PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

"A mí me llaman tonto por pagar impuestos"

H

 

Un empresario honesto vinculado a las élites financieras habla a puerta cerrada al hilo de la filtración de los Papeles de Panamá

Alba Muñoz

12 Abril 2016 06:13

Quedamos en su despacho en la zona alta de la ciudad. Llamo al timbre y es él, no su secretaria, quien responde y me abre la puerta: "Estamos solos, nos lo vamos a pasar bien".

Diremos que su nombre es Germán y que es director financiero de una empresa de diseño y consultoría energética, con trabajos y estudios de proyectos realizados en todo el mundo. Los principales medios de comunicación económicos de España han querido entrevistarle en varias ocasiones, pero él siempre se ha negado.


Con las filtraciones de Panamá, Germán tiene ganas de hablar de la gente que le rodea


Germán es una rara avis, un empresario rico y honesto. Gana grandes sumas desde hace años y paga todos sus impuestos, que también son muchos, desde siempre. Con las filtraciones de Panamá, Germán siente que un cerdito de barro se ha roto. De pronto tiene ganas de hablar de la gente que le rodea en las alturas.

Son las cinco de la tarde y las cortinas del despacho están corridas. La luz de una lámpara de mesa hace brillar aún más su cenicero de cristal. Germán se recuesta en su silla de cuero y enciende un puro: "Dispara". 

1. Hay que ser imbécil

¿Qué gana siendo honesto?

Si trabajando mucho te va bien, te ganas bien la vida y tienes dinero, ¿para qué necesitas robar? Hay que ser imbécil. ¿Para qué?, ¿para acumular en la tumba?, ¿para joder a los demás y que se queden sin pagar los servicios sociales? ¡Ni hablar!

¿Qué mueve a evadir impuestos a la gente con tanto dinero? ¿Es miedo, avaricia?

Un día, hace tiempo, gané 100 millones de pesetas. Y pregunté a un grupo de empresarios que estaban conmigo: ¿Qué hay más que esto? Me dieron dos respuestas:

Una: Hay mucho, mucho, mucho más.

Dos: El que tiene dinero no puede dejarlo muerto, porque el que no va para adelante va para atrás. Tiene que rentabilizarlo, poner a trabajar su dinero. Es lo que ellos piensan. Siempre ir a más.


Si trabajando mucho te va bien, te ganas bien la vida y tienes dinero, ¿para qué necesitas robar? Hay que ser imbécil



Es la lógica capitalista, ¿no?

Los empresarios decentes no se llevan toda la pasta: cogen la mitad y la reinvierten en su negocio, en una expasión para comprar máquinas o en contratar a trabajadores cualificados. Su empresa crece y es sana. El empresario indecente, aunque no haya tenido suficientes beneficios, pide un préstamo para llevárselo y dejar descapitalizada la empresa. Tarde o temprano la empresa se va al garete.

¿Le critican por cumplir con el fisco? ¿Se ríen de usted?

A mí me han dicho muchas veces que soy tonto. Me dicen: '¡Joder, es que pagas mucho!'. La mayoría de la gente quiere poder exigir al Estado, prejubilarse pronto, pagar lo menos posible. Encima te dicen que tú eres tonto y en cambio son ellos los que disfrutan de los servicios sociales que tú estás ayundado a mantener.

Hemos tenido encontronazos. Les he dicho: '¡Parece mentira que digáis esto, vosotros que tendrías que ser los que más cumplierais!'.

¿Y qué le dicen?

A veces callan. Piensan que ese dinero que se llevan fuera son derechos de lo ya trabajado, cuando no es así: es la retribución de los que están trabajando ahora. Si los salarios bajan y bajan, el Estado tiene que subir los impuestos y eso va contra la economía y contra sus pensiones. Yo hago lo que puedo y me siento bien.


2. Evadir impuestos está dejando de salir a cuenta

A más transparencia y filtraciones, más sensación tenemos los ciudadanos de que los poderosos evaden impuestos. Usted afirma que es al revés. 

Esto se está acabando porque no sale a cuenta. En España hay cientos de procesados por delito fiscal y entran o no en prisión en función del pacto al que lleguen con Hacienda.

¿Qué ha cambiado?

Hasta hace poco el delito fiscal (un fraude de más de 120.000 euros) se penaba con 4 años de cárcel. Sin agravante y siendo la primera vez, no se llegaba a entrar en prisión. Pero ahora la pena ha pasado a 6 años. Ah, amigo, ahora entras.

¿La evasión fiscal se persigue más que antes?

Cuando Hacienda ve una operación mínimamente importante por cuantía, ya sea interior o exterior, mete la querella contra el tipo. La multa es seis veces lo defraudado. Si has defraudado un millón, pagarás seis.

¡Copón!

Entonces el asesor ofrece negociar con Hacienda, y le dice a su cliente: "Creo que con 1,5 o 2 millones lo arreglamos". Ojo, esto no es amnistía fiscal, es la legislación vigente. Es lo de Neymar, Messi, Montserrat Caballé.


Los bancos me llegaron a decir: 'Por cada cuenta que me traigas, te doy un 2% o un 3% de comisión'


¿En qué consiste, entonces, la Amnistía Fiscal del ministro Montoro?

Para empezar, el delito fiscal prescribe a los 5 años. Amnistía fiscal significa que a cambio de un 10% de los intereses o rendimientos del total que has defraudado te libras de la cárcel y te traes a España un dinero que tenías parado.

¿Me está diciendo que no pagan ni siquiera el 10% de todo el dinero que han defraudado?

¡No han pagado nada! Por eso vale la pena regularizar. Con pena de cárcel y el pastón que tienes que pagar si te pillan, se estrecha el cerco. También está la crisis económica, que ha provocado que se vaciaran muchas cuentas en bancos suizos, andorranos y de Shangai. 

¿Cómo se han vaciado?

Con viajes de 10.000 euros en efectivo o a través de sociedades. Pero aunque haya voluntad política, que la hay más que nunca, cuesta que salgan esas fortunas.

¿Por qué?

Aunque Suiza diga que va a dar todos los datos dentro de poco, si una persona no es sospechosa, la Hacienda española no va a preguntar por él. Esos ingresos no pasan por España cuando se generan, así que cuesta averiguarlo. Además de las facilidades hay margen para actuar.

¿Qué quiere decir?

El procedimiento es el siguiente: el banco avisa al cliente de que le están investigando. Entonces el cliente puede aprovechar para regularizar inmediatamente. Después de la contestación del banco hay una vista delante de un juez, que decide si se envía o no la información a Hacienda. A mí los bancos me han ofrecido dinero por traer cuentas.

¿Cómo?

Me llegaron a decir: "Por cada cuenta de medio millón o un millón que me traigas, te doy un 2% o un 3% de comisión".


3. Secretitos de los consejos de administración

En Europa hay libre circulación de capitales. Eso significa que tener dinero en un banco de otro país no es delito.

Si ese dinero está declarado es legal. Ahora bien, hay mecanismos jurídicamente impecables y financieramente correctos para ocultar fondos que te sorprenderían.

¿Por ejemplo?

Amsterdam es uno de los grandes paraísos fiscales. Tiene convenios de doble imposición con Aruba y las Antillas holandesas, en las que la tributación es del 8%. La ley permite lo siguiente: si uno tributa en las islas, no hace falta tributar en Holanda. Esto forma parte del funcionamiento normal del mercado. ¿Sabes cómo se gasta el dinero que tienen fuera? Esto no lo cuenta nadie.

Cuente, cuente.

Haces que la sociedad que tienes en Panamá con cuenta en Suiza invierta en una sociedad Holandesa, que es de la UE.

Luego haces que una sociedad de Aruba que has comprado, compre esas acciones holandesas procedentes de Panamá. Ya tienes la cobertura de Aruba y la holandesa.

La sociedad de Aruba invierte en una empresa tuya en España, y voilà.

Intrincado, pero fácil.

Muchas de las cifras de inversión exterior son falsas, es pasta de las offshore que está entrando.


Muchas de las cifras de inversión exterior son falsas, es pasta de las 'offshore' que está entrando



¿La segunda vía?

Los viajes de 10.000 euros. Si te ven siete veces seguidas, te saldrá una inspección hacienda. Por eso hay controles en las aduanas andorranas, y en las francesas y alemanas desde Suiza. Y por eso quieren la lista de pasajeros sea uniforme en la UE. Luego está el intermediario. 

¿Cómo trabaja?

Eso de las bolsas de basura de Pujol es fantasmada, no se hace así. Pongamos que tengo 10 millones en billetes que no he declarado. Los quiero llevar a Shangai, con el que no tenemos convenio.

A través del contacto con un banquero busco otro cliente que tenga ese dinero en una cuenta de Shangai. Entonces le doy al intermediario los diez millones en efectivo y me conecta. El otro quiere pasta, quiere comprar inmuebles en efectivo.


¿Dónde crees que están todos esos billetes de 500 que dicen que circulan? En las cajas fuertes de los bancos


Y usted ya tiene 10 millones en Shangai.

El intermediario se queda hasta un 7 o un 8%. Y bueno, hay una tercera forma. La mejor forma de utilizar el dinero de los paraísos fiscales.

Escucho.

Tengo el dinero en una cuenta opaca de Shangai a nombre de una sociedad panameña que es propiedad de una antillana y de una holandesa. Voy a un banco de España y le pido un préstamo de 10 millones. Y digo que mi filial en Shangai me avala. Estoy utilizando el dinero del paraíso fiscal aquí en forma de préstamo.

¿Aunque sea de bancos distintos?

Eso no importa.


4. El origen: los botones de oro

¿Cuál es el origen de lo que hoy entendemos como evasión fiscal?

Te voy a explicar lo que es un botón. Es una moneda de oro de 20 francos franceses o suizos que pesa 6,5 gramos y que hoy tiene una cotización aproximada de 230 euros. No hace tanto no había pasaportes y para las personas era fácil circular. Las familias más pudientes tenían cajitas de estas alargadas donde se ponen las monedas. Pues bien, cruzar una frontera con 50 botones equivalía a pasar 10.000 euros. Era muy discreto y un seguro en tiempos de crisis. En el siglo pasado hubo más 100 millones de muertos en guerras civiles y los ricos tenían sus seguros. También estaban los brillantes y las dos únicas monedas que no se devalúan: el dólar y el franco suizo. Con muy poco podían salvarse de todo.

Hoy, esos seguros siguen existiendo.

Si no recuerdo mal, Union de Banc Suisse tiene 12 pisos bajo tierra llenos de cajas fuertes. Para que no te pillen con estos seguros, existen instrumentos financieros más o menos jurídicos para hacerlos invisibles, buscan la opacidad: fideicomiso, fundación, sociedad al portador o cuentas numeradas.

En España también hay, ¿no?

¿Dónde crees que están todos esos billetes de 500 que dicen que circulan? En las cajas fuertes de los bancos.


5. La tentación

¿Cómo se entra en la rueda de la evasión fiscal? ¿Es fácil?

Es muy fácil. Consigues un buen contrato en Brasil por el que te van a pagar 150.000 euros. Te piden una comisión de 50.000 euros a cambio de ese contrato, y te piden que pagues esa comisión a una sociedad en Delaware, Estados Unidos, que tiene una legislación fiscal que permite tributar cero si la sociedad no opera en el país. Resulta que esa sociedad tiene una cuenta corriente en Suiza.


Si el otro te pide que le pagues en la cuenta de Suiza, ¿por qué no le pides tú que haga lo mismo? La tentación es tremenda



¿Es ilegal?

Hasta aquí no. Pero claro, si el otro te pide que le pagues en la cuenta de Suiza, ¿por qué no le pides tú que haga lo mismo? Tienes dos opciones: declarar que has cobrado 150.000 euros, y pagar el 45% de impuestos, puesto que no te han hecho una factura. O la tentación tremenda de ocultarlo.

Ya.

Encima el banco suizo te lo facilita. En 24 horas tienes una cuenta en suiza que te cuesta 1.000 euros, cobras en ella y a nombre de una sociedad panameña al portador.

6. ¡Es el capitalismo!

Hay paraísos fiscales que cierran y otros que abren, pero el mundo financiero funciona con una inercia que parece difícil de parar. 

El mejor paraíso fiscal es el que no es paraíso fiscal: la City de Londres. La lista de paraísos fiscales es falsa, porque la forma en que se invierte en Londres a través de paraísos fiscales es la parte más importante, que ahora se está desplazando a China.

¿Cómo repercute la evasión fiscal en la economía real?

Las sociedades offshore representan el 8% de todo el dinero que hay en el mundo.

¿Y qué distingue a la economía financiera de la real?

Las estimaciones de algunos premios Nobel de economía como Joseph Stiglitz son que hay un 55% de economía financiera y un 45% de economía real. Se mueve y se gana más en la financiera que en la real. Y eso ha sido en los últimos 30 años. Los bancos no se han conformado con dar la hipoteca, sino que han cogido todas las hipotecas y las ha vendido a otro.


Se mueve y se gana más dinero en la economía financiera que en la economía real


Y luego hay obligaciones tributarias para ricos y para pobres.

Las empresas del Ibex sí pagan impuestos en España, pero muy poco. Así es el sistema capitalista: un profesional en el tramo más alto de ingresos paga entre el 45 y el 50% de sus ingresos y una sociedad paga el 14%.

¿Por qué?

Precisamente la pequeña y mediana empresa es la que crea más empleo, no las grandes. Que ellas son la que mueven la economía es una gran mentira. Pero por esa teoría son los más beneficiados. Hay que preguntarse si queremos economía de mercado, y si el sistema está bien como está.

¿La economía financiera impide el crecimiento de la economía real?

Es obvio. Entre el 2014 y 2015 los bancos españoles ganaron entre 10.000 y 15.000  millones, y echaron a la calle al mismo número de personas.

La queja del trabajador común, la denuncia del pequeño empresario, del asalariado, del freelance, no parecen servir para mucho. ¿Hay que seguir pagando religiosamente o hay que rebelarse?

Para poder exigir hay que pagar, y tener las manos limpias. Y una de las cosas más importantes a exigir es que en España haya los mismos inspectores de Hacienda cualificados que en Francia o Alemania, que estamos muy por debajo. Y que no estén cualificados para pedirle 20 euros al tendero, sino para ir a por los que de verdad se están llevando la pasta.

Ante la frase "Hay paraísos fiscales porque hay infiernos fiscales", ¿usted qué responde?

No va a reconocer un ladrón que lo es, y muchos van a misa.


share