Entrevistas

Maria Minerva

Desde Estonia con amor

Maria Minerva

Nacida en Tallín, capital de Estonia, hace 22 años, a Maria Minerva (de nombre real Maria Juur) le han bastado 6 meses para dejar atrás el anonimato y convertirse en una de las mayores revelaciones del año en materia de pop subterráneo. Hija de un reputado crítico musical, creció empapada en música y a los 13 años ya era una habitual del circuito de clubbing de su ciudad. Ahora reside en Londres y en los ratos libres que le dejan sus estudios de grado superior en Cultura Audiovisual –actualmente cursa un doctorado– graba fantasías de pop cósmico en su habitación con la única ayuda de un laptop y un micrófono.

Su innata curiosidad por el entramado musical le ha llevado a encontrar fuentes de samples en los lugares menos imaginados, retazos convenientemente manipulados con los que luego construye neblinosos beats de hechuras lo-fi sobre las que desparrama su lánguido tono vocal siempre sumergido en toneladas de echo y reverb. El resultado son canciones tan extrañas como sensuales, en las que influencias tan dispares como la experimentación industrial o el house más hedonista conviven sin esfuerzo y donde siempre acaba reinando su particular talento para las melodías ingrávidas. Al poco de empezar a hacer música mandó sus creaciones a ese conglomerado de almas intrépidas que es Not Not Fun, donde la acogieron como a una más de la familia con la cassette “Tallinn At Dawn” (2010) y e 12” “Nature Savage” (100% Silk, 2011). En septiembre visitará España para presentar su reciente (y excelente) “Cabaret Cixous” (el día 21 en Barcelona y el 23 en Madrid). También es uno de los nombres que figuran en el atractivo cartel del festival Unsound, que se celebra del 10 al 16 de octubre en Cracovia (Polonia) y, antes, hemos querido hacerle llegar unas preguntas para empezar a conocer de cerca su magnética personalidad.

Maria Minerva - Disko Bliss Tu padre es un reputado crítico musical en Estonia, lo que significa que debes haber crecido completamente rodeada de música, y de todos los géneros. ¿Recuerdas cuáles fueron tus primeros álbumes o los artistas que te llamaron la atención de niña y que te animaron a profundizar en tu conocimiento musical?

Mi padre estaba muy metido en el synth-pop: le gustaban Soft Cell, Erasure y Pet Shop Boys. Esa quizá sea la razón por la que mis canciones son tan sentimentales. Pero siempre tuvo un gusto muy amplio, hubo una época en la que en casa sólo se escuchaban vinilos de jazz, Miles Davis, John Coltrane y todo eso. También me metió en el house, me descubrió a Basement Jaxx y artistas parecidos. ¡Es mi mejor amigo! Pero ahora mismo nuestros gustos son muy distintos.

Hemos leído que cuando vivías en Tallín ibas mucho a los clubes. ¿Qué fue lo primero que te atrajo de la música de baile? ¿Qué periodo histórico es el que te interesa más?

Me encanta bailar, me gusta más que beber o socializar. En Tallín solía haber, y todavía existe, una serie de eventos llamados Mutant Disco. Sus promotores siempre pinchaban el mejor material y contrataban a los mejores artistas. Fui a mi primera fiesta Mutant cuando tenía 13 años y fue increíble, un amor a primera vista. Lo que más me gusta es el house.

¿Cómo fue crecer en Tallín para una obsesa de la música como tú? ¿Tenéis una escena musical fuerte allí?

Hay algo así como una escena, pero es microscópica. La información, cuando crecía en Tallín, la sacaba toda de internet. Me obsesionaba con todo lo que descubría y lo comprartía con un grupo de amigos, pero sí, en general todo era bastante aburrido. La población en Tallín es de 400.000 personas, y te hablo de la capital, así que poco se puede esperar cuando allí no hay nadie.

Antes de mudarte a Londres, ¿ya hacías música? ¿Qué te empujó a empezar a componer canciones?

Sí, empecé mientras cursaba mi último año en la universidad. Estaba acabando mi licenciatura en historia del arte en la Academia Estonia de las Artes. Empecé porque me pareció oportuno, creía que con 21 años ya era el momento de ponerme a hacer música, porque si no empezaba entonces quizá no me atreviera nunca. Y como nadie me quería tener en su banda, preferí empezar sola. Al principio fue muy difícil, sobre todo por la parte técnica.

Ahora que vives en Londres, ¿afecta eso a tu sonido de alguna manera o, al contrario, se nota que tienes un background y que vienes de Estonia?

Sólo hace un año que estoy en Londres. No tengo la impresión de que haber cambiado de ambiente haya influenciado a mi manera de hacer música, al menos no demasiado. Aunque igual sí. Es una pregunta un poco abstracta, ¿no? Londres es muy variado, Tallín es monocromo; en Londres no dejan de pasar cosas y Tallín es aburridillo. Estoy un poco a caballo de los dos lugares. Pero cuando se trata de promoción y cosas así, entonces es mucho mejor estar en Londres porque es más fácil ir de aquí para allá y no dejan de pasar cosas. En tanto que ser humano, me siento mejor aquí; como músico, intento que por ahora esta ciudad demencial no me deje agotada. No sé qué más decir…

Has dicho de ti misma que eres una “alquimista del sampler”. ¿Quiere esto decir que todos los sonidos del álbum son samples? ¿Qué te ofrece esta manera de trabajar que no puedas obtener con los sintetizadores?

Sampleo mucho, pero también toco muchas de las partes de la música y además canto. Mi sonido es el resultado de mi visión artística, pero también de mi falta de habilidades y de recursos. Me encantaría tener una habitación llena de equipo analógico, pero todavía no me la puedo permitir [risas]. Desde que me vine a Londres para hacer mi doctorado, vivir aquí se ha vuelto tres veces más caro para mí. Poquita cosa, ¿verdad? Pero sí, he podido desarrollar mi propia técnica de collage, he creado algo a partir de la nada y me he demostrado a mí misma –y espero que también a otra gente– que es posible hacerlo. No creo que la gente deba fetichizar cómo se hace la música. Toda música está bien si se siente bien y se escucha bien.

A la hora de samplear, ¿qué fuentes te gusta utilizar? ¿Te haces una ruta de tiendas y mercadillos de saldo a la caza de discos raros, o eres de las que samplean lo primero que te llama la atención, independientemente del origen de la muestra?

Puede sonar estúpido, pero estoy profundamente interesada en internet. He crecido en la red, formo parte de la primera generación que, probablemente, ha tenido esta “oportunidad”, y para mí internet es el mercado para todo, incluidos los sonidos oscuros. Puede ser cualquier cosa, de hecho. Por ejemplo, cuando la gente habla en programas de televisión y sostiene un ritmo extraño o acentúa ciertas palabras o frases. Presto atención a cosas como estas, me excitan, y de cosas así puede salir una canción.

A pesar de que está construida con samples, y que tienen este elemento “deconstructivo”, tu música suena muy personal y cohesionada. ¿Podrías explicar cuál es tu proceso de grabación?

Siempre comienza a partir de algo. Me gusta que se me ocurran las melodías. La melodía es algo con lo que la gente se puede identificar. Y por muy raro que sea el sonido de fondo, cuando cantas se convierte en algo personal inmediatamente. La voz es como una firma.

Grabas en casa. ¿Cómo tienes configurado el estudio? ¿Es sólo un portátil o utilizas algunas máquinas externas?

Sí, poco a poco ha quedado reducido a un ordenador portátil y a mi cabeza.

El título de tu último álbum incluye una referencia a la teórica feminista Hélène Cixous. ¿Te consideras feminista también? ¿Cómo te sientes al pertenecer a un mundo, el de la música pop underground, que está normalmente dominado (al menos en lo que a oyentes se refiere) por los hombres? ¿Tu música está guiada por ideas o conceptos del feminismo?

Hoy en día ya no se sabe lo que significa ser feminista. Los papeles de los géneros me parecen divertidos. Creo en la igualdad y la humanidad. En el mundo en el que yo vivo no es ningún problema; vivo rodeada de gente muy inteligente, a todas horas. Mis amigos son genios, los géneros no son un problema, insisto. Pero hay muchas configuraciones e instituciones donde sí es un problema, por desgracia. Me encanta ser una chica guay y underground o lo que sea, y me dan penas esas mujeres de la música mainstream que tienen que agradar a todo el mundo.

Fuiste becaria en la revista The Wire y de vez en cuando colaboras con ellos. ¿Tienes interés en una cierta aproximación teórica a la música, igual que otro músico pop como John Maus? ¿Estás de acuerdo en que se escriba de esta manera? O dicho de otra manera, ¿cuál es para ti el aspecto más importante a la hora de hacer y escuchar música pop y cuál sería tu concepto básico en tu teoría, si es que tienes alguna?

No tengo ninguna teoría en concreto, al menos no como la tiene el señor Maus. El aspecto más importante de mi música, según lo veo, es la libertad para hacer lo que sea, no pensar en los géneros o en las expectativas de la gente. También la libertad para ser estúpida o pretenciosa.

Se te ha conectado a menudo con la ola del pop hipnagógico y la del revival new age. ¿Te sientes cómoda si se te etiqueta de esta forma?

No tengo nada que ver con la new age, en el sentido de que no soy americana, ni mis padres escuchaban new age en los 80s y ese rollo. Sobre la ola del H pop, estaba muy al corriente de esta escena desde bastante antes de empezar a hacer música por mi cuenta, y me parece muy bien. Llevaba tiempo esperando que un tipo de música así me acompañara a lo largo de mi vida [risas], así podía hacer lo que me diera la gana sin que la gente me dijera que mi música es basura. O al menos no muy a menudo.

Hasta la fecha, has publicado tu música en el sello Not Not Fun y en su subsello 100% Silk. ¿Cómo entraste en contacto con Amanda Brown? ¿Le enviabas temas, o se puso ella en contacto contigo? Es curioso, porque aunque operas muy lejos de su contexto, al menos en lo que se refiere a la geografía, da la sensación de que encajas muy bien en la filosofía del sello y este rollo que se lleva en la costa oeste. ¿Estás de acuerdo? ¿Trabajarás con otros sellos, o por el momento te quedas con Not Not Fun?

Sólo les envié un enlace a mi cuenta de Youtube. Era fan del sello desde hacía un tiempo, y sí, fue la única demo que envié. Me respondieron inmediatamente. En ese sentido, fue un movimiento muy dirigido y consciente. Not Not Fun es un sello fabuloso y mis próximos lanzamientos los voy a sacar con ellos. Son tan prolíficos que le recomiendo a quien sea a que profundice en su catálogo de cassettes oscuras. Es la psicodelia underground por excelencia.

“Disko Bliss” es uno de los mejores temas del año, y ahora tienes un nuevo 12” en 100% Silk a punto de editarse. ¿Va a ser, como “Noble Savage”, más orientado hacia el club que los álbumes que has grabado? Es decir, ¿te has planteado producir música de club, por decirlo así, más canónica, incluso sin usar voces?

Lo de 100% se supone que debe ser bailable, y mi nuevo EP para ellos será bailable. Me apena un poco que la gente opine que no es música de baile como dios manda. ¡Ojalá fuera una productora “real”!

Tus vídeos y diseños visuales incluyen a menudo referencias kitsch como el porno softcore, las texturas granulosas de las cintas VHS y la estética de la realidad virtual primitiva. ¿Utilizas estos elementos porque te gustan visualmente, o hay alguna idea o concepto específico detrás de estas elecciones?

Ambas cosas. Tambien trabajo con otros directores y les dejo que hagan lo que consideren oportuno. Cuando hago mis propios vídeos, que son más sencillos, una vez más, intento mantener mis ojos abiertos y crear algo que sea divertido y original.

Acabas de empezar a dar conciertos. Vas a visitar España en septiembre. ¿Qué podemos esperar de tu show en directo? ¿Qué clase de equipo llevas?

Es un show en solitario, bastante sencillo y musical, no voy a hacer trucos, pero al menos intentaré crear una atmósfera particular para meterme dentro de la música junto con el público. Canto bastante. Tocar en directo es muy raro, pero ya me estoy acostumbrando, creo. Odio cantar en directo porque me siento vulnerable haciéndolo, pero no me queda otra que superarlo.

¿Cuáles son tus planes de futuro inmediato, tanto en lo musical como en todo lo demás?

Estaré de gira, quiero grabar más música, escribir mi tesis, seguir de gira, grabar más…

PlayGround es media partner de Unsound

Maria Minerva en directo Barcelona, 21 de septiembre, Miscelänea Madrid, 22 de septiembre, Astoria

Crítica: Cabaret Cixous

Tallin At Dawn

"Tallin At Dawn"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar