Entrevistas

New Order: “Peter Hook está jugando con Joy Division, y con eso no se juega”

Aprovechando su paso por el FIB, charlamos con Bernard Sumner (y sus nuevos músicos), que se despacharon a gusto contra el antiguo bajista de la banda

Quince minutos con el núcleo duro del grupo con un ambiente distendido, mucho humor y algo de ironía, en los que no faltaron puyas hacia Peter Hook, preguntas acerca de su actual directo, una reflexión sobre la importancia de Joy Division y una discusión sobre el fútbol y el clima

Algo se torció en el seno de New Order allá por 2007. Tras publicar su último álbum hasta la fecha un poco antes, el algo discreto “Waiting For The Sirens’ Call” (2005), planchar un grandes éxitos y girar por todo el mundo, Peter Hook aseguró en una entrevista que había llegado el fin de la banda. Estas declaraciones fueron rápidamente desmentidas mediante un comunicado oficial del grupo, pero los posteriores años de barbecho hicieron temer lo peor. Sin embargo, el pasado septiembre anunciaron dos conciertos benéficos en Bruselas y París que, entonces, se interpretaron como una oportunidad única para verlos por última vez. Ya sin el bajista original en la banda (reemplazado por Tom Chapman, quien trabajó con Bernard Sumner en su proyecto paralelo Bad Lieutenant) y con la inclusión de Gillian Gilbert, que volvía después de diez años de descanso, anunciaron más bolos.

De entre sus fechas señaladas de 2012 se encuentran el concierto que tienen que ofrecer el próximo 12 de agosto en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 junto a Blur y The Specials y su paso por Sónar y el Festival Internacional de Benicàssim. En la localidad castellonense pudimos charlar durante quince minutos con Bernard Sumner, Phil Cunningham y Tom Chapman en la zona de prensa e invitados y con Stephen Morris y Gillian Gilbert a unos cinco metros atendiendo a otros medios. La charla, que transcurrió con un ambiente distendido, mucho humor y algo de ironía, incluye puyas hacia Peter Hook, preguntas sobre su actual directo, una reflexión acerca de la importancia de Joy Division y una discusión sobre el fútbol y el clima. New Order en la corta distancia.

Hola, Bernard.

Bernard: Hola. Lo siento por el retraso, estábamos en medio de la preparación previa antes de los conciertos. Queremos hacer un concierto genial esta noche.

¿Y cómo es vuestra preparación?

B: ¡Flexiones!

Phil: ¡Cosas saludables!

Tom: ¡Beber!

¿Cómo ha ido toda la dinámica de volveros a juntar, girar y todo eso?

B: En realidad nunca nos separamos. Simplemente Peter Hook dejó la banda y cuando lo hizo trato de decir que nos habíamos separado, pero hicimos un comunicado de prensa negándolo, diciendo que aún estábamos juntos. Él se fue, así que tuvimos que coger a alguien para reemplazar una figura tan grande como la suya. Fue muy difícil, por supuesto. Al final encontramos a Tom Chapman, que lo tienes aquí, nuestro nuevo bajista. Pero… fue muy fácil en realidad. Simplemente nos juntamos en una habitación y empezamos a ensayar.

T: Me dieron tres semanas para aprender a tocar el bajo. Lo pude hacer en tres semanas…

¿¡En serio!?

T: Estuvo bien, estuvo bien.

¿Cómo fue todo el asunto de sustituir una figura tan grande como la de Peter?

T: Fue simple. Simplemente me dijeron: ‘Tenemos unos conciertos programados, ¿puedes tocar el bajo?’. Y yo contesté, ‘Sí, vale’. Como toqué con Bad Lieutenant, donde también tocábamos canciones de New Order no lo encontré abrumador. Me hicieron sentir muy cómodo, no hubo presión.

"Ha sido una experiencia muy feliz porque no estamos vendiendo nada. Estamos en plan ‘¿Sabes qué? ¡Simplemente queremos hacer un concierto!’"

¿Así que Bad Lieutenant fue una especie de calentamiento para esto?

T: Sí, bueno, cuando estaba haciendo Bad Lieutenant estaba haciendo Bad Lieutenant.

B: Era muy importante. Cualquier cosa que hagas es igualmente importante.

Sí, pero me refiero a que si se podría interpretar como una preparación para lo que tenía que venir…

P: No sabíamos qué iba a ocurrir. Pero, quiero decir, cuando juntamos esta colección de canciones nos tomamos nuestro tiempo en locales de ensayo. Sabíamos que no queríamos hacer lo mismo, no queríamos hacer el mismo concierto de New Order que en 2006. Queríamos refrescar algunas de las canciones. Bernard se tomó mucho tiempo reprogramando algunas partes.

T: Trabajamos con Stuart Price también. Se involucró en la nueva versión en directo de “586”.

B: También creamos los visuales. No queríamos que fuese igual que al principio de 2001 o 2005. Reprogramamos algo del material musical, creamos muchos nuevos visuales que podrás ver esta noche…

"Todo lo que puedo decir es ‘Sí, probablemente escribamos nuevo material y esa mierda, pero nunca sabes lo que puede pasar’"

Os vi en el Sónar y tocasteis material clásico y menos conocido de New Order como “586”. ¿Tuvo algo que ver el hecho de no presentar nuevo disco?

B: No, porque no queríamos tocar sólo el material mainstream, también queríamos tocar algunas cosas menos conocidas. Fue tan simple como eso. Estuvo bien que no tuviésemos que promocionar un nuevo álbum. Eso ha sido una experiencia muy feliz porque no estamos vendiendo nada. Estamos en plan ‘¿Sabes qué? ¡Simplemente queremos hacer un concierto!’. No te estamos vendiendo nada, no puedes comprar nada. Simplemente estamos aquí para tocar, y eso es refrescante.

P: Acabas estando en América y por ahí o en un estudio durante quién sabe cuánto, luego sales, promocionas el álbum, giras con el álbum y lo mismo una y otra vez…

B: Está bien no tener una agenda. La cosa de Joy Division y los inicios de New Order es que nunca tuvimos una agenda propiamente dicha, simplemente tocábamos, no estábamos interesados en los discos que vendíamos ni en conquistar el mundo. Simplemente estábamos ahí porque queríamos estar ahí. Ésta nueva gira, que empezamos el pasado noviembre y acabaremos este noviembre, ha sido muy refrescante y muy parecida a cómo lo hacíamos en los viejos tiempos.

¿Cómo conseguisteis que Gillian volviese a la banda?

B: ¡Pregúntale a ella! [Todos ríen]

Sí, ya, pero está ahí atendiendo a otros medios…

B: Simplemente dijo sí. Cuando dejó la banda tenía unos problemas de salud. No quiero entrar en detalles porque eran problemas familiares, cosa que son privados, así que… Necesitaba tomarse un tiempo libre para hacer eso. Pero le encanta tocar. Ella me admira mucho, siente como si fuese un honor para ella tocar conmigo como vocalista. [Todos ríen]

¿Tenéis planes para nuevo material?

B: En realidad no hacemos planes. Sólo hacemos planes si tenemos que tocar en algún sitio en un par de semanas, tres semanas o un mes porque tenemos que coger vuelos o reservar hotel. Todo lo que puedo decir es ‘Sí, probablemente escribamos nuevo material y esa mierda, pero nunca sabes lo que puede pasar’. No tenemos planes concretos de hacer eso. Creo que todos tenemos un ansía creativa. Cuando volvemos a casa durante tres o cuatro días después de tocar en festivales todos estamos ansiosos de escribir nuevo material así que sólo puede suponer que sí, que ocurrirá.

Peter Hook dijo que New Order no era New Order sin él.

[Todos ríen irónicamente]

Esperad, esperad… ¿qué opináis de lo que está haciendo con Joy Division?

B: Bueno, aparentemente Joy Division es Joy Division sin Ian Curtis, así que es un poco hipócrita, ¿no? Sobre lo que me preguntas… creo que Joy Division es una banda muy reverenciada, no se juega con Joy Division. Él está jugando con ella. Joy Division estaba en contra del comercialismo, no quería venderse. Creo que lo que él está haciendo es como vender plátanos en un mercado y no me gusta nada.

Así que decís que es algo complejo esto de utilizar el legado de Joy Division aunque, por otro lado, tocáis más y más canciones…

B: Bueno, no, no, no… No creo que haya nada malo en utilizar el legado de Joy Division. Creo que si eso es lo único que estás haciendo, entonces está mal. Si estás haciendo otras cosas por otro lado, entonces bien. Él es parte del legado y estoy de acuerdo con eso. Miras y recuerdas el pasado, disfrutas del presente y miras hacia el futuro. A no ser que no hagas las tres cosas, no es muy natural.

Cada día sale una nueva banda que suena a New Order. ¿Hay algunas en concreto que os gusten?

B: Me gusta mucho Arcade Fire. ¿Quién más… y qué hay de vosotros?

T: Me gusta una banda de Manchester que se llama The Whip, son realmente buenos.

P: Me gusta Miike Snow, ¡me encanta lo que están haciendo! Grimes también es genial.

B: Extrañamente, me gustan todas las bandas que suenan como New Order. [Todos ríen]

España acaba de ganar la Eurocopa pero tenemos canciones de eventos deportivos que apestan. Esto me hace recordar siempre “World In Motion”, que es fantástica. ¿Cómo surgió?

B: Simplemente nos lo pidió la Asociación de Fútbol de Inglaterra. Siempre nos gustaban los nuevos retos y creíamos que era un reto escribir una canción de fútbol que fuese buena porque, como dices, todas son bastante mierdosas. Pero tenéis buen fútbol, ¡no os podéis quejar! Quizá no podéis cantar pero podéis jugar a fútbol. Fue como, ‘lo hemos hecho antes, sí, venga, ¡hagámoslo!’.

P: Está eso de que muchas bandas hacen discos de fútbol pero, seamos honestos, no es que sean grandes bandas.

B: Creo que la diferencia es que nos lo pidió la Asociación de Fútbol de Inglaterra, así que fue una canción oficial.

"Mira hacia delante, no mires hacia atrás. Si estás echando la mirada atrás siempre significa que el presente no es un gran sitio. Y para nosotros, es un sitio maravilloso"

También actuáis en los conciertos de clausura de Londres 2012. ¿Qué esperáis de ello?

B: Sólo esperamos que el Hyde Park siga ahí cuando actuemos con Blur y The Specials.

T: La lluvia ha sido horrible, esperemos que no estropee el parque. Estamos teniendo un verano terrible en Inglaterra.

P: Ha estado lloviendo cada día durante un mes. Nos preocupa que el parque no esté ahí. Pero tenemos planes de contingencia. Vamos a coger un arca, como el Arca de Noé, el escenario estará encima para que podamos flotar y escapar.

B: Creemos que es el peor verano de Inglaterra. Pero no sólo de Inglaterra, de todo el norte de Europa. Hemos tocado en Hamburgo y el clima era terrible… sólo esperamos que el clima cambie. ¡Sois tan afortunados aquí en España!

Bueno, hace mucho calor aquí, así que… todos nos quejamos por un motivo.

B: Hace mucho calor aquí y mucho frío ahí.

P: Ahora en serio, va a estar genial en Londres durante esos días, el ambiente de la ciudad va a ser genial. Va a ser una gran ceremonia.

T: Creo que va a ser un concierto realmente bueno. Tenemos muchas ganas de tocar.

B: Pero nos tenemos que portar bien porque al día siguiente nos vamos a Corea a tocar ahí. Los chicos de Blur son mis amigos, Alex y Damon. Conozco a Damon bastante bien, pero conozco aún más a Alex. Así que no podremos disfrutar tanto y nos tendremos que ir a dormir pronto, que es un poco bajón. Pero es genial tocar en sitios como Corea, Japón… es cuando nos damos cuenta de lo afortunados que somos de vivir esta vida, esta fantástica vida en la que tienes la posibilidad de ir a distintos países y conocer gente. Es simplemente un regalo. Nunca nos olvidamos de ello por un minuto.

“Blue Monday” cumple 30 el año que viene, ¿tenéis planes para un nuevo remix o versión?

B: No los tenemos, pero apostaría a que Peter Hook sí. [Phil y Tom ríen] Siempre es el 30º aniversario de algo en la vida. Mira hacia delante, no mires hacia atrás. Si estás echando la mirada atrás siempre significa que el presente no es un gran sitio. Y para nosotros, es un sitio maravilloso.

¿Qué hizo especial a un gran himno como éste?

B: “Blue Monday” era realmente una máquina en lugar de una canción. No es la mejor canción que hayamos escrito, pero es una máquina que funciona junta electrónicamente como una caja de cambios. Y el ritmo se redujo a sus elementos más básicos. Sólo puedes hacer esto una vez, sólo puedes inventar la rueda una vez. Fue la ultrasimplificación del ritmo y fue diseñada como una máquina para hacer a la gente bailar. Trabajamos muy duro en eso.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar