Listas

Resumen 2012: las mejores mixtapes

Selección de 20 discos de descarga gratuita de este año que no desmerecen en absoluto a los de pago

En la siguiente lista repasamos 20 álbumes imprescindibles de 2012 que no se han editado en formato físico (al menos originalmente), sino que han brotado de manera gratuita en la red. Mixtapes de calidad que aquí puedes repasar, disfrutar y descargar sin cargo de conciencia.

Llegados a este momento en el que vamos a repasar 20 títulos que hemos reseñado o noticiado en la web bajo la categoría de mixtapes, no está de más volver a recordar qué es una mixtape (para lectores recién llegados, despistados u olvidadizos). Son aquellos discos que el artista cede en descarga gratuita y que no se editan –al menos originalmente– en formato físico. Normalmente tenemos la noción de que lo gratis es inferior en calidad a lo de pago, pero en el caso de las mixtapes esa tendencia se ha venido invirtiendo desde hace ya unos cuantos años, y algunos de los lanzamientos más granados del año superar en nivel, interés y vanguardismo a muchos que discurren por los canales habituales de la compra-venta en tienda. El género que más ha exprimido las posibilidades de la mixtape es el hip hop, razón por la cual el grueso de títulos que han pasado el corte del top 20 pertenecen a esa categoría, aunque también encontrarás R&B, pop hipnagógico y alguna sorpresa más. Vamos con ello.

20. Dropxlife: “FURTHUR”

En “FURTHUR” encontramos una música todavía en construcción de un productor al que aún le faltan horas de vuelo pero, no lo duden, con talento: si todavía no se han descargado la mixtape, refresquen el tema “Initiation” de The Weeknd, el más bizarro de “Echoes Of Silence”, con su síncopa y su tratamiento de voces bipolar, en el cual intervino Dropxlife. La estructura de los temas aquí es muy simple y nada tiene que ver con las canciones mucho más elaboradas de The Weeknd: se basa en el trabajo sobre casi un único loop y la manipulación del mismo, así como la elaboración de texturas alrededor suyo, que ni mucho menos llegan al blending artesanal de un Clams Casino. Justamente la beat tape tiene mejores resultados cuando estos motivos invocan a nivel musical/emocional a los chicos de Toronto. “1STFLR” tiene un riff de guitarra distorsionada que se va repitiendo y modulando durante el tema, como la sonoridad de aquel memorable “Wicked Games”; “BE4EVER”, en cambio, trabaja sobre un loop de orquesta muy emo sobre el que poco nos costaría imaginar a Abel Tesfaye lamiendo sus heridas y lavando sus pecados con su emblemático falsete. Otras esencias impregnan el disco: trazas vocales de How To Dress Well en “FURTHUR, en concreto un sample de “Lover’s Star”, o guiños a Balam Acab en la producción ardillesca de “REDXBLOOR” o “TRIPXENT”.

Crítica

Descarga

19. Clams Casino: “Instrumental Mixtape 2”

Escuchada del tirón y sin la presencia de las partes vocales, “Instumental Mixtape 2” reafirma la sensación de que la música de Clams Casino funciona mejor, o cala más hondo, en su versión instrumental. Es cuando la repetición de los loops y la personal superposición de sonidos embriagadores alcanza su punto álgido de hipnosis y belleza. Como discurso revulsivo y retador en el ámbito hip hop tiene su importancia y relevancia, sobre todo porque ha ayudado a cimentar la colisión entre el rap y el submundo indie, pero cuando se deja robar protagonismo por las rimas entonces pierde una parte de su encanto y misterio, el mismo que consigue pervertir por completo “Born To Die” o “Amor Fati” para hacerlas suyas, con sus imperfecciones y sus vicios, pero plenamente reconocibles. Si Instrumental Mixtape sirvió para descubrir al mundo un sonido fresco e inesperado, esta segunda parte sirve, y de qué manera, para validar sus posibilidades de expansión y triunfo fuera de las cuatro paredes entre las que trabaja Clams Casino.

Crítica

Descarga

18. Boldy James: “Consignment. Favor For A Favor. The Redi-Rock Mixtape”

Imaginemos el flow deprimente inyectado en morfina de Prodigy, de Mobb Deep, atado en corto por un sonido de clara inspiración gangsta noventera pero con maquillaje contemporáneo, inequívocamente actual y vigoroso. A esto suena el discurso de Boldy James, un pimpollo de Detroit que ya armó ruido el año pasado con “Trappers Alley” y que en su regreso –la larga pero intensa “Consignment: Favor For A Favor…”, casi dos horas en el paraíso del gangsta rap más refinado– se dedica a pintarle la cara a sus competidores con una bomba de relojería que reivindica la golden era del sonido Queensbridge con numerosos guiños y trucos de nuestro momento. Apabullante.

Crítica

Descarga

17. Dizzee Rascal: “Dirtee.tv. The Mixtape. Mixed by DJ MK”

Son 25 cortes mezclados con velocidad clínica e implacable por DJ MK y en los que Rascal rapea, hostea y reparte juego en featurings de Footsie –técnicamente, el artista franquicia de Dirtee Skank–, veteranos del grime recuperados para la causa tras sus episodios mainstream como D Double E y Kano, invitados de excepción como Example y nuevos gatos como Smurfie Syco. Las coordenadas no se negocian: rapeados al borde del espasmo, sin respiro ni estribillos, con alternancias al micro fulgurantes, con el hedor de la voz sin edulcorar llegando nítido del altavoz al oído. Aunque eso no es una sorpresa: la calidad de estos MCs nunca se ha puesto en duda, tienen los huevos pelados de tanto ir por las emisoras piratas e hincarle los dientes al micro en sus habitaciones. Lo que cohesiona de verdad la mixtape, y le confiere un estatus de gran acontecimiento, es la selección de bases, que obligan a pensar en dos consideraciones: aunque Dirtee Stank parte con desventaja en la desarrollada segunda generación del hype grime, está en condiciones de recuperar terreno; segundo, Dizzee Rascal nos ha estado escatimando cameos y proyectos paralelos de este tipo en sus días de Crystal y diamantes, desde “Maths + English” hasta hoy.

Crítica

Descarga

16. Kool A.D.: “51”

“51” es la nueva mixtape de Kool A.D., mitad del iconoclasta dúo Das Racist. Tal y como te hemos venido explicando, el disco podría considerarse “la aventura californiana” del rapero neoyorquino. Grabado íntegramente en Oakland, cuenta con numerosas aportaciones de algunos de los talentos más representativos del movimiento de la Bay Area tanto en tareas de producción (Amaze 88, Young L, Trackadermicks, Kechphrase) como en el apartado vocal (Squadda B y Mondre M.A.N. de Main Attrakionz, Meyhem Lauren, Boots Riley).

Descarga

15. Ango: “Serpentine”

Para el que no sepa todavía quién es Ango, este canadiense forma parte del círculo creativo de Montreal que hace casi tres años entró en contacto con la familia LuckyMe. Esto es Lunice y Jacques Greene (a quien da soporte en los directos). Andrew Gordon editó su primer trabajo con LuckyMe el año pasado, un EP con el que puso de manifiesto que lo suyo también era la electrónica de cepa negra, pero con mucho más apego al R&B atemporal que sus otros dos compinches –de hecho, Ango compone, produce y canta, marcando la diferencia con los otros dos artistas de Montreal–. “Serpentine”, pues, se puede tomar como una continuación de ese discurso. Estos meses de maduración han propiciado que Ango se desplace hacia territorios más pop en muy diferentes versiones. “Aquaphobia” o “Really, Really” tienen algo de dream pop en clave funk, mientras que “Make It Count” evoca al urban con reminiscencias progressive que tanto gusta por el Billboard yankee en los últimos años, pero con la elegancia de alguien que ha mamado hasta saciarse la discografía de Sade.

Crítica

Descarga

14. Captain Murphy: “Duality”

Aunque le ha costado desvelar su identidad, Captain Murphy –nuevo alias de Flying Lotus con acompañamiento de rappers– ha cumplido lo prometido y ya tenemos “Duality”, su primera mixtape. Además de las ya conocidas producciones de Flying Lotus, el lanzamiento incluye nuevas composiciones que adaptan beats de productores como Clams Casino, Madlib, Just Blaze o TNGHT. También puedes escuchar la mixtape en la web del proyecto, donde podrás escuchar los temas acompañados de lisérgicas visuales en las que se combinan sectas, cine oriental, videojuegos, series de animación y porno.

Descarga

13. Rick Ross: “Rich Forever”

“Rich Forever” no solo es una mixtape que podría funcionar con toda tranquilidad como un álbum de estudio, algo que ya ha dejado de ser una anomalía en el panorama estadounidense, sino que muestra a un Rick Ross extramotivado para madurar y mejorar su propio discurso. Trabajador incansable, el de Miami superó hace tres meses un doble amago de ictus y sin apenas dejar tiempo para que sus fans se recuperaran del shock el tipo ya estaba encerrado en el estudio ultimando las canciones que configuran este retorno. Siguiendo la línea de “Teflon Don”, Ross se exprime las neuronas cuajando rimas más consistentes, fiables y elaboradas, siempre dentro de su acotado universo temático –el business, la vida ajetreada del éxito, la noche, la competición–, pero esta vez le añade a sus textos una mirada más reflexiva, consecuencia directa de su experiencia traumática con los dos desvanecimientos que casi le cuestan la vida.

Crítica

Descarga

12. Evian Christ: “Kings And Them”

Su sonido, como ya sabíamos, se localiza en las afueras del cloud rap que el año pasado puso en el mapa el beatmaker Clams Casino: los beats que esculpe Evian Christ parece que estén hechos de aire, suenan como una nebulosa y en vez de bajo tienen una especie de muelle suave. Cada uno de los tracks viene completado por los elementos también conocidos: voces muy bajadas de pitch, como en “Fuck It Non Of Ya’ll Don’t Rap”, un corte hasta las cejas de codeína que encuentra un lugar común para el ambient onírico y la técnica de máxima ralentización del screw. “Thown Like Jacks”, por su parte, tiene ese equilibrio entre densidad emocional y levedad de texturas que caracteriza a Burial, pero con un beat footwork entre algodones en vez de uno 2step. Editado primero como download y más tarde como maxi, el 12” incluía sólo el 50% del material original.

Crítica

Descarga

11. Angel Haze: “Reservation”

El R&B acusa la ausencia de divas mientras sus constantes vitales se desnaturalizan. El rap busca la reformulación definitiva que le dé vida y los machos alfa del hip hop se tornan más glossy cada día... La música negra atraviesa una excitante fase de incertidumbre con doble lectura: para algunos atasca las ideas mientras que para otros está desembocando en nuevos y excitantes callejones emocionales, sobre todo por lo que se refiere al crossover pop. Angel Haze es la protagonista del nuevo capítulo de esta historia. Tiene 20 años, lleva cuatro metiendo caña desde su canal de YouTube y todo se-la-su-da. Criada en Detroit en el seno de una familia fuertemente religiosa, Haze es tan supuestamente bisexual como Azealia o Nicki Minaj, dos nombres a quienes recuerda por activa o por pasiva pero de las que sabe diferenciarse como artista con la cara bien lavada, ajena a maquillajes y parafernalias mediáticas. Su bombástica mixtape “Reservation” encierra hitorros como “New York”, con sample de Gil-Scott Heron incluido, pero no sólo: prueben petardazos como “Jungle Fever” o “Werkin’ Girls” y verán cómo prende la mecha. Wicked!

Crítica

Descarga

10. Azealia Banks: “Fantasea”

Banks rescata algunas canciones antiguas y las mezcla con una selección de material nuevo que ella misma ha definido como una compilación de ideas y experimentos. La libertad de movimientos que siempre trae consigo el formato mixtape es el mejor aliado de la vocalista, que se rodea de productores de renombre –Diplo o Ikonika a la cabeza– y también de firmas desconocidas para dar rienda suelta a sus impulsos musicales. No es “Fantasea” un banco de pruebas de cara a su álbum de debut, pues parece difícil pensar que su puesta de largo multinacional presente una idea tan ecléctica, dispersa e indefinida de su discurso, pero sí para ella misma, que aquí se atreve con casi todo: el rap sureño, el house de baja intensidad, el electro-pop, el grime – ”Fuck Up The Fun” o “Neptune”, esta ¡con Shystie!–, el post-dubstep –el tema titular, por ejemplo–, o el acid-pop, entre otras derivaciones sonoras que asoman el hocico en un álbum que no quiere ser tal.

Crítica

Descarga

9. Wiz Khalifa: “Taylor Allderdice”

En esta mixtape Wiz Khalifa aparca momentáneamente sus aspiraciones comerciales y deja libertad total a su equipo de productores –Cardo, Big Jerm y Dumont, con la participación puntual de Jake One, Lex Luger y su colaborador habitual I.D. Labs– para reconducir su discurso hacia posiciones más minimalistas. Es el retorno a un weed-rap oscuro de fascinante condensación sonora, parco en melodías, alérgico a los estribillos tarareables, amigo de los loops esqueléticos y de las atmósferas apalancadas. Humo, humo y más humo, pero no en comunión y con ansias de celebración, como se manifestaba en “Rolling Papers”, sino en reclusión e introspección, aislacionismo fumeta en clave de funk tóxico y soul casi psicodélico, la descripción musical de un bajón de tensión en el sofá después de horas y horas de ensimismamiento narcótico.

Crítica

Descarga

8. D'Eon: “Music For Keyboards vol. 1”

Las piezas aquí incluidas, hasta un total de 14 –y numeradas de una forma que hace pensar en que son rescates de un archivo de más de un centenar de composiciones– siguen una pauta deslizante, nebulosa, largas notas de sintetizador aéreo que inducen a la calma. Esa tenue frontera que existe entre el ambient según Brian Eno y la new age según Steve Roach es la que bordea con precisión de equilibrista D’Eon en esta colección de paisajes compuestos entre 2003 y 2012, y que en su mayoría deben haber sido terminados en sus años de meditación y Tantra en el monasterio budista en el que estuvo estudiando durante casi una década. La música, por tanto, va dirigida precisamente a esa función, la de adornar un espacio de animismo y meditación, de calma espiritual acompañada del olor del incienso y que responden a la perfección a la idea de D’Eon como un hippy de nueva generación que, por una cuestión más filosófica que estética, ha abrazado las formas de la new age.

Crítica

Descarga

7. Mykki Blanco: “Cosmic Angel; The Illuminati Prince/ss”

Cosmic Angel: The Illuminati Prince/ss es la presentación oficial de Mykki Blanco. Rapero, queer y entertainer, Blanco lleva meses colmando la red de redes con su lírica bizarra y sus estrafalarios clips visuales, consiguiendo hacerse con la corona de la oleada queer rap de la que estamos disfrutando (y mucho) este 2012. Que el release sea gratuito –se ofrece como mixtape– no quiere decir que no haya atractivos en él. Producciones de Sinden, Brenmar, Le1f o Flosstradamus inundan estos tres cuartos de hora en los que su protagonista tiene tiempo y beats de sobra para encarnar sus diferentes personalidades al micro y poner de manifiesto que otro hip hop es posible.

Descarga

6. Dean Blunt: “The Narcissist II”

Publicado originalmente en febrero en CD-R y como descarga digital, “The Narcissist II” es un compendio de atmósferas enrarecidas y sonoridades narcóticas entre las que emerge una sumergida pulsión pop, y que ha vuelto a ser reeditado, ahora en vinilo, por el sello Hippos In Tanks. Los detalles del lanzamiento son escasos: el audio ha sido vuelto a mezclar y remasterizado, y será una tirada de vinilo limitada a 1000 copias que incluirá un código para la descarga en digital.

Crítica

5. Joey Bada$$: “1999”

Joey Bada$$ hace acopio de beats de la biblioteca sonora de MF Doom, Lord Finesse, J Dilla y Statik Selektah para firmar su particular declaración de intenciones en esta mixtape gratuita que, una vez más, atesora más categoría y credenciales que muchos álbumes oficiales a la venta. Reivindica el boom bap, pero su vertiente más melancólica, jazzística y sosegada, y quizás ahí es donde consigue que su propuesta no pierda contemporaneidad y vigencia, en ningún momento se tiene la sensación de que “1999” suene desfasada o fuera de onda, ni apolillada ni tan siquiera recreacional. En el ámbito de los lanzamientos con perfume retro, éste es uno de los que invoca todo ese periodo con mayor viveza y seriedad, y teniendo en cuenta que su artífice no había nacido cuando A Tribe Called Quest lideraban la escena el mérito adquiere aún más dimensión y relevancia. Quizás ahí radica el secreto de su fórmula: al no haber vivido en primera persona la golden era su revisión es menos mimética y sentimental.

Crítica

Descarga

4. Action Bronson + The Alchemist: “Rare Chandeliers”

The Alchemist cocina, Action Bronson se lo come. El de Queens acaba de estrenar su esperada mixtape “Rare Chandeliers”, en la que hay más comensales –de lujo–. Por ejemplo, Schoolboy Q, Roc Marciano o Evidence. 40 minutos de los beats cinematográficos de The Alchemist que ponen el atrezo a las historias del gordo rapero y su sinuoso continuum verbal. Para escuchar lo último del Bud Spencer del panorama rap, fija tu vista bajo estas líneas. Si te gusta lo que oyes, pásate por la web de Bronson y descárgate la tape a cambio de tu mail.

Descarga

3. Death Grips: “No Love Deep Web”

“Ex Military” (2011) planteó el discurso y la estética con canciones abrasivas como “Guillotine” o “Thru The Walls”, verdaderas permanencias de la ética del punk en el mundo 2.0 y la crisis del capitalismo liberal. Y “The Money Store” lo apuntaló con los mismos ingredientes, pero con rabia redoblada: estética del mal rollo con la siempre eficiente alusión al sexo turbio, rapeados atómicos de los que actualmente sólo se encuentran en los álbumes de El-P, sintetizadores candentes que lanzan ráfagas y riffs con la misma virulencia que las bandas hardcore americanas más respetadas, de Minor Threat a Fugazi, pero con una textura analógica más cercana a Kid606 o Atari Teenage Riot. Nada de eso cambia en “No Love Deep Web”: sus 13 canciones –un grupo no apto para supersticiosos; siempre son 13, ni una menos ni una más– recorren el mismo camino, con Zack Hill y Morin exprimiendo las bases hasta generar ese muro de sonido pétreo, granítico y aislante que se ondula como una barrera de ruido sin domesticar; por encima, MC Ride se desgañita y clama sobre la muerte y la crisis moral. Resistir un asalto es fácil ( “Come Up And Get Me”), dos ya lo es menos ( “Lil Boy”); cuando llega “No Love” el álbum se ha vuelto perturbador, una turbina, una espiral de demencia y anabolizantes, su cadencia golpea como una maza, y al final del recorrido, con “Artificial Death In The West”, te ha noqueado sin remedio.

Crítica

Descarga

2. Big K.R.I.T.: “4Eva N A Day”

De aires musicales más jazzísticos, con una estética que remite a clubs de otra época y noches melancólicas de verano viendo pasar la vida en el barrio, “4va N A Day” es puro soul, en el mejor sentido del término. Su premisa conceptual es el relato en primera persona de un día cualquiera de su existencia, con sus altibajos emocionales, sus arrebatos de nostalgia, sus reflexiones creativas, sus salvoconductos religiosos y espirituales y sus problemas cotidianos, pero siempre planteado con un tono positivista, humanizado y esperanzado. K.R.I.T. nos sumerge en su mundo y nos lleva en volandas, con un ejercicio de producción perfumado con grandeza e inspiración desbocada. Lo tendrá difícil el hip hop en este 2012 para sonar más elegante y estiloso.

Crítica

Descarga

1. Jeremih: “Late Nights With Jeremih”

Hay que reconocer que Jeremih no era uno de los nombres de referencia que trascendía hasta la cotidianeidad mainstream del R&B. Eso sí, muchos fans de la corriente conocíamos al menos un par de temas (temazos) suyos. Y quien se haya aventurado a escuchar sus dos discos habrá vivido la experiencia como algo bastante positivo. Por eso, cuando Datpiff anunció la salida de “Late Night With Jeremih” junto con el explícito vídeo de “Go To The Mo”, la escucha de la mixtape pasó automáticamente a la lista de To Do’s. Casi al mismo tiempo, un radio rip de “773 Love” comenzaba a extenderse con la eficacia del ébola por las redes. Mike Will en su estado más edulcorado, órganos de góspel y Jeremih incitándonos al bootycall; con estos tres ingredientes ha bastado para que la canción se convierta en instant classic. Y, pese a que todos lo pensamos cuando salió antes de que saltara la mixtape, no es lo mejor de “Late Night With Jeremih”.

Lo mejor de la mixtape de Jeremih es que cada escucha destapa un tema nuevo al que rendirte sin dejar de disfrutar del resto de los cortes. En las primeras escuchas reculas para volver a disfrutar de la sexy y codeínica aportación de Gucci Mane y 2Chainz en “Outta Control” o tararear las “guarreridas” de “Fuck U All The Time”; luego llegas a la ya citada “773 Love” y te da miedo seguir por si lo bueno ya ha acabado, que es lo que acostumbra a pasar con la mediocre mayoría de los discos que escuchamos. Pero no. “Keep It Moving” hipnotiza a base de shakers e impronta neo-soul, además de indicar que el chorreo continúa con “Rated R”, “Feel The Bass” (o cómo Tricky Stewart vuelve a robarnos el corazón) o con las dos producciones que firma el propio Jeremih, “Late Nights” y “Letters To Fans”, demostrando tener la suerte del novato o skills de sobra para enfrentarse al estudio él solito.

Crítica

Descarga

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar