Listas

Selección Jäger: los diez realizadores de videoclips que dominan la escena

Reunimos en una lista sin desperdicio a los reyes del clip, diez autores y estudios que, con sus obras, están revolucionando un género que sigue más vital que nunca

Cada año se realizan un puñado de videoclips que podemos señalar, sin temor a equivocarnos, como obras maestras. ¿Quién está detrás? Muchas veces, los realizadores (ya sean personas individuales o poderosos estudios creativos) quedan a la sombra de sus clientes, o sea, los artistas. Ahora, queremos traerlos al primer plano y señalar los diez reyes del videoclip en este momento.

El mundo del videoclip ha sido desde hace décadas un vivero de ideas del que se han nutrido tanto la industria de la música pop como la del cine, un laboratorio visual en el que se han curtido algunos de los realizadores del futuro y al que los directores más consagrados han querido acudir de vez en cuando para experimentar y refrescarse. No hay que olvidar que algunos de los directores de cine más brillantes de los últimos tiempos –el caso más evidente es el de David Fincher– comenzaron haciendo clips. Pero Fincher pertenece al pasado, al periodo comprendido entre finales de los años 80 y principios de los 90, y nosotros queremos fijar nuestra mirada en la actualidad para hacernos la siguiente pregunta: ¿Quiénes son los reyes del videoclip en 2013? O lo que es lo mismo: ¿cuáles son las firmas más creativas, más cotizadas, las que copan a final de año los mejores puestos en el ranking final de clips definitorios del año?

Nombres como NABIL o Megaforce muchas veces quedan ocultos tras el resplandor de las estrellas del pop para las que trabajan. Otros realizadores, como Romain Gavras o Jonas Akerlund, han conseguido dar el salto al cine o cotizar como estrellas a la altura de sus clientes. Hay diferentes niveles de anonimato y fama, pero hay algo que conecta a los diez nombres que vienen a continuación: todos están realizando trabajos de una originalidad deslumbrante y una calidad excepcional, hasta el punto de que sobre ellos recae la responsabilidad de seguir haciendo del videoclip una de las artes más imaginativas de las últimas décadas. Los dominadores de la disciplina a día de hoy son estos (en estricto orden alfabético).

AG Rojas

El director angelino AG rojas dice en su web que “el aburrimiento te lleva a hacer locuras”, y ese axioma parece ser el punto de partida de sus videoclips, con los que ha llamado poderosamente la atención en los últimos meses gracias a una fantástica factura cinematográfica y un gran don para contar historias en muy poco tiempo. En su currículum encontramos perlas como “Sixteen Salteens” para Jack White o “Lofticries” de Purity Ring, dos buenos ejemplos de su talento, pero donde más se descontrola todo en el lenguaje de AG Rojas, siempre a medio camino entre la realidad truculenta y la magia, es en “Hey Jane”, el vídeo que dirigió para Spiritualized el pasado año y en el que una amantísima madre se despide de su hijo antes de comenzar una atípica jornada de trabajo. Es con estos títulos como ha dado el gran salto, tras unos inicios titubeantes en la órbita lejana del colectivo de hip hop californiano Odd Future –dirigió un vídeo primerizo para Earl Sweatshirt– y probando suerte en cortometrajes truculentos ambientados en el mundillo del hip hop y las sustancias prohibidas. Mucho mejor ahora, por supuesto.

Canada

Luis Cerveró, Nicolás Méndez y Lope Serrano nunca su hubieran imaginado, cuando unieron sus fuerzas en 2010 para dar forma a esta productora barcelonesa, que acabarían convirtiéndose en todo un emblema del circuito visual internacional. Sobre todo después del pelotazo que fue su vídeo para “Bombay” de El Guincho, que dejó bien claro que en su imaginario visual los ropajes de American Apparel, los tonos pastel y unos buenos pechos (naturales) son igual de protagonistas que las canciones. Poco después llegarían sus videoclips para Scissor Sisters ( “Invisible Light”), Battles ( “Ice Cream”), Justice ( “New Lands”), Oh Land ( “White Nights”) o emblemas nacionales como Triángulo de Amor Bizarro ( “De la Monarquía a la Criptocracia”) o La Bien Querida ( “Hoy”). Con un presupuesto limitado y tirando siempre que pueden de la ayuda altruista de sus amigos (o el dinero que recaudan para sus numerosos trabajos en el campo de la publicidad), Canada ha revolucionado el arte del videoclip tanto aquí como fuera de nuestras fronteras. Pero no contentos con ello, desde hace dos años también se han embarcado en la aventura de ser uno de los sellos discográficos más relevantes de nuestro país. Joe Crepúsculo, La Estrella de David, ¡Pelea!, Svper (anteriormente Pegasvs), Extraperlo, los chilenos Astro, o hace escasas semanas Don The Tiger, son los artistas que han pasado o aún permanecen en la cartera de Canada Editorial. Sus éxitos no hacen más que multiplicarse.

Eric Wareheim

El polifacético Eric Wareheim comenzó a trabajar en el mundo del videoclip tras desarrollar buena parte de su carrera profesional como actor y cómico en el dúo Tim And Eric. Sin embargo, su pasado juvenil en diferentes bandas le ha mantenido en contacto con el mundo de la música. En 2007 se estrena como director de clips para el tema “Polite Dance Song” de The Bird And The See, donde ya se empiezan a ver sus rasgos característicos en estas lides. Efectos especiales lo-fi, personajes delirantes y humor absurdo son sus armas para afianzar la parte visual de los temas en el espectador. Repitió éxito junto a Flying Lotus en “Parisian Goldfish”, con el hilarante “Keep It Going Louder” de Major Lazer o con su particular visión del gore en “We Are Water” de HEALTH. Tras tres años sin trabajar en clips, ha vuelto de la mano de Beach House y su “Wishes”.

Jonas Åkerlund

Empezó su carrera en el mundo de la música como batería de la banda de black metal sueca Bathory entre 1983 y 1984. Años más tarde se labraría un nombre como realizador de videoclips gracias a su continuada colaboración con Roxette, pero la fama no llegaría hasta 1997 cuando dirigió “Smack My Bitch Up” de The Prodigy, que generó bastante controversia por su uso de las drogas, violencia y desnudos. Un año después llegaría su celebrado “Ray Of Light” para Madonna, un vídeo que consiguió el Grammy a Mejor Vídeo Musical y se llevó siete nominaciones a los MTV Video Music Awards. Volvió a colaborar con la Ciccone en piezas como “Music”, “Jump” y “American Life”, que fue censurado por su contenido gráfico y su mensaje antibelicista, que coincidía con la Guerra de Irak. Recientemente ha rodado otros videoclips venerados como “Telephone” de Lady Gaga, con mucho product placement, y “Girl Panic!” de Duran Duran. Sus obras a menudo toman la forma de una suerte de falso corto o tráiler de cine.

Martin de Thurah

Se graduó en la National Film School de su país, Dinamarca. En 2007 dirigió el corto de 25 minutos “We Who Stayed Behind” y el de 45 minutos “Young Man Falling”. Este último fue seleccionado en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes. Sus anuncios para marcas como Ikea le han valido mil y un premios del sector. También en el mundo de los videoclips su obra ha sido reconocida. Ha trabajado con artistas como Feist, Editors o Röyksopp. Más recientemente también lo ha con James Blake, con quien rodó “Retrograde”, una suerte de versión reducida de “Melancolía”, en la que una motorista anónima se enfrente a la añoranza en los segundos previos a lo que parece la colisión de un asteroide contra la Tierra. Otro de sus grandes trabajos es con David Byrne & St. Vincent, a quienes dirigió el surrealista y en blanco y negro videoclip para “Who”.

Megaforce

Salvajemente incorrectos. El equipo francés formado por Charles Brisgand, Clément Gallet, Léo Berne y Raphaël Rodriguez viene agitando desde 2007 el mundo del clip con obras que apelan a la polémica, la luminosidad polícroma y el desenfreno. Desde 2009 también se han atrevido a trabajar para campañas publicitarias de Orange, Cadbury o Baileys, pero antes de ello vinieron sus vídeos para Naïve New Beaters ( “Bang Bang” y “Live Good”), Late Of The Pier ( “Heartbeat”) y aquel “A Thing For Me” de Metronomy que les hizo ganar notoriedad entre los mejores talentos audiovisuales. Pese a trabajar para Two Door Cinema Club ( “I Can Talk”), Kid Cudi en compañía de Ratatat y MGMT ( “Pursuit Of Happiness”) o la mismísima Madonna (a ellos le debemos ese lunática oda al fútbol americano que fue “Gimme All Your Luvin’”), la fama mundial les llegó en 2011 con los novatos Is Tropical y la violencia animada de “The Greeks”. Curiosamente, acaban de volver a trabajar para ellos en esa paja mental (literalmente) en clave hentai que es “Dancing Anymore”, que ha ensombrecido sin miramientos su reciente trabajo tras las cámaras del “Sacrilege” de Yeah Yeah Yeahs.

Melina Matsoukas

Melina Matsoukas empezó a trabajar en el mundo del videoclip tras graduarse en el American Film Institute y en la Tisch School of Arts, donde ya había dejado clara su voluntad de dedicarse al mundo del clip musical. En 2006 comienza su carrera en la productora Black Dog Film, con trabajos para Ludacris o Lloyd Banks. Su cartera de clientes urban, R&B y pop comienza a crecer rápidamente y se convierte en una de las directoras fetiche de Beyoncé, que ha confiado en ella para los vídeos de “Green Light” o “Diva” y a co-dirigido junto a Matsoukas otros tantos. Su atractivo tratamiento de los colores, su ambivalencia técnica y su abanico de referencias pop con un toque muy femenino se han convertido en su sello de identidad. Lady Gaga, Katy Perry, Kylie Minogue o Solange también han sucumbido a sus encantos y sus trabajos para Rihanna la han llevado a ganar el Grammy por “We Found Love”.

NABIL

NABIL es un director y fotógrafo que creció en Australia pero actualmente reside en Los Ángeles. Ha creado obras para una serie de plataformas desde campañas de publicidad hasta editoriales de revistas, branding de artistas, libros, películas y videoclips. Su gran salto lo dio cuando se hizo amigo de un por entonces poco conocido Kanye West. Elderkin se interesó por su carrera y compró el dominio www.kanyewest.com. Poco después Roc-A-Fella Records, que contrató al rapero, le contactó para adquirir la web y accedió a cambio el derecho de hacer las primeras fotos promocionales de West. Cuando sus esfuerzos se volcaron en la realización de videoclips rodó varios para él, como “Coldest Winter” y “Welcome To Heartbreak”. Recientemente ha trabajado con artistas del ámbito alternativo como Antony And The Johnsons (en el que se pusieron bajo sus órdenes Willem Dafoe, Carice Van Houten y Marina Abramovic), Foals, Frank Ocean, James Blake o The Weeknd. Sus temáticas van desde el sexo a los parajes de ensueño y la violencia.

Romain Gavras

Romain Gavras es de esa clase de niños que nacieron con una cámara bajo el brazo, en vez de con un pan. Es hijo del director griego Costa Gavras, uno de los maestros del cine político de los años 70 y 80. Nacido en Francia, ha desarrollado buena parte de su carrera ahí, en contacto con artistas locales (pero de proyección internacional) como Justice, para los que firmó el polémico clips de “Stress”, un retrato de la violencia callejera y la banlieu que mantenía el mismo espíritu airado y urbano de películas como “La Haine”, de su compatriota Mathieu Kassovitz. Más tarde le llegó el turno a “Born Free” (M.I.A.), otro trabajo más que se topó con la censura de YouTube y la incomprensión de muchos espectadores. Sin embargo, la controversia no ha impedido que Gavras sea uno de los realizadores más solicitados del momento: al margen de un debut en el cine con Vincent Cassel como protagonista ( “Notre Jour Viendra”, 2010) y la realización del documental “A Cross The Universe” para Justice, han contado con Romain estrellonas como Kanye West y Jay-Z ( “No Church in the Wild”) y otra vez M.I.A., que le llamó para dirigir “Bad Girls”, ambos rodados el pasado año. De todos modos, el videoclip más controvertido y espectacular de Gavras sigue siendo “Born Free” de M.I.A.

Yoann Lemoine

Puede que su nombre de pila, así de primeras, no te suene. Pero si te decimos que detrás de Yoann Lemoine se encuentra Woodkid, el héroe de Francia que mejor ha sabido explotar en los últimos meses el pop cinemático cargado de épica emocional, seguro que recuerdas los vídeos que se ha autodirigido para presentarnos “Iron”, “Run Boy Run” o “I Love You”. No obstante, antes de quitarse el miedo a ponerse frente a los focos, Lemoine ya lucía un envidiable currículum como animador de “Arthur y los Minimoys” (el filme de Luc Besson) o como publicista (tiene en su poder cinco prestigiosos premios del Festival de Publicidad de Cannes por su campaña contra el VIH, “Graffiti”, de 2010). Pero aún así, la faceta con la que más ha disfrutado es como director de videoclips. Yelle ( “Ce Jeu”), Taylor Swift ( “Back To December”), sus amigos The Shoes ( “Wastin Time”), Katy Perry ( “Teenage Dream”) o Drake acompañado de Rihanna ( “Take Care”) se han puesto a sus órdenes. Aunque puestos a destacar, nos quedamos con los das piezas de arte que ha dirigido para Lana del Rey, “Born To Die” y “Blue Jeans” (la segunda versión con presupuesto), donde explota como nunca su horror vacui visual y su exquisito gusto por la sugerencia del más es más.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar