PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

"Están usando la inmigración para meter propuestas económicas impopulares"

H

 

"La derecha usa la inmigración para movilizar a los trabajadores, señalándola como el origen de todos los problemas. Luego los instrumentalizarán y les harán votar por políticas económicas y sociales que les perjudican", Owen Jones para PlayGround

Rafa Martí

08 Julio 2016 06:00

Owen Jones (Sheffield, Reino Unido, 1984) es una de las principales voces de la izquierda británica. Ha sido uno de los principales impulsores de la campaña para que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea. Hablamos con él del momento de eclosión política que vive esto días el Reino Unido.

¿Por qué la gente ha votado Brexit?

Tenemos una fuerte división generacional. Vemos cómo las minorías étnicas, los jóvenes y la clase media profesional han votado por quedarse en la Unión Europea. Mientras, el gran grueso de la clase trabajadora ha votado por el Brexit. Es una clase trabajadora que quiere acceso a la vivienda y trabajos seguros y han votado el discurso que les ha dicho que la inmigración era el principal impedimento para que tuviesen esto.

La clase trabajadora, no obstante, mantiene un discurso contra las élites. Esto está teniendo manifestaciones en movimientos políticos que van desde los nacionalismos catalán y escocés hasta la extrema derecha de Ukip o el Frente Nacional de Le Pen, pasando por los movimientos de izquierdas como Podemos o Syriza. En el caso del Reino Unido, la clase trabajadora ha adoptado las tesis de la extrema derecha.

La izquierda ha pagado una desconexión brutal con su electorado histórico, la clase trabajadora.

Desde diferentes voces de la izquierda ha proliferado el discurso de que la gente mayor les ha arruinado su futuro, hasta el punto de afirmar que un país solo puede ser verdaderamente progresista cuando no voten los mayores.

Eso es un error grave. Hay que ir a los porqués del comportamiento político de la gente y, en este caso, el de la clase trabajadora. La clase trabajadora, como vengo exponiendo desde hace unos años, está siendo humillada constantemente. Y ahora es humillada por la propia izquierda porque ha decidido votar extrema derecha.

No es culpa de la clase trabajadora que gane la extrema derecha. La culpa es solo de los líderes del discurso de extrema derecha que han puesto a los inmigrantes en la diana, como el origen de los males de todo. Y, por supuesto, de la izquierda, donde me incluyo y acepto mi responsabilidad. La izquierda ha pagado una desconexión brutal con su electorado histórico, la clase trabajadora.

La izquierda tiene que reinventarse. Para ello es necesario que se vuelva a organizar con las comunidades de la clase trabajadora, crear estructuras de empleo seguras, etc... Si no no tenemos ni futuro ni esperanza

La Europa de Tsipras e Iglesias ha pasado a ser la Europa de Le Pen y de Farage. ¿Es la hora de la extrema derecha?

La izquierda tiene que reinventarse. Para ello es necesario que se vuelva a organizar con las comunidades de la clase trabajadora, escuchar sus demandas, crear estructuras de empleo seguras, etc... Tenemos la responsabilidad de entrar en las comunidades de la clase trabajadora y legitimar nuestra posición política entre ella. La derecha se ha aprovechado de esa falta de organización para movilizar con argumentos populistas. Los políticos de izquierda tenemos que ser clase trabajadora. Si no, no tenemos ni futuro ni esperanza.

La derecha ha usado la inmigración para movilizar a los trabajadores, señalándola como el origen de todos los problemas. Luego los instrumentalizarán y les harán votar por políticas económicas y sociales que les perjudican

Después de las dimisiones de Farage y Johnson, ¿quién podría estar interesado en que saliese el Brexit? O en otras palabras, ¿qué sacan de todo esto empresarios como Murdoch, Ecclestone o Arron que apoyan el Brexit?

Han conseguido crear una ola populista movilizada por la inmigración. Con ello, han capitalizado la fuerza de la clase trabajadora para luego instrumentalizarla y ponerla al servicio de sus propios intereses. Simplemente usan la inmigración como un medio para llegar a un fin, que es la construcción de un amplio movimiento de trabajadores que luego vote las propuestas económicas y sociales que les perjudican.

En Estados Unidos pasa algo similar. La clase trabajadora y rural del sur es movilizada por la religión. Y luego votan a los defensores de la religión, que les meten políticas económicas y sociales que les perpetúan abajo. Es una estrategia muy útil. Estos movimientos y las élites que les apoyan tan solo culpan a los inmigrantes, pero no dicen una sola palabra de que el desempleo está causado por la austeridad o por los sectores empresariales que se aprovechan.

share