Entrevistas

Lírico, lejos del nido de Violadores del Verso

El MC zaragozano acaba de poner en los estantes “Un Antes Y Un Después”, un disco que funciona como álbum pero también como una madura carta de presentación en solitario para la escena rap

Lírico ha sido el último de los cuatro miembros de Violadores del Verso en dar el salto en solitario y editar su primer disco propio. Hip hop maduro, sobrio y poético en el que se advierten ligeros cambios de ritmo y acento. Él mismo nos lo cuenta todo.

Ha sido el último miembro de Violadores del Verso en abandonar el confortable nido de la formación para volar solo. Diríamos aquello de que quién ríe el último, ríe mejor; pero la soberbia de la frase no es aplicable en este caso, pues entre los cuatro miembros de Doble V no se concibe que haya otra cosa que no sea colegueo, como demuestran parte de las colaboraciones que aparecen en “Un Antes Y Un Después” (Boa, 2012). Así que diremos que, quién ríe el último tiene más tiempo para meditar, encontrarse a sí mismo y estrenarse con un plato cocinado a fuego muy lento.

El peso de haber hecho historia en el rap nacional con una de las formaciones más legendarias que ha dado el género no debe ser algo fácil a la hora de trabajar de manera individual. La sombra, aunque sea una llena de éxito rotundo, no deja de ser ausencia de luz, que es justo lo que determina que un disco de debut salga bien parado. A Lírico, la cuarta espada de Violadores del Verso junto a Rderumba, Kase.O y Hate, hay que sumarle el hándicap de ser el último en desprenderse de la armadura de Doble V, el último en emanciparse. Por lo tanto, a la sombra del buque insignia hay que sumarle lo bien desenvueltos que se han visto sus tres compañeros en sus andaduras individuales. Kase.O y su melena de Lebwoski pasean su aproximación instrumentada al jazz con honor, Rderumba sigue detrás de las máquinas habituales como si fuese un atleta de fondo, sin perder fuelle. Y Hate debutó en 2011 con un “Doble Vida” que dejó contentos al amplio séquito de fans de la banda zaragozana. Ahora le ha llegado el turno a Lírico que, como Sho Hai, acude al título del disco para estampar su particular “Listener Advisory”. “Un Antes Y Un Después” parte de una serie de premisas cuyo objetivo es darnos pistas de cómo entiende el zaragozano el rap siendo, simple y llanamente, él mismo.

"Ofrezco otras versiones de mí, otros matices, pero sin salirme de mis casillas"

El detallismo y el purismo son dos de las bases sobre las que se asienta este disco y se extienden hasta en el diseño del mismo (facturado por Inocuo, todo un clásico, en el libreto hay hueco para letras, agradecimientos, fotos… Esos detalles que internet ha mermado de un tiempo para acá). Y, pese a esa obstinación sana por la ortodoxia, existe una transformación en el MC. De ella y de cómo se ha cocinado hablamos con él antes de irnos de vacaciones. Esto es lo que nos contaba.

Has titulado el disco “Un Antes Y Un Después”. A priori suponemos que tendrá que ver con que es tu primer trabajo en solitario, después de tu etapa con Violadores Del Verso, pero mejor explícanoslo tú por si hubiera más lecturas.

Sí, los tiros van por ahí. Es mi primer disco en solitario así que, digamos que es MI primer disco. Antes hay una trayectoria con Violadores, en la que tenemos ya unas cuantas referencias. Digamos que para mí esto significa un punto de inflexión en el que me muestro de una forma más personal, como artista en solitario y para mí sí que supone un antes y un después.

¿Qué diferencias a nivel estilístico hay entre el Lírico de Violadores Del Verso y el Lírico como artista en solitario? ¿Hay un salto drástico o es más bien una trasformación paulatina?

Pues es una evolución normal, con un estilo más pulido. Yo el disco lo veo más Lírico que nunca. Mi planteamiento desde un principio sí que ha sido contar con distintos productores para intentar ofrecer distintas versiones de mí, verme en ritmos en los que antes no había rapeado. Después está Rumba, que es el que le da el toque y el sonido más Violadores, más clásico. Pero también ofrezco otras versiones de mí, otros matices que, sin salirme de mis casillas, pues me veo en otro tipo de producciones y ofrezco algo nuevo. Pero bueno, ya te aseguro que sin salirme de mis casillas…

Vamos, que los que han sido fans de Violadores van a poder seguir reconociéndote, no hay ningún cambio radical.

No lo va a haber.

Quizás la gente esperaba un disco entero producido por Rumba o con bastante más apoyo musical por parte de Rumba para debut, ¿no crees?

Bueno, sí que es cierto que en un primer momento es lo que puede esperar todo el mundo, ¿no? Seguir una línea que hemos estado haciendo siempre. Pero bueno, yo ya te digo que el planteamiento era que, para un disco que es en solitario, poder mostrar distintos matices. Yo tampoco me considero un MC que tenga unos registros… Yo sé cuál es mi estilo, cuál es mi forma de entender el rap y, dentro de eso, poder contar con diferentes productores para ofrecer diferentes versiones de mí.

¿Cómo ha sido ese proceso de búsqueda de los diferentes productores y de esos diferentes sonidos? Hay mucha producción de Cookin’ Soul, pero también hay cosas de Griffi, hay cosas de Hazhe… ¿Has ido tú buscando o han venido ellos con “muestrario”?

Todos estos productores los tenía yo en mente porque de hecho son los que más me flipa lo que hacen. Y eso, ha sido querer currar con ellos. Me han ido pasando ritmos, en algunos he escrito el tema a partir de la instrumental que me han enviado. También… A ver, he dejado hacer mucho pero también he dado muchas directrices cuando tenía un concepto claro o un tema claro. He estado encima y, en algunos momentos, pues incluso he llegado a estar demasiado exigente. Pero bueno, soy exigente conmigo mismo; con la gente que está en el proyecto también lo tengo que ser. Quiero que den lo mejor de ellos. Y eso, que en algunos momentos me he puesto exigente… exigente. Pero, al final, estoy súper contento porque hemos dado justo con lo que buscábamos.

¿Qué aporta Lírico ahora mismo al hip hop que no hubiera dado ya con Doble V? ¿Qué hay de más ahora?

Pues no sé, mi visión, mi forma de entender el rap, ¿no? Recuerdo que cuando empezaba hace unos cuantos años ya, en los comienzos, la forma de tirar las rimas que tengo siempre ha sido así. Cuando todo el mundo rapeaba rápido y parecía que cuanto más rápido rapeabas mejor MC eras, yo ya tenía otra forma de entender el rap. Dejando las pausas o con una forma de fluir como más lenta… Y así ha sido cómo he desarrollado yo mi estilo conforme han ido pasando los años.

"Antes era más de contrapuntos y ahora pretendía ser un poco más directo"

Quizás hay más cosas nuevas en lo musical. Al escucharte rapear sobre bases a las que no estamos acostumbrados a oírte, por ejemplo, las de Cookin’ que tienen esa musicalidad especifica, o las de Griffi que pueden ser más eléctricas… Eso también da pie a nuevas sonoridades, ¿no?

Sí. A ver, yo he querido verme en ritmos que antes no me había visto y en ese sentido pues también he querido lanzarme y hacer algo así como más atrevido. Pero incluso esas producciones tienen mucha sinceridad: son 100% rap, las mires por donde las mires. Quiero decir, por ejemplo, ese tema de Griffi lleva un sample de James Brown de fondo, lo que pasa es que está ralentizado y es para rapear a doble tempo pero, ya te digo, es un sample de James Brown clásico. Luego el tema de los Cookin’ está centrado en un concepto minimalista que a qué rapper no le gusta rapear sobre un bombo, una caja y un bajo. Y además con el sonido original y clásico de una 808.

¿Ha habido cierto cambio en el flow?

En la forma de rapear sí que ahora veo un rollo más directo. Antes era más de contrapuntos, la forma de llevar el ritmo era más donde caían las frases y tal y ahora pretendía ser un poco más directo, ¿sabes? Cayendo en los bombos, en las cajas, no sé…

La primera impresión que me he llevado al escuchar el disco ha sido esa: es Lírico, pero con otra “cantarella”.

¿Otra qué?

“Cantarella” es una palabra catalana. Es como el acento, la musicalidad de determinada forma de hablar. Como los italianos o los gallegos… ¿sabes a qué me refiero?

Sí. Es que he intentado sacarle todo el partido a las producciones. Me he pensado mucho con qué ritmos quedarme y cuando lo he tenido claro he intentado sacarle el máximo partido a la instrumental y adaptarme todo lo posible a cada ritmo. Pero no sé, si en algún momento he hecho algunas frases más entonadas no ha sido a propósito. Sin forzar.

Hago la cuenta desde que conocí Doble V, en 1997 más o menos, y me salen 15 años en el hip hop, pero supongo que serán más contando maquetas, etc. Prácticamente dos o tres generaciones de rap en español. ¿Cómo ves tú la evolución generacional? ¿Sigues a las nuevas generaciones? ¿Qué es lo que más te gusta?

¡Sí, por supuesto!

Bueno, supongo que en un sitio como Zaragoza estáis todos más en contacto a pesar de la diferencia de edad…

No, pero también intento estar ahí al hilo de lo que se va haciendo, ya sea de perros viejos como CPV o gente más joven como, por ejemplo, Agorazein. Me mola lo que hace esa peña, MDE Click también me mola mucho lo que hacen… No sé, te diría Malputo Dest, así de peña joven. Últimamente también he estado un poco más desconectado porque he estado más enfrascado en lo mío, pero intento estar ahí atento de lo que va pasando.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar