Listas

Stay recomiendan diez discos de cabecera para amantes de las teclas

La banda barcelonesa, adicta a la psicodelia, nos revelan cuáles son sus diez álbumes favoritos con protagonismo del órgano Farfisa

El cuarteto barcelonés Stay publica esta semana su nuevo LP, “The Fourth Dimension”, que lleva el sello de Subterfuge. Aprovechamos el momento para pedirles una lista personal, y han escogido diez discos imprescindibles con sonido de órgano Farfisa. Aquí va.

Esta misma semana, los barceloneses Stay publican su nuevo disco para Subterfuge. Se trata de “The Fourth Dimension”, un álbum con el que la banda da un notable salto cualitativo y se consolida como una de las referencias más personales del panorama nacional (sector nostálgico y revisionista). Abrazan referentes añejos como los Byrds de la misma manera en que rinden pleitesía a maestros del nuevo pop norteamericano de estética bucólica como Fleet Foxes o The Shins: así, Stay tiene a los astros de su parte para acabar este año a lo grande. Sabiendo que son unos confesos apasionados de todo lo que suene sixties y, en especial, del tono de los órganos, les hemos preguntado cuáles son sus diez discos de referencia al respecto. Aunque lo mejor es cederles a ellos la palabra y que nos cuenten cómo han confeccionado esta lista de joyas de su colección. Pero antes, si les quieres ver en directo, toma nota de esta fecha: el 27 de septiembre (jueves) estarán presentando “The Fourth Dimension” esn Madrid, en la sala El Sol.

-----------------------------

Si alguien nos preguntase o preguntara cuál es el instrumento clave en Stay, los cuatro componentes lo tendríamos claro: responderíamos al unísono “el bajguitbatetecla”. ¡Exacto! El teclado. En nuestro caso, el Farfisa. Un instrumento claramente identificable en nuestra música y que nos ha dado un sello, un sonido característico que adoramos. Irra es el encargado de hacerlo sonar maravillosamente bien, y la segunda pregunta es evidente: “Irra, ¿por qué tocas el Farfisa en vez de un casiotone o el ukelele?”. Su respuesta es esta lista de diez discos que le han marcado profundamente a la hora de tocar su instrumento. Adelante, Irra.

1. Michael Bloomfield, Al Kooper, Stephen Stills: “Super Session” (1968)

Lujazo de disco, sin ninguna duda. El que acompañara a Bob Dylan en el Hammond, Al Kooper, se reúne con sus amigotes para pasarlo bien y dejarnos esta joya. Absolutamente recomendable.

2. The Doors: “The Doors” (1967)

Primer álbum de la banda, que ya contiene algunos de sus más grandes éxitos. Fue grabado en apenas un par de tomas por tema, igual que nuestro último disco, “The Fourth Dimension”. El Farfisa de Manzarek aporta a la banda un sonido que será un continuo en la carrera del grupo.

3. Small Faces: “Ogdens' Nut Gone Flake” (1968)

El Hammond aporta a la banda británica gran parte de su particular sonido. El sonido profundo del órgano distorsionado en “Afterglow (Of Your Love)” es una de esas cosas por las que merece la pena vivir.

4. Creedence Clearwater Revival: “Pendulum” (1970)

A pesar de no ser una banda típicamente organera, este álbum contiene preciosas líneas de Hammond del propio John Fogerty

5. Pink Floyd: “The Piper At The Gates Of Dawn” (1967)

Uno de los discos de cabecera de los Stay. Mucha psicodelia de la mano de Syd Barret y unos incisivos Farfisas que marcaron una época y un estilo.

6. Procol Harum: “A Whiter Shade Of Pale” (1967)

El clásico que da nombre al disco, y el resto del tracklist, están finamente recubiertos de un sonido de Hammond muy evocador y muy característico de la banda.

7. Jimmy Smith: “The Cat” (1964)

Aunque no son frecuentes las referencias de Stay al jazz, este disco merece mención aparte. El Hammond B-3 es el gran protagonista de esta obra, junto con la inconfundible manera de tocar de Jimmy Smith y la big band que le acompaña.

8. Brian Auger’ Oblivion Express: “Straight Ahead” (1974)

Fusión de jazz-rock donde Auger da rienda suelta a su vertiente más rockera.

9. The Charlatans: “Tellin’Stories” (1997)

El mejor disco de The Charlatans, sin duda. Nos ha marcado profundamente. Las líneas de teclado en este disco son magnánimas, una auténtica maravilla sonora que le da al disco una sensación de viaje sideral.

10. Inspiral Carpets: “Life” (1990)

Cuando hablamos del sonido Madchester, hablamos de Inspiral Carpets. Los teclados de Clint Boon son parte de la historia del movimiento. “Dragging Me Down” o “This Is How It Feels” son dos demostraciones exultantes del poderío psicodélico del órgano.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar