Entrevistas

bRUNA

La buena educación

bRUNA“Nací en Barcelona, en 1981, pero mis padres han sido siempre un poco culo de mal asiento, así que cambié muchas veces de casa. Siempre en búsqueda de luz y de naturaleza, pero a la vez cerca de la ciudad, con lo que la dicotomía ‘jaramagos y ordenadores’ siempre ha estado ahí de alguna manera”. El que cuenta esto es Carles Guajardo, ese joven espigado que se hace llamar bRUNA cuando enciende sus cacharros de hacer música, y que ha grabado uno de los mejores discos de este año que ya se nos empieza a escapar. Porque “ And it matters to me to see you smiling" ( spa.RK, 09), que así se llama la criatura, es un prodigio de contención y saber estar, una pequeña maravilla que condensa grandes dosis de felicidad en poco más de treinta minutos, que bebe por igual de la IDM, el folk tristón y la psicodelia y que, por supuesto, no renuncia al toque de humor. “Mi devoción hacia el humor absurdo y bizarro me viene desde pequeño”, confiesa. “Todo se lo debo a visionarios como Francisco Ibáñez (el creador de Mortadelo y Filemón, no el cantautor), Alfonso Arús, Martes y Trece, Pedro Reyes, Faemino y Cansado… A principios de los 90 se hacían muy buenos programas de humor en la tele. Y grandísimos programas de radio: he llegado a llorar de risa con Gomaespuma y el programa que tenía Buenafuente en Radio Barcelona. Crecer con ellos me ha debido marcar, claro”. Eso sí, dejemos claro que siempre ha habido clases. “Lo de Chiquito está a otro nivel. A este hombre sí que tendrían que haberle dado un Príncipe de Asturias. O una letra en la Real Academia de la Lengua, por la infinidad de contribuciones que ha hecho al castellano”.

Texto: Vidal Romero

Primero, algo de historia: cuándo empezaste a escuchar música y cuándo decidiste que sí, que muy bien, pero que tú lo podías hacer mejor. ¿Hay algún tipo de educación musical en tu juventud?

La culpa de todo la tuvieron los Reyes Magos, que además de juguetes siempre me traían algún disco. En una ocasión, cuando tenía 7 años, tuvieron la maravillosa idea de traerme un híbrido de sampler y sintetizador, un Yamaha VSS-200, con el que podía samplear muestras de 2 segundos, crear loops y aplicarles efectos. Me volví loco de alegría (risas). También tuve la inmensa suerte de ir a un colegio donde la educación musical era obligatoria. Estudié solfeo, piano, batería y saxo unos nueve años (el saxo era el precio que había que pagar para poder compatibilizar los estudios de piano con los de batería… “planes de estudio”, qué gran invento). Era divertido, pero en el fondo siempre me moría de ganas de que llegase el fin de semana para dejar las partituras a un lado y ponerme a improvisar al piano, experimentar con el sintetizador y jugar con mis casetes durante horas y horas. Más tarde, siendo adolescente, estuve tocando la batería en varios grupos “de versiones”. Es uno de los recuerdos más felices que tengo de esa etapa de mi vida. Y no, con quince años no tocábamos versiones de Lemonheads o Sonic Youth, ni siquiera de Nirvana. No éramos tan guays. Nos lo pasábamos pipa sacando de oído cosas de Metallica, Iron Maiden, Ozzy Osbourne o Los Suaves. El interés por lo indie llegaría un poco más tarde, no te voy a engañar.

Hablemos entonces de influencias. Recuerdo que en el Sónar de 2007 hiciste una sesión muy retro, con muchos temas de finales de los ochenta y principios de los noventa. ¿Es esa tu auténtica educación sentimental, o fue más bien un ejercicio de estilo?

Las canciones que pinché en aquella sesión son parte de la banda sonora de mi infancia. Puede parecer que digo esto para hacerme el interesante, pero te aseguro que es la verdad: a finales de los 80 crecí con un programa de radio llamado “It’s Your Time”, que conducía Toni Peret (uno de los dos responsables de los recopilatorios Max Mix), y gracias a él descubrí estilos como el hip-house, el acid y el new beat. Me grababa cintas de casete del programa, las escuchaba una y otra vez en mi walkman cada día de camino al cole y luego hacía mis propios “megamixes” rudimentarios, con mi doble platina de casete. Hacía mucho tiempo que tenía en mente hacer un gran “megamix” con mis canciones favoritas de esa época. Y qué mejor ocasión que el Sónar del 2007, el año del smiley, para poner el invento en práctica.

Sigamos hablando del bRUNA que pincha. Echando un ojo a tus sesiones parece que eres del tipo de dj que se preparan las cosas. ¿Pinchar es para ti como tocar en directo, algo que tienes que controlar para poder ir sobre seguro? ¿O hay veces en las que te sueltas el pelo y te dejas llevar por el instinto?

Las sesiones más especiales sí que las preparo. Desde luego que las preparo. Hay gente que se indigna al oír decir cosas así, como si el hecho de prepararse una sesión fuera jugar sucio, o la función de un dj fuera la de improvisar de manera permanente para atender las necesidades del público en cada momento. En el fondo, ésta ha sido siempre la gran excusa (o la gran mentira) en la que muchos se han refugiado para disimular su absoluta inoperancia y falta de creatividad tras los platos, dándoselas de psicólogos superdotados cuando en realidad lo único que hacen es pinchar lo que les da la gana cuando les da la gana. Lo que sí me parece una falta de respeto absoluta es llegar a un club o a un festival que te ha contratado para que des lo mejor de ti mismo, y te limites a improvisar cualquier cosa para salir del paso, haciendo posturitas y levantando los brazos como un orangután. No me entra en la cabeza. Y que quede claro que estoy pensando todo el tiempo en “estrellonas”: el de los djs residentes es un mundo aparte, muchísimo más respetable y justificable en este aspecto. Además, trabajar con sesiones preparadas no significa que no existan grandes dosis de riesgo. Hay bastantes más probabilidades de que todo falle en una sesión con 35 canciones en 50 minutos, que en una sesión de dj “como Dios manda”. Pero la realidad es que hay gente que lleva más de 20 años poniendo discos uno detrás de otro, de manera aleatoria, con más o menos atino a la hora de cuadrar los BPM’s (da igual que luego quede un zurullo cacofónico a nivel armónico), y siguen arrastrando a miles de seguidores. Y siguen pidiendo cachés desorbitados. Y se los siguen pagando. Sobre gustos…

En realidad, en la pregunta de antes había trampa: hablando después con Fibla después de aquella sesión me comentó que en realidad sueles pinchar con cosas más IDM o más techno. Así que, ¿eres todoterreno? ¿Con qué cosas te sientes más cómodo a la hora de pinchar?

Disfruto la música en todas sus formas y no tengo ningún tipo de problema para intentar mezclar estilos que en un principio no tienen nada que ver entre sí… hasta que los unes. Admiro muchísimo el trabajo de gente como Kid Koala, Dj Yoda, Kentaro, Girl Talk o los primeros 2 Many Djs, artistas que no ven límites, sino puntos de conexión todo el tiempo.

Siguiendo con Fibla. ¿Cómo llegaste a dar con tus huesos en Spa.rk? ¿Son gente maja o te golpean con látigos de vinilo?

(Risas) Qué va, qué va, Vicent ( Fibla) y Silvia (Grumaches) son encantadores. Un buen día, a finales del 2006, recibí un e-mail de Vicent en mi Myspace. Decía que le habían gustado las canciones que tenía colgadas en el reproductor, y me preguntó si me interesaría telonear a Helios, uno de mis artistas favoritos, en la [2] de Apolo. Me quedé blanco del susto. En aquel momento tenía muy poco material terminado, insuficiente para llevar a cabo un directo, y en el terreno personal no estaba pasando por un buen momento. Pero Vicent me animó para que lo intentase, y al final monté un pequeño directo de unos 20 minutos. Al terminar, me comentó que le había gustado mucho lo que había escuchado, y me ofreció publicar en spa.RK. No podía salir de mi asombro: siempre había admirado mucho a Vicent y a los artistas de su sello, y lo de publicar algo con ellos me parecía un objetivo muy lejos de mi alcance. De lo que se desprende que tanto él como Sílvia son personas que están hechas de una pasta muy especial. Estoy muy contento de haberles conocido. No sé si son realmente conscientes de lo mucho que ha supuesto para mí todo esto, y lo mucho que me ayudó precisamente en esos momentos: fue un gran chute de autoestima.

Dicen desde spa.RK, por cierto, que han tenido que esperar más de dos años para que entregaras este disco. ¿Por qué eres tan lento trabajando? ¿Es una cuestión de minuciosidad? ¿Es inseguridad? ¿O más bien se trata de vagancia?

Desde el concierto que te comentaba (enero 2007) hasta que les entregué el master del disco (septiembre de 2008) ocurrieron un millón de cosas. No llegaron a pasar dos años, pero sí que transcurrió mucho tiempo. Y creo que en el fondo es más una cuestión de maduración, de quedar satisfecho con el resultado, que otra cosa. En mi caso, las canciones aparecen de manera espontánea, nunca soy muy consciente de estar “creando” algo. Todo consiste en ponerme a tocar durante un buen rato, pensando en mis cosas, y casi sin darme cuenta acaba surgiendo algo. Lo que me ha llevado más tiempo ha sido montar un álbum que fuera coherente: la fase de selección y secuenciación de los temas se ha convertido en un proceso largo y doloroso. Para mí era esencial dar con una secuenciación adecuada de los temas, conseguir que las piezas del puzzle encajasen de manera lógica, desechando todo aquello que no aportase nada sobre lo ya dicho. Y la verdad es que duele mucho tener que dejar al margen canciones con las que te has pasado meses y meses, en las que has dejado tanto de ti mismo pero que, por unas razones u otras, no encajan. Como ocurre con las relaciones de pareja, vamos (risas). Por suerte, nunca tuve ningún “pero” desde spa.RK; ellos siempre me dieron libertad absoluta para hacer el disco que he querido.

También creo que están un poco celosos porque se les adelantó Marc Marzenit...

(Risas) ¿De veras están celosos? No lo creo, la relación con Marc es estupenda. Cómo no va a serlo, si es la persona más buena y dulce del mundo. “ Heartache EP” (Paradigma Musik, 08) fue un encargo. Marc escuchó un tema que tenía en mi Myspace titulado “We Are Losing Touch”, y quiso publicarlo en su sello. Pero como era tan cortito (3 minutos de disco-house con vocoder y sintes shoegazer) me dijo que tenía que hacer un edit más largo del tema y una nueva canción para completar la cara B del maxi. Acabamos haciendo un trato: yo le hacía otro tema, “From Lovers To Friends”, si dejábamos intacto el original de “We Are Losing Touch” y él se encargaba de remezclarlo en la cara B del vinilo. Y así fue. Además, coincidió que el lanzamiento era la referencia número 10 de su sello, y decidieron hacer algo especial, publicándolo en un precioso vinilo de color blanco con funda transparente. La tirada no fue muy grande, y es bastante complicado de conseguir en formato físico a día de hoy, pero para conseguirlo en digital no hay ningún tipo de problema. Y para bajárselo de Soulseek tampoco (risas).

Fuiste uno de los elegidos para el Red Bull Music Academy de 2007. ¿Qué tienes que decir al respecto? ¿Sirve para algo el invento, o te pasas todo el día vaciando lata tras lata de taurina y luego tragas techno como cualquier pastillero adolescente?

Mis días en Toronto con la gente de Red Bull Music Academy han sido una de las experiencias más gratas que he tenido nunca. Todos los alumnos que coincidimos allí hemos vuelto tocados en el mejor de los sentidos posibles de la expresión. No quiero desvelar las sorpresas que depara la Academia, así que sólo diré que a mí me ha marcado muchísimo. Para bien. Y más en el terreno de lo personal que en lo musical.

Y por fin llegamos a "And it matters to me to see you smiling". Creo que lo primero sería que nos explicaras un poco el título. No es muy normal encontrar tanta disposición a la felicidad en gente que trabaja con máquinas.

El título está sacado de una frase de la canción “By The Time It Gets Dark” de Sandy Denny, que descubrí gracias a Yo La Tengo, y el fantástico cover que hicieron en su EP “Little Honda”. Al principio el título iba a ser mucho más pesimista y afectado, pero a medida que el disco fue cobrando forma me di cuenta de que el mensaje final era radicalmente opuesto al que tenía en mente. Un poco como ocurre en la canción de Denny.

Cuéntanos cómo es el proceso de creación de un tema para bRUNA. Si primero llega una melodía, o un bucle rítmico o un sample extravagante, y cómo van creciendo las cosas a partir de ahí.

Intento utilizar el ordenador lo menos posible. Mi equipo básico de trabajo lo componen un sintetizador, un sampler, platos y reproductores de cd, platinas de casete, mi piano y un micro. El ordenador sólo lo utilizo a modo de multipistas, en el que vuelco tomas en directo de lo que sale de mis aparatos para luego editarlas y pulir errores. El proceso de creación de las canciones es muy espontáneo y no sigue ningún método fijo, cualquier punto de partida es válido. Sólo necesito un poquito de tiempo libre para montar los cacharros y tener ganas de explicar alguna cosa. Luego las canciones vienen solas, es sólo cuestión de tener la antena a punto.

Hay dos cosas que me interesan mucho de "And it matters to me to see you smiling". La primera es que me da la sensación de que existe un arco argumental: es decir, que el disco desarrolla una narración. De ahí que haya elementos, melodías y sonidos que se repiten, como creando un eco a lo largo de los temas.

Exacto. El disco habla de manera abierta de capítulos acontecidos en mi vida durante los dos últimos años, pero no ha sido algo premeditado. Hacer música siempre me ha ayudado a reflexionar y a encontrar respuestas; es un acto inconsciente que no puedo evitar y que me ayuda tanto a superar dificultades como a enfatizar los buenos momentos.

La segunda es la condición fragmentaria de casi todos los temas. Es como si esbozaras una idea y, una vez que la tienes desarrollada, te cansaras de ella. ¿Por qué has decidido trabajar con este formato tan escueto? ¿La idea es sugerir antes que imponer? ¿O es una manera de disgregar en varias partes una misma idea general, como los trazos cubistas de Picasso, por ejemplo?

Mi intención era recopilar todo lo sucedido durante una etapa muy concreta de mi vida, y cerrarla definitivamente desde el temple que te da la distancia. Necesitaba pasar página. Y cuando tiras de memoria, muy a menudo se enfatizan (e idealizan) ciertos detalles que no duraron tanto o no fueron tan estupendos, y se pasa de puntillas sobre otros que en realidad no estuvieron nada mal. En cualquier caso, cuando uno mira atrás todo reaparece incompleto y fragmentado. De ahí la estructura de los temas y su secuenciación en el disco. No sé si lo he conseguido, pero la intención es esa. Aunque cualquier tipo de interpretación al respecto también es posible. No me gustan mucho las obras (ya se trate de discos, libros, películas o cualquier otra cosa) que están encerradas en sí mismas. Disfruto mucho más con las obras que dan pie a múltiples interpretaciones; así uno puede hacerlas suyas con más facilidad. Además, siempre me han gustado los discos breves que puedes escuchar del tirón. Me parecen mucho más adictivos que esos tostones de setenta y pico minutos, que muchas veces no hay por dónde cogerlos.

¿Y a tu madre ya le parece bien que te dediques a esto de la música y descuides tu floreciente carrera de abogado? Porque la mía siempre me está riñendo...

(Risas) Sé perfectamente a lo que te refieres. En mi caso, mis padres siempre fomentaron el interés por la música y la creatividad, pero al mismo tiempo hacían especial hincapié en que tocase con los pies en el suelo y me diera cuenta de la importancia que tiene la experiencia universitaria. Ya no sólo “para labrarte un futuro” (esa gran frase) sino para madurar intelectualmente. Y no les puedo estar más agradecido. El esfuerzo mereció mucho la pena. Además, lo iba a tener claro para vivir de la música… y más con los tiempos tan difíciles que corren.

Momento pop. Un elemento muy importante en "And it matters to me to see you smiling" son las melodías y el aspecto de "canción" que tienen muchos de los temas. Confiésalo: te gustan los niños tristes y las guitarras de palo, ¿eh?

(Risas) Lo confieso, pero sólo a medias. Disfruto tanto de un disco de IDM como de uno folkie corta-venas, depende del pie con el que me levante ese día.

Hablando acerca de esto, me gusta mucho el sonido tan psicodélico que le sacas a los bajos y a las baterías. ¿Son samples de discos robados a tu tito el jipi, o tienes un estudio de verdad lleno de cacharros que suenan, como el del tito Scott Herren?

(Risas) No tengo ni idea de cómo debe ser el estudio de Prefuse 73, pero el mío es bastante austero como te he comentado antes. Me parece muy curioso que le veas un toque psicodélico al disco, yo hasta ahora no lo había detectado. La gran mayoría de los samplers que he utilizado en el disco, que tampoco son muchos, los he localizado en la inmensa colección de discos de mi padre. No me gusta mucho tirar de loops de breaks de batería, pero es que de vez en cuando encuentro algunos que tienen tanta fuerza que no los puedo dejar escapar.

Dicen que no tocas en directo. ¿Por qué? ¿Qué te hemos hecho?

Hice algunos conciertos antes de tener el disco terminado, pero en general siempre fueron experiencias bastante desagradables. Me siento bastante ridículo tocando mis propias canciones, me pongo muy nervioso y lo paso fatal. Además, no me motiva la fórmula “laptop con visuales detrás” y acabé bastante desencantado del asunto. Pero ahora he encontrado una forma de trabajar el directo que me permite “tocar” muchas cosas en vivo, que es lo que echaba de menos. La probé por primera vez en el festival Faraday este pasado mes de Julio y la verdad es que me sentí mucho más cómodo que antes. De todas maneras sólo mostraré el directo en contadas ocasiones, ya que todavía no he aprendido a disfrutarlo del todo.

La última: planes de futuro.

No sé, se me ocurren un millón de cosas que me gustaría hacer, pero la verdad es que con seguir así de tranquilo, estable y feliz una temporadita más ya me daría por satisfecho. A lo mejor me cambio de casa en breve, para no perder la tradición familiar (risas).

bRUNA estará en Sónar. Consigue aquí tus entradas.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

parkour

Historias

Hay un atleta desnudo corriendo por las fachadas de Londres

"Algunos momentos fueron a vida o muerte, pasé mucho frío y tuve que poner a prueba mi fuerza".

leer más
Panda desnudo

Actualidad

Cómo salvar una revista posando como un oso panda desnudo

Tener un blog de arte es costoso, pero a estos chicos se les ha ocurrido la manera de financiar su web... disfrazándose de osos panda desnudos y ...

leer más
influencers

Actualidad

Príncipes, guerrilleros, arqueólogos: así son los artistas de la basura de internet

The Influencers es una feria necesaria en la que grandes voces de la cultura digital y los pioneros en el uso de social y artístico de las ...

leer más
Sean Norvet

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Nuevas savias musicales que no merecen pasar desapercibidas.

leer más
Ocean Spiral

Actualidad

Estos arquitectos japoneses quieren que vivas entre los peces

El mito de la Atlántida y su civilización perdida podría convertirse en el resort de lujo moderno para una civilización que ya no sabe dónde ...

leer más
tshirts

Historias

21 ejemplos de que la gente mayor viste como le da la gana

Estos abuelos llevan camisetas que harían que sus nietos se sonrojasen.

leer más
Reportaje de investigación: así es la vida de un oso panda repartidor de noodles Reproducir

Maggi

Reportaje de investigación: así es la vida de un oso panda repartidor de noodles

más
monje

Historias

¿Qué hacen todos estos hackers viviendo en un viejo monasterio?

No hay jerarquías, barreras de género ni una ideología religiosa: los mandamientos son el software libre, el wifi y los paneles solares.

leer más

Últimos artículos

esoterismo1

Reportajes

Un día en el delirante mundo de la feria de esoterismo

La Ley de Atracción viene a decir que podemos conseguir lo que queramos si sabemos visualizarlo y lo deseamos con todas nuestras fuerzas.

leer más
fantomas1

Columnas

El Fantomas de Barcelona, o el renacimiento del gran villano europeo

Hubo un tiempo en que Fantomas era el malo más malo de la cultura popular europea.

leer más
hopper1

Artículos

El drama de los insomnes: ¿por qué es tan difícil encontrar un sitio para comer de noche?

El modelo de ciudad que vive de día y duerme de noche se mantiene intacto en España.

leer más
La juventud es un problema de miseria

Columnas

La juventud es un problema de miseria

La novelista francesa Cécile Coulon nos regala este relato poético sobre tres jóvenes que tienen que enfrentarse al olvido de un país que se ...

leer más
Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Entrevistas

Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Nación Rotonda documenta fotográficamente los efectos de la depredación sobre el territorio, Carabancheleando invita a pasear por ese popular ...

leer más
Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Columnas

Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Elisa Victoria es la autora de ‘Porn & Pains’ (Esto no es Berlín), columnista en Primera Línea, y un personaje muy carismático en la red. Para la ...

leer más
12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

Columnas

12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

El usuario medio de Reddit podría identificarse como ateo, favorable a movimientos sociales como Occupy Wall Street, favorable a Wikileaks, ...

leer más
La juventud Britney

Columnas

La juventud Britney

La escritora Lucy K Shaw nos trae una breve reportaje ficcionado de lo que supuso para el mundo y para Britney Spears el momento de su trágica ...

leer más

Más artículos

cerrar
cerrar