Listas

Johann Wald

Las canciones más eléctricas de mi vida

Johann Wald

Johann Wald

Johann Wald es un rostro conocido de la televisión. No llega a los niveles de omnipresencia de, por ejemplo, Kiko Matamoros (que sospechamos que tiene una habitación con baño en Telecinco y vive ahí), pero tampoco se puede quejar: este malagueño es la cara de MTV España, el reportero que asalta a los artistas y al público en los festivales, el conductor de las entrevistas, y también un fan de la música de a pie al que podrás ver en muchos conciertos y clubes si eres asiduo a salir de noche. Apasionado del indie, de la música electrónica de baile envolvente (nada de trucha sin sentido) y algo de buen rap, Johann Wald tiene un impresionante currículum como oyente y cliente, y de sus archivos ha extraído, para compartir con todos nosotros, las que son las diez canciones más eléctricas de su vida. Y no te pierdas su Twitter, que es una risa.

1. Sonic Youth: “Teenage Riot”

Es una canción de arranque. Empieza con cierta calma antes del estallido. Es una de las primeras canciones que me hizo identificar el indie rock, con eso de alargar una instrumentacíón mezclándolo con un poco de caos, como “Blue Line Swinger” de Yo La Tengo.

2. Nathan Fake: “The Sky Was Pink (James Holden Remix)”

La mayoria de las canciones electronicas que suenan en clubs parecen tener una vida corta, porque los DJs siempre están buscando novedades. Pero éste es de esos pocos temas, al igual que el “Knights Of The Jaguar”, que no caduca y siempre revitaliza un final de sesión. La lastima es que James Holden casi nunca la pincha ya.

3. Cocteau Twins: “Iceblink Luck”

Cocteau Twins es un grupo que siempre fascina tanto por sus atmósferas, el halo de misterio que les rodeaba y la voz de Liz Fraser. Si lees sus letras entiendes como aprovechaba las vocales para extender melodías de una manera muy original. Es una de las cantantes mas originales de la historia.

4. My Bloody Valentine: “Nothing Much To Lose”

Al mismo tiempo que empecé a descubrir Sonic Youth, tambien encontré a My Bloody Valentine. Estos hacían el ruido melódico que yo buscaba de adolescente. Muchos de mis amigos flipaban con el “Master Of Puppets” de Metallica, pero no me seducía tanto la agresividad thrashera como letras melancólicas y voces azules envueltas en distorsión de grupos como Ride o los Valentine.

5. Kate Bush: “Cloudbusting”

De la misma manera que adoro a Liz Fraser, la reina madre de las cantantes excéntricas es Kate Bush. Claramente, siento predilección por mujeres cantantes tímidas que prefieren esconderse en el campo cantando sobre hadas. Recuerdo ver el vídeo con 12 años en MTV Greatest Hits, en el que salía acompañando a Donald Sutherland por la campiña Inglesa. A esa edad no tendría por qué gustarme un vídeo así, pero me inquietaba.

6. Pete Rock & CL Smooth: “TROY (They Reminisce Over You)”

Desde siempre, mucha gente suponía que me debería de encantar el hip hop. Aunque tuve una fase de B-boy con 14 años, realmente nunca fui un flipado del rap, pero hay albumes o temas que sobrepasan el genero y merecen estar en las listas de lo mejor junto a los Beatles. Ésta es una de ellas para mí.

7. The Persuaders: “Thin Line Between Love And Hate” Esta balada roza la comedia, pero es preciosa. Cantan sobre cuidar bien a la mujer que te ama y todo eso. Describen una situación en la que un hombre vuelve a casa a las 5 de la madrugada y su mujer le espera fielmente, ofreciéndole algo de cenar. Lo que resulta cómico es que en la segunda parte de la canción el hombre está herido en el hospital lamentando que nunca se imaginó que su mujer podría enfadarse hasta ese punto. Y todo con una música dramática de fondo. Puede que sea la única canción soul sobre violencia de genero en la que el hombre es la víctima.

8. Talking Heads: “This Must Be The Place (Naive Melody)” Esta canción es juguetona, bailable y nunca envejece. Soy muy fan de Bret Easton Ellis y el mundo que describe en sus primeros libros. Esta canción podría sonar en muchas partes de “Menos Que Cero” o “American Psycho”.

9. Fleetwood Mac: “That’s All For Everyone” Todo el mundo piensa en “Rumours” cuando se habla de Fleetwood Mac, pero a mí me gusta más el album “Tusk”. Demuestra que un grupo no tiene por qué perder su filón creativo por haberse vuelto millonario. Simplemente pudieron gastarse todo el dinero que quisieron en estudios caros y en drogas aún más caras. Esta canción me sugiere el despegue de una nave, un poco como “Space Oddity” de David Bowie. 10. A Flock Of Seagulls: “Wishing (If I Had A Photograph Of You)” Uno de mis estilos favoritos es el yacht rock, un tipo de pop blanco que suena como si los cantantes viviesen en yates caros, vestidos siempre como Sonny Crocket, cuyas penurias nunca son más tragicas que el no encontrar una reserva para cenar esa noche. Esta canción me transmite ese sentimiento. Y me encantan los yates.

Renault Twizy

Johann Wald, presentador principal de MTV España y asiduo de la noche (como reza su Twitter, “ese que no se pierde ni una”), nos desvela su secreto mejor guardado. No, no es eso que piensas: es su lista de las diez canciones más eléctricas de su vida.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar