Entrevistas

Natalia Lafourcade, mujer divina

El viaje de la joven cantautora mexicana, de Red Bull Music Academy a los boleros eternos de Agustín Lara

Ganó un Grammy, fue alumna de Red Bull Music Academy, representa lo mejor de la joven música mexicana y se codea con Devendra Banhart y Gilberto Gil. Natalia Lafourcade nos lo cuenta todo sobre “Mujer Divina”, su nuevo disco, inspirado en los boleros de Agustín Lara.

Durante el festival Sónar de 2009 nos quedamos con ganas de entrevistar a Natalia Lafourcade. La diminuta mexicana se presentaba por primera vez en España dentro de un inusual marco: no había habido promoción de sus tres álbumes anteriores y actuaba dentro del escenario de Red Bull Music Academy. Con siete años de carrera a sus espaldas y un Grammy en su estantería, Natalia debutaba en España en uno de los festivales más importantes e innovadores, en el mismo escenario que sus compañeros de clase de la academia, entre ellos Jamie Woon, Débruit, Onra y Lukid. Pero no se confundan, lo de Natalia no es dubstep, ni post-dubstep, ni hip hop, ni electrónica ni beats. Lo suyo es pop con mayúsculas. Pop con alma y corazón. Rodeada siempre de excelentes músicos, Lafourcade ha plasmado su particular universo en primorosas gemas de instrumentación elaborada y refinada, que la han convertido sin prisa y sin pausa en una estrella en su país. Tras girar por Japón, Europa, Estados Unidos y Sudamérica promocionando su disco “Hu, Hu, Hu”, Natalia produjo el disco de su compatriota Carla Morrison. En septiembre de 2010 participó en un concierto del bicentenario de la Independencia de México, junto con Ely Guerra, LoBlondo (vocalista de Hello Seahorse!), y Alondra de la Parra, directora de la Orquesta Filarmónica de las Américas en el que interpretaron algunas de las canciones más representativas de la música mexicana. Después juntas publicaron el álbum “Travieso Carmesí”, donde se recopilaban las canciones interpretadas en ese concierto. Ese fue el germen de su más reciente álbum, un disco en el que se acompaña de más de una docena de voces de artistas latinoamericanos –entre ellos Devendra Banhart y Gilberto Gil–, para revivir y darle un nuevo aliento a canciones emblemáticas del más ilustre compositor e intérprete mexicano, Agustín Lara, en “Mujer Divina” (editado por Sony).

Tres años después de verla por primera vez en directo en Sónar, el destino ha querido alinear nuestras agendas para poder charlar con ella en la ciudad de México.

Te quisimos entrevistar en el Sónar en 2009 y nos fue imposible por cuestiones de logística y mala suerte. Entonces estabas ahí porque habías pasado por Red Bull Music Academy. Una pregunta que te quería hacer entonces era como a alguien con una carrera ya establecida y con éxito le daba por presentar la solicitud para ir como alumno. Digo, es una experiencia que alguien que ame la música querría tener seguro, pero no veo a mucho artista con tu status y carrera haciéndolo. Cuéntame cómo fue toda esta experiencia y por qué te apuntaste.

Yo apliqué y me quedé. Pensé que no me iban a escoger, porque en la aplicación hay unas preguntas sobre si tienes contrato discográfico o no. Yo les fui súper honesta, dije que estaba firmada, pero que también tenía mucha libertad con mi carrera y que quería aprender. Cuando me invitaron, no te creas, llegué y me sentí muy intimidada, porque era un mundo diferente al mío. A lo mejor ahora lo vería de otra manera, pero en ese momento fue muy fuerte para mí. Un mundo increíble, un mundo del que no sabía nada, no sabía tocar una máquina, sólo sabía tocar instrumentos. Y pensaba “¿Cómo hago un concierto con DJs o como pienso como DJ? Si apenas puedo darle al botón de enter de esta máquina…” Entonces a mi me daban los instrumentos y yo tocaba y ellos grababan todo.

¿Te interesaste entonces lo suficiente para comprarte un sampler o máquinas para trabajar con ellas?

Sí, hubo cosas que aplique a raíz de eso y aprendí muchísimo. También grabé unas canciones súper lindas con compañeros, pero al final me hizo reforzarme y darme cuenta de que yo estaba por otro lado. Recuerdo que mis compañeros me decían “Que guay, tu tocas, yo no sé tocar nada, yo solo se tocar botones”, para mí eso era como súper raro. Pensé que iba a quedar ahí nada más como una experiencia, pero me invitaron al Sónar y se me hizo increíble que me invitaran. Me dio mucho gusto.

¿Cuando vuelves a España?

Creo que en diciembre voy porque estaban planeando un pequeño tour. Pero el año que entra planeo irme como un mes, mes y medio, para trabajar mucho, intentar hacer lo más posible allá.

¿Vas a hacer disco nuevo o es muy pronto?

Estoy en esas ya ahorita, este disco vengo esperando que salga ya hace nueve meses, y ahora que ya lo voy a liberar me siento realmente feliz. Ayer la fecha de lanzamiento coincidió con una fecha que teníamos en agenda desde hace mucho, no fue la presentación oficial, pero aprovechamos para presentarlo. Tocamos como ocho canciones del disco nuevo.

¿Y cómo lo tocarás en directo con tantos colaboradores?

Tal cual, estoy invitando a todos, y cuando contamos con ellos, ellos cantan. Cuando no, canta Gustavo Guerrero, mi guitarrista que es el director de mi banda. Un talentazo, es un chingón, es venezolano y canta divino, tiene una voz hermosa. Entonces él pone el peso masculino en la balanza.

"Me busqué su biografía, me compré unos libros, me empecé a documentar y me enamoré"

Supongo que antes de hacer el concierto del bicentenario ya habías escuchado a Agustín Lara ¿No? ¿La idea de hacer este disco de homenaje surge a partir de ese concierto?

Claro, lo escuché con mis tías abuelas, pero de pequeña nunca le puse realmente atención. Canciones como “Piensa En Mí”, “Solamente Una Vez”, “María Bonita”, esas que son súper Madrid, canciones que son súper conocidas. Pero el bicentenario fue como un antes y un después en mi carrera, el que conociera a Alondra, y que el destino nos uniera. Ella iba a hacer un concierto por su lado y yo iba a hacer otro, pero por una u otra razón ninguno de los dos se podía hacer, y entonces nos pidieron hacer algo juntas, algo conceptual. Entonces invitamos a Ely Guerra y a Lo Blondo, y así fue como se fue dando forma al proyecto. A raíz de ahí fueron surgiendo cosas buenas, salió que hiciéramos el concierto del auditorio y la grabación del disco de “Travieso Carmesí”. Fue muy productivo.

Alondra me pidió hacer mucha investigación de compositores mexicanos y canciones que hubieran marcado la época en la gente. Ahí fue donde me puse a escuchar mucha música y encontré a Agustín Lara, el Agustín famoso, el de las canciones que todos conocemos y el que escribió cientos y cientos de canciones. Me busqué su biografía, me compré unos libros, me empecé como a documentar y me enamoré. Me encantó. Me sentí muy identificada, me enganchó su música, canciones como “Farolito”. (Suspira). Como que algo de mí se conectó con él durísimo, entonces comenzó a surgir una conexión con México muy fuerte. Como el hecho de asumirme mexicana. Me ha llevado a valorar muchísimo lo que tenemos.

"Fue desmenuzar cada una de las canciones y ver de qué manera podía hacerlas mías"

¿Y qué tal fue grabar con Gilberto Gil? No sé si lo eres, pero en muchas de tus primeras canciones siento mucha influencia suya y de gente de Brasil como Caetano Veloso, igual lo imagino, pero quería preguntarte qué tal la experiencia.

Ellos nos mandaron la grabación, muchos invitados vinieron al estudio, y muchos otros fueron a distancia porque era la única manera de acoplar los tiempos y lograrlo. Cuando Gilberto me mando la canción, qué te puedo yo decir… yo casi me muero. Su música la escuché mucho, mucho, cuando estaba estudiando música, y cuando grabé mi primer disco me invitaron a la celebración en la noche que rinden homenaje a los personajes importantes de la música en los Grammys. Me invitaron a cantarle a Gilberto, él iba a estar ahí y yo le iba a cantar con su banda. Fue una noche increíble. Fue una noche que a todos se nos quedó grabada. Yo me acuerdo que en aquel entonces yo era (sigo siendo, pero en aquel entonces era mega) un cuadro, toda desaliñada, una hippie total. Me buscaron unos zapatos de tacón para salir a tocar toda elegante porque era una noche de gala. Todo el mundo iba de largo menos yo. Iba con una falda ahí toda zarrapastrosa, un peinado con un recogido todo mal hecho, y a la hora de subirme al escenario ya no aguantaba los zapatos. Me dolían los pies y yo pensaba “¡¿Por qué las mujeres usan esto?!” Me dolía la espalda, la cadera…todo me dolía. Y me los quité porque iba a estar más nerviosa por los zapatos y por no caerme, así que salí a cantar descalza. Hacer eso hizo que aquel momento se le quedara muy grabado a todo el mundo. A Gilberto se le quedo grabado también, seis años después me lo encontré en una rueda de prensa suya aquí en México, y me vio y me reconoció y me pregunto que como estaba. Y yo decía “¡¿Te acuerdas de mi nombre?¡ ¡¿Te acuerdas de mí?¡ ¡¿Pero cómo?! ¡No puede ser!” y él me dijo: “¿Pero como no acordarme? Si eres tan linda, tan divina…” y me abrazó. Me preguntó por mi mamá, y que cómo seguía de su pie, y yo, pensando “Wow, este hombre es un capo, ¿cómo se acuerda de todo lo que le dije en ese momento?”. Fue súper bonito, y ahora que empecé con las colaboraciones del disco, se acordaron, y me dijeron que sí de inmediato. Además él admira muchísimo a Agustín Lara, él, Caetano Veloso, saben quién es, lo cantaron, lo homenajearon a su manera, para mí es todo un honor. O personajes como Devendra Banhart, que me dijo de inmediato “¡Sí! Agustín Lara me encanta, es mi máximo!”. Vicentico, que me llamo y me dijo: “¡Yo quiero hacer “Piensa En mí!”. Yo tenía pensado invitar a Vicentico, pero no sabía cómo entrarle, y el llego y me dijo: “yo quiero estar”.

¿Qué tal fue con Devendra Banhart? Yo lo vi por primera vez justo cuando estaba a punto de hacerse famoso y me encandilo, no sé, si a mí me dieran a elegir las colaboraciones para este disco, lo hubiera sugerido sin duda y lo habría puesto el primero en la lista. Siento que tú y él tienen mucho en común. ¿Cómo surgió esta colaboración?

A él lo conocía porque tengo amigos en común, pero no había hablado con él directamente, y cuando vino a tocar a México lo contacté a través de Ximena Sariñana, que es amiga mía. Ella estaba tocando, la acompañé, acabamos en el backstage y ahí surgió la conexión con Greg Rogove que es baterista de Devendra y también es coproductor del disco junto con Noah Georgeson (guitarrista de Devendra y productor entre otros de Joanna Newsom, Adam Green y Little Joy). Yo platiqué ahí con Greg del proyecto, y me dijo: “Me encanta Agustín, somos fans, ven”. Y me llevó con Devendra, lo salude, le di mis discos, y me reconoció igualmente.

¿Pero era él el primero en tu lista entonces?

Él fue la primera persona que me dijo que sí. Él fue el primer invitado al que me acerque. Cuando empecé a pensar el proyecto, la primera persona con la que me junte. Me saco su iPod y me lo enseñó, tenía tooodas las canciones, me dijo que para él Agustín y Caetano eran lo más, y me dijo que estaba increíble el proyecto. Incluso me dijo “¡Wow, cómo no se me ocurrió a mí!”. [Risas] Muchos me dijeron eso: “¡¿Cómo no se me ocurrió a mí?!”.

¡Yo pensé lo mismo! Son tantísimos años y tantísimas canciones y ha habido tantas y tantas versiones. ¿Cómo no se le ha ocurrido esto a alguien antes? ¿Tuviste algún tipo de problema por cuestiones de derechos?

No imaginas lo cabrón que fue ese tema. Es el disco que más trabajo ha implicado en todo. Emocionalmente, la cantidad de ciclos que tuve en el proceso de hacer el disco. Cambios personales míos impresionantes. Permisos, derechos de autor. Porque como dices, el trabajo y el tratamiento que se le dio a este disco no fue como hacer un disco de versiones, de coger una canción y hacerla tal cual. Fue desmenuzar cada una y ver de qué manera podía hacerlas mías. Darles un giro. Hubo muchos cambios, cambios de palabras, que se actualizaron.

¡No me he dado cuenta!

Sí, hay gente que no lo nota, pero estuve recientemente con Juan Gabriel porque grabé una canción para su disco, me quede con las ganas de tenerlo en el homenaje, pero por cuestiones de tiempo no se pudo. Ya me desquitaré... Bueno, le puse el disco, y enseguida me dijo: “¡Cambiaste alabastrina!”. Sí, pero que chavito de esta época va a conectarse con una palabra tan bonita, tan hermosa, pero que viene de una época muy antigua. Yo también quería crear ese vínculo de las generaciones actuales con la música de Agustín Lara a través de mi estilo y de mi esencia. Fue como en las obras de teatro o en el cine, donde se intervienen historias originales, pero se les da un giro. Por ese lado fue muy difícil.

¿En algún momento tanto problema te echó para atrás?

Nosotros terminamos el disco hace más de nueve meses, y desde entonces ha sido todo trabajo de contratos, de derechos, permisos, todo cosas que están fuera de mis manos. Para mí fue muy desgastante, tener que estar ahí, empujando y presionando. Hubo un momento en que estuve a punto de soltar el disco, viendo que estaba imposible. Hasta que la discográfica entró al quite. Ahora está divino, porque aman el disco conmigo, es como el protegido.

¿Tras hacer este álbum, has pensado en hacer algo en plan canciones de cuna como Laura Veirs u otra cosa conceptual ?

Tengo ganas de hacer un disco con solo guitarra y voz, una cosa muy tranquila, muy íntima.

¿Quizá el próximo disco entonces?

No lo sé… Estoy componiendo también una cosa que me pasó después de hacer “Hu Hu Hu”, fue que no sabía qué hacer, no tenía ganas de componer, no me salía nada, como que todo lo puse ahí: prrrrfff! Y pensaba ¿y ahora qué? Pero ahora tengo muchas ganas de componer algo inédito. No sé para cuando lo voy a hacer porque tampoco traigo prisa. Digo después de tanto trabajo que ha precedido a este disco, solo lo quiero tocar porque tocarlo es increíble, ayer tocamos como dos horas y media. Hablando con la banda todos coincidimos en que cada vez nos entusiasmaba más tocarlo, está muy guay, la música, las letras como que nos traslada a otra dimensión.

¿Se quedó mucha gente fuera del proyecto? ¿Cambió mucho la lista primera que tenías?

No me quede con ganas de nadie. Al contrario, había ciertas personas que podían estar, y que luego por una u otra cosa no se daba que estuvieran, entonces pensé que la cosa iba fluyendo. Había mujeres que tampoco se dio que estuvieran…

Cierto, ¿qué pasó con las mujeres? Porque en el DVD está Lila Downs, pero nadie más…

La idea de invitarla surgió al final, y se dio la coincidencia de que llegó a Sony y fue excelente porque la teníamos en casa, y accedió de inmediato. Para mí es increíble que la única mujer que está sea Lila. Wow. Soy muy fan.

Se me ocurrió poner un mensaje que decía: “si ustedes pudieran hacer una canción para nuestros gobernadores, nuestros políticos, ¿qué les dirían?”

De todas las colaboraciones la que menos me esperaba encontrar fue la de Miguel Bosé, se me hizo como rara, como que no me pega contigo. No voy a decir que no me gusta pero es la que menos, como que me dan ganas de saltarla. ¿Cómo surgió esta colaboración? Sé que en México Miguel es muy famoso…

Sabía que lo ibas a decir. Esa fue la última canción que grabamos, y es bien fuerte que te des cuenta de eso, porque no todo el mundo tiene la sensibilidad. A mí él como persona me encanta, es todo un personaje. Fue una oportunidad que se dio, y lo hicimos al momento. Pero es una canción que está cargada de emoción, fue hecha en un momento muy fuerte, y todo está ahí. Eso es lo más maravilloso de la música, que es como un espejo de los seres humanos, muestra de alguna manera los momentos, sella energía, y todo ahí está y por eso sientes lo que sientes.

Cuéntame cómo surgió la canción del movimiento Yo soy 132, porque en algunos lugares pone que es tuya y en otros que es de todos los artistas simpatizantes con el movimiento.

Después del primer debate de candidatos presidenciales que hubo y que fue una cosa espantosa, en Twitter había muchos mensajes de la gente con mucha falta de esperanza, mucha falta de fe, mucha impotencia, mucha frustración. Entonces se me ocurrió poner un mensaje que decía: “si ustedes pudieran hacer una canción para nuestros gobernadores, nuestros políticos, ¿qué les dirían?” Y empezaron a llegar una cantidad brutal de tweets. Y tuve que poner otro diciendo, “esperen, voy por una libreta para anotar y síganme mandando porque con esto vamos a hacer una canción”, y seguían llegando frases, palabras, llene más de 10 páginas de mi libreta. Dos semanas más tarde me fui un fin de semana a Tlayacapán y me encerré exclusivamente a darle orden a todas estas ideas que la gente había mandado. Compuse la canción y para el coro volví a entrar a Twitter para decir a todo el mundo que estaba ya componiendo “Un Derecho De Nacimiento”, y que necesitaba que me mandaran palabras que rimaran con tal y tal. Y con lo que empezó a mandar la gente termine el rompecabezas. La fui a grabar con Vicente Gallo y ahí invitamos a todos y esa es la historia.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

bigTOP

Actualidad

Cuando 'El Gran Lebowski' se encontró con las Meninas de Velázquez

¿Quién hubiera dicho que El Nota tenía algo que ver con Caravaggio?

leer más
a dos velas

Actualidad

Solteros del mundo, ¡este es vuestro libro!

¿Tú también odias el amouuurrr?

leer más
berliNTOP4

Actualidad

En Berlín quieren volver a levantar el Muro

Lichtgrenze será una instalación de 15 kilómetros que dividirá la capital con una línea de luz

leer más
SUAJJJ

Actualidad

Esta es la razón por la que swaggers y canis se reúnen en el Apple Store

¿Dónde van hoy los chavales de barrio? ¿Al parque? ¡No! Van al Apple Store. El motivo es que la nueva espiritualidad es el Wifi gratis.

leer más
sasha

Historias

Sasha Grey recrea los mensajes más obscenos de Tinder: muchas risas

La actriz es la invitada especial del nuevo episodio de 'Creepy Text Theatre'.

leer más
amor

Historias

12 (medias) verdades científicas sobre el amor

leer más
Ejercicios para el endurecimiento del espíritu

Actualidad

10 ejercicios líricos para el endurecimiento del espíritu

«eructo para adentrome acaricio las tetasbajo mi dulce pijama de chifladay me siento Philip Seymour Hoffman»

leer más
Camboya

Actualidad

Camboya, esclavas sin salida: entre la jaula textil y la explotación sexual

Les prometen reinserción y las trasladan a fábricas donde trabajan todo el día por 60 euros al mes. Muchas se ven obligadas a volver a ...

leer más

Últimos artículos

esoterismo1

Reportajes

Un día en el delirante mundo de la feria de esoterismo

La Ley de Atracción viene a decir que podemos conseguir lo que queramos si sabemos visualizarlo y lo deseamos con todas nuestras fuerzas.

leer más
fantomas1

Columnas

El Fantomas de Barcelona, o el renacimiento del gran villano europeo

Hubo un tiempo en que Fantomas era el malo más malo de la cultura popular europea.

leer más
hopper1

Artículos

El drama de los insomnes: ¿por qué es tan difícil encontrar un sitio para comer de noche?

El modelo de ciudad que vive de día y duerme de noche se mantiene intacto en España.

leer más
La juventud es un problema de miseria

Columnas

La juventud es un problema de miseria

La novelista francesa Cécile Coulon nos regala este relato poético sobre tres jóvenes que tienen que enfrentarse al olvido de un país que se ...

leer más
Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Entrevistas

Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Nación Rotonda documenta fotográficamente los efectos de la depredación sobre el territorio, Carabancheleando invita a pasear por ese popular ...

leer más
Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Columnas

Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Elisa Victoria es la autora de ‘Porn & Pains’ (Esto no es Berlín), columnista en Primera Línea, y un personaje muy carismático en la red. Para la ...

leer más
12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

Columnas

12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

El usuario medio de Reddit podría identificarse como ateo, favorable a movimientos sociales como Occupy Wall Street, favorable a Wikileaks, ...

leer más
La juventud Britney

Columnas

La juventud Britney

La escritora Lucy K Shaw nos trae una breve reportaje ficcionado de lo que supuso para el mundo y para Britney Spears el momento de su trágica ...

leer más

Más artículos

cerrar
cerrar