Listas

Los mejores EPs de septiembre según PlayGround

Diez vinilos que han sobresalido del resto en las últimas semanas, del 10 al 1

Como es costumbre, hacemos un repaso a los mejores EPs que han salido este mes de septiembre, con una variedad estilística sorprendente y una calidad artística que quita el hipo.

Si seguís PlayGround desde hace tiempo ya sabréis a estas alturas que el formato EP es uno de nuestros predilectos, hasta tal punto que dedicamos artículos aparte para hablar de ellos. Lo que aquí encontrarás son los diez que más nos han gustado, los que consideramos mejores y que más van a dar que hablar.

10. House Of Black Lanterns: “You, Me, Metropolis” (Houndstooth)

Dylan Richards explora ahora como House of Black Lanterns un terreno estético nuevo para él, con las mismas basslines gordísimas de siempre y, a la vez, una orientación footwork que, en el tema titular, recuerda poderosamente a las armas de Kuedo incluso en el título ( “You, Me, Metropolis”). Este maxi sólo incluye dos temas originales y el extra de dos remixes que firman Breakage y Unsubscribe. Los remixes dan la talla a medias, pero el material propio de este nuevo Richards deja con las ganas de más y más.

Crítica

9. Black Rain: “Protoplasm” (Blackest Ever Black)

“Protoplasm” no sólo es la primera emisión de los veteranos Black Rain tras la edición de aquellos temas originalmente compuestos para la película cyberpunk “Johnny Mnemonic” ( “Now I’m Just A Number: Soundtracks 1994-1995”), sino una sobria y eficaz actualización de aquel ambient de estética noir y de aquel techno líquido y corrosivo como una lluvia ácida de antañazo. Hay algo en Black Rain que sigue sonando noventas, pero esa cualidad retro es en verdad un aroma vago que no acaba de esconder la putridez de una distopía sonora perturbadora.

Crítica

8. Beau Wanzer: “Beau Wanzer” (L.I.E.S.)

Beau Wanzer construye la música como si fuera una jam satánica y la sirve sin cocer apenas, dejando que las cajas y las basslines funcionen a la vez como si estuvieran librando una batalla contra la cacofonía para conquistar plazas en lo armónico y en la cadencia rítmica exacta. Eso nunca pasa: los seis minutos de “Outsider Auto” son insanos, un house herido que avanza dando tumbos, sangrando algo así como ácido, sin brillo en la superficie, molestando con frecuencias saturadas.

Crítica

7. Call Super: “Black Octagons” (Houndstooth)

Estamos ante un productor con tablas en el house experimental –el que trastabilla y se nutre de texturas disonantes– realmente llamado JR Seaton. Los tres cortes de este EP no suenan a revolución de entrada, pero tienen esa cualidad desafinada en el tejido armónico (como los viejos tracks de Jeff Mills), unas atmósferas crudas y una fuerza rítmica que podrían poner en marcha, como un Huerco S. de alta densidad, el más exigente de los dancefloors. Y, cómo no, un pequeño guiño al viejo catálogo de Chain Reaction en “Dewsbury Severance” y otro a Drexciya en “Black Octagons”. Mucha clase en esta rodaja de plástico.

Crítica

6. One Circle: “Flight To Forever” (Left Blank)

One Circle es, en realidad, Lorenzo Senni junto a dos secuaces, o sea, el hombre que se sacó de la manga una revisión arty del más descolocante happy hardcore en su álbum en Mego del año pasado, “Quantum Jelly”. Pero Senni es ante todo un experimentador en los arrabales del techno, y en Left Blank ha tenido la oportunidad de extraer un sonido denso como el chocolate y que trastoca las leyes y los códigos de diferentes géneros a la vez que consigue sonar ‘convencional’ en una primera escucha: ambient embrujado y una alteración simultánea del beat del grime y el del funky house (con una ramita de Detroit).

Crítica

5. Concrete Fence: “New Release (1)” (PAN)

Basta con decir quién está detrás de Concrete Fence para que nos pongamos en pie y, de paso, alguno nos hagamos caca la pierna abajo. El primero es Russell Haswell, el veterano con más galones de la escena ruidista post-techno del Reino Unido. El otro es Karl O’Connor, o sea, Regis: el picapedrero de Downwards, el mesías del mal agüero. La coincidencia de ambos productores ha dado como resultado en “New Release (1)” una suite de tres piezas que comienza como una sopa de texturas afiladas y que deja mal cuerpo. Una vez más, PAN demuestra que es EL SELLO.

Crítica

4. BNJMN: “Hummingbird EP” (Rush Hour)

“Hummingbird EP” son cuatro temas que no dejan de rotar sobre su propio eje, dibujando elipses, o espirales, incluso circunferencias perfectas, alrededor de un bombo clásico y unos pads que de tan aéreos se diría que están formados por el aleteo de un ángel (molina). “Hummingbird” es una maravillosa serenata de punteos espaciales, “Slowwave” suena algo así como el remix de Drexciya –electro de gran grosor– que haría Andy Stott y “CRDV” parece la sintonía de un aterrizaje en otro sistema solar.

Crítica

3. Aster: “Cielo” (Hivern)

Puede parecer por el tracklist que aquí hay poca historia –un solo tema firmado por Aster y dos remixes, ambos con el sello de Bicep–. Sería muy miope, sin embargo, arrojar un prejuicio sobre lo nuevo del dúo barcelonés sólo porque parece que lo que se oferta peca de racanería: “Cielo” es un ejercicio de house al estilo 1990 que hace honor a su nombre, con esas cascadas de teclados que van construyendo una madeja cada vez más compleja, cada vez más arrebatadora, sumando ataques de piano, una voz etérea, un bajo nebuloso y un beat que suena a old school. Tomando este punto de partida tan sublime, lo que hacen Bicep es ‘americanizar’ el track, dándole un toque más deep y un bajo funk típico de los de Kevin Saunderson.

Crítica

2. Untold: “Targa / Glare” (50WEAPONS, 50WEAPONS029, 12”)

De Untold no teníamos noticias desde que le echó el cierre a su sólida trilogía del año pasado, la editada en Hemlock bajo el título genérico de “Change In A Dynamic Environment”. Aquellos tres EPs tenían un toque oscuro y mecánico, una textura densa como la brea, y después del coágulo a la manera de Scuba, una vez más se licua su sonido en este debut para 50 Weapons en el que la música mana como un chorro fresco de 4x4 airoso. Las dos piezas son largas y serpenteantes, nueve y ocho minutos respectivamente de meandros, arpegios y melodías hechas de burbujas. A ratos hipnotiza, y cuando no, te atrapa como un par de grilletes: un triunfo.

Crítica

1. FKA twigs: “EP 2” (Young Turks)

Si en el misterioso “EP 1” publicado en diciembre ya se iluminaban algunos rincones sensibles del género que conocemos como downtempo, “EP 2” avanza en la reformulación del trip-hop de toda la vida: beats casi espectrales, ecos y crujidos (de máquinas, no de huesos), melodías que se desvanecen en el aire, una intención de hacer celestial la canción soul. Las cuatro nuevas perlas de FKA Twigs, incluida la asombrosa “Water Me” producida por Arca, señalan un camino que va a confluir con los de Massive Attack y Leila: música con alma que resuena a tiempos futuros.

Crítica

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar