L!VE

Itinerarios musicales por Primavera Sound, parte 1: los artistas emergentes

Si quieres descubrir nuevo talento en el festival, lo tendrás a raudales. Con las bandas debutantes comenzamos nuestras rutas por los vericuetos del cartel de Primavera Sound

Si quieres conocer qué grupos debutantes son los más excitantes de esta edición del festival barcelonés, te recomendamos que eches un vistazo al listado que hemos preparado, con artistas tan sugerentes como Jessie Ware, Doldrums y Guards.

Es bien sabido que el Primavera Sound es un festival que cuida con mucho mimo la parte baja del cartel, la que está conformada por los artistas debutantes más excitantes del momento. La edición de 2013 no es menos y nos ofrece una radiografía de lo que se está cociendo en distintas escenas musicales. Tenemos desde el pop de perfectos estribillos de Guards a la psicodelia escurridiza de Doldrums pasando por la electrónica cálida de Poolside o el folk encendido de Daughter.

Guards

Miércoles, 22 de mayo; Escenario Ray-Ban, 20:00h.

Guards es la enésima demostración de que el amor por la música se lleva en la sangre. El grupo está encabezado por Richie Follin, hermano de Madeline, la cantante de Cults, que ahora ha dado un paso al frente para editar su álbum de debut, “In Guards We Trust”, un trabajo ligero y variado. Las canciones de este LP basculan entre el pop de los 60s, el indie épico, la new wave y hasta el garage rock y todas tienen un denominador común: unos estribillos endiabladamente pegadizos.

Poolside

Jueves, 23 de mayo; Escenario Ray-Ban, 18:30h.

Hay nombres que le vienen como anillo al dedo a las bandas y Poolside es uno de ellos. Se trata de un dúo de Los Ángeles compuesto por Filip Nikolic y Jeffrey Paradise, que un día decidieron convertir su casita de la piscina en un estudio de grabación. Juntos han editado el muy recomendable “Pacific Standard Time”, una mezcla refrescante entre Beach Boys y Metronomy a base de acid house y funk cálido.

Metz

Jueves, 23 de mayo; Escenario Pitchfork, 20:45h.

El trío de Toronto Metz editó su álbum de debut homónimo el año pasado a través de Sub Pop, algo que podría interpretarse como caprichos del destino, pues no hay sello que sea más conveniente para su música que el de Seattle. Los canadienses se mueven entre el post-hardcore, el grunge y el post-punk y en su música resuenan ecos de bandas como Big Black, The Jesus Lizard y Nirvana. Quienes ya han tenido el privilegio de verles en acción han dicho que son toda una apisonadora.

Jessie Ware

Jueves, 23 de mayo; Escenario Pitchfork, 21:55h.

Aunque parezca que Jessie Ware lleve una eternidad entre nosotros, no fue hasta el pasado verano que editó su álbum de debut, “Devotion”, un trabajo en el que se observaban influencias del white soul, el AOR y la mejor Sade. Tampoco le hace ascos la británica a las pistas de baile, especialmente en esas canciones firmadas a medias por su inseparable colaborador Julio Bashmore. En nuestro listado de mejores debutantes de 2012, Ware se alzó con el primer puesto con muchísimo mérito, gracias a un cancionero sedoso y sugerente. No nos extrañaría (y nos alegraría) que en breve diese el salto al mainstream.

Django Django

Viernes, 24 de mayo; Escenario Heineken, 20:25h.

Quienes por cualquier motivo ya estén cansados de Hot Chip o les pidan un toque arty o experimental encontrarán en Django Django sus nuevos aliados. Se trata de un cuarteto de Edimburgo que fabrica un pop electrónica excéntrico con guiños al far-west, los sonidos orientales y la psicodelia. Aunque se valieron de un arrollador sencillo como carta de presentación, “Default”, lo cierto es que en su debut homónimo hay mucho donde rascar. Una buena apuesta para mover el culo a última hora de la tarde.

Daughn Gibson

Viernes, 24 de mayo; Escenario Pitchfork, 20:30h.

Daughn Gibson es uno de esos personajes que de tanto en tanto da la industria musical cuyo background no hace más que fascinar. Antes de ponerse a producir, Gibson pasó buena parte de su juventud conduciendo un camión. Ahora, en cambio, se ha decidido a dar el salto a la música, con un insólito lenguaje que conjuga las letras pesimistas de ídolos de la canción norteamericana como Johnny Cash con loops electrónicos cercanos a Nicolas Jaar y Burial.

Christopher Owens

Viernes, 24 de mayo; Escenario Auditori Rockdelux, 21:00h.

El ex líder de Girls, Christopher Owens, nos sorprendió a todos el año pasado con el anuncio de que dejaba la banda con la que se dio a conocer para emprender otros proyectos. Rápidamente supimos qué se traía entre manos, un debut como solista que concibió como un trabajo conceptual sobre una chica de la se enamoró durante la primera gira de Girls. El disco no alcanza las cotas de genialidad del grupo principal, pero se hace francamente entretenido. Además, en directo toca versiones de Bob Dylan o Simon & Garfunkel.

Daughter

Viernes, 24 de mayo; Escenario Vice, 23:50h.

Daughter son, sin lugar a dudas, una de las bandas más excitantes que han salido del Reino Unido en los últimos meses. Desde su formación hace tres años han sabido crecer con inteligencia y ahora la etiqueta del folk se les ha quedado pequeña. El trío despacha unas canciones de factura impecable, cotas de emotividad alucinantes y unas letras muy personales pero de temática universal. Todo ello engalanado con la poderosa voz de su fundadora, Elena Tonra.

Doldrums

Viernes, 24 de mayo; Escenario Pitchfork, 00:15h.

Doldrums es el alias de Airick Woodhead otro de tantos talentos surgidos de la cantera de Montreal. Es el mejor amigo de Claire Boucher y eso se nota en su música, un cruce entre Grimes y Animal Collective. Arbutus y Souterrain Transmissions llevaron a las tiendas el pasado febrero su álbum de debut, “Lesser Evil”, un complejo trabajo de dejes psicodélicos en el que el canadiense trata de encontrar una voz propia. Parece difícil trasladar esta música al terreno del directo, pero ahí estaremos para ver cómo se defiende.

Melody’s Echo Chamber

Sábado, 25 de mayo; Escenario Pitchfork, 19:45h.

Melody’s Echo Chamber fue otra de las grandes debutantes de 2012, especialmente en el apartado pop. Su álbum de debut homónimo fue producido por Kevin Parker de Tame Impala, por ello no es de extrañar que su pop sea caleidoscópico y psicodélico. Las influencias de la francesa Melody Prochet son claras, Broadcast y Stereolab, pero su dream-pop es más heterogéneo y singular de lo que a priori pueda parecer.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar