Listas

Los mejores álbumes de septiembre según PlayGround

Entrados ya en octubre, repasamos la cosecha del final del verano: época de actividad frenética que nos ha hecho sudar la gota gorda

Septiembre es el mes en el que se aceleran las cosas y brotan algunos serios candidatos a mejor disco del año. Por tanto, la lista de los discos top se convierte en una colección de ‘musts’ de la temporada. Ahí van diez, todos imprescindibles.

De todos es sabido que septiembre es uno de los meses con más actividad por lo que se refiere a lanzamientos de álbumes. Por eso nuestro particular top 10 mensual dedicado a dicho mes es de los más brillantes y completos que se recuerdan. Aquí encontrarás lo bueno y mejor que se ha publicado en estos últimos 30 días. Mucha alegría en forma de música resumida de la mejor manera en este listado.

10. Frankie Rose: “Herein Wild” (Fat Possum)

Frankie Rose, ex batería de Vivian Girls, continúa su carrera como solista con un arrollador tercer disco en el que introduce una sección de cuerdas que le otorga grandes resultados. Pero que nadie se asuste, la new wave, el indie pop y el garage que caracterizó su obra pasada sigue teniendo un peso específico en “Herein Wild”.

Crítica

9. Huerco S.: “Colonial Patterns” (Software)

Tras un año y medio armando revuelo en el underground electrónico americano, Huerco S. asciende de nivel con un primer álbum esplendoroso en el que se mezclan deep house erosionado, IDM espacial, hauntology romántica y citas al sonido de Basic Channel.

Crítica

8. Bill Callahan: “Dream River” (Drag City)

Pocas garantías de calidad hay como las que ofrece Bill Callahan: un disco más, le tenemos a su más alto nivel, puliendo los matices de su folk-rock de poesía intensa y acabados meticulosos, caminando sin descanso hacia la gloria de la mejor Americana.

Crítica

7. Janelle Monáe: “The Electric Lady” (Atlantic Records)

“The Electric Lady” confirma que la irrupción meteórica de Janelle Monáe en el mundillo de la música negra no fue un accidente: posiblemente estemos ante la solista más ambiciosa de su generación, una trituradora de estilos y épocas que consigue salir siempre con una pátina futurista que realza su lenguaje. Segundo intento, segundo triunfo.

Critica

6. Mazzy Star: “Seasons Of Your Day” (Rhymes of an Hour Records)

Han pasado 17 años desde el último disco de Mazzy Star. El mundo ha cambiado por completo, pero su música sigue igual, exacta a como la dejaron, con la misma magia única, atemporal, perfecta, como la salsa boloñesa de Sorrento. Exactamente lo que queremos, exactamente lo mejor que nos pueden dar. Gracias.

Crítica

5. Chvrches: “The Bones Of What You Believe” (Virgin

Al final no han defraudado. El debut de los escoceses es toda una declaración de intenciones a base de synth-pop épico y luminoso, sobrado de singles y disfrute. Uno de los debuts del año, sin duda.

Crítica

4. Factory Floor: “Factory Floor” (DFA)

Si echabas de menos a LCD Soundsystem, y sobre todo los primeros maxis de la banda, hoy eres una persona feliz: el debut largo de Factory Floor remite a aquella trituradora de ritmos e influencias, con un pie en la new wave, otro en la EBM, y otras partes de su cuerpo sonoro en el techno, lo industrial y el acid. Una locura absoluta.

Crítica

3. Drake: “Nothing Was The Same” (Island)

Confesiones íntimas, producciones de una delicadeza inaudita, un giro bello y sutil a los engranajes emocionales del R&B y el hip hop, ausencia de estribillos, beats mágicos, letras que dejan huella: Drake sigue siendo nuestro hombre en su tercer álbum, la evolución fabulosa del discurso de “Take Care”, aquí llevado a una nueva dimensión. ¡Pulgares arriba!

Crítica

2. Haim: “Days Are Gone” (Polydor)

Todo lo que anticipaban los singles cristaliza en un álbum llamado a triunfar: la frescura del R&B de los 90 combinado con la eficacia del pop AOR de los 80, canciones sobre el amor montadas sobre estribillos mágicos, trazas de Shania Twain, TLC, Whitney Houston y Fleetwood Mac. Mejor que la suma de sus partes: una maravilla.

Crítica

1. Oneohtrix Point Never: “R Plus Seven” (Warp)

El avance de Oneohtrix Point Never en su debut para Warp es espectacular: de la abstracción ha pasado a una concisión casi pop, en la que se evocan recuerdos felices en forma de fantasía new age. Música que parece hecha para publicidad o cortinillas de televisión, con un halo retro, pero una sensación muy viva y actual. Magistral.

Crítica

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar