Entrevistas

Una tarde con el dibujante que se esconde detrás de Star Wars

Tsuneo Sanda dibuja todo a mano y aprendió de manera autodidacta

Star Wars está de moda. La saga de ciencia ficción más famosa del cine vuelve este año con su séptimo episodio. Dirigida por J.J.Abrams, El Despertar de la Fuerza promete ser una película que huirá de la segunda trilogía de George Lucas e intentará recuperar el espíritu de la primera. Y el marketing de la cinta es tal que al propio XXI Salón del Manga de Barcelona le ha acompañado la fuerza y ha contado con la visita de uno de los artistas más reconocidos de la saga.

Tsuneo Sanda es, ante todo, un amante de la ciencia ficción. Nacido en Osaka, Japón, aprovechaba sus ratos libres en el instituto o en la agencia de publicidad en la que trabajaba para dibujar los personajes que veía en las películas que tan de moda estaban por aquel entonces. Pese a ser japonés, no estaba demasiado interesado en la cultura otaku. Los cómics americanos y Hollywood conectaban mejor con su personalidad.

"Las películas de Hollywood se ven en todo el mundo. Cuando era pequeño, iba con mi padre al cine a ver películas americanas, sobre todo de ciencia ficción, y me lo pasaba genial. Puede decirse que todos hemos mamado lo mismo, y es por eso por lo que también hay autores españoles que trabajan en Estados Unidos. Es algo universal".

La ciencia ficción consiste en expresar tu imaginación de manera libre y sin fronteras

Durante sus primeros años de carrera, Sanda aprendía de manera totalmente autodidacta, sin la ayuda de ningún profesional que le aconsejara ni ninguna mano derecha que le supervisara. Se presentó en el Concurso Internacional de Ilustración de Ciencia Ficción de Nueva York cuando todavía era un desconocido, y en dicho lugar consiguió un preciado primer premio que le llevó hasta el estrellato. Su obsesión por la ciencia ficción se basaba en la libertad que daba a los dibujantes.

"La ciencia ficción no consiste en recrear la realidad, sino en expresar tu imaginación de manera libre y sin fronteras. A los humanos nos obsesiona muchísimo el futuro, el qué pasará. Como nadie sabe ni va a saber qué ocurrirá, los ilustradores tenemos la posibilidad de recrearlo como nos dé la gana".

En cuanto ganó el premio de Nueva York, los editores de la revista de ciencia ficción OMNI contrataron al ilustrador. En esta etapa, Sanda ya pudo dejar atrás sus días como trabajador asalariado en un puesto cualquiera para entrar en la élite de la ilustración. Sus láminas, pese a estar completamente hechas a mano, ofrecían un hiperrealismo irrepetible. Casi parecían ser fotografías tomadas con una iluminación inmejorable. Blade Runner o Star Trek eran los temas más recurrentes de sus diseños, filmes de la época que repercutían en un fanatismo absoluto y una nueva cultura popular que trascendería durante los años venidero.

Pero en 1996, Sanda dio el mayor paso de su carrera. Lucasfilm, la empresa encargada de producir las películas de Star Wars, pidió al artista que se incorporara en sus filas. Pasaría a ser ilustrador oficial de la mayor franquicia de ciencia ficción de la historia. Crearía todo tipo de diseños, en un principio para el marketing de la saga en Japón, pero más tarde dentro de la propia raíz americana.

Soy el autor que lleva más tiempo realizando ilustraciones de Star Wars

" Fue la oportunidad que siempre había estado esperando. Realmente, todo lo que he querido hacer, lo he hecho. En la actualidad, soy el autor que lleva más tiempo realizando ilustraciones de Star Wars, y es un trabajo fantástico. En un principio pensé que nunca más podría hacer diseños de otras películas, pero con el tiempo he aceptado que es mucho mejor ser diseñador oficial de la franquicia. Te reconocen como un símbolo, y aunque no busco que mis ilustraciones estén expuestas, es algo que me encanta".

El hecho de que sea un ilustrador japonés permite a Tsuneo Sanda explotar la vertiente oriental de Star Wars. El propio George Lucas llegó a reconocer que su obra estaba muy influenciada por la cultura oriental, lo que se refuerza notoriamente con las ilustraciones del artista.

"Existe una influencia oriental muy grande en Star Wars, sobre todo en el vestuario que utilizan los personajes. La vestimenta y los complementos de las princesas son referencias claras de oriente. Es algo que está muy presente en su universo".

Además, el diseñador aprovecha sus dibujos para imponer tradiciones de su cultura y concienciar al público de la saga sobre los hechos más relevantes que ocurren donde las películas de Hollywood no suelen llegar. "Realicé una ilustración en la que Yoda aparece junto a unas olas. Con esta obra quería concienciar a la gente del tsunami que hubo en 2011. Considero que la ola transmitía un mensaje de concienciación al público, transmitiendo la fuerza del tsunami de una forma conocida universalmente".

En 2012, Disney compró Star Wars. El anuncio de que se rodaría una nueva trilogía en la compañía del ratón Mickey Mouse llegó a todo el mundo. El público estaba desconcertado sobre qué ocurriría. ¿Comercializarían en extremo la franquicia o harían que volviera a ser lo que era? Los empleados de Lucasfilm tampoco tenían claro lo que ocurriría. Pero Disney había hecho camino mucho antes, y desde 2010 ya contaba con Tsuneo Sanda en sus filas, preparando el terreno para el anuncio que llegaría un par de años más tarde.

" Me divierto muchísimo trabajando para Disney. No sabría dibujar algo que no me guste, y el hecho de poder contar con todos esos personajes me encanta. Al principio, me dediqué a hacer ilustraciones de Mickey Mouse con todos los personajes de las películas reunidos. A Disney le gustaron las ilustraciones, así que cuando ocurrió el terremoto de 2011, hice dibujos de los personajes sonriendo, porque después de la catástrofe consideré que era importante mostrar sonrisas de alguna forma".

En Disney recibo muchos encargos súbitos, como dibujos de Frozen

Pero la diferencia entre trabajar para Star Wars en particular que hacerlo para Disney es grande. La multitud de películas que estrena y el hecho de contar con tantos clásicos es más difícil de digerir que las películas de La Guerra de las Galaxias. " En Disney recibo muchos encargos súbitos, como dibujos de Frozen. Estos son inesperados para mí, son proyectos de última hora. Apenas me queda tiempo para crear mi propio ArtBook ni centrarme en proyectos a largo plazo".

Teniendo en cuenta que la fiebre Star Wars no parece que vaya a acabar pronto —para los próximos años hay 5 películas planeadas y otra por confirmar —, Tsuneo Sanda pasará por la que, sin duda, será su época de mayor carga laboral desde que fichó por la compañía. Además, no parece que esté dispuesto a dejarlo.

" Voy a continuar el resto de la saga. Mi manera de trabajar no consiste en que me encarguen un cartel, no me comisionan por encargos específicos. Me dejan libertad en mis dibujos, así que soy yo quien propongo mis propuestas de ilustraciones. Tengo mucha suerte, ya que aunque tenga mucha carga de trabajo, me permiten realizar mis dibujos sin estrés y de manera divertida".

Para El Despertar de la Fuerza, Sanda ha realizado una ilustración para la cubierta de la revista Newsweek y un gran número de dibujos que se lanzarán junto al estreno de la película. Con Tsuneo Sanda se ve claro que, más allá de los actores y el equipo de producción, la magia de Star Wars se extiende hasta límites inimaginables.  

Que la fuerza te acompañe

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar