Entrevistas

Los Punsetes: “Si le dedicáramos plena atención al grupo sin trabajar en otras cosas, no podríamos sobrevivir sin la tentación de robar para comer”

Hablamos con el grupo sobre su trayectoria y las pasiones encontradas que despiertan unos días antes de que actúen en la próxima edición del Día de la Música

Cuando hace unos años se comenzó a hablar de la “re-movida” madrileña, Los Punsetes eran un grupo que apuntaba maneras pero que no tenía demasiada repercusión fuera de la capital. Con el tiempo, se han convertido en la banda con más proyección de aquella escena. En breve les tendremos actuando en el Día de la Música.

La primera vez que vi a Los Punsetes tocaban en el Nasti (Madrid): pese al escaso público, Ari salió al escenario vestida cual reina sumeria y el grupo se dejó la piel igual que si hubiera mil personas en vez de apenas una veintena. El grupo acababa de publicar su primer 7” –editado por (WA)TT en 2006, incluía las ya célebres “Fondo de Armario” y “Accidentes”, canciones en las que ya hacían gala de su ácido sentido del humor, del costumbrismo de buena parte de sus letras y de esas melodías en las que resuenan tanto ecos del indie de los noventa como de la nueva ola de los 80–. Desde entonces el grupo ha seguido una trayectoria ascendente en la que cada disco supera al anterior en calidad (canciones cada vez más redondas) y en medios (remezclas a cargo de El Guincho e Hidrogenesse, han fichado por Popstock y tocan en los mejores festivales). Aunque los tiempos del DIY quedan atrás, la filosofía punk de sus inicios sigue presente en un grupo absolutamente iconoclasta al que podremos volver a ver en directo jugando en casa, dentro de la programación del Día de la Música. Antes de ese momento, hablamos con ellos.

Desde fuera, a quien no os haya seguido desde el principio, puede parecerle que vuestra carrera ha sido muy rápida, pero hasta que publicasteis el primer disco pasó mucho tiempo, con mucho trabajo autoeditado y conciertos en salas pequeñas. ¿En algún momento estuvisteis tentados de arrojar la toalla o no teníais grandes aspiraciones más allá de hacer lo que os gusta y pasarlo bien?

J: Hacer lo que nos gusta y pasarlo bien sigue siendo la aspiración principal, Cuando hagamos cosas que no nos gusten o no lo disfrutemos dejará de existir el grupo.

Chema: Suele ser corriente que alguno amenace con tirar la toalla, casi siempre por cuestiones peregrinas, pero más allá de un calentón no va a mayores.

Sois un grupo que no provoca indiferencia: la gente os adora u os tiene manía hagáis lo que hagáis. ¿Cómo lo lleváis? ¿O sois de los que pensáis “que hablen de mí aunque sea mal”?

J: No le damos demasiada importancia a las reacciones de la gente. Yo tampoco creo que las reacciones sean siempre tan exageradas, también hay gente que muestra reacciones más tibias.

Chema: Las que más pueden “molestar” son las insustanciales, ya sean a favor o en contra. Que hablen de ti e incluso que alguien pueda enfrentarse acaloradamente con otro sin siquiera conocerse es digno de admiración.

Para este último trabajo habéis contado con la producción de Pablo Díaz-Reixa, que ya os había remezclado antes para los remixes de “LP2”. ¿Cómo surgió la colaboración? ¿Se lo pedisteis, se ofreció? ¿Y cómo fue todo en el estudio?

Anntona: Se lo pedimos nosotros. Nos conocíamos y nos llevábamos muy bien, y además pensábamos que la perspectiva de Pablo podía ayudarnos a hacer algo diferente a lo que habíamos hecho hasta la fecha. Accedió encantado y se implicó muchísimo. La grabación fue un auténtico placer y con el resultado estamos, nosotros y él, muy contentos.

Tenéis un sentido del humor muy negro y muy políticamente incorrecto: ¿creéis que ahí está una de las claves de vuestra empatía con el público?

Chema: La manera de expresarnos es la misma que tenemos de relacionarnos entre nosotros. Quizás no pretender ser otro que no eres sea la forma de que te entiendan mejor quienes lo hacen, porque habrá a quien no le haga ni puta gracia.

“Dos Policías” se convirtió por accidente y casualidad, en un himno muy concreto de una época determinada en Malasaña en la que era imposible salir sin que hubiera redadas o sin encontrarse una pareja de policías. En este último disco “dedicáis” una canción a los tecnócratas y habláis del paro, de la gente que emigra... ¿Es imposible sustraerse a la realidad?

J: Efectivamente, es imposible. Pero todos los conseguimos a veces.

Chema: No creo que haya por qué sustraerse de la realidad en ningún caso. Otra cosa es tener algo interesante que decir sobre ella. Es más digno dar una pincelada superficial sin más pretensiones que tratar de modificar conciencias a base de lugares comunes. En nuestro caso ni una cosa ni la otra, si coincide que uno tiene el prurito de contar algo que le motiva acerca de un tema específico, si supera la sensación de vergüenza ajena por parte del resto, sale adelante ya sea más o menos profundo el tema o la manera de afrontarlo.

Siendo cinco, y con vuestros trabajos al margen de Los Punsetes, ¿os cuesta mucho coordinar agendas para grabar, componer y salir de gira?

Chema: Probablemente si no tuviéramos trabajos podríamos arriesgarnos un poco más a la hora de hacer giras más largas, grabar fuera de Madrid y esas cosas. La contrapartida sería que, de no tener trabajo y sí dedicación plena al grupo, no podríamos sobrevivir sin la tentación de robar para comer.

¿Y os cuesta mucho poneros de acuerdo en el estudio?

Chema: No mucho más que en los ensayos, es decir, si tienes un día bueno y no tienes el gatillo fácil la cosa va más o menos rodada. En caso contrario la cosa se complica.

Aunque jugáis mucho con el sarcasmo, vuestras letras hacen referencias continuas a la muerte, en “Untitled” dais una versión muy poco idílica de lo que es una relación... pero la gente luego se queda con el “que le den por culo a tus amigos”. ¿Os molesta? ¿O creéis que es inevitable que la gente se quede con la anécdota, como les pasa a Los Planetas y los “cuatro millones de rayas”?

Chema: Elevar la anécdota a categoría es el Espíritu de nuestro Tiempo. Perdónales Señor porque no saben lo que hacen.

Ahora que tenéis más proyección, ¿disfrutáis de tener más medios o echáis de menos poder hacer lo que os daba la gana porque no dependíais de nadie?

Anntona: Estamos bastante cómodos con nuestra situación actual. No tenemos la sensación de tener menos libertad en lo fundamental y toda la gente que trabaja para el grupo (sello, booking, etc.) nos hace las cosas mucho más fáciles.

¿Estáis trabajando ya en el próximo disco o aún es pronto?

Chema: Estamos trabajando en tres o cuatro canciones de las que nunca se sabe cuántas sobrevivirán.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar