Entrevistas

Modeselektor: “Somos gente muy seria y no explicamos chistes”

La historia de cómo el dúo berlinés conquistó el mundo del techno con un sentido del humor insano

Modeselektor parece revelarse en la no conformidad. En principio, son dos perfeccionistas musicales del este de Berlín que se dedican a crear techno construido meticulosamente y que toman su nombre de una función de la Roland RE-201, una unidad analógica de efectos de delay, y ese nombre no suena como si fuesen muy de la risa. Pero entonces miras a los títulos de sus álbumes, “Hello Mom!”, “Happy Birthday!” y Monkeytown y piensas que vale, que estos chicos no se están tomando demasiado en serio a sí mismos.

La verdad es que los álbumes están, en principio, dedicados a la pista de baile. Con todo, cuando estudias la manipulación sonora y la clínica ejecución rítmica que hay detrás, queda claro que Gernot Bronsert y Sebastian Szary se toman la ciencia del sonido muy en serio. Se ganan la vida destrozando los altavoces de los clubs de todo el mundo, pero no son reacios a producir la instalación sonora de una extraña galería de arte tampoco, incluso han exhibido en el Centro Pompidou de París.

Esta misma inquietud es reconocible en su resistencia a la definición. Pese a que están asociados a todo aquello que es icónico de la escena techno en Berlín, desde Bpitch Control al club Berghain, no tienen miedo a la hora de incorporar aspectos de diferentes elementos, desde hip hop hasta post-rock, siempre con bajos muy gordos en la mezcla. Cuando se les ha pedido que definieran su propio sonido, Modeselektor se han decantado por un aluvión de pseudogéneros ridículos como “Happy Metal”, “Acid Rap”, “Euro Crunk” y “Bastard Dancehall”.

El espléndido LP “Monkeytown”, del año pasado, era otro nuevo aviso contra los intentos de encasillarlos: en él contaban con artistas invitados de distintos perfiles como Thom Yorke, Otto von Schirach y Anti-Pop Consortium. Más importante aún es que lograran combinar todos los elementos para crear su mejor álbum hasta la fecha. Desde el mamporro con tonos modificados del arrasador “German Clap” hasta “War Cry” y su manipulación de cantos zulúes de hace 90 años, las inclinaciones de Modeselektor para satisfacer tanto al cerebro como a los pies nunca se habían hermanado tan perfectamente ni ofrecido un nivel de consistencia que no acababa de cuajar del todo en sus álbumes anteriores. Y cuando se les presiona para que opinen sobre esta valoración, ellos contestan diplomáticamente a la contra con un “siempre estamos orgullosos de todos los álbumes y aún estamos contentos con los resultados”.

También rechazan la idea de que haya un toque emocional, poderoso, inesperado y agridulce, en mucha de su música, especialmente en pistas como “Let Your Love Grow” y “Blue Clouds”: aseguran que su intención es la de dejar al público con los ánimos por las nubes (como esperemos que hagan a mediados de junio, cuando actúen y se den un baño de masas en el Sónar 2012 de Barcelona).

Dicen que “quizá, para algunas personas, estos temas parezcan un poco melancólicos, pero, de hecho, no están creados de ese modo. Es, probablemente, una cuestión de cómo cada persona recibe la música…”

"Para este disco estuvimos juntos en el estudio desde el anochecer hasta la madrugada, o al revés, durante 14 semanas seguidas. Teníamos un deadline riguroso y teníamos que ser disciplinados."

Entonces, ¿preferís una respuesta física eufórica, de brazos en el aire, por parte de la gente que os viene a ver?

La reacción de poner los brazos en el aire es definitivamente un buen indicador de la atmósfera y el ambiente actual en los clubes. Cuando actuamos, Szary también toma fotos del público. Y la mayoría de veces se ve a la gente feliz. Estamos buscando el momento para montar una exposición de fotografías, probablemente la llamemos “Überhappy” o algo así.

Vuestra colaboración con Busdriver, la hilarante sátira “Pretentious Friends”, es fascinante. ¿Qué es lo que os llevó a trabajar con este rapero?

Cuando trabajábamos en el álbum y, en particular, en esa pista, llegamos a la conclusión de que era una pieza que necesitaba voces rap. Casi instantáneamente pensamos en Busdriver ya que es uno de los mejores raperos y tiene su propio estilo. Además, ya habíamos colaborado con él en el álbum de Moderat y sabíamos que esto podría funcionar. Entonces se lo pedimos y dijo que sí.

¿Cuando colaboráis con vocalistas soléis sugerís ideas para las letras, o lo dejáis enteramente en sus manos?

Los cantantes pueden hacer lo que quieran. Simplemente les grabamos o dejamos que graben sus voces y luego las editamos. Si al cantante no le gusta el edit, lo cambiamos. Lo mismo si el cantante cree que otra estructura de canción sería mejor. De este modo es una verdadera colaboración, una unión de fuerzas.

Aparentemente “Monkeytown” también es el primer disco que habéis hecho “juntos”, es decir, en la misma habitación al mismo tiempo. ¿Que diferencias creéis que ha aportado este hecho?

Sí, eso es cierto. Para este disco estuvimos juntos en el estudio desde el anochecer hasta la madrugada, o al revés, durante 14 semanas seguidas. Teníamos un deadline riguroso y teníamos que ser disciplinados. Tuvimos una especie de subidón de adrenlina, y por suerte nuestra familia, amigos y el equipo de Monkeytown nos ayudaron y nos dieron todo su apoyo de la mejor manera posible.

Teniendo en cuenta el éxito de “Monkeytown”, ¿Que dirección tenéis planeada tomar ahora?

Ahora mismo estamos de gira, pero ya tenemos en mente nuestro próximo álbum, que se editaría a finales de este año. Ya estamos trabajando en él en el estudio. Y también tenemos nuestros dos sellos, Monkeytown Records y 50WEAPONS, que necesitan nuestra atención...

Hace un tiempo hablábamos con Sascha Ring (alias Apparat) y vino a decir que pronto estaríais trabajando en un nuevo álbum de Moderat. Pero no hemos oído nada sobre eso desde entonces. ¿Sigue en pie la idea de un nuevo álbum? Si es así, ¿como está progresando?

Acabamos de coordinar nuestras agendas para marcar un periodo de tiempo en el que meternos todos en el estudio y grabar un nuevo álbum. El trabajo en sí probablemente seguirá el mismo proceso que el del primer disco. De la misma manera, la gestión no cambiará, ya que seguimos siendo tres chicos muy testarudos y perfeccionistas.

¿Cuáles son las principales diferencias entre hacer música para Moderat y vuestra habitual manera de trabajar?

“Monkeytown” está muy influenciado por la producción del álbum de Moderat, en el sentido de que hemos trabajado como un equipo, tomando decisiones rápidas y no dando demasiadas vueltas a las cosas.

Sascha parece tener sentimientos encontrados con respecto al Berlín actual. Pero vosotros, en cambio, siempre habéis alabado la ciudad de manera ferviente. Sabemos que amáis Berlín, pero ¿cuáles son las cosas que menos os gustan de ella?

Los Döner, los parkings, el aeropuerto de Tegel (TXL) y el silencio.

“Berlin”, vuestro tributo a la ciudad en colaboración con Miss Platnum, es probablemente la canción más poppy que habéis hecho. ¿Estáis contentos con los resultados? ¿Podemos esperar más cosas en esa dirección?

Esa colaboración fue una total coincidencia. Aún así, estamos muy orgullosos tanto de la canción como de la colaboración. Un disco entero de este estilo no funcionaría... ¡Pero nos gusta la canción!

Habéis colaborado con gente muy talentosa. ¿Hay alguien más con quién queráis trabajar desesperadamente?

¡¡Es un secreto!! ¡Pssst!

Si Modeselektor fuera un partido político, ¿cuál sería su eslogan?

KEEP IT REAL & HAPPY METAL

Y si fuera un cóctel, ¿qué llevaría?

MOLOTOV...

Incluso cuando responden a preguntas estúpidas, Modeselektor saben jugar con las convenciones: su respuesta sobre el eslogan político política es una broma, pero broma que dan por respuesta es, en realidad, una referencia política. Ponen mucho empeño en su trabajo y se esfuerzan por estar seguros de que no se les perciba como gente que se toma demasiado en serio a si misma. Incluso afirman que no buscan nada más que provocar una respuesta emocional positiva en sus oyentes, a la vez que solicitan contribuciones vocales de maestros de la melancolía como Thom Yorke. Estas son la suerte de contradicciones deliberadas que hacen tan especiales a Modeselektor. Leyendas del techno que se afanan por encontrar todo tipo de nuevos beats. Party monsters que puedes escuchar en la bañera. Podéis adivinar cuál fue su respuesta cuando les preguntamos por su chiste favorito:

“Nosotros somos gente muy seria que no hace chistes”.

...que es una broma sutil en sí misma y, paradójicamente, también un gran certeza (ellos sólo bromean cuando no se espera que lo hagan). En sus sellos se acaban de editar los nuevos discos de artistas como Addison Groove y Mouse On Mars, y ya flota la estimulante perspectiva de nuevos álbumes de Modeselektor y Moderat en un futuro no muy lejano, así que podemos esperar que su idiosincrático sello de distinción, el de la predecible imprevisibilidad, vaya apareciendo incluso con más frecuencia.

Palabras Relacionadas:

Modeselektor, Monkey Town, best albums, Art & Cash, Happy Birthday

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Levine

Actualidad

La mujer que disparaba a los ojos del horror

Levine siente la destrucción de hogares como propia porque este también es su hogar.

leer más
No cuela

Historias

22 cosas absurdas que haces para quedar bien

Los dejamos pasar porque en el fondo no hacen daño a nadie, por eso se siguen haciendo.

leer más
Ramo Niemi

Entrevistas

Delirios y miserias del primer 'indie' español

La editorial Contra publica ‘Pequeño Circo’, el relato definitivo sobre “los orígenes” de la escena independiente nacional, contado por sus ...

leer más
Sacco Bumf

Actualidad

Totalitarismo y perversión sexual: aquí ha pasado algo jodido

Chico conoce chica y ambos conocen al estado

leer más

Actualidad

¿Y si grabamos en cámara lenta al perro más lento del mundo?

Mi única filosofía es "dame comida".

leer más
top embarazada

Actualidad

¿A quién quieres más, al bebé o a tu vicio favorito?

Un estudio muestra cómo sufren los bebés de las embarazadas que fuman, pero María tiene algo más importante en lo que pensar

leer más
kanyeadidas

Columnas

Así es como el chándal dejó de ser un símbolo de derrota

La ropa deportiva ya no es solo para vagos y pordioseros. Ahora puedes llevar pantalones de chándal y seguir molando.

leer más
Mira Gonzalez

Actualidad

Esta escritora hará que nunca te sientas solo (pero también te volverá loco)

Quién quiere un psicólogo, si existe Twitter.

leer más

cerrar
cerrar