Entrevistas

Saint Etienne: instrucciones de uso para sentir y vivir el pop

Días antes de la edición del nuevo disco del trío inglés, el primero en siete años, charlamos distendidamente con Pete Wiggs sobre la Navidad, la radio, la vida y el amor por la música

Se han tomado las cosas con calma Saint Etienne. Ya han pasado siete años desde ese lejanísimo “Tales From Turnpike House” y durante este largo periodo de tiempo los fans, que son muchos y muy devotos, han tenido que subsistir a base de algún que otro sencillo, reediciones, un greatest hits que, evidentemente, supo a poco, un álbum navideño, “A Glimpse Of Stocking”, y escuchar con lágrimas en los ojos “A Good Thing” en “Volver”, de Pedro Almodóvar. Hace unos meses anunciaron su nuevo álbum, “Words And Music By Saint Etienne”, que Universal publicará el 21 de mayo, es decir, algo más de una semana antes de su esperado concierto en la jornada inaugural del San Miguel Primavera Sound 2012.

Se trata de un disco con una idea muy cuidada, casi se podría hablar de álbum conceptual pues, tal y como se sugiere desde el título, sus canciones hablan sobre las distintas maneras en las que afecta la música a la vida. Contiene letras muy personales, sacadas de las propias vivencias del trío británico –especialmente interesante resulta “Over The Border”, en la que una Sarah Cracknell niña se pregunta, entre otras cosas, si Marc Bolan seguirá siendo importante cuando ella tenga hijos–. Pero por mucha confesión que haya aquí, son estrofas que calan hondo, con las que te puedes sentir plenamente identificado. La portada, el título de las canciones, todo aquí está cargado de referencias musicales tanto de otras bandas como propias (en el mapa que figura en la ilustración hay unas Cemetry Gates y un Mario’s Café, entre otros guiños). Son muchas las preguntas que nos genera “Words And Music By Saint Etienne” y por eso hemos querido charlar con Pete Wiggs para que nos cuente más sobre su nuevo retoño, pero también para que nos cuente él mismo sus propias vivencias musicales (¡confiesa que lloró en un concierto de Edwyn Collins!). Atentos a las palabras de Saint Etienne.

Este es un disco muy nostálgico, especialmente la canción “Over The Border”. ¿Cuánto tiempo te pasabas de niño viendo “Top Of The Pops”?

[Risas] Conozco a Bob, básicamente, desde que tenía un año. Crecimos juntos, fuimos a la escuela juntos, descubrimos la música juntos, y veíamos “Top Of The Pops” juntos. Muchas de las experiencias, especialmente las que se refieren a las de edad temprana que se cantan en este disco, se pueden relacionar directamente con Bob y conmigo de niños. Y Sarah tiene unos gustos y referencias similares. De algún modo describe cómo crecimos.

"Cuando éramos jóvenes comprábamos lo último de lo último a la vez que descubríamos muchas cosas de los 60s que jamás habíamos oído antes. Así que cuando empezamos a hacer música intentamos mezclar esas dos cosas"

Sarah utiliza ‘spoken word’ en algunas partes de esta canción. ¿Es una manera de hacer la letra más creíble?

Realmente, no lo sé. Supongo que hace que resalten más. Mmm… Sí, parece más personal, aunque pueda relacionarse con los tres. Va muy en consonancia con la idea del álbum: cómo la música se cruza en tu vida al crecer y surge de distintos sitios.

Hay un buen puñado de referencias pop aquí (Peter Gabriel, Marc Bolan, New Order, Dexys…). ¿Son pistas de algunas de las bandas que os gustaban entonces?

Sí, éstas son algunas de las cosas comunes que nos gustan a todos. Nos gustaba mucho T-Rex cuando éramos muy jóvenes, con menos de diez años. Y aún nos gustan. New Order es otro gran grupo, como decimos en la canción. Éramos grandes fans de Joy Division, también nos gustaba mucho, especialmente de adolescentes, con 14 y 15 años, Postcard Records y cosas parecidas. En cierto modo éramos chicos indies. Paralelamente a eso, descubrimos música de los 60s y cosas electrónicas. Crecer a principios de los 80s era genial si te gustaba el pop electrónico y de sintetizadores, y cuando el electro surgió en América alrededor de principios de los 80s, también nos gustaba. Era increíblemente underground durante esos años en Gran Bretaña y parecía realmente futurista. De algún modo explica el tipo de canciones que escribimos porque cuando éramos jóvenes comprábamos lo último de lo último a la vez que descubríamos muchas cosas de los 60s que jamás habíamos oído antes. Así que cuando empezamos a hacer música intentamos mezclar esas dos cosas.

No he podido encontrar referencias a nuevas bandas. ¿Es porque no escucháis nueva música?

Oh, no, sí lo hacemos. Supongo que tiene que ver en parte con el impacto que las cosas tienen en ti. Cuando las cosas te cogen de nuevo, cuando eres joven, pueden tener un impacto mucho mayor en ti. Sin lugar a dudas escuchamos mucha música nueva, pero este disco era más sobre echar la mirada atrás.

¿Podrías decirme que grupos nuevos te gustan?

En estos momentos me va mucho la música de baile, estoy atravesando una fase en la que me pongo mucho house. Me gusta la música de baile melancólica de gente como Art Department, Noir y gente así. Y también cosas como Tensnake y Little Dragon, aunque estos son más poppy. Caribou creo que es genial.

¿Te ves citando a estas bandas en futuras canciones?

[Risas] Sí, probablemente. A menudo también ponemos cosas actuales. Hace muchos años pusimos World Of Twist y gente así. Pero sí, creo que es bueno mencionar lo que te gusta en ese momento.

Queda claro que este álbum conceptual os ha salido genial. ¿Fue difícil para vosotros?

De hecho, la cosa es que, debido a que estábamos reeditando todos nuestros álbumes durante los últimos años y para cada uno de ellos escuchamos todas nuestras demos y esas cosas, empezamos a pensar en los tiempos en los que los grabamos. Así que ha sido como un viaje nostálgico para nosotros. Esto hizo que nos emocionase volver a hacer cosas nuevas. A veces piensas: ‘Oh, ¡eso era interesante!’, fue emocionante intentar recrear ese tipo de sensaciones y volver al estudio para hacerlo. Una vez tuvimos el concepto musical, como era tan universal, algo que toca a todo el mundo, realmente nos fue muy fácil después de eso encontrar las palabras y juntarlas.

Es uno de vuestros discos más bailables. ¿Qué vino primero la canción o el concepto que había detrás de ella?

Tendemos a tener primero las pistas y el concepto viene después. Pero en caso de “Over The Border” Bob tenía la idea para la letra, utilizamos un material que tenía con cuerdas y creció a partir de ello. Pero normalmente hacemos la pista y luego damos con las palabras.

Puede sonar como un disco personal, pero a fin de cuentas es bastante universal, todo el mundo se puede sentir identificado con él. También habéis empezado una suerte de campaña nostálgica en la que permitís a los fans participar y hay una canción aquí llamada “DJ”, lo que me hace recordar que pasaba muchos fines de semana en la sala pop de Razzmatazz y pedía al DJ que pinchase “Snowplough”.

[risas] ¿¡Oh, en serio!?

¡Sí! Y normalmente me hacía caso. Era un poco extraño, ya sabes, que esa canción sonase entre Editors o The Killers. Bueno, el caso es que has pinchado bastante. ¿Crees que un DJ tiene que poner lo que quiera o aceptar, siempre que sea posible, las peticiones de la gente?

[Risas] Soy terrible con eso. Siempre pongo lo que quiero. Supongo que lo que deseas como DJ es actuar en un lugar donde la gente sea receptiva con lo que pones para ellos. Pero al mismo tiempo, sabes, cuando voy a un sitio quiero escuchar determinadas cosas, espero escuchar algo en concreto. Es difícil realmente. Creo que un club debería ser una mezcla, por un lado el DJ invitado debe poner lo que quiera, y por el otro el club debe mantener una estética general con la cual la gente pueda esperar oír ahí una determinada canción al menos durante unas semanas.

Habéis grabado bastante material navideño, siendo “Snowplough” un ejemplo. De hecho, este disco lo anunciasteis en un mensaje navideño. ¿Qué es lo que te gusta más de esa época del año?

Todos somos muy fans de las Navidades. De hecho, Bob nació el día de Navidad, así que no tiene un cumpleaños propiamente dicho y, probablemente, le guste más por ello la Navidad. Su música es divertida. Hablábamos antes de “Top Of The Pops”, pues bien, la edición navideña siempre era muy excitante. Hay muchas fiestas en Navidad y siempre suena música, discos clásicos navideños de los 70s y esas cosas. Fue un tiempo en el que éramos chicos muy entusiasmados con ello y parece que entró en nuestras psiques. Así que aun cuando lo escuchas ahora, te emociona. ¡Hay muchas cosas divertidas que hacer en Navidad! [Risas]

¿Por qué habéis tardado siete años en hacer un nuevo disco?

Hemos pensado en ello, la verdad. Aunque no lo parezca, hemos hecho muchas otras cosas. Las reediciones nos llevaron bastante tiempo. No sé por qué; no encontramos un momento antes para ponernos a hacerlo. Cuando estábamos con las reediciones Universal nos dijo: ‘Cuando hayáis hecho el disco, venid a nosotros primero’. Así que quisimos terminar primero las reediciones y luego trabajar en el álbum.

¿A qué os habéis dedicado cada uno de vosotros durante estos siete años cuando no estabais en el estudio o de gira?

¡He trabajado constantemente! Hicimos música para una serie de televisión que diría que sólo se emitió en América y Singapur. Nos tomó un año hacer eso. También hubo diversos proyectos cinematográficos que no acabaron viendo la luz o que lo harán en algún momento. También escribiendo música para otros, haciendo bolos aquí y allá, el álbum navideño… He estado constantemente ocupado. Debería echar un vistazo a mi diario para poder contestar apropiadamente esta pregunta.

Es decir, no te tomaste un tiempo libre.

No, ¡en serio! He estado haciendo constantemente cosas. Y, ya sabes, cuidar de los niños también quita tiempo. Tengo dos niños, uno de nueve y una niña de seis, y cuando mi mujer trabaja, tengo que cuidar de ellos.

La portada es fascinante. Cada vez que la miro descubro un lugar nuevo. ¿Puedes explicarme cómo la creasteis y por qué escogisteis hacer esto?

Hay un trabajo con mapas muy similar que nos dio la idea. Queríamos ver si lo podíamos utilizar. Les preguntamos a Dorothy, el colectivo de arte que lo hizo, y nos dijeron que sí. Nosotros aportábamos los títulos de las canciones y esas cosas y ellos hicieron uno nuevo más o menos a partir de Croydon y cambiaron todos los nombres. Fue un gran reto, diría. Les tomó mucho tiempo todo el tema de la tipografía. Me gusta la idea de este lugar que encaja perfectamente con la idea del álbum, con todas estas canciones que existen y con nombres de sitios que suenan como nombres reales.

El vídeo de “Tonight” es una bonita postal con grandes sitios de Londres. Si te dijese que iba a estar todo un viernes en Londres, desde la mañana hasta que amanecer del día siguiente, ¿qué ruta me recomendarías?

[Risas] ¡Me he mudado de Londres! Es difícil de responder, la verdad. Una de mis zonas preferidas es el Southbank. Merodea por el Támesis, hay muchas cosas que hacer por ahí. Tienes las clásicas vistas de Londres: ir a la Tate Gallery (Modern Art), luego cruzar el puente por encima del río e ir a Smithfield. Pasea por ahí. Desgraciadamente, muchos de los antiguos cafés han desaparecido. Probablemente sólo vaya ahí cada quincena. Pero Bob aún vive en Londres.

"Es un poco misterioso que no sonemos más. En el pasado sí que sonábamos bastante en la radio, quizá hemos estado ahí demasiado tiempo"

¿Y qué hay de la noche?

Vivo en Brighton, así que no salgo por Londres. ¡Deberías venir aquí! Es junto al mar. Hay muchos clubs por aquí. ¡Vente a Brighton!

Siempre he pensado que vuestra música merecía llegar a más gente. A veces se dice eso de que una determinada canción podría ser un himno universal en un mundo ideal. Es algo que creo que pasa con “Tonight” o “I’ve Got Your Music”. ¿Entiendes por qué no sonáis más en las radios?

[Risas] Es un poco misterioso que no sonemos más. En el pasado sí que sonábamos bastante en la radio, quizá hemos estado ahí demasiado tiempo. ¡Es injusto! Por lo menos con internet puedes ver que la gente escucha tus canciones. Con cosas como Soundcloud tienes a la gente tuiteando casi al instante. Así que por lo menos hay maneras de no depender exclusivamente de la radio.

En “25” Sarah canta que si tiene suficiente suerte sobrevivirá 25 años más. ¿Durante cuánto tiempo pensáis estar haciendo música?

Vamos sobre la marcha. Tenemos pensado lanzar por lo menos otro álbum, probablemente para el club de fans, que debería salir el año que viene para mantener el momento. Empezamos algunas canciones que no cupieron en el álbum. Nos gustaría terminarlas. También queremos seguir la película que estamos haciendo con Paul Kelly, que ha dirigido el resto de películas en las que hemos trabajado. Es un documental sobre Londres que hemos hecho a partir de metraje encontrado en archivos. Así que, por lo menos, continuaremos un año más.

Acabas de decir que hay algunas canciones que no cupieron en el álbum. ¿Este nuevo disco tendrá el mismo concepto que “Words And Music”?

No las terminamos. Algunas de ellas no llegaron más lejos que tener las letras más o menos ideadas. Así que tenemos que escribir las palabras para dar con el nuevo concepto.

En la hoja promocional decís que algunas canciones que antes amabais, algunas veces toman distintas formas y te hieren. Si es posible, ¿podrías darme un ejemplo de ello (nombre de la canción y lo que ocurrió)?

Esto va a ser un poco obvio y hortera. ¿Sabes “It’s The Same Old Song” de The Four Tops? El significado ha cambiado desde la primera vez que la escuché. Me encantaba esa canción, pero no aprecié su significado hasta romper con alguien con quien llevaba mucho tiempo. Transformó a la canción en algo que va de lo que realmente trata. Antes me la tomaba como una canción pop.

Four Tops - It's The Same Old Song

¿¡Así que la odias ahora?!

Oh, no, ¡no la odio! Ya sabes, ahora estoy casado, soy feliz. [risas] Mmmm… Trato de pensar en otras, porque ese era el tiempo en el que las canciones se convertían en importantes para ti, pones canciones para intentar sacar de tu organismo alguna emoción o… Trato de pensar en alguna más, algunas canciones que ponía una y otra vez y cuyo significado ha cambiado. Cuando las escuchas de nuevo piensas en ese periodo y sientes que estabas ligeramente deprimido.

¿Aún experimentas esa sensación que describís en la nota promocional sobre cómo la gente se excita cuando va a ver a su banda favorita?

Sí, ¡definitivamente! Especialmente en esta época en la que mucha gente vuelve a tocar después de muchos años inactiva o tocan un álbum por completo; ver eso es emocionante. Piensas si va a estar a la altura de tus expectativas.

¿Alguno en particular?

El último concierto que vi que me dejó completamente alucinado y que no me lo esperaba demasiado fue el de Edwyn Collins en un festival en el que estábamos. Me dejó descolocado, fue fantástico. Tocó muchas canciones de Orange Juice. Fue increíble y él estaba muy feliz. La anterior vez que le vi era antes del derrame cerebral, hace mucho tiempo. Parecía malhumorado, en plan ‘no quiero tocar canciones de Orange Juice’. La banda estuvo increíble, él estuvo increíble, tenía lágrimas en los ojos. Es genial cuando la música puede hacerte eso.

"Es divertido recibir las remezclas porque nunca sabes lo que la gente va a hacer"

En los últimos años habéis hecho algunas remezclas buenas, como la de The Pains Of Being Pure At Heart. ¿Es algo que os veis haciendo más a menudo en el futuro?

Pues sí. Hemos hecho unas cuantas porque hay un álbum de remezclas que vendrá en la edición especial de este disco. Así que hemos hecho unas cuantas y la gente también ha hecho para nosotros. Lo disfruto mucho. Es divertido jugar con las cuerdas, coger las cosas que más te gustan, intentar poner sonidos ligeramente distintos. Es un poco más fácil que escribir canciones nuevas partiendo de cero, probablemente porque ya hay una buena melodía o voz ahí.

¿Te refieres a que esta edición especial tendrá remezclas tanto vuestras como a cargo de otras bandas?

No, sólo a cargo de otras bandas. Hicimos una para Summer Camp y ahora ellos han hecho una para nosotros. Así que intercambiamos remezclas.

¿Así que es una especie de “Casino Classics”?

Sí. Será bastante bueno y variado. The Golden Filter, Beat Connection… Es divertido recibir las remezclas porque nunca sabes lo que la gente va a hacer.

Como periodista y músico, ¿cómo ves esta especie de guerra que hay entre las dos facciones?

Bueno, Bob es más periodista que yo, yo escribo unas pocas cosas. Nos ayuda en cierto modo a conseguir más presencia en los medios británicos, pero al mismo tiempo te vuelves sospechoso por tener a un periodista en tu grupo. Piensan que somos unos listillos o algo así. Algunas revistas piensan que somos falsos o algo así.

Pedro Almodóvar incluyó “A Good Thing” en “Volver”. ¿Te gusta su cine?

Voy menos al cine últimamente por los niños. Veo películas infantiles todo el tiempo. Pero me encanta su trabajo. Ya desde el principio fui a ver películas como “Átame”. Un día, hace unos 20 años, vi tres películas suyas seguidas. Me gustó ver que incluía esa canción.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar