Listas

Diez álbumes que alteran la percepción de la mente, según Barn Owl

El dúo norteamericano comienza mañana una gira por cinco ciudades españolas y, para conocer mejor su sonido, nos recomiendan varios álbumes influyentes que nunca dejan de escuchar

El poderoso duro de drones y rock espacial de texturas oscuras Barn Owl nos visita en una larga gira por cinco ciudades españolas, del 23 al 31 de octubre. Para comprender mejor su sonido les pedimos que nos recomendaran sus discos favoritos, y la selección está trufada de joyas con un alto valor experimental.

Barn Owl llevan más de un lustro como células activas de la escena experimental californiana. Un recorrido en el que pasaron por sellos subterráneos tan insignes como Not Not Fun o Root Strata antes de aterrizar en Thrill Jockey, donde el pasado año editaron el magnífico “Lost In The Glare”. Enraizada en la escuela del minimalismo americano, la música de Jon Porras y Evan Caminiti combina hipnotismo rock con los preceptos del ambient-drone en composiciones de atmósferas polvorientas y efecto balsámico. Siempre abiertos de miras, sus trabajos han incorporado una variedad de influencias que van desde los destellos de blues letárgico a los matices orientalistas. Esta visión panorámica se refleja también en la lista de discos de cabecera que han preparado para nosotros con motivo de su inminente gira por la península, que empieza mañana en Barcelona (Sidecar) y se prolongará hasta el día 31 con paradas en Madrid (24 de octubre, Nasti), Santiago de Compostela (27 de octubre, CGAC), Salamanca (28 de octubre, El Ralo) y Bilbao (31 de octubre, Sala Sonora). Si te apetece comprenderles mejor, aquí te dejamos diez discos esenciales, a cinco por cabeza, para ayudarte a descifrar su universo, comentados por los propios Porras y Caminiti, o sea, Barn Owl.

Fechas de la gira

Barcelona, 23 de octubre, Sidecar

Madrid, 24 de octubre, Nasti

Santiago de Compostela, 27 de octubre, CGAC

Salamanca, 28 de octubre, El Ralo

Bilbao, 31 de octubre, Sala Sonora

Cinco álbumes recomendados por Jon Porras:

1. Miles Davis: “In A Silent Way”

Uno de mis discos favoritos para escuchar por la noche mientras cocino. El riff como de campanillas de John McLaughlin con el que empieza la cara B suena a gotas cayendo en el agua. Adoro el disco completo, pero la mayoría de veces pongo la cara B una y otra vez, me hacen sentir bien.

2. Slowdive: “Slowdive EP” + “Souvlaki”

Tenía que incluir estos dos discos juntos; probablemente de la mejor música para enrollarse que se ha hecho nunca. Entré en contacto con el shoegaze bastante tarde, cuando un antiguo compañero de trabajo me introdujo en la banda en 2009. Mientras que la mayoría de mis amigos sienten nostalgia con estos discos, yo escucho canciones de pop clásico difuminadas a través de bruma melancólica.

3. William Basinksi: “Vivian And Odine”

Este disco es un enigma, y monumental de la forma más ligera posible. Un simple loop manipulado a través del tiempo da como resultado un peso sonoro que se manifiesta más allá de los subgraves extremos o el volumen excesivo. Un amigo trabajaba para Basinski mientras hacía esta pieza, y su experiencia en el proceso detrás del trabajo es una inspiración.

4. Jon Gibson: “Two Solo Pieces”

Uno de los minimalistas americanos más desconocidos. Suelo volver a este disco a primera hora de la mañana con un café en la mano. Me sorprendió descubrir el trabajo de un minimalista de la Bay Area con el que no estaba familiarizado, fue refrescante. El corte “Cycles” tiene un tono de órgano en el que es fácil perderse.

5. Valdislav Delay: “Multila”

Me crucé con este disco cuando trabajaba en una tienda de discos e inmediatamente me llamó la atención su artwork. Una portada gris con un pequeño dibujo abstracto, lo puse en el tocadiscos de la tienda y me flipó. Aún llevo la misma copia en CD en mi coche, es genial para largos viajes nocturnos.

Cinco álbumes recomendados por Evan Caminiti:

1. Rhythm and Sound: “Rhythm and Sound”

Una recopilación prácticamente instrumental que incluye algunos de mis tracks favoritos de Rhythm and Sound como “Distance” y “Carrier”, que muestran su faceta más espacial.

2. Egisto Macchi: “Voix”

Gracias a algunas reediciones recientes, esta pieza de oscura música de librería de 1970 llamó mi atención y desde entonces no he parado de escucharla. Macchi era miembro del Gruppo di Improvvisasazione Nova Consonanza junto a Ennio Morricone y puedes percibir ciertas similitudes entre sus respectivos trabajos. Percusiones orgánicas, electrónica, guitarra minimalista y unos inquietantes coros le dan a este disco un punto particularmente demente. Siempre es una escucha fascinante.

3. Alice Coltrane: “Lord Of Lords”

Este álbum editado por Impulse! en 1973 tiene poco que ver con el jazz. La épica orquestal domina el trabajo. En mis momentos favoritos la extática percusión libre estalla contra segmentos de cuerdas cromáticas. Algunos aspectos del disco anticipan los posteriores trabajos devocionales de Coltrane, y realmente me gusta mucho como Coltrane podía capturar esos sinceros momentos espirituales que, en mi opinión, se pueden disfrutar de un modo secular. Una voz cósmica e universal.

4. Akos Rozmann: “12 Stationer VI”

Doy las gracias a Stephen O'Malley por compartir esta bestialidad con el mundo a través de su sello Ideologic Organ. Aparentemente este trabajo es una interpretación musical de La Rueda de la Vida Tibetana y ciertamente posee un aura espiritual y elemental. Tengo un recuerdo muy vívido de estar con jet lag en Katowice, Polonia, antes de un concierto de Barn Owl, tratando de dormir un poco escuchando esto con los cascos. No pude dormir, pero fue una experiencia de alteración de la percepción realmente intensa. Aparentemente las fuentes del sonido provienen de la voz y el piano, no estoy seguro de que otros elementos entren en juego, pero las manipulaciones electrónicas que Rozmann aplicó a estos sonidos en el EMS de Estocolmo son totalmente fascinantes y oscuramente psicodélicas.

5. Maggi Payne: “Ahh Ahh. Music For Ed Tannenbaum's Technological Feets 1984-1987”

Root Strata acaba de publicar esta joya del compositor de la Bay Area Maggi Payne. Abundan las secuencias hipnóticas, drones glaciares y atmósferas neblinosas. Es fácil olvidarse de la vibrante historia de la Bay Area en relación a la música de vanguardia; del Tape Music Center a los trabajos surgidos de Mill, donde Payne es el actual co-director del Centro de Música Contemporánea.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar