Entrevistas

¿Tú también has querido matar a un ex novio cabrón? Este cómic te interesa

Lo de matar va en broma, claro.

**Atención: ¡¡Contiene Spoilers!!

Amanda lleva una doble vida: por las noches asesina a hombres al azar. Bárbara no se aclara con Jorge, hoy sí, mañana, no. A Julia no le viene la regla pero prefiere callar y hacer como que nada. 

No, no se trata del argumento de la última serie de Netflix. Sí del primer tomo de un nuevo culebrón juvenil en forma de novela gráfica.

Sensación de vivir –como la famosa telenovela de los noventa– es un Girls punki. Un cómic costumbrista que le pone el contrapunto realista a todas las ilustraciones en tonos pastel y monigotes cuquis en las que ser mujer en 2016 parece que se redujera a reírse del daño que te hacen los tacones.

Mirena Ossorno, por el contrario, ha escarbado en sus vivencias más oscuras para plasmar la vida de unas veinteañeras cualquiera en la ciudad. Un costumbrismo sin optimismo pero abordado con la necesaria dosis de frivolidad para que temas como el aborto y el asesinato no te exploten en la cara.

En Sensación de vivir, todos los personajes llevan, de forma ficcionada, un pedazo de las vísceras de Mirena. Aunque, que se sepa, ella no se ha cargado todavía a ningún novio...

Para descubrir si me equivoco, la he citado a la hora de la merienda en un café y ha aparecido escondida tras una gabardina y unas gafas de sol estrambóticas. ¡Tan típico de Amanda!

Mirena: Un momento, María, siento romperte el mito pero, el personaje de la asesina es el que menos cosas tiene de mí.

María: Entonces, ¿nunca te has cargado a algún tío que te haya hecho llorar?

Mirena: No. De hecho, soy incapaz de matar una cucaracha...

María: Pero seguro que has tenido algún novio cojonero con el que hubieras podido cometer una locura, al menos, en tu imaginación... 

Mirena: Estuve con un chico muy chungo que me maltrataba psicológicamente y, por las noches, soñaba que le pegaba. A ese lo mismo si que le hubiera ahogado con mis propias manos (se ríe).

Antes de que os llevéis las manos a la cabeza. Estamos de broma y no pensamos parar.

Mirena: Yo tengo la concepción de que soy la pringada que acaba mal pero igual si que soy un poco chunga. Un chico con el que estuve liada hace años dijo que tenía miedo de aparecer por la presentación del libro por si le prendía fuego (se ríe).

Aunque, inmediatamente después, me confiesa que lo más fuerte que ha llegado a hacer es cargarse a un ex de forma virtual. En aquellos momentos, no solo estaba sufriendo por que la hubieran dejado sino que, encima, la habían dejado por una estilista. No tuvo más remedio que denunciar sus perfiles en Facebook y bloquearlos a los dos para no tener que volver a verlos.

Mirena: Si te fijas, salen muy pocos hombres en el libro. Me daba mucha pereza dibujarlos...

Durante el proceso de creación, Mirena estaba viviendo una de las historias que se reflejan en Sensación de vivir. Acababa de abortar y había roto con el chico que la había dejado embarazada.

Mirena: Es muy bonito hablar de sexo libre y follar una noche pero, al final, somos nosotras las que nos tenemos que preocupar de no quedarnos embarazadas. Estaba muy rabiosa por ese tipo de cosas.

María: ¿No te da la sensación de que los chicos, en general, están como a medio cocer?

Mirena: Puede ser. A Nosotras nos toca vivir una serie de cosas como la regla, el acoso, el miedo a quedarte embarazada, etc que nos hacen ser más conscientes de ciertas cosas y no ir por ahí mirándonos tanto el ombligo.

María: Tú describes a Amanda, la asesina, como una feminazi. Como una de las miembras fundadoras del fanzine feminista Bulbasaur, ¿qué opinas de la palabra?

Mirena: Es una palabra que no me gusta usar pero las feminazis existen. Amanda es feminazi porque mata hombres. Lo que pasa es que se confunde ser feminista con ser feminazi. No todas las feministas molan. Hay algunas que son muy pesadas o muy extremistas. Lo malo es que se confundan los términos y, a la mínima que quieras hacer una reivindicación feminista, te llamen así.

María: ¿Y por qué mata Amanda?

Mirena: Bueno, matar es muchas cosas. Matar es ir a la guerra. Matar, para mí, también es abortar y yo lo he hecho. Es lo que pasa en el cómic que, al final, tanto Amanda como Julia, matan. Y digo esto a riesgo de que me tachen de loca antiaborto, cosa que no soy.

María: ¿Julia también es asesina?

Mirena: Cuando yo aborté, estaba casi de 3 meses. Me lo imaginaba todo muy virtual, me imaginaba un óvulo fecundado. Sin embargo, cuando busqué la foto en Google y vi lo grande que era el feto, me pregunté si era una asesina. Es exactamente lo mismo que se pregunta Julia... No lo sé pero mi subconciente relacionó ambas situaciones.

María: Volviendo a los ex, ¿qué coño pasa con las relaciones actuales? ¿Por qué todo el mundo está tan jodido por alguien?

Mirena: Poca gente tiene relaciones sanas. Aunque el matrimonio ya no esté de moda, ahora están estas relaciones en las que ni hacen ni te dejan hacer y que te atan... De repente, el tío con el que estás saliendo viene y te dice: “no, si no estamos juntos”, quitándose responsabilidades. Es como si quedo con una amiga y me dice “oye, no, no me llames amiga porque no soy tu amiga”. Pero, si te estás viendo mucho con una persona, obviamente, hay algo... Luego, de ahí vienen los hijos y así estamos todos de trastornados.

María: ¿Hacen falta más mujeres asesinas? (se ríe)

Mirena: Faltan mujeres asesinas pero porque faltan mujeres en todos los campos y el crimen no iba a ser menos (se ríe).

María: ¿Cómo te habrías cargado a tu último ex?

Mirena: No era novio pero estaba colada por un chaval más joven que yo, un grafitero que me llamaba a las 6 de la mañana para saber qué hacía y yo le decía "¿adivina?". A ese me lo cargaría con un bote de espray. No sé cómo se puede matar a alguien con un bote de espray pero le daría de su propia medicina (se ríe).

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar