Entrevistas

Javiera Mena

El pop chileno habla (escuetamente)

Javiera Mena

Llegó el momento de confesarse. Por arte y gracia de Spotify, a finales del pasado año me topé con un álbum que, pese a su frágil apariencia, consiguió obsesionarme de mala manera. El disco en cuestión se llamaba “Mena” (editado en España por Club Social este mismo año), y lo firmaba una muchacha llamada Javiera Mena que en su Chile natal, allá por 2006, y gracias a “Esquemas Juveniles” (Unión del Sur), empezó a congratular a los amantes del pop sintético latinoamericano. Sin saber uno muy bien el porqué (suponemos que por lo infeccioso de sus temas), su nombre en 2010 comenzó a acaparar los titulares de los roedores musicales de la piel de toro como si hubieran descubierto la panacea musical. Lo mismo ocurrió con Dënver, y en menor medida con Gepe, conformando de este modo el triunvirato de una revolución chilena armada con poco más que unos teclados y un despreocupado talante a la hora de entender el pop de dormitorio. Chile parte la pana mucho más de lo que muchos pueden llegar a pensar. Y si no, que se lo pregunten a nuestra protagonista, que lleva varias semanas promocionando su última criatura por los escenarios españoles consiguiendo un arrollador éxito a su paso.

Puestos a seguir con las confesiones, a la hora de exponerle antes una retahíla de preguntas, por conocimiento de causa era consciente de que Javiera Mena no es muy dada a responder con tochacos trascendentales. Ella es más dada a ir al grano y responder con monosílabos siempre que puede. Por ello, espero que no se sulfuren ante sus escuetas palabras. Aunque siempre les queda la opción de verla en acción en los últimos conciertos que tiene programados en Valencia (Wah Wah, 8 de julio) y L’Hospitalet de L’Infant (Palmfest, 9 de julio) antes de que vuelva a Santiago y sea demasiado tarde.

Llevas ya algunas semanas recorriéndote media España. ¿Has pensado en hacerte con la doble nacionalidad?

Me encanta España, pero en breve regreso a Santiago de Chile. Soy consciente de que tengo que emigrar de mi país, aunque aún no he decidido dónde.

¿Cómo te ha tratado nuestro público estos días y qué recuerdo te llevarás en la maleta de vuelta?

A pesar de estar tan lejos, ambos públicos son muy cariñosos. Uno de los mejores recuerdos que me llevo es el del Primavera Sound, donde hubo muchísima gente cantando mis canciones.

¿Es verdad que llegaste sin banda durante tus primeros días en España? Dinos quienes han sido tus escuderos por nuestras tierras y cómo les conociste.

Todo se ha gestado, principalmente, a través de internet. Cheky, que venía de Venezuela para tocar con su proyecto Algodón Egipcio, me ha hecho de guitarrista. Martín Muñiz, de The Right Ons, me mandó unos vídeos suyos tocando la batería y, antes de venir aquí, ya decidí que me acompañara. Y en el caso de Aurora Aroca, de Boat Beam, la conocí acá en Madrid. Cambiando la banda puedo moverme con mayor libertad por más tiempo fuera de mi país.

¿No sería más fácil que siempre te acompañaran los mismos músicos?

Claro, pero por el momento las circunstancias me llevan a no hacerlo.

Nos sorprendió muchísimo el dueto que te marcaste en la reinauguración del Ocho y Medio con Erlend Øye. Comprenderás que queramos saber más. ¿Este puede ser el inicio de una futura colaboración?

Nos conocimos cuando él me invitó a telonear a Kings Of Convenience en 2009 por España y Portugal. Aquella era la primera vez que cruzaba el Atlántico e hice una adaptación al piano de mis canciones aprovechando lo que ellos tenían sobre el escenario. Con Erlend somos amigos y sí, tenemos planes de hacer cosas más adelante.

Con la de días libres que tienes en esta tournée supongo que te debes conocer ya al dedillo Madrid. ¿Qué haces aquí en una de esas jornadas en las que no tienes ningún concierto programado?

Despertarme tarde, conectarme a internet, comer algún menú de 11 euros e ir al Retiro a ver el atardecer.

¿Qué valoración haces de estas primeras semanas de ‘spanish promotion’?

He conocido a muchas personas llenas de ideas que me motivan un montón. La mayor sorpresa han sido los conciertos, que han estado llenos de personas que conocen y cantan mis canciones.

¿Te molesta que en nuestro país te consideren una promesa cuando en Chile ya eres una artista del todo consolidada?

No, para nada. Acá para muchos soy algo nuevo.

¿Cómo fraguaste “Sufrir” junto a Jens Lekman?

A Jens Lekman le conocí cuando fue a tocar a Chile. Hubo mucha conexión musical entre nosotros y le dejé mi mail. Tiempo después buscaba una voz varonil para la canción y le pregunté si le apetecería participar. A distancia, gracias a internet, estuvimos intercambiando archivos de un lado a otro.

¿De qué modo compones habitualmente uno de tus temas?

Preferentemente de noche. Me encierro sola en una habitación con mi computador y algún instrumento armónico. El proceso no es siempre fácil. Por ejemplo, me costó mucho terminar la letra de “Hasta La Verdad”.

Si fuera a tu local de ensayo, ¿con qué podría encontrarme?

En Santiago alquilo uno muy normal. Allí llevo mis sintes y ordenadores y trato que sea lo suficientemente espacioso como para bailar.

Cristián Heyne, aparte de producir tu segundo álbum, “Mena” (Club Social, 2011), ha hecho lo propio con los otros dos artistas chilenos que más han dado de que hablar en 2010: Dënver y Gepe. ¿Qué tiene Heyne para convertir en oro todo lo que toca?

Desborda talento.

¿Qué factores piensas que han llevado a que en España se preste más atención al pop proveniente de tu país?

Creo que es por la novedad de venir de un país que nadie conoce y, claro, hay muy buenas bandas y gente talentosa, al igual que en Australia, Colombia o cualquier otro lugar.

¿Qué banda pronosticas que será la próxima en cruzar el charco? Probablemente, Odisea.

¿Existe algún tipo de sana rivalidad entre tú y Dënver o en realidad sois como una gran familia que está disfrutando del éxito a kilómetros de distancia de vuestra casa?

Yo no veo la música como el fútbol. Creo que ellos tampoco.

En ningún momento has escondido tu homosexualidad ¿La sociedad chilena está abierta de mente al respecto?

Diría que no, pero está cambiando a poco a poco. Hace unos días hubo una marcha multitudinaria por la igualdad y la petición de un matrimonio igualitario para todos. Ha sido la primera vez que pasaba algo así.

Tras tu travesía española, ¿tienes pensado empezar a trabajar en tu próximo álbum? ¿Qué planes tienes (en términos profesionales) para lo que queda de año?

Cuando vuelva a Chile seguiré hablando de la vida y sus sensaciones. En lo que queda de 2011 volveré a Méjico, actuaré en Estados Unidos por primera vez y, seguramente, volveré a España antes de que acabe el año.

Mena

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar