Entrevistas

Guía express para superar nuestra gitanofobia

¿Por qué sabemos más de gastronomía sueca o de refugiados sirios que de las comunidades gitanas?

Patricia Caro Maya, nuestra entrevistada en este artículo, escribió hace meses una combativa y a la vez emotiva carta a sus hermanas, primas y tías.

Las últimas palabras de esa columna eran "Sastipén thaj mestipén. Opre Romnia". Significa "Salud y libertad. Arriba las mujeres" en su idioma, el romanés. Una lengua que prácticamente ha desaparecido tras siglos de discriminación legal y social contra quienes la hablaban.

¿Por qué sabemos más de gastronomía sueca o de refugiados sirios que de las personas gitanas como Patricia?

VER TAMBIÉN: "Todo lo que aprendí de feminismo con una mujer gitana"

"Los gitanos esto", "los gitanos lo otro". Es como si fuérais una masa homogénea.

Yo utilizo ‘comunidades gitanas’ para expresar nuestra pluralidad.

Nos quejamos de que no salís del gueto, pero ¿dónde empieza la discriminación?

En el colegio. Mi discriminación más traumática la viví en la escuela. Alguien perdía algo y “había sido la gitana”. El problema no era solo los niños: los profesores me registraban. Me vaciaban la mochila delante de todos los demás. Un niño que le pusieron a mi lado decía “es que me han puesto al lado de la gitana y me va a robar las pinturas”… y yo le pedía perdón. Yo era la única gitana del colegio. En el recreo no me iba con mis compañeros, me quedaba sola ya desde 2º de EGB.

El tópico dice que los niños gitanos no quieren ir a clase y que a los padres les da igual.

Si tú, como payo, vienes a un colegio gitano en el que los maestros y los alumnos son gitanos y solo se habla de la historia gitana, ¿tú te sentirías cómodo o excluido?

Mi discriminación más traumática la viví en la escuela. Alguien perdía algo y “había sido la gitana”. Los profesores me registraban. Me vaciaban la mochila delante de todos los demás

Fuente de Carmen Amaya en su barrio natal, el Somorrostro barcelonés. La fotografía está tomada por el fotógrafo francés de origen gitano Jacques Léonard en 1960, seis años antes de que se derribasen las viviendas para construir parte del Paseo Marítimo de Barcelona

¿Cómo se podría mejorar la educación incorporando a la cultura gitana?

Primero haría un estudio científico sobre la causa-efecto del fracaso escolar. Incluiría nuestra historia y lengua en el currículum educativo para alumnos payos y gitanos. Se puede hacer incluyendo a personas de autoridad de la comunidad como referentes de las y los estudiantes.

¿Cómo de vivo está el caló?

Solo quedan algunas decenas de palabras. No hay ni una casa que hable 100% en caló. Hay palabras que se usan a diario que vienen del caló, como "chaval" o "molar". O "currar", para que luego digan que no trabajamos. En su último diccionario, la RAE definía a los gitanos como trapaceros, personas que estafan u obran con engaño.

¿Por qué se ha perdido vuestro idioma?

Además de propiciarse su extinción por el miedo a que te identificase como gitano durante la Gran Redada, ha habido leyes específicas que han hecho que prácticamente desaparezca el caló.

En el castellano se usan a diario palabras del caló: "chaval", "molar" o "currar" son algunas de ellas

La campaña social #YoNoSoyTrapacero/a consiguió que la RAE modificase parte de la acepción discriminatoria de la palabra "gitano/a"

¿Qué es la Gran Redada?

El culmen de las políticas antigitanas se alcanzó en 1749, con la llamada Gran Redada, cuando hubo un genocidio directo contra nuestra comunidad. Se censó y arrestó a entre 8.000 y 12.000 personas gitanas. Los hombres eran enviados a trabajos forzados y muchas de las mujeres a cárceles u hospicios. Se separaron las familias para evitar nuevos nacimientos.

¿Qué peso tiene eso hoy en día?

El mayor impacto se traduce no solo en invisibilización, sino en desconfianza que afecta al inconsciente colectivo payo, pero también al nuestro. Después de 600 años de leyes antigitanas, que hay más de 200, la desconfianza es brutal. ¿Cómo vamos a tener confianza en un grupo que nos ha masacrado por el hecho de ser gitanos, que ha atacado el núcleo fundamental de nuestra cultura que es la familia, separándola y dando a los niños en adopción?

Los gitanos habéis sufrido un Holocausto propio que no solo existió, sino que tiene nombre.

Samudaripen o Porrajmos. Significa "destrucción". Acabó con medio millón de personas, el 80% de las personas gitanas que vivían en los territorios ocupados por los nazis. La violencia contra nuestro pueblo ha sido sistemática.

Después de La Gran Redada, del Porrajmos, de 600 años de leyes antigitanas, la desconfianza es brutal. ¿Cómo vamos a confiar en un grupo que nos ha masacrado por el hecho de ser gitanos, que ha atacado el núcleo fundamental de nuestra cultura?

Una mujer gitana es interrogada por un oficial del III Reich y el psicólogo Robert Ritter, jefe del departamento de eugenesia nazi, en 1936. Son los preparativos del Porrajmos

Cuando una persona gitana hace algo bien, se dice que se integra.

Se fomenta una identidad social negativa asociada a la marginalidad y la delincuencia. Cuando una persona rompe el estereotipo, no es considerada como gitana por el grupo mayoritario. Todo lo que tú hagas bien es porque los payos te han dado la oportunidad de hacerlo bien.

¿Algo tipo "gitanos buenos" y "gitanos malos"?

Es que no se flexibiliza la categoría de persona gitana, y entonces se crea una categoría de "gitanos diferentes que tienen éxito por abandonar lo que la sociedad mayoritaria entiende que es nuestra identidad". Pero luego se castiga socialmente cuando tú expresas tu identidad de manera visible y voluntaria poniéndote unos pendientes de coral o haciéndote un moño.

Se fomenta una identidad social negativa asociada a la marginalidad y la delincuencia. Todo lo que tú hagas bien es porque los payos te han dado la oportunidad de hacerlo bien

El azul del cielo, el verde del suelo y la rueda de la libertad transnacional conforman la bandera del pueblo romaní desde 1933

¿Cuántas personas gitanas se calcula que viven en territorio español?

Hace 30 años que dicen que en este país hay 650.000 gitanos. Dicen que hacer censos étnicos es problemático, pero también dicen que somos una minoría. Entonces, por ejemplo, ¿los riojanos, que son la mitad, son también una minoría?

A veces los payos nos quejamos de la "xenofobia" contra los gitanos. Como si fuérais extranjeros.

Somos el enemigo interno. Es eso de "vosotros los gitanos y nosotros los españoles", "las personas normales y los gitanos". Esto último se lo he escuchado en persona a políticos altos cargos del Consejo de Europa.

Somos el enemigo interno. Siempre se remarca eso de "vosotros los gitanos y nosotros los españoles", "los normales y los gitanos". Esto último se lo he escuchado en persona a políticos altos cargos del Consejo de Europa

La sueca Soraya Post no es la primera ni única eurodiputada gitana, pero sí ha hecho historia tras conseguir en mayo de 2014 el primer escaño de un partido feminista, Feministerna, en el Parlamento Europeo

Hablas de la diferenciación entre "vosotros" y "nosotros". Había un programa de televisión, 'Palabra de gitano', hecho por payos, que empezaba con la frase "viven entre nosotros desde hace siglos".

Esos programas deberían ser sancionables, por decirlo suavemente. Basta pensar en aquella vez que en 21 días fueron a recoger chatarra con una mujer gitana. Años después, la mujer tuvo que ir a la cárcel por aquello. O sea, por el programita de la paya. Nosotras mismas vemos esos programas y nos escandalizamos. El tratamiento que nos dan es pura violencia.

¿Cuál es el tópico más ridículo que has visto u oído?

Precisamente en uno de esos programas: una gitana joven con la corona de novia planchándole la camisa a su marido. No he visto nada más irreal ni dañino hacia nosotras en mi vida.

Tampoco es infrecuente el que dice que colapsáis salas de urgencia y hospitales, que vais allí "ciento y la madre".

Es gracioso, porque se ha intentado demostrar hasta con estudios que eso es porque los gitanos tenemos un profundo miedo a la muerte. ¿Y los payos no?

***

Si te ha gustado esta conversación, puede interesarte nuestra charla con Patricia sobre feminismos gitanos: "Todo lo que aprendí de feminismo con una mujer gitana".

Fuente de Carmen Amaya en su barrio natal, el Somorrostro barcelonés. La fotografía está tomada por el fotógrafo francés de origen gitano Jacques Léonard en 1960, seis años antes de que se derribasen las viviendas para construir parte del Paseo Marítimo de Barcelona

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar