno de los referentes de la new wave británica con giros hacia el industrial, el gótico, el death-rock y el synth-pop. Alien Sex Fiend siempre han adornado su música de una imaginería terrorífica, como de fiesta de Halloween, tanto en sus conciertos –siempre adornados con cubos de basura, telarañas y un aura encantada, que se complementa con el maquillaje cadavérico de los miembros del grupo– como en sus portadas y pinturas que nada tienen que ver con los discos realizadas por Nik Fiend y expuestas en galerías de arte. Coincidiendo con su reactivación en directo y su inminente visita a Barcelona, donde actuarán en la sala KGB el 24 de mayo con una sesión preliminar de Ángel Molina con material ‘dark’, os ofrecemos una lista de la banda: los mejores artworks de Nik Fiend escogidos y comentados por Mrs. Fiend .

________________

Sin ningún orden en particular, aquí va mi selección personal de las Diez Mejores Pinturas de Nik Fiend.

Al principio me pareció una buena idea, pero Nik ha trabajado en tantas piezas de arte que al poco tiempo me di cuenta de que la selección me iba a costar bastante. ¡Ooops! En vistas a reducir el volumen de trabajo, al final decidí no incluir ninguna portada de disco, a pesar de que el álbum “Death Trip” (2010) tiene una de las portadas que más me gustan. No he escogido ninguna porque entiendo que ya habrá mucha gente que esté familiarizada con las portadas, y si no lo están las podrán encontrar fácilmente en la página web de Alien Sex Fiend, dentro de la sección discografía. Como nuestra música, el arte de Nik se ha ido desarrollando a lo largo de los años, pero ha seguido manteniendo un estilo muy “Nik Fiend”.

1. Candyman

Año: 1986

Tinta y rotuladores

30 cm x 21 cm

¡Me encanta la expresión de este hombre! Quizá sea el ángulo, que le da aspecto como de querer salirse de la página, de estarte amenazando. Las botas puntiagudas también son brillantes. Tiene aspecto de personaje poco de fiar, dispuesto a hacer el mal, y aún así me parece que es alguien equilibrado –será el uso de los colores–. No digas su nombre tres veces en voz alta, si no ya sabes lo que te va a pasar… Me sentí muy triste cuando se vendió este cuadro, pero no podemos conservarlos todos, no tenemos suficientes paredes en casa… Pero ahora está en un muy buen hogar y vive con coleccionista ávido del arte de Nik Fiend.

2. Live Fast, Die Young

Año: 1985

Tinta china

67.5 cm x 44 cm

Este quizá sea el estilo que la gente espera más por parte de Nik y Alien Sex Fiend, así que espero que el resto de piezas que he elegido ayuden a ilustrar el alcance del arte de Nik y muestren diferentes aspectos del mismo. Esta pintura es del tipo “calavera”, pero hay una infinita variedad de calaveras “Nik Fiend”, no hay dos iguales y todas son altamente fascinantes. Después de todo, todos somos “una calavera” por debajo de nuestra piel. Un pensamiento extraño, quizá… ¡pero verdadero! Este diseño se utilizó para una camiseta que está disponible en bluecrumbtruck.com.

3. Lord Of Thee Sexual Matrix

Año: 2004

Fotografías y tinta china

21 cm x 30 cm

Me encantan los colores psicodélicos que parecen estar siempre cambiando. Salen de tintas fotográficas que solía utilizar mi padre y que acabó heredando Nik. A mi padre le gustaba mucho el arte de Nik, así que esta pieza es una especie de recuerdo a la memoria de mi padre y quizá sea éste el motivo por el que lo he escogido. Tiene también relación con el álbum “Information Overload” (2004), porque parte de esta imagen se veía cuando sacabas el CD, pero no pudimos reproducir los colores con la misma intensidad. Así que aquí hay una buena oportunidad para ver la imagen completa en todo su fascinante esplendor. Fijaos bien en las naves espaciales, los planetas, las caras y lo que sea eso que merodea por allí.

4. Too Much Acid? aka Self Portrait

Año: 1989

Pintura negra y tinta negra

42 cm x 30 cm

Esta pintura se vendió (¡bah!) hace ya algunos años, de hecho fue una de las primeras que vendimos y la persona que se la llevó ciertamente consiguió una ganga. De verdad, si la hubiera comprado ahora le hubiera costado muchísimo más. Hay muchísimos detalles aquí: calabazas, huesos, cables abiertos, un murciélago, una cruz, ojos, muchísimos detalles alrededor de la frase “Too Much Acid?”. Ciertamente, es un viaje psicodélico en el que muchas cosas apuntan a la misma dirección, todas a la vez, todo tambaleante y tembloroso, todo volviéndose muy e x t r a ñ o…

5. Nippleodeon

Año: 1995

Pintura ultravioleta y pintura negra

74 cm x 54 cm

Antes que nada, debo deciros que NUNCA posé para esta pintura. Sólo por si alguien ahí fuera está asociando ideas atrevidas… Ahora que ya me he sacado esto de encima, vamos a la pieza en sí: sí, en efecto, me habéis pillado, soy demasiado fan del color púrpura, me encantan estos colores brillantes –lo cual no deja de ser bastante raro cuando se usa pintura ultravioleta, porque necesitas verla con una luz negra que resplandezca sobre ella. Es un trabajo asombroso, y esos pezones saltones, que parece como si estuvieran sufriendo una temperatura de -20 grados (oh, dios…).

6. Kavalier Skull

Año: 1988

Gouache y acuarela

42cm x 30 cm

Esto es una especie de calavera, pero una vez más, no es una calavera en realidad. Nunca he conocido a nadie que tenga la misma capacidad de Nik para dibujar calaveras tan distintas. Lo que encuentro más irresistible aquí es el color, muy intenso. Hay tropecientas capas distintas de verde, y todas funcionan muy bien. Nik nunca ha ido a ninguna escuela de arte o universidad, siempre ha aprendido a base de experiencia y de PRÁCTICA, nunca planifica por adelantado sus pinturas, es casi como nuestra música: simplemente empezamos sin saber dónde vamos a terminar. De este modo, cada pieza de arte gráfico acaba siendo una sorpresa, tanto para él como para mí.

7. Leatherface

Año: 1983

Pastel

29 cm x 23 cm

No sabría decir por qué me gusta tanto este dibujo, ciertamente me recuerda a la Matanza de Texas, así que no es el tipo de cuadro que colgaría en mi vestíbulo, ya que podría asustar al cartero. Nik no practica demasiado la pintura al pastel, así que es una pieza rara, y uno de los ejemplos más tempranos de su trabajo. Me gustan los puntos de sutura en la cara, casi tanto como esos ojos negros y grandes, que quizá me recuerdan a Nik en cierto modo. Dios, esto no sé qué dice de mí… pero ahí lo tenéis.

8. Yawn

Año: 2007

Tinta china negra y roja

56 cm x 34 cm

Nik realiza muchas ilustraciones en blanco y negro, y creo que son muy efectivas. Me gustan también las que están en color, pero hay algo que me gusta de la “crudeza” de las obras en blanco y negro. ¿Sabes esa expresión de “no me lo puedo creer”? ¡Es exactamente eso! ¡Al personaje se le ha dicho algo que es alucinante o le han metido un tornillo en el culo! ¡Aaarghhhh! También tiene una mirada desconcertante, pero lo encuentro divertido al mismo tiempo. Me encanta esa boca, ¡parece como si pudieses entrar dentro de ella! Y los detalles como esos dientes de abajo, grandes como lápidas.

9. Son Of It

Año: 1986/88

Óleo

50 cm x 60 cm

Nik empezó esta pieza después de la portada de “It”, de ahí el título “ Son Of It”, y finalmente lo completó un tiempo más tarde. Es una obra bastante famosa ahora porque ha aparecido en bastantes exposiciones. La pintura ha estado colgada en nuestras casas durante años e intriga a todo el mundo que la ve. Constantemente ves distintas cosas de las que no te habías percatado antes, así que es continuamente cautivador. Hay pequeñas y extrañas caras acechando los ojos o asomándose desde el fondo. Cuanto más miras, más ves. ¡Un clásico!

10. Fiend By Gaslight

Año: 2011

Acrílico

30 cm x 24 cm

En completo contraste con “Son Of It”, Nik terminó esta pieza de manera muy rápida, tenía la vaga idea un esbozo humeante al que añadiría más detalles después, pero tuvo que dejar que se secase. Cuando lo miró al día siguiente pensó: “Hmmm, me gusta tal y como está”, me preguntó lo que pensaba y estaba de acuerdo. Así que se dejó tal y como estaba. Tiene un aspecto etéreo y fantasmagórico, un poco victoriano. Hay muchas horas invertidas de esmerado trabajo en algunas obras como “Too Much Acid”, mientras que otras obras tienen un procedimiento más rápido.

Conclusión

El arte de Nik conecta muy bien con nuestra música, y de la misma manera que sucede con su arte, hay canciones que salen muy rápidas y otras que conllevan mucho más trabajo. Tanto su arte como su música se crean dejándose llevar, confiando en ese elemento improvisado: hay muchas similitudes y paralelismos entre ambas disciplinas, y este ha sido un viaje muy interesante en el que he descubierto muchas cosas, y espero que tú también lo hayas disfrutado.

Si alguna vez tienes la oportunidad de ver las pinturas de Nik en vivo en una exposición, no te la pierdas: no es lo mismo apreciar la profundidad completa y el detalle al natural que en una reproducción escaneada o en fotografía. No son la misma cosa, no son “la cosa de verdad”. Supongo que es la misma diferencia que hay entre un disco en directo o las imágenes de un show en YouTube comparados con ESTAR allí de verdad.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar