Entrevistas

Todo lo que aprendí de feminismo con una mujer gitana

Una charla desmontando tópicos gitanos. Sí: el patriarcado también.

Patricia Caro Maya acaba de llegar de Bruselas. Allí ha estado organizando el primer encuentro de feministas gitanas en el Parlamento Europeo, en el que juntas han conseguido que se formalice la primera Declaración contra todas las formas de violencia sobre mujeres y niñas gitanas.

Además de haber estudiado Educación Social y Psicología, esta activista forma parte del Grupo Asesor de Europa y Asia Central de Naciones Unidas. Hemos hablado con ella para aprender que si los patriarcados se reproducen, los feminismos también.

VER TAMBIÉN: "Guía express para superar nuestra gitanofobia"

Patricia, tú reivindicas el feminismo gitano.

En una entrevista me preguntaron que si el feminismo gitano era como el capitalismo chino. Yo soy una mujer gitana dentro de un proceso de descolonización del feminismo dominante. Otros feminismos son posibles. Y existen.

¿Hay varios feminismos entonces?

Para mí no hay un feminismo, sino varios. No hay uno solo, dedidido por académicas payas y blancas. Yo me siento más cerca de los ecofeminismos, el feminismo comunitario, las feministas indígenas o los feminismos religiosos.

Una vez me preguntaron si el feminismo gitano era como el capitalismo chino, pero otros feminismos son posibles, y existen

¿Cuáles son las raíces del feminismo gitano?

Es una respuesta a una situación de violencia estructural que nace siglos atrás y que lo hace, no lo olvidemos, de las instituciones payas. La asimetría en las relaciones de poder entre payos y comunidades gitanas alimenta y refuerza la desigualdad de poder entre géneros dentro de nuestra comunidad. Yo me enfrento a barreras dentro y fuera.

¿Cuáles pesan más?

Muchísimo más las de la sociedad mayoritaria que las que hay dentro de mi comunidad. Hay unos prejuicios muy directos contra nosotras, ya desde el colegio. Esa cosa de que a las niñas y chicas gitanas no les interesa estudiar y solo quieren casarse y tener hijos. Las personas respondemos con nuestra conducta en base a la expectativa que se tiene sobre nosotras. Si se espera que no sea capaz de lograr algo, tengo que hacer un trabajo muy grande para desmontar esa idea preconcebida. Deshacer un mito es un trabajo enorme.

¿Es verdad que la comunidad gitana es más machista que la sociedad mayoritaria?

No. Son machismos diferentes. Hay un patriarcado, el de la sociedad mayoritaria, que tiene el poder sobre el gitano. Y el patriarcado es una forma de opresión de grupo a grupo.

La comunidad gitana no es más machista que la sociedad mayoritaria

Pero tenemos una imagen de la comunidad gitana como especialmente sexista.

El patriarcado es un cáncer global. Está aquí y está en las comunidades nepalíes a miles de metros de altura. Y, como los hombres y mujeres gitanas no somos extraterrestres, nos afecta. Pero el patriarcado gitano está exacerbado por el patriarcado anti-gitano.

¿Qué es el patriarcado anti-gitano?

Como grupo las mujeres gitanas recibimos discriminación étnica, que es violencia. El volumen de mujeres gitanas en las cárceles es extremadamente superior al de payas en términos proporcionales. A nivel judicial, sufrimos criminalización. Es una discriminación brutal fuera de la comunidad. Esto hace que muchas mujeres gitanas busquen protección y se genere dependencia.

¿De qué me sirve decirle a una chica gitana 'no te cases, y vete al mundo de los payos que te va a ir muy bien'? De nada, porque es mentira

Los medios hablan siempre de los patriarcas gitanos. Por otro lado, la mujer gitana suele aparecer en tanto que novia, esposa, madre o viuda.

En nuestras comunidades no existe el patriarca como tal. Ese término es la palabra que los payos tienen para designar a lo que llamamos tío, hombres mayores de respeto con capacidad para mediar en conflictos en la comunidad. Y también hay mujeres, que son las tías.

Con respecto a nuestro rol, hay que ir a las causas de, por ejemplo, los matrimonios tempranos. ¿De qué me sirve decirle a mí a una chica gitana 'no te cases, y vete al mundo de los payos, que te va a ir muy bien'? De poco, porque es mentira. Salir ahí es un choque para tu identidad brutal. Si hay niñas casándose con 14 años hay que ir a las causas de eso.

¿Y cuáles son?

Yo he trabajado en colegios y muchas veces son los padres los que le piden a los profesores que vigilen que su hija no vaya demasiado con tal niño. En la cultura gitana el respeto a los mayores es fundamental y estas niñas se saltan eso. ¿Pero por qué lo hacen? Si lo único que recibes son comentarios de que tu destino es casarte y tener hijos, si acceder a un trabajo en igualdad de condiciones con otras mujeres y hombres payos cuesta mucho, si no tienes referentes ni puertas abiertas, la única manera de cambiar de status es a través de un matrimonio. Es lo que todo el mundo espera de ti. En Psicología eso se llama el efecto Pigmalión.

Para nosotras no existe el patriarca como tal. Ese término es la palabra que los payos tienen para designar a lo que llamamos tío, hombres mayores de respeto con capacidad para mediar en conflictos en la comunidad. Y también hay mujeres, que son las tías

A menudo se piensa en la mujer gitana como mujer sumisa.

Nosotras tenemos nuestras redes colectivas, nuestros espacios de confianza propios. Podemos incluso llegar a hablar de economía feminista gitana en la que nosotras aportamos dinero para familias que están peor. El 100% de las personas gitanas que he visto participar activamente en la PAH en Madrid son mujeres.

¿Qué más ejemplos de resistencia femenina hay en la historia gitana?

En la Gran Redada, cuando se separaba a las familias, los hombres eran enviados a las minas o a galeras. Los gobernantes decían que los hombres eran mucho más dóciles. No podían con las mujeres gitanas. Las tenían que llevar a casas de hospicios, acusándolas de estar locas. En los campos de concentración, una de las mayores revueltas que hubo fue dirigida por mujeres gitanas.

Yo he trabajado en colegios y muchas veces son los padres los que le piden a los profesores que vigilen que su hija no vaya demasiado con tal niño

Los hombres a veces nos ponemos muy nerviosos cuando nos acusan de machistas. Lo primero que hacemos es negarlo. ¿Qué le dirías a un payo que se siente menos machista que un gitano?

Lo primero para sentirse menos machista es ser consciente de los actos personales en los que como hombre ejerce sus privilegios. No todo el machismo es abiertamente hostil, también lo hay "benevolente". A este payo le diría que cada vez que piensa que las mujeres gitanas estamos destinadas a casarnos y tener miles de bebés está siendo machista y contribuyendo al sexismo dentro de las comunidades gitanas. Igual que cada vez que un hombre se ríe de un chiste sexista, cada vez que piensa que tenemos que ser protegidas porque somos débiles y vulnerables o cada vez que hace o permite comentarios sobre lo bueno que es otro hombre porque se queda con su bebé cuando ella queda con sus amigas.

En los campos de concentración, una de las mayores revueltas que hubo fue dirigida por mujeres gitanas

Patricia, ¿podemos los hombres exigiros que seáis pedagógicas con nosotros?

Quiero creer que hay machistas reeducables. Hay que educar con mucho amor. Tenemos que vivir todas y todos en espacios de seguridad libres de violencia.

Mira, las gitanas viejas tienen un dicho que es "que más ponga quien más tenga". Yo estoy con ellas.

***

Si te ha gustado esta conversación, puede interesarte nuestra charla con Patricia sobre prejuicios e ignorancias sobre la historia, lengua y cultura de las comunidades gitanas: "Guía express para superar nuestra gitanofobia" .

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar