Entrevistas

"Igual cobráis menos que vuestros padres porque no tenéis ideología"

Una conversación íntima con Antonio Baños, candidato de la CUP en las elecciones del 27-S

*Fotografías de Èric Lluent

La política catalana no podría estar más agradecida de que en su historia entrara un personaje como Antonio Baños (Barcelona, 1967). Si no convence el placer de hablar con él, al menos pueden convencer las risas.

Baños será el representante de la CUP (Candidatura d’Unitat Popular) en las elecciones de este domingo en Cataluña y entre ceja y ceja no tiene otro objetivo que la República Catalana.

Como es independentista y anticapitalista, hemos quedado para la entrevista en uno de los templos y símbolos históricos de la burguesía catalana: el café vienés del hotel Casa Fuster, al final del Paseo de Gracia de Barcelona.

Baños no se siente extraño ni desubicado en ningún ambiente. Se sienta en los sofás con las ganas con que lo hace uno en el sofá de su propia casa.

Le acompaña Gabi Martínez, que vendría a ser lo que el escritor estadounidense David Foster Wallace fue a John McCain en las elecciones de 2008: un biógrafo, o escritor de macroperfiles. Y junto a Gabi, está Èric, nuestro fotógrafo.

De manera involuntaria, en la esquina del café hemos montado una camarilla alrededor de Baños, que no para de recibir llamadas.

Por fin has colgado.

Sí, era el enemigo, La Razón. Pero es un periodista que es amigo, perdonad.

¿Por qué no tienes smartphone?

¡Sí que tengo, me lo ha comprado la CUP! Tengo smartphone de empresa. Pero normalmente uso el Nokia 0102. Esto es lo que llevan los narcos y los antidisturbios de los Mossos. Es un clásico, difícil de interceptar, no tiene mierdas de estas que te entran los hackers. Y además hace fotos y todo, y puedes hablar. El smartphone es para cuestiones políticas y este me lo quedo para lo personal. Mi vida estará aquí y la CUP estará ahí.

Normalmente uso el Nokia 0102, que es lo que llevan los narcos y antidisturbios de los Mossos. Es un clásico, difícil de interceptar, no tiene mierdas de estas que te entran los hackers

Baños aprovecha que viene el camarero y se pide la primera… cerveza

¿Entonces, no usas WhatsApp?

Ahora sí, y lo encuentro un atraso.

¿Por?

Estoy a punto de los 50 años, y como comprenderás no puedo hacer dobles checks a la gente, me la suda la polla. No. Cualquier día me muero.

¿Qué se siente al ser candidato?

Está bien, es muy rock and roll. Es una mezcla de una gira Lady Gaga con una feria de pueblo. Por una parte tiene glamour, por otra es algo cutre, por otra es excitante y emocionante y por otra es como, ¡hostia, donde me he metido!

¿Dónde te has metido?

Esto es como la frase que dijo David Fernàndez: “¡Manolete, Manolete, si no sabes, pa qué te metes!” Pues te has metido en la puta historia.

Estoy a punto de los 50 años, y como comprenderás no puedo hacer dobles checks a la gente, me suda la polla

¿Estás haciendo historia?

Sí, la historia se nos viene encima ahora. La historia del cosmos en general, la de Cataluña. Pase lo que pase, pasará algo el 27. Tanto si se gana como si se pierde. No soy un candidato a unas elecciones autonómicas de un partido normal para estar cuatro años sentado. Estamos intentando fundar una República, que la cosa tiene bastante rock and roll también.

¿Qué pasará el 27-S?

Que ganaremos.

Bueno, según las encuestas, ganará la lista unitaria…

Ganaremos los indepes en general.

Entonces, ¿por qué no os subís al Audi?

[Risas] No, ganará la República. La República que tengamos, eso ya lo veremos. Nosotros seremos el acelerador y la garantía de la República. Y es verdad, no vamos con ellos, pero porque nosotros les vigilamos. Somos los garantes de que esto no durará años y años. Si se gana, no estamos para hostias.

No soy un candidato a unas elecciones autonómicas de un partido normal para estar cuatro años sentado. Estamos intentando fundar una República

¿Es contradictorio ser de izquierdas e indepe?

No. No hay un eje social y un eje nacional. Hay un solo eje. Y no hay nada que revolucione más lo social que crear un Estado propio.

Vas dispuesto a ganar…

Sí, claro que sí.

Pero tú has dicho que no quieres ser presidente

Ya. Nosotros no nos presentamos a la presidencia de la Generalitat, porque no hay líder. Yo soy un portavoz de una asamblea. Y, además,  creemos que la autonomía ha muerto. El cargo de President de la Generalitat es un cargo regional español.

…president de la República Catalana

Presidenta de la República, porque la primera tiene que ser una mujer y esto lo tenemos claro. Queremos que haya un presidente de la republica provisional, no otro president de la Generalitat… Sueno muy raro pero, cuidado, que igual ganamos, ¿eh? [risas]

¿Pero la CUP no estaba más bien para molestar al sistema en lugar de para gobernar?

Sí. Pero es que si ganamos no molestamos al sistema, sino que lo petamos. ¿Puede haber mayor molestia que petarlo?

¿Qué les dirías a los que no quieren la independencia?

Depende. Si la gente del “No” quiere hablar, nosotros también. Desde hace casi dos años siempre hemos querido hacer debates con la gente del “No”. Nos ha costado Dios y ayuda encontrar a gente del “No” que quiera encontrar a gente del “Sí”. Gente del sí que quiera hablar con gente del no, siempre.

Si ganamos no molestamos al sistema, lo petamos

¿Cómo es la relación entre el Estado y Cataluña? ¿Te suena un poco al “ni contigo ni sin mí”?

Yo a esto le llamo hispafrenia, porque están muy hispafrénicos, en el sentido de que dicen que el independentismo son cuatro gatos, pero luego dicen que van a ganar y no sé que. Dicen: “¡Si quieren que se vayan, pero como se vayan les cerramos las fronteras!” Esto es hispafrénico, es una esquizofrenia patriótica rara.  Y además la tiene todo el mundo, de izquierdas y de derechas.

Mucha gente habla de que hay conflicto social…

No todos. No sé. Yo tengo muchos amigos del “No”. Yo no vengo de un mundo indepe. Al contrario. Me llaman desde Madrid y no entienden nada pero me desean suerte.

¿Y de dónde te viene ser independentista sino eras independentista?

El independentismo en mi casa no existía. Y en los amigos tampoco. Pero yo llego al independentismo por un proceso estrictamente racional: yo nazco en la política con 12 o 13 años con un golpe de Estado de Tejero y viví toda la Transición de niño, de manera muy intensa. Y piensas, “¡hostia, qué guapo! Llega el PSOE, España será ahora algo diferente…”

Todo va de puta madre y de pronto llega el referéndum de la OTAN, la primera vez que voto y ya comienzas a ver que todo comienza a torcerse. Y a partir de ahí… Entonces llego a un punto…

Pero seguimos hablando de una realidad política española, no catalana.

Te cuento: lo mío siempre ha sido ser anticapitalista. Por ahí sí que he militado. Sobre la parte catalana, yo me sentía catalán y siempre creía que todo iría mejor, con el federalismo… Pero claro, cuando llega Aznar te das cuenta de que no. Que España —no solo la España del PP y de los curas, sino la España del capital y de las oligarquías catalanas— es esa. Y ahí me digo que se ha acabado la broma.

Lo mío siempre ha sido ser anticapitalista

En el año 2000 yo cubrí la campaña de Aznar por toda España e íbamos con Francesc Marc Álvaro y nos mirábamos y nos decíamos que eso era muy chungo. Cuando ganó con la mayoría absoluta me dije que, si quería ser catalán, esto del autonomismo no nos iba a llevar a ninguna parte. Y hace 15 años lo tengo muy claro.

Pero, ¿y Zapatero? Parecía que a alguna parte sí que iba el autonomismo…

Eso precisamente lo ha demostrado: que el autonomismo no tiene ningún tipo de vigencia. Lo del Estatut ya fue definitivo. Fue la constatación de una sensación. En 2005, cuando estamos en un momento económico brutal, con Zapatero, un socialista progre moderno, Maragall y el tripartito… Todo maravilloso. Era la España del buenrollismo, hacíamos un Estatut y tenía que salir bien. Pero no.

En el momento más dulce de la historia de España no podemos sacar ni un Estatut que ni siquiera es federal. Es la constatación de que las costuras de España llegaban hasta donde llegaban. Y ahora imagínate, todo lo contrario: PP, ley mordaza, miseria, crisis… Es como Mordor.

Es lamentable: a mí me hubiera gustado dejar de ser independentista para que la historia me desmintiera.

¿Qué le pasa a la socialdemocracia española? A Podemos.

A la socialdemocracia le pasa que es socialdemocracia. La socialdemocracia es una ficción que solo funcionaba cuando había una amenaza del comunismo real. Cuando cae la Unión Soviética, ¿con qué puedes amenazar al capital? ¿Con una huelga, con que te vas a poner muy triste? Si al capital no le amenazas, se expande y ataca.

Quizá es que quieren más votos que vosotros, ¿no? Pablo Iglesias se hizo la foto con el papa por un tema de estrategia.

Toda la izquierda europea había pactado levantarse e irse cuando entrase el papa en el parlamento europeo por los casos de pederastia y de discriminación de la mujer, cosas que son muy serias, y él para hacerse la foto se quedó. Para mí eso no es izquierda porque la izquierda respeta los pactos.

Y luego, que vaya a regalarle un VHS de Juego de Tronos al Rey, como diciendo, majestad, majestad…

La socialdemocracia es una ficción que solo funciona cuando había una amenaza del comunismo real

La diferencia entre Podemos y la CUP es que ellos creen que para ganar no tienen que tener ideología. Ellos vienen a decir que el populismo es bueno y que lo que tiene que crearse es la figura de un líder que no tenga ningún tipo de ideología en el que puedan entrar todas las quejas de todo el mundo.

Y hace eso: simplemente recibe las quejas de la gente y como figura paterna todo el mundo va a él. Y por eso se gana. Esa es la figura de Perón. Pero en la CUP pensamos lo contrario, que uno no puede traicionar ni un milímetro la ideología que le ha llevado hasta donde está.

¿Es tan importante la ideología en el año 2015? La gente no quiere que la desahucien de su casa, o tener un trabajo, todo lo demás le da igual…

Ya. Pero piensa lo que cobráis vosotros y lo que cobraban vuestros padres. Y pensad que igual cobráis menos porque no tenéis ideología. Porque igual es eso. La ideología es imprescindible.

Si no entiendes cómo funciona el mecanismo y te dedicas a no dar ideología, acabas sin tener derechos y sin tener nada porque no estás viendo cómo funciona el mundo.

Ahora la ideología es más importante que nunca, precisamente porque no entendemos dónde vivimos.

Pensamos que todo es ocio, cuando en verdad estamos trabajando para el señor Twitter o el señor Facebook... Y hay que saberlo.

Tienes un discurso potente pero, ¿crees que eso cala en la gente sin ideología o que no se pregunta cosas? Hay gente a la que no le interesa ni lo uno ni lo otro.

Se trata de tomar conciencia. La gente vive como puede. No piensan las cosas más allá, y faltaría más. Pero llega un momento en el que hay procesos en los cuales tomas conciencia política.

Cuando dejas de pensar que por cobrar 4 euros la hora tienes suerte porque la cosa está muy mal, para pensar que el que tiene suerte es el jefe porque te está robando, entonces tomas conciencia.

Y esto no tiene nada que ver con generaciones ni nada. Siempre ha sido así. Es un concepto eterno.

La mayoría de la sociedad sigue, sin embargo, sin tomar conciencia

Venimos de un período de despolitización total en el que la palabra ideología ha sido tildada de antigua y de hippie. Yo soy de la generación post hippie, y lo ideológico y lo marxista y libertario ya se veía como un rollo.

La diferencia entre Podemos y la CUP es que ellos creen que para ganar no tienen que tener ideología

¿Vivimos en la ideología única de Google?

¡Hostia, este es el libro que yo quería hacer! Todo el nuevo capitalismo es este, nerdlandia. Una vez escribí un artículo que se llama “Twitter es facha”. Me cayeron de hostias por todos lados [risas]. Me decían que era una red social... ¡Qué coño social! Se confunde lo social con lo masivo. Se confunde lo gratuito con lo común.

Las redes sociales son masivas, pero el dueño es Zuckerberg. Un adolescente pajillero de Estados Unidos es el que borra pezones. Él mismo ha decidido que no salgan pezones. Si fueran sociales saldrían pezones y rabos, y de todo. Si hay ideología piensas: ¿quién es Twitter? Una empresa capitalista que la lleva un solo tío…

Entiendo tu punto pero, ¿qué pasa cuando la gente está ahí? ¿Volvemos a la cueva?

[Risas ] Sí, sí, tampoco nos flipemos. Lo de irse a un campo a una comuna ya ha pasado. Pero si tomas conciencia de que Twitter es lo que es, pues lo usas igual pero sabes por qué lo estás usando. La fase de confrontar el capitalismo con boicots exagerados es inútil y, además, les da igual que tres colgaos dejen de tuitear para joder a Twitter.

Lo que te decía es que si tienes conciencia, sabes por qué lo haces. Es como cuando vas al trabajo: te explotan pero te hace falta el dinero. Pero si sabes que te explotan, tu relación en el trabajo es muy diferente de si ves tener trabajo como un milagro.

Todo el nuevo capitalismo es este, nerdlandia

Tomar conciencia no es hacerse guerrillero. Las tomas de conciencia hacen que poco a poco vayas viendo las cosas, que empieces a ver lo que hay detrás y que comiences a posicionarte de manera política.

En la CUP la gente lleva New Balance como tú, que, por cierto, están muy de moda, ¿no? Tampoco van a ir con alpargatas todos, ¿no? [Risas].

Aún no me has dicho cómo piensas llegar a la mayoría de la gente que pasa de la política…

Muy fácil: Dando entrevistas a PlayGround. Además, lo político, desde el 15-M es lo nuevo cool.

Se confunde lo social con lo masivo. Se confunde lo gratuito con lo común

Baños se pide la segunda cerveza. Mi whisky va por la mitad.

Es verdad que lo político fue lo cool, ¿pero el 15-M queda un poco lejos ya no?

Sí, sí, y tanto. Ahora lo que mola es la CUP, nosotros.

¿No se ha convertido la CUP en un rollito hipster?

Si me estás entrevistando porque crees que soy un rollito hipster nos parecerá de puta madre… No hay que ser paternalista, que es el gran pecado de la izquierda. Que porque a alguien le guste la moda, no es un idiota ni un banal. La gente es igual de lista, desde un ultracomunista a un frívolo. Un frívolo tiene todo el puto derecho del mundo a ser frívolo, porque la vida es tan mierda, que sí.

No se puede ser un tío antipático, que grita, que va con camisas de leñador, con coleta y va por las televisiones diciendo “¡el infierno, el infierno!” Pues no molas. Y luego diciendo majestad, majestad. Pues eso no mola. Y el piso ese y esos pelos…

En la CUP la gente lleva New Balance como tú. Tampoco van a ir con alpargatas todos, ¿no?

Pablo Iglesias no mola… ¿Y Antonio Baños mola?

No, no mola.

¿No crees que tienes un discurso demasiado intelectual todavía, que cuesta digerir?

Pero la gente no es tonta, ¿no? Mucha gente lee tuits, pero mucha gente lee libros también. Yo no es que mole o no mole. El problema es que en la CUP no nos hemos movido ideológicamente.

Lo que yo defiendo te lo estaría defendiendo hace 20 años de la misma manera. El tema de la independencia quizá no, pero la gracia que puede tener la CUP es que, para crecer, no se ha movido. Nosotros decimos siempre lo mismo.

¿Pero tú querías ganar, no? Si no te mueves parece un poco difícil ganar.

Sí, pero una cosa no quita a la otra. Yo he mantenido el mismo discurso y es un discurso sólido al que la gente se va acercando. Creo que el éxito está ahí.

¿El hecho de ser candidato ha hecho que te pongas alguna coraza?   

Sí, escondo mi vida privada. Creo que un portavoz de la CUP no tiene que figurar como persona en sí misma. Yo puedo tener un personaje que es público, que es el que veis ahora y que representa a centenares de gente… Pero yo no soy la persona Antonio Baños.

¿Eres entonces el candidato perfecto?

A ver, al contrario. Nosotros somos gente de la calle, y no es una frase hecha. Porque a los 4 años nos devuelven a la calle. Yo vengo de la calle, hace 60 días que soy político y volveré a la calle.

¿No has tenido ninguna metamorfosis por ser político?

Sí, claro que sí. Me he puesto unas corazas del copón.

¿Te da miedo ser tú mismo?

No, yo sigo siendo yo mismo pero estoy haciendo un trabajo público. Te blindas porque entiendes que la exposición pública es brutal. Pero si fuera el candidato perfecto y no estuviera siendo yo mismo, créeme que estaría tomando un agua mineral ahora mismo, y no cerveza, que ya llevo dos.

La gracia que puede tener la CUP es que, para crecer, no se ha movido

¿Quiere la gente a políticos más humanos?

No. La gente necesita políticos que tengan un oficio. Los cambios cosméticos desaparecen, pero los cambios sólidos y lentos ahí quedan. Y nosotros vamos a ser fieles a nuestro estilo. Rechazamos la política espectáculo. Si esta forma de hacer política cuesta más, estamos dispuestos a pagar el precio. Tenemos paciencia, porque creamos conciencia.

En el caso de que fueras presidente de la República Catalana…

No sería el caso…

Quiero decir, presidenta [risas].

Sí, me tendría que cambiar de sexo en todo caso [risas]

En el caso de que llegara la República Catalana, ¿sería capaz de sobrevivir sin las presiones de fuera? Ya sabes lo que ha pasado en Grecia

Obedeciendo no. Por eso nosotros somos independentistas, porque la independencia es un acto de desobediencia para liberarse de una tiranía: la española, la de la troika y la de los mercados.

La libertad del cuerpo es sagrada y el uso que cada uno quiera hacer con su cuerpo también es sagrado

En una Repúbica Catalana, ¿sería legal la marihuana?

Sí. Aunque yo no fumo y esto no lo hemos discutido en asamblea.

Siempre la misma excusa…

Lo de las drogas verifica que hay un circuito A y B del capitalismo: los negocios legales e ilegales. Ambos se necesitan y retroalimentan. No es solo un tema de salud pública. Al capitalismo le encanta que el negocio de las drogas sea ilegal…

¿Y la prostitución?

También sería legal. Con todos los derechos, todas las garantías y toda la protección social. La libertad del cuerpo es sagrada y el uso que cada uno quiera hacer con su cuerpo también es sagrado, ya sea puta o chapero. Pero si es una actividad profesional tiene que estar regulada y protegida. Nuestra apuesta es dignificar y visibilizar la prostitución, y exterminar la trata y la explotación.

Piensa lo que cobráis vosotros y lo que cobraban vuestros padres. Y pensad que igual cobráis menos porque no tenéis ideología

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar