Entrevistas

Jacques Lu Cont: “Las producciones trance no tienen lugar en el futuro del pop”

Tras producir a Madonna y The Killers, Stuart Price se reencuentra con su viejo amor por la profesión de DJ y regresa a las cabinas. Este fin de semana pincha en Sónar.

Stuart Price se ha tomado unas vacaciones, ya no produce a las estrellas del pop y ha recuperado su pasión por pinchar y la música de baile. Antes de su set en Sónar 2012, hablamos con él sobre la fama, el trabajo y el futuro del pop.

Stuart Price lleva tiempo disfrutando de unas largas vacaciones. Ya hace trece años que dejó aparcado su sobrenombre como Les Rythmes Digitales, a pesar de que medio mundo sueña con su vuelta a esta disciplina synth-pop con breakbeats. Desde entonces, el inglés empezó a explotar un sinfín de pseudónimos para firmar remixes e, incluso, jugueteó con las guitarras en la banda Zoot Woman. No obstante, no fue hasta 2005, coincidiendo con sus labores de productor en el “Confessions On A Dance Floor” de Madonna, cuando su vida dio un giro radical. Los tótems del pop –de Kylie Minogue a The Killers– empezaron a rifárselo y su nombre, por vez primera, consiguió llegar (desde la sombra) a las masas hambrientas de melodías nostálgicas. Eso ya forma del pasado.

Ya entrados en este 2012, Price ha vuelto a recuperar a Jacques Lu Cont, su alter ego en las cabinas, con dos temas estrenados en su cuenta de Soundcloud. Por ello, aprovechando la ocasión, no dudamos en ponernos en contacto con él para que intentara esclarecernos cuáles son sus planes de futuro. Aunque más que esclarecernos, nos ha confundido todavía más. A la pregunta de si tenía intención de volver a resucitar a Les Rythmes Digitales, literalmente, nos mandó por correo una mastodónitca bola de paja y se hizo el sueco con un doloroso espacio en blanco como respuesta. Como éste, hubo otros tantos ejemplos que aquí no se plasman. El making of, para otra ocasión. Por de pronto, no te lo pierdas en Sónar: este viernes 15 de junio cerrando el escenario SónarPub, a las 06.00h.

"Tengo un montón de pseudónimos porque me gusta esconderme"

Recientemente has tomado la decisión de volver a las cabinas después de haber estado algún tiempo alejado de ellas. ¿Sentías nostalgia de tu etapa de DJ? ¿Crees que te has perdido algo durante todos estos años en los que has estado más ocupado produciendo a otras personas, remezclando o estando de gira?

Básicamente, se trata de querer encontrar algo nuevo. Mientras pincho florecen un mayor número de ideas que en cualquier otro contexto. Siempre hay esa presión de hacer algo bueno o diferente. En el estudio a veces dispones del tiempo necesario para hacerlo, pero mientras estás pinchando te obligas a hacerlo de una forma instantánea.

Durante años has empleado un sinfín de alias para tus producciones. Originalmente fueron Jacques Lu Cont, Thin White Duke, Paper Faces o Man With Guitar. Pero, de pronto, una vez empezaste a trabajar con Madonna y otros artistas, simplemente te hiciste llamar Stuart Price. ¿Qué utilidad tienen todos estos sobrenombres?

Es una buena pregunta. Tengo un montón de pseudónimos porque me gusta esconderme y hacer que la música sea como un viaje en el que vas descubriendo cosas. Cuando ejerzo de productor siento que el artista es dicho descubrimiento y le ayudo a conseguir su objetivo. Por esta razón, en este caso, tiene más sentido para mí emplear mi nombre más funcional.

¿Tienes intención de seguir con tantos proyectos paralelos o crees que ha llegado por fin el momento de unificar todas tus producciones bajo un mismo nombre?

Siempre seguiré con todos estos nombres, pese a que haya gente que no le encuentre sentido.

El pasado mes de febrero compartiste dos nuevos temas en tu Soundcloud, “Reload” y “Church”. ¿Qué son exactamente? ¿Funcionan como adelantos de un futuro álbum como Jacques Lu Cont o simplemente se trata antiguo material que querías compartir con el mundo?

Son dos temas nuevos que hice para mis sets como DJ. Ni mucho menos se van a comercializar. Tengo muchas otras inéditas que podrán oírse en breve en mis sesiones.

¿Tienes prevista la edición de nuevo material a lo largo de este año?

Tengo en mente un DJ mix, y algunos temas inéditos que colgaré en Soundcloud en lo que resta de año.

2005 marcó un antes y un después en tu carrera tras producir “Confessiona On A Dance Floor” de Madonna. A partir de ahí empezaste a recibir llamadas de Scissor Sisters, The Killers o Kylie Minogue. ¿Fue una gran responsabilidad para ti? Más allá del glamour de las alfombras rojas, el dinero y los amigos famosos, ¿existe alguna parte oscura de este negocio que no te gustaría volver a vivir?

Ahora me estoy tomando unas ‘vacaciones’ como productor para centrarme en mis sesiones de DJ y crear nueva música. Siempre me ha gustado cambiar repentinamente de dirección y probar cosas nuevas. Lo importante es saber vivir en ambos lados: tanto el de la fama como el del anonimato. Hay que apreciar tanto esos momentos en los que estás en una vieja caravana con tus amigos como aquellos premios que te dan.

Cuando trabajas en el estudio con alguien de renombre, ¿cuál es la dinámica de trabajo existente entre tú y el artista (o su equipo)? ¿Te sientes ante ellos como un verdadero director musical, alguien que transmite confianza, o se establece una lucha entre ambas partes?

Ambas cosas. Siempre me preocupo de hacerles sentir que pueden hacer las mejores canciones posibles. Se crea una especie de ambiente en el estudio. Rara vez es algo físico, sino más bien psicológico.

"Respeto a todos los productores, sean quienes sean, ya que su contribución a la música siempre es importante"

¿Eres un productor duro de roer? ¿Siempre intentas que tus ideas prevalezcan?

Por supuesto. Si crees algo siempre debes decirlo. Aun así, lo importante es asegurarse de que la música habla por sí misma, no a través del ego. La voz más silenciosa en la sala es la que suele tener las mejores ideas.

El pop mainstream siempre ha requerido de productores que ayudaran a las grandes estrellas a explorar nuevos sonidos. Tus producciones siempre han sido elegantes, gracias a los grandes conocimientos que posees de la música de los 80s. No obstante, hoy en día el patrón parece que ha cambiado radicalmente y lo que se llevan son las bases house, los riffs trance y las producciones recargadas del estilo de Dr. Luke o David Guetta. ¿Crees que sigues teniendo un lugar en el pop actual? ¿Trabajarías cómodamente siguiendo estas nuevas premisas de la radiofórmula?

Si la pregunta es si esta nueva tendencia tendrá un lugar en el pop, la respuesta es no. Básicamente, porque se sigue una corriente sonora y no se crea absolutamente nada. Por ello lo importante es focalizarse en sonidos nuevos y crear algo que realmente inspire a la gente. De todos modos, respeto a todos los productores, sean quienes sean, ya que su contribución a la música siempre es importante.

¿Qué piensas del liderazgo que el dance ha conseguido en el terreno del pop (inclusive en el hip hop) durante los últimos años, especialmente, en Estados Unidos? ¿Es bueno que la música dance sea una corriente mainstream? ¿Te gustaría que volviese a ser algo más alternativo?

La verdad es que sí. En cierto modo, los clubs mainstream son aún más restrictivos que el pop que suena en las radios, lo cual es una señal de que algo nuevo puede suceder. Los aficionados a la música son más exigentes, confían en sus oídos y tienen el verdadero poder porque ‘votan’ con su asistencia a los shows.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar