Entrevistas

Las explicaciones de Pegasvs sobre su 'motorizado' álbum de debut

O las cosas que ocurren en Asturias cuando tienes ‘reverb’

En septiembre de 2010 llegó a Soundcloud “La Melodía Del Afilador”, y desde entonces fuimos muchos los que empezamos a esperar con impaciencia más material de Pegasvs, una banda que se proponía recuperar las melodías cíclicas del krautrock sin renunciar al enganche instantáneo que provoca siempre el (dream) pop bien facturado. El nuevo proyecto que se traían entre manos Sergio Pérez García y Luciana Della Villa (ambos miembros de Thelemáticos) ha ido fraguándose desde entonces en la red, a cuentagotas. Más allá de Atlántico o “El Final De La Noche”, poco más se había sabido de las verdaderas intenciones del tándem hasta que Canada comunicó que se encargaría de editar su debut homónimo en vinilo y formato digital. Ese momento, tras una larga espera, por fin ha llegado. En esta misma semana, la última de febrero (y primera de marzo), el disco ya está en la calle. Por ello, ¿existe mejor momento que ahora para que sus protagonistas pongan los puntos sobre las íes acerca de esta aventura musical que tanta expectación ha generado?

Parece que os lo habéis tomado con mucha calma. Lo primero que llegó a nuestros oídos, “La Melodía Del Afilador”, data de 2010 y, hasta ahora, no os habéis decidido a editar el álbum.

Sergio Pérez García: La primera canción fue como un ensayo. Nos fuimos de vacaciones durante el mes de agosto a Asturias y allí fue donde empezamos a pensar en algo, por aquel entonces, no muy definido. Nos metimos en el sótano de la casa, aprovechándonos de su reverb natural, y nos pusimos a probar a ver qué ocurriría. Una vez volvimos de allí colgamos inmediatamente el tema en Internet y trabajamos en otras canciones. Hasta entonces no estábamos acostumbrados a trabajar así.

¿A qué te refieres con trabajar así?

SPG: Tocamos en otros grupos desde hace mucho tiempo. En mi caso, desde los 15 años. Para mí lo normal es componer una canción en casa, ir al local de ensayo, mostrársela a los míos, hacer algún concierto y después grabarlas para un disco.

Luciana Della Villa: Los dos andamos bastante liados, pero lo bueno de Pegasvs es que lo hemos podido hacer todo desde casa. Es un método de trabajo diferente, algo así como adaptado a lo que podemos hacer ahora. En estos momentos no sé si podría encerrarme todo un sábado en el local. Quizás, si pudiera, tampoco lo haría.

¿Por qué razón Rocío de Thelemáticos no se ha animado a participar en esta nueva aventura? ¡Es la única que falta!

SPG: Esto es algo que hacemos los dos en casa.

LDV: Es otra historia que no tiene nada que ver con Thelemáticos. Nos podemos levantar de la cama el fin de semana y grabar lo que nos apetece de inmediato. No es ni mejor ni peor que pisar un local, pero nos apetecía hacerlo de esta forma.

Perdón por mi ignorancia, pero por lo que estáis dando a entender, ¿sois pareja?

SPG : Sí, lo somos.

Dejando el momento gossip de lado, éste es el proyecto más electrónico en el que ambos habéis estado involucrados hasta la fecha.

SPG: Es totalmente electrónico. Esta vez no hay ninguna guitarra. Aparte de un bajo y una batería sampleada, también usamos cintas magnéticas de las de antes y técnicas antiguas de la electrónica.

¿Podría definirse como algo artesanal?

SPG: Bueno, artesanal no sé si lo diría. Música electrónica de antes de los ochenta sería algo más ajustado a la verdad. Teníamos claro que tenía que ser con sintetizadores y samples. Reflejamos cosas que nos molan, como el krautrock, y los dos primeros álbumes de PiL; más que en el ritmo, en el sonido de la batería.

La caja de ritmos tiene un punto muy Suicide también.

SPG: Es una caja de ritmos analógica muy de los 70s. Suena todo el rato en el disco.

En breve os van a colocar etiquetas y parecidos razonables de todo tipo. Ya puestos, a modo de petición pública, ¿qué es lo que no os gustaría leer al respecto de vuestras canciones?

SPG: Que hacemos música de esa de mirarse los pies mientras tocamos la guitarra. Simplemente, hacemos música electrónica. Me molesta cuando te colocan cuatro referencias que a alguien se le ocurren en un momento y te dicen que suenas así. Muchas veces nos encasquetan referencias que no conocemos.

LDV: A mí no me gusta que siempre se hable de lo que hemos hecho antes.

SPG: Yo lo llamo la lista de la compra. He visto mi nombre asociado a muchas falsedades. Por ejemplo, una vez leí “el productor de Manos de Topo”, cuando lo único que hice para ellos fue una canción para un recopilatorio de la Doropaedia. Lo mismo se ha dicho de La Bien Querida, cuando es totalmente erróneo.

LDV: Cada uno puede opinar acerca de lo que le sugiere nuestra música. Aunque quiero que ese pensamiento sea individual, no que haya una definición madre que todos usen.

SPG: Hay un montón de referencias en nuestra música. Pero eso sí, nada actual, como muchas personas nos dicen. Cuando oigo algo digital me duelen los tímpanos.

¿Tenéis algún cacharro predilecto?

LDV: Principalmente, el Korg MS-20.

Sois carne de eBay…

SPG: Hace mucho tiempo que no compro en eBay. Teníamos todos los instrumentos necesarios en nuestra casa y los hemos aprovechado. Los sonidos que creamos no se pueden hacer con un sintetizador actual, a no ser que sea un analógico modular de los que se siguen fabricando. Reto a Roland a que me regale uno de los suyos para comprobar si podría hacerse sonar igual. Es imposible.

Al ver el vídeo de “El Final De La Noche”, lo primero que pensé es que era una declaración de intenciones audiovisual en toda regla. ¿Cómo fue la experiencia de poneros ante las cámaras de Canada?

LDV: Queríamos hacer un videoclip en algún momento, pero no fue algo muy premeditado la verdad.

SPG: Tocamos la canción cuatro veces entera. Pese a haber algún corte, la toma fue en directo. Es lo que hay cuando no dispones de cuatro cámaras. Una vez visionamos las cuatro tomas nos quedamos con una de ellas. Como curiosidad, si te fijas bien, entre las piernas tengo un ordenador que estaba expresamente colocado allí para grabar la música

¿Sois de los que menospreciáis las letras y lo engrasáis todo a partir de una buena melodía?

LDV: Las letras vienen al final. Muchas veces salen a partir de lo que nos sugiere la música.

SPG: Lo primero es el ‘motorik’ de la caja de ritmos.

LDV: De cada diez cosas que hacemos, salvamos sólo una.

Entonces, ¿os puede la autoexigencia?

LDV: Para llegar a algo bueno tienes que hacer otras cosas que no lo son.

SPG: Si la génesis de la canción no vale un duro, por muchas elementos que le añadas, seguirá valiendo lo mismo. Para mí, éste es el proyecto más difícil en el que he trabajado, a pesar de que, en realidad, son canciones de dos notas más que inventadas.

¿En algún momento podría publicarse una edición con canciones desechadas?

LDV: No hay extras. Estas nueve canciones pensamos que son las mejores. Toda nuestra energía está en ellas.

¿Hay más sangre y empeño en estas piezas que en las de Thelemáticos?

SPG: En Thelemáticos ya lo di todo. Lo mismo puede decirse de cuando trabajo con otros artistas. En ese caso siempre pongo todo lo que está a mi alcance. No obstante, ellos también tienen que poner de su parte.

¿Podría decirse que Thelemáticos ya forma parte del pasado?

SPG: No le he puesto punto y final. Si pillo la guitarra y me pongo a tocarla en el sofá saldrá algo de Thelemáticos. De momento no tengo tiempo para nada, así que por eso no he vuelto a trabajar en ello.

El hecho de involucraros en tantos proyectos tan dispares musicalmente, ¿es el mejor antídoto para no acabar aburriéndoos de vosotros mismos?

SPG: Soy de los que se aburre muy rápido. Sobre todo, de ir a ensayar siempre las mismas canciones. Me gusta hacer cosas nuevas. ¡Esto no quiere decir que no pudiéramos más con lo que estábamos haciendo y hayamos salido con Pegasvs!

LDV: Hasta ahora, en todas las bandas en que he estado, tanto aquí como en Argentina, siempre había tocado el bajo. Salvo en Anticonceptivas, que aparte me encargaba del micro-preset.

SPG: Esta vez del bajo me he encargado yo. Los trastos que usamos ya los tenía por casa. Con Joe Crepúsculo, por ejemplo, ya usábamos el MS-20. Para nada estoy aburrido de mis canciones ni me invento algo nuevo para que le guste a la gente. Pegasvs es algo que siempre quise hacer.

LDV: Sólo cambia la vía y la forma con la cual te expresas. Al fin y al cabo, seguimos haciendo lo que más nos gusta. Da igual si recurres a una guitarra o un sintetizador para tirarlo adelante.

Al principio de vuestro desembarco en la red se decía que Discoteca Océano sería la encargada de editar el álbum. ¿Qué ha ocurrido para que Canada sea finalmente quien se ha llevado el gato al agua?

SPG: Salió publicado en algunos sitios, pero fueron suposiciones de periodistas. Nunca dijimos que saldría en Discoteca Océano.

LDV: Con Canada esto estaba hablado desde hace mucho tiempo. Fueron de los primeros en escucharnos y proponérnoslo.

Cuando nos enfrentemos a vuestros directos, ¿con qué nos vamos a encontrar?

SPG: No llevamos con nosotros el magnetófono porque pesa 15 kilos y, si se mueve, hay que volverlo a ajustar. Es demasiado temperamental. Estar en medio de un concierto y que todo se vaya a la mierda en un segundo no me hace ninguna gracia. El sonido en los conciertos está digitalizado y recurrimos al sampler.

Ya puestos, echando correr la imaginación, ¿qué os gustaría que pasará en lo que queda de año?

SPG: Lo mejor sería brindar con champán por la muerte del Rey.

LDV: Que todo vaya bien, tranquilo, poder seguir pagando el alquiler y compaginar mi trabajo en el museo con esto.

Vídeo

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

London Is Changing

Actualidad

“Yo me piro de aquí”: los exiliados de la ciudad tienen algo que decirte

La campaña 'London is changing' cambia la publicidad por reflexiones de quienes están hartos de la ciudad

leer más
Blake Little - Preservation

Historias

Nunca has visto cuerpos más dulces y viscosos que estos

La miel como discurso democratizador de los cuerpos.

leer más
deep web

Historias

Así entré en los rincones más sórdidos de la red en pantuflas y pijama

"Quiero los secretos del Pentágono y los quiero ya", de Lucía Lijtmaer, son 40 páginas desde la primera línea del campo de batalla: nuestros ...

leer más
top zachas

Actualidad

Manual para resucitar al niño que una vez fuiste

Ernest Zacharevic juega a convertir el entorno urbano en un patio lleno de niños.

leer más
Twinsters

Historias

Fueron separadas al nacer, pero internet las unió para siempre

Anaïs y Sam llevaban vidas normales, separadas por miles de kilómetros. No sabían que una simple foto en Facebook estaba a punto de cambiarles la ...

leer más
top cinebasura

Actualidad

Borracheras y gritos a la pantalla: el cine cutre se ríe de Hollywood

El film Cinebasura rendirá homenaje a la parte más maravillosamente apestosa del cine: la Serie Z.

leer más
Skinhead

Actualidad

Viaje al mundo skinhead: cabezas rapadas, Dr. Martens y ¿homosexualidad?

Una Biblia para skinheads y un fascinante mundo a descubrir para el resto

leer más
lover

Actualidad

¿Cómo que el amor no es para toda la vida?

Una colección enternecedora que te hará mirar con otros ojos las historias de amor de tus abuelos.

leer más

cerrar
cerrar