Entrevistas

Elbow

La búsqueda de la sofisticación por la vía de la melancolía

Elbow

Elbow están en la cresta de la ola. Su penúltimo disco, “The Seldom Seen Kid”, se llevó un Mercury Prize, y la organización de este premio acaba de nominar de nuevo a su reciente “Build A Rocket Boys!”. No en vano, es uno de los trabajos más sólidos que ha salido de Gran Bretaña en el panorama pop rock alternativo este año. Podría decirse sin rubor que la vida les sonríe después de dos décadas de duro trabajo. Charlamos horas antes de su actuación en el Festival Internacional de Benicàssim 2011 con el núcleo duro de la banda de Manchester: Craig Potter, productor de los últimos dos álbumes y teclista, Richard Jupp, batería, y Mark Potter, guitarrista, sobre temas tan diversos como el mensaje nostálgico que se esconde en su reciente LP, el té que se tomó Guy Garvey con uno de sus héroes, Peter Gabriel, las ventajas y desventajas de actuar en festivales y de las faldas de las chicas de Red Bull.

Si tuviese que describir vuestra música con una palabra, sería sofisticada. ¿Sería correcto que buscáis cierta sofisticación en vuestra música?

Richard Jupp: (Wow) No lo sé, la verdad. Es difícil ser objetivo con tu propia música. Pero supongo que así se la ha definido.

Craig Potter: Sí, se la ha definido como “madura”. Y no sé… nos tomamos mucho tiempo trabajando con los arreglos. Pensamos muy bien cómo hacer las cosas y cómo colocar cada una en su sitio.

Richard: Tardamos mucho tiempo en acabar un disco. Nos ponemos a trabajar en ello durante unos meses, vemos cómo las cosas se desarrollan y, ya sabes, nunca nos tomamos más prisas de las necesarias en nuestros proyectos.

Trabajasteis con Peter Gabriel en su estudio. ¿Cómo fue?

Richard: Sólo fue Guy, que fue hasta ahí.

Craig: De hecho, ni siquiera fue a su estudio, simplemente se quedó en su casa de campo. Estaba escribiendo letras. Necesitaba buscar un sitio para aislarse. Quería tomarse un tiempo para sí mismo.

Imagino que su feedback fue bastante útil.

Mark Potter: Creo que coincidió con él una sola vez. Peter Gabriel apareció para tomar una taza de té. Guy dijo que fue todo un poco extraño (risas) porque es uno de sus héroes. Ya sabes: “¿Te importa que me siente aquí a tomar una taza de té?”. La cosa es que Guy necesitaba un tiempo para dedicar toda su atención a la escritura, irse de la ciudad, y ese sitio era realmente bonito. Moló porque mientras estaba ahí nosotros nos encontrábamos en el estudio trabajando en la música y nos comunicábamos vía Skype. Así que íbamos enseñando a Guy los progresos que hacíamos en las canciones mientras veíamos su cara a través del ordenador. Fue genial y cómico al mismo tiempo porque su presencia estaba en la estancia mientras trabajábamos en la música. Todo estuvo muy bien.

¿Por qué decidisteis que Craig produjese el álbum de nuevo?

Mark: Era el que mejor encajaba en el rol, la verdad. A todos nos interesa la producción de los discos, escribimos y grabamos paralelamente. Pero todo es parte de un proceso, y Craig mostró más interés a la hora de aprender a utilizar ProTools. Tiene un muy buen oído para eso. Así que así es cómo ocurrió, no fue una decisión consciente.

Richard: Creo que hizo un muy buen trabajo la anterior vez, con todos los premios y el éxito de “The Seldom Seen Kid”, así que tuvimos que darle más crédito.

¿Así que fue algo así como la decisión más lógica?

Richard: La única opción.

Craig: Ya nos hemos adaptado a una forma de trabajar. Es difícil pensar en otra persona involucrada en la producción, pero creo que en algún punto de nuestras carreras cambiaremos la forma en la que trabajamos y llamaremos a otra gente para que se nos una en el estudio. Es todo un esfuerzo conjunto en tareas de grabación y escritura, todo el mundo contribuye en algo.

Me cuesta encontrar un sencillo en vuestro nuevo disco. Creo que es muy compacto y constante, ninguna canción sobresale por encima del resto. ¿Fue vuestra idea?

Richard: Creo que tratamos que cada álbum sea como un cuerpo de trabajo más que una colección de canciones. Ya sabes, los temas tienen que funcionar bien con otros temas. Escribimos de una forma en la que nos aseguramos que las canciones encajen bien con el resto. Así que sí, lo que comentas es algo que hacemos conscientemente. No queremos hacer una colección de canciones, queremos hacer un disco.

¿Y qué queríais transmitir con este disco?

Richard: Básicamente trata de recordar los viejos tiempos, de crecer, de los años de formación, de ser un adolescente, de abandonar dicha adolescencia, de pensar en lo que quieres hacer con el resto de tu vida. De ahí el título, “Build A Rocket Boys!”. Es algo así como: salta y alcanza las estrellas, hazlo lo mejor que puedas.

Mark: Es la primera vez que hemos estado en el estudio haciendo un disco que uno, sabemos que saldrá y dos, sabemos que algunas personas lo van a escuchar porque el anterior álbum funcionó bastante bien. Eso nos permitió hacer el disco que siempre habíamos querido hacer. Mucha gente puede pensar que teníamos mucha presión después de “The Seldom Seen Kid”, pero no es así. No teníamos ningún tipo de presión, porque por primera vez estábamos haciendo un álbum para nosotros, casi exactamente tal cual queríamos. Y creo que lo puedes escuchar en la música que está en segundo plano, lo realmente importante aquí son las canciones y los arreglos. Teníamos mucha confianza en lo que estábamos haciendo.

Sí, era una pregunta que os quería hacer más adelante. Me da la sensación que no os sentisteis con ninguna presión añadida debido al hecho de ganar el Mercury Prize e hicisteis exactamente lo que querías.

Craig: Pese a que ganamos el Mercury Prize y otros premios no queríamos que eso nos cambiase. No queríamos que eso se reflejase en el álbum. Aunque es cierto que es difícil no pensar en la cantidad ingente de personas que escuchó tu último disco cuando estas escribiendo las nuevas canciones. Con todo, éramos muy conscientes de que no queríamos tomar el camino de los himnos y las canciones del tipo puño en alto.

Hablabais antes de que el disco era nostálgico y que pretendía rememorar vuestra juventud. ¿Qué recuerdos tenéis de esos tiempos?

Richard: Bien, hemos estado casi siempre juntos. Como 20 años…

Mark: Sí, hemos estado juntos 20 años. Así que podría decirse que hemos estado más tiempo en esta banda que fuera de ella. Fue bonito cuando Guy estaba escribiendo las letras. Creo que la razón por la que queríamos echar la mirada atrás es porque todos nos estamos creciendo, tenemos nuestras familias, nuestros hijos, y eso hace que quieras recordar tu juventud. Lo que es bonito de tener a Guy escribiendo las letras sobre ese tiempo en su vida es que estábamos todos juntos en ese momento, por lo que nos identificamos con lo que escribe. Éramos amigos y empezamos a ser músicos entonces. El hecho de poder identificarnos facilitó las cosas a la hora de trabajar con la música.

Ahora que habláis de amigos, quería preguntaros esto. “Dear Friends” es una de mis canciones preferidas del disco, pero no la tocáis mucho. ¿Cómo decidís los setlists de vuestros conciertos?

Mark: (Risas) Luchamos físicamente.

Craig: Hemos tocado “Dear Friends”, pero cuando hacemos conciertos más acústicos y desnudos. Creo que todos disfrutamos tocándola así que probablemente la añadiremos a nuestros sets la próxima vez.

¿Por próxima vez te refieres a hoy? (Risas)

Craig: Lo siento, no. (Risas). Probablemente la añadiremos en nuestra próxima gira. Pero, ya sabes, los conciertos de festival son difíciles porque sólo tienes una hora, por lo que realmente tenemos que pensar lo que va a funcionar bien. Hay tantas canciones que querríamos tocar que es una verdadera lástima. Y sí, “Dear Friends” es una de ellas.

Volveréis a España este otoño y actuaréis en el Casino L’Aliança de Barcelona, una especie de teatro. ¿Cambiaréis ahí el formato de vuestro concierto?

Richard: Sí, habrá diferencias.

Mark: ¿Seremos los artistas principales? Entonces, sí, probablemente tocaremos durante una hora y 45 minutos. Esto permite que el concierto se convierta en algo así como un viaje cuando tienes más tiempo. Puedes ir subiendo la intensidad progresivamente, para luego volver a bajar el ritmo. En los festivales te tienes que ganar rápido a la gente, así que tienes que tocar tus canciones más fuertes, y no tanto sobre hacer un viaje como de crear un buen ambiente. Cuando eres el artista principal de un concierto tienes más tiempo para atraer al público.

Craig: Los festivales son difíciles porque siempre hay gente revoloteando por atrás. No estás en una estancia cerrada con todo el mundo centrado en lo que tocas. Has de ir con mucho cuidado.

¿Así que os sentís más a gusto tocando en un concierto que en un festival?

Craig: Nos gustan ambos. Simplemente, es diferente. En tus propios conciertos puedes hacer lo que quieras, tocar canciones más lentas, reposadas y variadas. Pero los festivales son geniales también.

Entonces, ¿sería correcto decir que en los festivales escogéis vuestras canciones más animadas?

Craig: No necesariamente.

Mark: Sólo las más fuertes. Las que consideramos que son nuestras mejores canciones.

Craig: Y quizá las que creemos que son más inmediatas, porque algunas de nuestras canciones no lo son tanto, y toman su tiempo para que entren bien.

Mark: También es importante para nosotros representar las diversas caras de nuestra música. Sí, tenemos himnos como “One Day Like This”, pero también tenemos las canciones más románticas como “Mirrorball”. Y es importante tocarlas para demostrar la variedad de tus canciones y la paleta de sonidos que tienes. No queremos hacer algo así como: “Mira, aquí tenéis nuestras canciones más rockeras”.

La primera vez que actuasteis en Benicàssim fue el día después de la tormenta que obligó a cancelar varios conciertos. Imagino que pudisteis charlar sobre la experiencia con algunas de esas bandas afectadas. ¿Qué recordáis de ese día?

Mark: Creo que The Paris Riots, que son amigos nuestros de Manchester, tocaron el día antes. Fue extraño porque llegamos a las 4 o las 5 de la madrugada y pudimos ver lo que estaba pasando desde el autobús del tour, viendo cómo se arrasaba el escenario. Llegas en medio de la noche y ves esa carnicería

¿Habéis tocado alguna vez en circunstancias duras?

Craig: Sí, fue en el Southside Festival de Alemania. Hubo un huracán gigantesco. Las tiendas volaban y la gente corría por el lugar.

Mark: Lo mejor fue ver a las chicas de Red Bull con sus pequeños y sexies pantalones intentando aguantar las sombrillas.

Craig: Gracias a Dios finalmente pudimos tocar porque el clima se tranquilizó, pero hubo bandas que no pudieron.

Crítica: " Build A Rocket Boys!"

Elbow @ FIB 2011 Óscar L. TejedaElbow FIB 2011 por Óscar L. Tejeda

Elbow Elbow FIB 2011 por Noelia Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar