Entrevistas

Holy Ghost!

Piernas trinchadas

holy_ghost

Por Jessica Jordan-Wrench

Nick Milhiser y Alex Frankel hacen música disco de alta graduación bailable sin perder la compostura. Son todo euforia empapada de sintetizadores y beats contagiosos. En serio, Holy Ghost!harán que se te descoyunten las articulaciones, acabarás con las piernas tronchadas. Al hablar con Nick, interlocutor en esta entrevista, me sorprendió mucho que dijeran que el nombre de la banda lo habían sacado de la letra de una canción de The Bark Cave (el proyecto improvisado de guitarra de Thurston Moore). Era un poco chocante, ¿qué podrían tener en común la disonancia vanguardista de Moore y el dúo de la discográfica DFA? Tras pensarlo mucho, mi conclusión fue sencilla: la Nueva York de los años ochenta. Está claro que el primero prefería el free-jazz antes que el funk, pero ambos llevan la ciudad en la sangre, es una fuerza tangible que es imposible no percibir entre sonidos tan opuestos. La misma ciudad que se puede escuchar a lo largo de su álbum de debut, “Holy Ghost!” (DFA, 2011), lleno de beats desbordantes y hedonistas y un enfoque synthy.

Pero más tarde me doy cuenta de que oí mal lo que decían. En realidad, el origien del nombre Holy Ghost! está en The Bar-Kays, un grupo de R&B de Memphis, Tennessee. Hay que reconocer que tiene mucho más sentido. Lo que les une es la fiesta, y de eso es de lo que Nick nos habló. Así que síguelos de cerca (además, tienen actuación programdaa en el próximo festival Primavera Sound). Ni se te ocurra perdértelos.

Alex y tú hace veinte años que os conocéis. ¿Siempre habéis sido tan compatibles, musicalmente hablando? ¿Qué tipo de música crecisteis escuchando? Sí, siempre. Yo empecé tocando la batería y Alex tocaba el piano cuando éramos muy pequeños. Nuestros padres tenían buen gusto para la música. Crecimos con música de los ochenta, nada fuera de lo común: Michael Jackson, Talking Heads. Además, en mi casa se escuchaba mucho a los Rolling Stones. Vamos, temas normales de aquella época.

Holy Ghost! es bastante diferente de Automato, que era como os llamábais antes. ¿Alguna vez ha habido reacciones violentas de los fans incondicionales de Automato contra Holy Ghost!?

En ocasiones. No muy a menudo. De vez en cuando nos encontramos a alguien que, adoptando una voz profunda y arrogante, va del palo, “sí, a mí me gustaba mucho más Automato”.

¿De dónde habéis sacado el nombre Holy Ghost!?

En realidad, lo sacamos de una de nuestras canciones favoritas: “Holy Ghost”, de Bar-Kays. Estábamos a punto de publicar el 12” “Hold on” en DFA y necesitábamos un nombre.

¿Y el signo de exclamación siempre ha estado ahí?

Sí, cogimos el nombre de la letra. La primera línea dice “Your love is like the Holy Ghost!” (“¡Tu amor es como el Espíritu Santo!”). Está escrito con un signo de exclamación.

¿Ambos nacisteis y os criasteis en Nueva York? ¿Cómo de arraigado en ese lugar creéis que está vuestro sonido?

Mucho. Supongo que no lo valoré en su momento, pero durante nuestra infancia en Nueva York siempre había música por todos sitios. Teníamos también un cierto grado de libertad que supongo que no se daba en las afueras de la ciudad; allí siempre tenías que depender de alguien mayor que te llevara en coche de aquí para allá o que te acompañara a los conciertos y a las tiendas de discos. Alex y yo tuvimos esa libertad desde pequeños.

¿Entonces, teníais unos padres más bien blandos?

En realidad, no mucho: ¡mis padres eran bastante estrictos! La gente se cree que las ciudades son lugares peligrosos para los críos… ¡pero apenas te metes en líos con tanta gente por todos lados! Mis padres me dejaban salir a una edad temprana y no sé, ir en monopatín cerca de mi casa, y eso.

¿Creéis que es importante vivir en una ciudad determinada, pertenecer a un ambiente o a un sonido en particular?

Creo que es menos importante de lo que lo solía ser hace años, ya que todo el mundo tiene acceso a todo al instante gracias a internet. Antes, algo como el techno de Detroit podía tardar años en filtrarse a cualquier otro sitio. Pero estar en Nueva York es, sin duda, aún importante para nosotros e, indirectamente, una gran parte de lo que hacemos. Estamos rodeados de personas increíbles y con muchísimo talento –me refiero a lo cerca que está nuestro sello discográfico y todas las otras bandas de DFA–, así como de otros amigos que no necesariamente forman parte del sello. Sí, es muy importante.

Como banda, parece que tenéis mucho éxito con las redes sociales. ¿Cuál es vuestra posición respecto a temas como Twitter?

Eso es más cosa de Alex. Sin duda, Alex es el adicto a las redes sociales, más que yo. Creo que es estupendo. Es divertidísimo comparar la experiencia que tuvimos con Automato con la que estamos teniendo ahora en Holy Ghost! Cuando estábamos en Automato, Myspace prácticamente ni existía. Todas estas cosas de ahora –Facebook, Twitter– te permiten hablar al instante con la gente. Es enormemente útil para muchas cosas. Un ejemplo muy tonto: estábamos tocando en Miami y uno de los teclados se rompió. Alex colgó algo en Twitter y alguien le respondió de inmediato.

Tengo entendido que vuestro álbum viene publicado con una carátula serigrafiada a mano. ¿Qué opináis de los lanzamientos físicos, a diferencia de las descargas? Parece que DFA sigue apostando por la edición física.

Sí, creo que DFA continuará haciendo lanzamientos físicos. Es muy importante para la gente de la discográfica. Aún somos coleccionistas de discos, nerds de la música. No siento que un disco me pertenece por completo hasta que no lo tengo en mis manos. Tener una buena presentación es la mitad de divertido que hacer música. Recuerdo cuando estaba en Automato e hicimos nuestro primer 12”, fue un paso tan importante para nosotros. Aún lo sigue siendo. Hemos hecho bastantes 12” hasta ahora –remixes y cosas así–, y es algo que nunca deja de ser emocionante. Abrir una caja y que sea tu disco. Pero al mismo tiempo, no somos idiotas. Reconocemos que cada vez es menos y menos importante para más y más gente. Naturalmente, algunas personas se lo van a descargar, ya sea ilegalmente o no.

Habéis hecho muchos remixes. ¿Alguna vez os ponéis nerviosos pensando en cómo responderán otros artistas a vuestro trabajo?

No especialmente. Al principio de todo, cuando Alex y yo empezamos a hacer remixes, decidimos que haríamos lo que nos diese la gana. Si les gusta, bien. Y si no, que les den. Dicho esto, estábamos un poco nerviosos –tampoco nerviosos, esa no es la palabra adecuada– cuando hicimos un remix para LCD Soundsystem. Solo porque James Murphy es amigo nuestro, así que para mí era importante que le gustara. En general, cuando lo hacemos para amigos, es muy importante que estén satisfechos. Respeto enormemente las opiniones de mis amigos. Por eso, siempre me halaga que un amigo que está en una banda que me gusta nos pida hacer un remix, aunque al mismo tiempo hay muchísima más presión. Cuando haces remixes para personas que no conoces, es a menudo una experiencia anónima. Lo haces, después lo envías a través del agujero negro de una discográfica. A diferencia de llamar a tu colega y decirle “oye… ¿qué dices?, ¿te ha gustado?”. Hace poco te vi tocando con Cut Copy. ¿Qué tal te va tocar en vivo? ¡Parece completamente agotador!

¡Es muy agotador! Pero es realmente divertido. Alex y yo crecimos tocando en bandas, así que es algo que siempre quisimos hacer con Holy Ghost! Sin duda, es algo que queremos ampliar. Queremos que la banda crezca, más miembros, cosas así. Es indudablemente súper intenso y requiere mucho esfuerzo físico. Todo lo relacionado con ello es unas diez veces más agotador que la gira de un DJ. Ahora estamos en Estados Unidos, conduciendo nosotros mismos una furgoneta.

¿Todavía con Cut Copy?

Sí. Pero ellos van en autobús. Nosotros vamos en una furgoneta.

¿Os han relegado del autobús?

Sí [pausa]. No. Nunca estuvimos en el autobús con ellos. Tienen un equipo muy grande. Su equipo de gira es como de 12 personas.

Veo que colaborasteis recientemente con Michael McDonald. ¿Cómo fue eso?

Fue más bien casualidad. Escribimos esta canción, a todo el mundo en DFA le gustó e hicimos una versión demo. Pero la parte vocal del estribillo que Alex escribió estaba fuera de su registro. Así que en la demo, la única manera de cantarlo fue imitando a Michael McDonald de un modo bastante lamentable. Teníamos las vocales ahí como una especie de parámetro de sustitución. Un día, estábamos todos sentados en DFA y alguien bromeó: “Bueno, eh… ¡quizás deberíais dejar que Michael McDonald lo hiciera!”. Estábamos todos ahí hablando y dijimos, “sí, bueno, no perdemos nada por preguntar”. Nos dimos cuenta de que estábamos relacionados indirectamente con él, por un amigo de un amigo. Era una posibilidad muy remota, pero le preguntamos y rápidamente nos dijo que sí. Fue aproximadamente una semana después cuando nos envió sus vocales. Resultaron ser increíbles, no podíamos estar más contentos. Después de todos vuestros remixes, ¿creéis que habéis dado algún un paso hacia el centro de atención con vuestro álbum? Hay letras bastante sinceras.

Sí, un poco. Es raro. Desde fuera, hay quien nos toma por “remezcladores”. Pero Alex y yo siempre lo hemos visto como una sola cosa. Siempre habíamos tenido la intención de grabar un disco, tener una banda, cosas así. Hemos estado trabajando en el disco (a ratos) unos tres años. Nunca ha habido un momento en el que nos hayamos sentado y hayamos pensado “¿estamos dando demasiado de nosotros ahí fuera?”. Estoy seguro de que si tuviera tiempo para pensar en eso, ¡me pondría más histérico!

PlayGround es media partner de Primavera Sound El álbum debut de Holy Ghost! cumple con las expectativas: es vibrante, hedonista y eufórico, mezcla influencias disco de los 80 con un inspirado aliento synth-pop. Va a ser, en definitiva, la banda que te hará bailar en cada festival de verano. ¿Estás preparado?

Holy Ghost! Holy Ghost!

Crítica: " Holy Ghost!"

Recuerda que Holy Ghost estarán actuando en el San Miguel Primavera Sound 2011. Puedes comprar tus entradas para el festival aquí.

En realidad, lo sacamos de una de nuestras canciones favoritas: “Holy Ghost”, de Bar-Kays.La primera línea dice “Your love is like the Holy Ghost!” (“¡Tu amor es como el Espíritu Santo!”). Está escrito con un signo de exclamación.

Todas estas cosas de ahora –Facebook, Twitter– te permiten hablar al instante con la gente. Es enormemente útil para muchas cosas. Un ejemplo muy tonto: estábamos tocando en Miami y uno de los teclados se rompió. Alex colgó algo en Twitter y alguien le respondió de inmediato.

Aún somos coleccionistas de discos, nerds de la música. No siento que un disco me pertenece por completo hasta que no lo tengo en mis manos.

Respeto enormemente las opiniones de mis amigos. Por eso, siempre me halaga que un amigo que está en una banda que me gusta nos pida hacer un remix, aunque al mismo tiempo hay muchísima más presión.

Holy Ghost!

Queremos que la banda crezca, más miembros, cosas así. Es indudablemente súper intenso y requiere mucho esfuerzo físico. Todo lo relacionado con ello es unas diez veces más agotador que la gira de un DJ.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar