Entrevistas

Richard Hawley: “Nuestros hijos, el mundo, tienen cada vez menos futuro y los ricos lo tienen todo. No es justo y no es correcto”

El hombre que lleva a Sheffield en su alma nos visita en directo esta semana: atento a las fechas en Madrid, Málaga y Barcelona

Richard Hawley es un hombre sencillo, incapaz de ser infiel a su Sheffield natal, ajeno a las modas y centrado en escribir canciones dolientes y maravillosas. Esta semana le tenemos de gira –Madrid, Málaga y Barcelona–, motivo más que suficiente para hablar con él.

“Que alguien llame a la policía”, bromeaba Alex Turner cuando el Mercury Music Prize de 2006, “¡nos han tangado a Richard Hawley!”. Pero han pasado seis años y Richard Hawley ha sido ampliamente recompensado por su extravío, ya que su último trabajo, Standing At The Sky’s Edge, ha sido nominado por fin para el codiciado premio. Hawley, sin embargo, es maravillosamente sincero cuando se le pregunta cómo se siente al respecto: “no me importa”.

Es una respuesta perfecta para mantener su reputación como la quintaesencia de un hombre sencillo de Yorkshire. De hecho, su querida Sheffield no sólo influye en sus modales, sino también en su música: lúgubre y sensible, escarpada y agotadoramente bella, su trabajo es un reflejo de ese inolvidable paisaje que él llama hogar. Lleva sus raíces con orgullo: los títulos de muchas de sus canciones hacen referencia a zonas de su tierra, e incluso llegó a almacenar una edición limita de botellas hechas en Sheffield de Henderson’s Relish como merchandising en su gira de 2007. Hawley explica: “vivo en Sheffield, siempre he vivido aquí y siempre lo haré, escribo sobre lo que veo a mi alrededor”.

Además, parece que el sentimiento es muto. Richard Hawley está vinculado a la floreciente escena de la ciudad; fue fundador de The Longpigs, tocó con Pulp y ha colaborado con Arctic Monkeys, además de tener una prolífica carrera como músico de sesión (de forma bastante lógica, fue rechazado como músico de acompañamiento de la banda de Morrissey… un hombre de Lancashire). Durante los últimos doce años, sin embargo, se ha centrado en su carrera en solitario. Es por ese motivo por el que hablamos con Richard Hawley, siguiendo el triunfal lanzamiento de su séptimo disco de estudio y con una gira mundial por delante que le traerá a España la semana que viene. Apunta las fechas: domingo 21 de octubre en Madrid (Joy Eslava), miércoles 24 de octubre en Málaga (Auditorio Edgar Neville) y el viernes 26 en Barcelona (Apolo).

"Crecí en la era Thatcher en mi país y ella destruyó una buena parte de nuestras vidas"

Parece haber un pequeño cambio sonoro en tu nuevo álbum: la guitarra adopta el papel central de nuevo. ¿Fue esto una decisión consciente y, si es así, qué te condujo a ello?

Sí, lo fue, quería prescindir de la orquestación durante un tiempo y tratar de evolucionar la música en una nueva dirección. Diría que siempre trato de ampliar el terreno sobre el que piso.

De todos modos, las letras y las líneas vocales son aún esenciales. Aunque no abiertamente políticas, sí parecen más politizadas que en anteriores lanzamientos, quizá influenciadas por la rabia en las calles hacia la actual situación política. ¿Estás de acuerdo?

Sí, pero no soy un escritor abiertamente político, tiendo a escribir sobre los efectos de las malas decisiones políticas, cómo nos afectan a un nivel personal o de calle. Nos lideran idiotas avariciosos que tienen pensamientos muy peligrosos.

¿Crees que el haber tenido hijos te ha afecto en ese sentido? Ya sabes, tener la sensación de que los errores cometidos ahora sostienen un legado palpable.

Definitivamente. Crecí en la era Thatcher en mi país y ella destruyó una buena parte de nuestras vidas, nos llevó a mucha miseria y veo que esto vuelve a ocurrir de nuevo. Nuestros hijos, el mundo, tienen cada vez menos futuro y los ricos lo tienen todo. No es justo y no es correcto.

Todos tus álbumes como solista están muy arraigados en Sheffield. ¿Hasta qué punto la geografía afecta tu trabajo?

Vivo en Sheffield, siempre he vivido y siempre viviré. Escribo sobre lo que veo a mi alrededor, no sé cómo es vivir en otro sitio, ¿así que por qué escribir sobre algo que no sabes? Eso sería falso y es algo que no puedo hacer.

¿Te ves escribiendo un álbum en algún otro sitio?

No.

Hay una fuerte historia musical en Sheffield –The Human League, Pulp, Arctic Monkeys, Cabaret Voltaire–. ¿Te ves a ti mismo encajando en un cierto linaje? ¿Había una fuerte escena cuando crecías? ¿Cómo la comparas con la que hay ahora?

Sheffield siempre ha tenido una gran escena musical, pero muchas de las bandas del pasado no fueron exitosas pese a que lo mereciesen. Creo que muchas de las bandas jóvenes tienen más esperanzas ahora de que puedan conseguir algo, y es una cosa positiva que ha surgido de Pulp y de Arctic Monkeys e, incluso, diría que de mí.

"Sólo hago la música que quiero sin importarme cualquier moda pasajera y trivial"

Has trabajado muchos años como músico de sesión. Esto tiene sus obvios pros –colaborar con una amplia gama de artistas, por ejemplo–, ¿pero cuáles son los contras? ¿Alguna vez encontraste que los años tocando en los discos de otra gente te limitaban; por ejemplo, gente viéndote sólo en un rol específico?

Para nada. He aprendido mucho de los artistas y productores con los que he trabajado. Fue una gran experiencia de aprendizaje para un hombre joven. Aprendí a adaptarme a cualquier situación y añadir mucho a cualquier proyecto. Estoy muy agradecido a toda esa época, aprendí sin pagar y me pagaron por ello. Experiencia invalorable.

¿Puedes contarnos un poco sobre tu proceso de escritura? ¿Qué viene antes, la letra o la melodía? ¿Hay algún lugar específico en el que te gusta componer?

NUNCA discutas la creatividad, puedes hacer enfadar al genio de las canciones. Y entonces me abandonaría.

Hay una cualidad atemporal en tu música, repleta de sensibilidades retro, pero informada por temas contemporáneos. Desde luego, no se siente comprimida por los caprichos de la moda. ¿Es algo que busques conscientemente? ¿Dónde residen tus influencias?

Detesto la moda, no tiene sentido. Es más para hombres de negocios que se enriquecen a costa de gente fácilmente impresionable. Sólo hago la música que quiero sin importarme cualquier moda pasajera y trivial.

Aunque a nivel de sonido no parece encajar demasiado con la visión convencional del “folk”, el empuje detrás de tu trabajo sí lo parece. ¿Consideras tu obra como música folk?

Bueno, Norma Waterson, que es una leyenda en el mundo folk inglés y una gran amiga mía, me describe como un músico folk, pero no sé, simplemente soy yo mismo.

¿Cómo te sientes respecto a la nominación al Mercury Prize? Disfruté del comentario de Alex Turner en el último.

No me importa.

Por último, ¿cómo está yendo la gira? ¿Cómo comparas estar en la carretera como músico solista a estarlo como parte de una banda?

Estoy en una banda que se llama simplemente ‘Richard Hawley’. Hemos estado juntos durante doce años, mucho más tiempo del que he estado con cualquier otra banda.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar