Entrevistas

Pantha du Prince

Contar una historia

Pantha du PrinceA Hendrick Weber le pillamos conduciendo. Puestos a imaginar, en alguna autopista entre su Alemania natal y la Francia en la que reside. Con vistas -girando el cuello hacia la derecha al tiempo que, suavemente, se deja de ejercer presión sobre el acelerador- a una cadena montañosa similar (probablemente más baja) a la que sirvió de acicate para coger el toro - "Black Noise" ( Rough Trade, 10), su último trabajo- por los cuernos y darle la estocada definitiva. Paisajes como esos son los que inspiran a Weber, un tipo cuyo más intimo deseo es el de contar historias. Aunque sean a través de melodías, ritmos y arreglos, no de palabras; aunque nunca, hasta ahora, nos hubiéramos dado realmente cuenta y a muchos todavía se les pase por encima. Solo es cuestión de escuchar (un poquito más) atentamente. Solo así se comprenden los susurros de la Naturaleza.

Pantha du Prince. Satellite Sniper.mp3
Phanta du Prince durante todo este tiempo, desde la salida de ‘This Bliss’?

Pues estuve girando por todo el mundo y ocupado en varios proyectos paralelos, remezclas en su mayor parte. Así que se puede decir que he estado ocupado aunque realmente no haya estado muy ocupado. La verdad es que ésta ha sido una buena temporada para mí. Durante el año pasado me puse a juntar las piezas para dar forma a ‘Black Noise’ y también compuse la banda sonora para una obra de teatro experimental en Lyon.

Por lo tanto, ¿cuánto tiempo te llevó poner todas las piezas de "Black Noise" en orden?

En realidad, todo comenzó nada más acabar con "This Bliss". ¿Sabes? Yo suelo componer en las esperas entre avión y avión… Así que realmente no puedo decir cuándo… Pero el periodo realmente intenso con "Black Noise" fue el del verano pasado, en tres meses junté todo. Pero antes de eso ya habíamos hecho unas grabaciones en febrero del 2008 y un año después hicimos más, y entre medias también estuve trabajando en el disco. De manera que fue como un proceso que al principio no tenía a ‘Black Noise’ como objetivo sino simplemente hacer unas grabaciones de campo. Que todo ello terminará trasformado en un disco de Pantha du Prince titulado "Black Noise" no fue premeditado. Se trataba de una búsqueda de nuevos sonidos, de material nuevo y luego, de alguna manera, acabó siendo "Black Noise". Y en busca de ese material te marchaste a Suiza…

Sí. Nos fuimos a esta casa cerca de una montaña en la que hubo un desprendimiento en 1816, donde montamos un estudio… Una zona realmente especial, cuyo paisaje seguía parcialmente destruido, de alguna manera re-descubierto por la propia Naturaleza, místico pero no de un modo… Sí, ¡es trágico! Esa fue la atmósfera que inspiró esas grabaciones “básicas” que puedes oír en algunas de las canciones. Sin embargo, el acabado final fue hecho en un estudio propiamente dicho pese a que el núcleo de casi todas las canciones procede de aquellos días en Suiza. Pero repito, no fuimos a aquella casa para hacer música house. No fue así.

¿En qué momento diste con el título?

Lo tenía desde hace tiempo. Soy de esa clase de personas que va anotando cosas, juegos de palabras, estando de gira, mientras pienso o leo. Así que tengo bastantes "títulos" y "Black Noise" llevaba ahí desde antes de ponerme con el disco. Por entonces no conocía su significado de forma que cuando descubrí lo que quiere decir y lo que implica, simplemente encajó como un guante cuando el verano pasado andaba buscando un sentido conceptual para el disco: "Black Noise" era el título perfecto para describir los principios de la música, de cómo el disco fue creado. Profundizas en un sonido grabado y llegas a escuchar aquello que no estaba ahí en un principio, el concepto del ‘black noise’, una frecuencia que no puedes oír pero que está ahí, y el profundo impacto que su escucha puede llegar a provocar. Y esto también sirve para describir lo que fue el proceso de grabación: descubrir estos sonidos, detenerse en ellos, tratar de sacar algo de sus ritmos y sus armonías, para a partir de ahí empezar a revelar la ‘historia oculta’… de alguna manera. Resumiendo, "Black Noise" no solo suena bien sino que al mismo tiempo sirve para explicar lo que hicimos.

¿Podríamos entonces hablar de un álbum conceptual?

Sí.

¿Y estarías de acuerdo si te dijera que ese concepto es: “hay belleza incluso después del desastre”?

Errr… Siempre hay dos caras de la misma moneda, así que detrás de un desastre puede haber otro desastre. Pero lo que tratamos de decir es que, tras la destrucción provocada por una avalancha como esta, se da una mayor variedad; de plantas por ejemplo. Desde un lado poético, un desastre siempre da lugar a nueva vida. Hay quien ha establecido paralelismos entre ‘Black Noise’ y la obra maestra de Thomas Mann " La Montaña Mágica". ¿Te lo has leído?

¿Qué montaña?

‘La Montaña Mágica’.

¿" Der Zauberberg"?

Ahí me pillas.

¿Me estás diciendo que en inglés se titula "The Magic Mountain"?

Sí.

Ok, eso es interesante. Sí, lo he leído.

Bien pues. ¿Lo consideras una fuente de inspiración?

Pues no tengo ni idea, no te puedo decir. Pero si la gente ve la conexión y para ellos tiene sentido, que se queden con ello. Pero yo no puedo realmente decir si ha sido una influencia o no.

Si no la literatura, ¿qué me dices entonces de la Naturaleza?

Sí, siempre lo ha sido. Sentir el aire fresco es siempre una buena manera de recuperarse y estar enfocado. En general, la experiencia física de la Naturaleza nos sirve para desintoxicarnos de este mundo moderno, virtual, en el que vivimos. El polvo, el barro… Evolucionamos en contacto con todo ello y la Naturaleza es lo que nos une. Y, por supuesto, deberíamos respetar a la Naturaleza.

Si me preguntas, te diría que "Black Noise" es una progresión natural de lo hecho en "This Bliss" que al mismo tiempo introduce novedades. Por ejemplo, yo lo encuentro en un primer momento menos melódico que "This Bliss" pero al mismo tiempo como que aprecio un mayor curro en las melodías y arreglos. Más complejas, en resumen. ¿Estarías de acuerdo si te lo dijera?

Yo lo que creo es que "This Bliss" es más directo. En "Black Noise" los sonidos son más sutiles y hay más en su interior. Tiene más riqueza mientras que "This Bliss" tiene otras cualidades: más directo como ya he dicho, pero también más vaporoso, más "atacado", hiperactivo… También me resulta un disco menos feliz.

Eso no lo puedo decidir yo. La felicidad, la tristeza, la oscuridad, son términos que me resulta difícil aprehender de otros. Hay gente a la que el disco le parece triste y oscuro mientras que para otros es súper feliz. Para mí sí es música feliz, con la que incluso te puedes reír como me ha pasado a mí en ocasiones. Pero mi perspectiva es diferente a la tuya.

Por otro lado, el factor "cambio" me parece que ahora pesa más que el factor "repetición".

Es posible, pero sigue siendo una cosa sobre la que realmente poco puedo decir. No puedo mirar a mi música a través de tus ojos. Te diría que desde mi punto de vista son canciones más densas, no tienen como prerrogativa mantenerse en movimiento sino que se concentran en la historia que cuentan y su sonido.

¿Sería esa entonces la principal diferencia con tus anteriores obras?

Bueno, por primera vez he puesto colores en el artwork, lo que para mí fue una decisión importante. Fue una decisión correcta porque "Black Noise" es de alguna manera un disco más colorido. Imagino que te lo habrán preguntado varias veces últimamente pero, ¿qué fue lo que motivó tu paso de Dial a Rough Trade?

Rough Trade se puso en contacto conmigo para chequear la posibilidad de sacar mi siguiente disco con ellos. Y lo de Rough Trade, como sello que ha tenido una gran influencia en mí (pocos sellos la han tenido como él) y cuyo trabajo admiro, me pareció como un paso natural que había que dar. Pero en realidad no me he ido de Dial, lo de Rough Trade es una cosa paralela, como una extensión del universo Dial, no son cosas separadas. Todavía actuó en las noches Dial, voy a seguir saliendo en sus recopilatorios y sigo trabajando con mis chicos, mi familia. Para mí no es un cambio sino un paso más.

Hubo quien, anticipándose a los acontecimientos, habló de un nuevo disco más orientado al pop. ¿Fuiste consciente de ello durante la creación del disco?

Mi única preocupación era la de hacer un buen disco. Pantha du Prince consiste en seguir una cierta idea, me da igual cómo la gente la llame después. En contar, en este caso, una historia. En ocasiones el ambiente previo a la salida de un disco puede ser un factor importante, pero al final siempre hay una especie de una lógica que proviene de tus trabajos anteriores que influye en el proyecto sin tener conexión con el exterior, que no tiene nada que ver con el sello en el que vayas a publicar. Es más importante centrarse en el propósito, en la idea básica.

He leído por ahí que estás muy interesado en la improvisación. ¿Qué puedes contarnos al respecto?

Creo que la música electrónica depende en buena medida de la improvisación. No en el sentido del jazz, pero sí que la música electrónica tiene esos momentos en los que no sabes lo que va a ocurrir, solo tienes una pequeña idea de lo que ocurre, ese momento metafísico en el que no sabes qué pasa, cómo van a resultar los sonidos aunque hayas sintetizado de una manera matemática al haber girado los knobs en una determinada dirección, cómo quieres que suene determinada cosa que al final termina sonando de manera diferente. Esos momentos de azar que me encantan. Puede que improvisación no sea la palabra correcta. Para mí la improvisación tiene mucho de, ¿cómo se dice?... La palabra que yo utilizaría sería ‘free playing’. Pienso que los inicios de la electrónica se basaron mucho en este ‘free playing’. Pero al mismo tiempo siempre hay un proceso primero de composición, o al revés, se inicia con un ‘free playing’ pero termina encapsulado en una determinada estructura.

Cambiemos de materia y al grano. A lo tuyo hay quien lo llama emo-techno: ¿qué piensas del término?

(Suelta una carcajada). Si la gente cree que hago emo-techno, que se quede con ello. No tengo ideas al respecto.

¿Y del sambenito de que haces música de baile para indies?

¡No puedes decidir quién escucha tu música! Todo aquel que pueda conectar con mi música debería poder hacerlo. Personalmente no entiendo la palabra indie. Todo este etiquetaje lo utiliza la industria para poner su producto en el lugar correcto. ¿Soy yo un indie?

¿Ha sido decisión tuya el llamar a Four Tet para la remezcla de "Stick to my Side"?

Conocía parte de su material, y ahora que lo conozco en persona puedo decir que ha sido todo un placer poder compartir música con Kieran.

Pantha Du Prince . Stick To My Side (Four Tet remix).mp3

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar