Listas

Los cacharros favoritos de The Suicide Of Western Culture

Una selección de máquinas antiguas, entrañables y compradas a precio casi de regalo

The Suicide Of Western Culture nos confiesan cuál es la chatarrería electrónica a la que guardan más cariño, y la que usan en sus directos (como el que ofrecerán en Sónar 2012). Nadie mejor que ellos pueden sacar tanto provecho de tales gangas.

The Suicide Of Western Culture cada vez calan más hondo entre los aficionados al pop electrónico –y da igual si su sonido es chatarrero o hi-fi–. Estos dos enmascarados de Terrassa y alrededores, verdaderos alquimistas analógicos, comenzaron a hacer música juntos hará cosa de un par de años y su camino ha sido ascendente hasta hoy, con un álbum homónimo en el sello Irregular y una segunda vuelta titulada “Remixes”. Este mes de junio también los tendremos en directo en Sónar 2012.

Quienes les hayan visto en acción sabrán que sus directos son igual de sobrecogedores que hipnóticos, pero muchos son los que se siguen preguntando cuál es la chatarrería sintética que utilizan para construir sus rocosas melodías. La espera llegó a su fin. Aquí tenemos una breve lista en la que TSOWC nos dan detalles de sus modelos favoritos, los precios que pagaron por ellos (muchos de ellos son auténticas gangas) y el lugar donde los avistaron. Estos son los compañeros de viaje que conseguirán que su música suene, como siempre, maciza y vintage. Comentados, atención, por ellos mismos.

1. Casio MT.65 (Charco La Pava, Sevilla; 25 euros)

Sorprendentemente, éste es el instrumento con el que se ha generado casi toda la parte melódica de nuestro álbum debut. Tiene un sonido increíble y lleva incorporada una caja de ritmos Casio espectacular, que tan solo procesándola un poquito consigue sonar como la mítica CR-78. Es el cacharro con el que componemos siempre y que por supuesto no faltará tampoco cuando nos embarquemos en nuestro segundo disco. Seguro no, segurísimo.

2. TR-505 (Cash Converters, Terrassa, 70 euros)

Otra pieza clave a la hora de componer. Indispensable también en nuestros directos. Sobre todo cuando nos ponen a las 3 de la mañana, ya que tiene un bombo y una caja muy rápidos que funcionan de perlas a nivel rítmico. Es una pieza que se puede encontrar en muchas producciones de finales de los 80s y 90s. El siempre sorprendente Aphex Twin le sacó mucho jugo durante sus primeros EPs y cintas. Gracias a ella logramos ese sonido gordo que no obtenemos con las Casios. Se pueden encontrar a buen precio, sin ser un dolor excesivo para el bolsillo, todo lo contrario que sus compañeras de serie: la 808 o la 909.

3. Korg Poly 800 (Tienda de segunda mano del Centro de Desintoxicación y Rehabilitación de Betel; 5.000 pesetas)

No funcionaba y era la pila, un chollo. Se ha utilizado poco en nuestro disco, pero en este momento la estamos redescubriendo y exprimiendo de lo lindo. Es un teclado apasionante, difícil de encontrar en estado saludable, al ser de los 80s. Más de un burro se ha emocionado demasiado… Lo cierto es que editar y crear sonidos con él no es tarea fácil.

4. Alesis sr-16 (Ladbroke Grove, Londres, por menos de 100 libras)

De procedencia dudosa, rescatada del típico tenderete lleno de porquería, cabezas de muñecas embadurnadas de mierda que ni con lejía, una trompeta oxidada, un casco nazi alemán falso más de plástico que de acero, etc. Y de repente, en medio de todo este cacao, una caja de ritmos como nueva ¡con su adaptador y todo! Aún vive y colea, encantados le seguimos sacando partido. Incorpora bancos de la Alesis mítica de los 80s que tanto se usó en las producciones de old school-rap (The Sugarhill Gang, Whodini y compañía…)

5. Casio sk10 Sampling Keyboard (eBay, 25 libras a tocateja)

Éste no esconde demasiados secretos. Lo pillamos arduos y veloces vía eBay tirado de precio. Y aún es fácil encontrarlo, puesto que a los freeks, geeks o como prefiráis llamarlos sólo les interesan con su caja original. Como un muñequito de Star Trek, en su cajita. Que samplée o no, les da lo mismo. El tiempo de muestra es un descojone, dos segundos. Lo usamos mucho por el sonido sucio que pilla todo lo que pasas por ahí. Es lo más parecido al Mellotron que nunca tendremos, una joya nacida en Estados Unidos a comienzos de los 60s, un teclado eléctrico imprescindible para el lo-fi y cualquier revival de rock progresivo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Food:

También te gustará

servicio militar mixto

Actualidad

En el ejército noruego, hombres y mujeres duermen y disparan juntos

En nombre de la igualdad.

leer más
Saydnaya

Actualidad

Ahora puedes comprobar qué se siente al estar en la prisión más cruel de Siria

“Los guardias usan cables de metal y eléctricos. Nos golpean por todas partes, incluso en la cabeza".

leer más
arte

PlayGround Food

Así es el arte con comida "rescatada" antes de descomponerse

Una artista que lucha para que la comida sea igual o más valiosa que cualquier objeto material.

leer más
handsome weeping boys

Actualidad

Estos chicos guapos cobran por secarte las lágrimas mientras trabajas

De drama con tus compañeros de mesa. Porque nada une más que las lágrimas.

leer más
Juventud eterna

Actualidad

Sin derecho a las arrugas: la constante presión de la juventud eterna femenina

Prohibido envejecer.

leer más
blackwell

Historias

40 años de cárcel por arrojar una olla de agua hirviendo a una pareja de gays

A consecuencia de ello, uno de los jóvenes estuvo dos semanas en coma.

leer más
lena dunham

Historias

Lena Dunham posa para una campaña de lencería sin retoques

Su compañera en Girls, Jemima Kirke, también participa.

leer más
octobot

Actualidad

Es el primer robot completamente blando, y tiene forma de pulpo

Octobot podría inaugurar a una nueva generación de robots.

leer más

cerrar
cerrar