Entrevistas

The Horrors

Una vuelta de tuerca más

The Horrors

Desde que nos sorprendieran a todos con su brutal “Sheena Is A Parasite” (recordemos que el vídeo de Chris Cunningham fue censurado por MTV, no entendemos muy bien por qué), la carrera de The Horrors no ha dejado de crecer, sorprendernos y sacudir expectativas. En esta ocasión vuelven a romper esquemas y han conseguido un disco redondo, con singles que suenan épicos: como si su nuevo álbum, “Skying” ( XL Recordings-Popstock!) estuviera destinado a convertirse en un clásico y ya no fuera necesario montar el espectáculo de críos rompetechos (la sala Moby Dick en 2007 y el FIB 2007 pudieron comprobarlo en sus propias carnes) para llamar la atención de público y crítica.

The Horrors están aquí con un nuevo trabajo bajo el brazo. Tras pasar por una etapa más garajera en “Strange House” (2007) y otra más oscura en “Primary Colours” (2009), “Skying” llega con influencias del post-punk ochentero, de la electrónica y la dark wave, donde el teclado cobra mayor relevancia, y que ha sido producido y grabado por ellos mismos en su propio estudio de grabación en Dalston, Londres.

Nos encontramos con Josh Hayward (guitarra) y Rhys Webb (bases y teclados) en el espacio que la UFI (Unión fonográfica independiente) tiene en pleno centro de Madrid, durante un alto más en el camino de promoción a los medios. Hacemos la entrevista en plena calle, con unas birras en las manos y sentados sobre unas anodinas sillas plegables. Cero glamour, todo expectación: ¿por dónde irán los tiros con los niños malos del rock? Nos sorprende verles sin maquillaje, naturales y calmados, aunque sin perder la compostura y el halo que les confiere la influencia mimética y soterrada de David Bowie. Echamos de menos a Faris Badwan, el carismático líder de The Horrors, embarcado ahora en Cat´s Eyes, proyecto paralelo junto a la multi instrumentista y soprano canadiense Rachel Zeffira (imprescindible la performance que dieron en directo en la basílica de San Pedro, en El Vaticano, con su primer single “I Knew It Was Over”).

Para los que necesitan cual yonquis uno de los contundentes directos de The Horrors, tenemos una mala noticia: no forman parte del cartel de ninguno de los festivales veraniegos. Eso sí, han confirmado, por el momento, tres citas en España donde presentarán “Skying”: el 1 de diciembre en Barcelona (Razzmatazz), el 2 de diciembre en la madrileña Rock Kitchen y un día después en el Kafe Antzokia de Bilbao. Veremos cómo lo defienden en directo.

Se nota un cambio de sonido en “Skying”. De hecho, suena más relajado que los anteriores.

Rhys Webb: El nuevo disco suena muy diferente al primero. Es por la dedicación, la pasión, la necesidad de cambio, de progresar, de seguir evolucionando, de hacer cosas nuevas y diferentes; todo ello unido a cinco años tocando en directo con la banda hace que se produzca un cambio. Es importante ir hacia delante y seguir creando nueva música y nuevos sonidos.

¿Ha habido un aprendizaje, nuevas fuentes de inspiración?

Rhys Webb: No creo que hayamos tenido nuevas influencias o bandas que hayamos estado escuchando y nos hayan inspirado. Creo que la mayor influencia para este disco ha sido la música electrónica y la forma en que este tipo de música comunica nuevas ideas y cómo te sientes cuando la escuchas. El ritmo es la inspiración, las ideas, la adaptación de esas ideas, el uso de instrumentos atípicos y lo que puedes hacer con todo ello, eso es lo importante.

¿Por qué habéis grabado este nuevo disco en vuestro propio estudio de grabación? ¿Qué buscábais con ello?

Rhys Webb: A Geoff Barrow, productor de “Primary Colours”, le encantó lo que hicimos. Nos llevó a comer un día y nos dijo que la próxima vez deberíamos hacerlo nosotros mismos. Si tenéis ideas, no necesitáis a nadie más, podéis hacerlo vosotros, insistió. Además, en tu propio estudio puedes experimentar, dedicarle las 24 horas del día, extraer nuevas ideas y sentirte orgulloso del resultado.

¿Por qué “Still Life” como primer single? ¿Qué queréis decirle al mundo sobre vuestro nuevo disco?

Rhys Webb: La música es importante para motivar a la gente y debería hacerte sentir algo, incluso perderte en ella. Esas son las razones por las que nos gusta escribir todos nuestros temas, para intentar llevar a la gente a algún otro sitio. No puedo decirte nada más sobre las letras, porque las escribe Fadwan, no sé qué mensaje hay detrás, no sé si le sirven a la gente o le ayudan a aclarar sus ideas. En definitiva, lo que queremos es hacer canciones que suenen positivas.

¿Cómo es vuestro proceso de trabajo habitual?

Josh Hayward: Normalmente, la música llega primero. Todos trabajamos juntos, al mismo tiempo y en la misma habitación. Surge una pequeña idea o sonido y eso va tomando forma mientras trabajamos alrededor de ello. No es un proceso individual, sino grupal.

Os han comparado con Joy Division, Bauhaus, Neu!, The Cure y hasta Kraftwerk. ¿Os véis identificados?

Rhys Webb: Realmente, no me siento identificado musicalmente hablando con Bauhaus o Joy Division. Son grandes bandas y creo que tenemos una intensidad similar, además de ser grupos que hemos disfrutado escuchando. Pero, particularmente, en este nuevo disco, no me siento inspirado por estos artistas. Sin embargo, Kraftwerk y Neu! han sido una inspiración más potente. Neu!, con su experimentación con el sonido y el ritmo, han creado paisajes con su música y generado ideas, son absolutamente hipnóticos y, si cierras los ojos, hacen que te pierdas, sientes el ritmo, el sonido de la guitarra; es una música muy visual, muy atmosférica y eso nos ha influido mucho. Respecto a Kraftwerk nos sentimos identificados, sobre todo, por el uso que hacen de la melodía.

¿Con qué música habéis crecido?

Rhys Webb: Nuestras fuentes de inspiración son muy diversas y no puedo decir que una banda haya sido más importante que otra. Cada uno de nosotros tenemos diferentes influencias. Hemos escuchado música electrónica, psicodélica, house, techno... Cuando yo era más joven me inspiró mucho la música psicodélica de los 60, pero tambien he bailado con grupos españoles como Los Salvajes, Los Canarios, Los Bravos, Los Brincos e, incluso, música pop, grupos de música progresiva... Para mí era una forma de experimentar, algo necesario en mi desarrollo, y sigue siéndolo a día de hoy.

¿Cómo es trabajar con Chris Cunningham?

Rhys Webb: Grabamos unos temas con él y ahora es un amigo más de la banda. Fue genial trabajar con Chris y ver cómo cogía nuestras ideas y las transformaba en algo más. Crea música visual, crea experiencias visuales y eso es lo que pretendemos conseguir con nuestra música. Actualmente, está haciendo una gira con sus vídeos y mezcla sus vídeos como otros mezclan sus discos. De hecho, está utilizando “Sheena Is A Parasite” y eso mola mucho.

¿Cómo entrasteis en contacto con él? ¿Cómo le convencisteis para grabar un vídeo cuando llevaba siete años sin grabar uno nuevo?

Rhys Webb: No le convencimos. Nos llamó él... Nos dijo que había escuchado “Sheena Is A Parasite” y le gustó nuestra música ruidosa, rápida e, intensa, y decidió que teníamos que hacer algo juntos.

Tenéis proyectos paralelos y tengo entendido que hacéis fanzines. ¿Qué intención hay detrás de todo ello?

Rhys Webb: Con mi grupo de música electrónica, Spider and The Flies, hago improvisaciones en directo. Es divertido tocar otro tipo de música, además de aportarme algo de aire fresco, y eso siempre es bueno. Al final no es más que seguir disfrutando de la música. Lo destacable de los fanzines es la comunicación, un lugar donde mostrar tus ideas a la gente, compartir lo que te gusta o lo que amas con tu audiencia. Es una forma de comunicarnos con nuestros fans, de dar salida a nuestras ideas y mostrarles lo que nos interesa. Antes, cuando no había Internet, acudías a los fanzines para saber qué música escuchar o ver las fechas de los próximos conciertos. Ahora, con internet, la comunicación ha cambiado, todo está más cerca y más conectado. Tal vez por eso llevamos algunos años sin hacerlos.

Si hablamos de comunicación, ¿en qué medida sois activos en redes sociales?

Rhys Webb: No somos grandes fans de internet, tenemos cuentas que apenas utilizamos. Aunque entiendo que es una forma de estar en contacto con la gente, lo encuentro raro y ofensivo. Pierdes la parte física de las cosas. La gente no pone el corazón ni la mente en internet. No puedo imaginar nada mejor que ir a una tienda de discos, rebuscar entre todos los que hay y encontrar una auténtica joya que llevabas buscando durante años. Y eso lo estamos perdiendo.

Josh Hayward: Puede que Internet te permita disfrutar de más cosas, pero no disfrutar de ellas tanto como antes.

Con una estética tan definida, no puedo evitar preguntaros lo siguiente: ¿os habéis planteado realizar algún proyecto dentro del mundo de la moda?

[Risas] Josh Hayward: No, no puedo pensar en algo peor.

Para terminar, dos preguntas breves: ¿El mejor disco del año?

Josh Hayward: “Forever Dophin Love”, de Connan Mockasin.

¿Y el disco o tema que os hubiera gustado hacer?

Josh Hayward: algo de Steve Reich, pues somos incapaces de conseguir algo así.

Fotografía y animaciones de Oscar L. Tejeda

Crítica: “ Skying

Crítica: " Primary Colours"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar