Entrevistas

Cut Copy

Corazones psicodélicos

Cut Copy Corazones psicodélicos

A muchos fans de Cut Copy les ha sobresaltado la forma final de “Zonoscope” (Modular / Universal, 2011), un nuevo álbum que no es tan bailable ni eufórico como “In Ghost Colours” (Modular, 2008). Es más, hay quien encuentra semejanzas con la psicodelia progresiva de bandas míticas como la ELO. El sonido es distinto, la euforia es menor, y sin embargo el trío australiano sigue fiel a una idea hipnótica y colorista del pop. Hoy nos hemos enterado de que estarán actuando en la próxima edición del Sónar, así que se han juntado el hambre con las ganas de comer: el timing es perfecto para saber un poco más sobre qué les ha llevado hasta este “Zonoscope”. Responde a las preguntas Tim Hoey, tercera pata de la banda junto con Dan Whitford y Mitchell Scott.

Para empezar, me gustaría hacerlo por el final. “Sun God”, la jam que cierra el álbum, es muy distinta al resto de canciones. ¿Qué sucedió?

Bueno, en el origen la mayoría de temas eran así. Grabamos el álbum durante varias semanas en un espacio de Melbourne, algo así como un almacen acondicionado como estudio. Allí nos lo llevamos todo y estuvimos viviendo, compartiendo el tiempo con las máquinas, los ordenadores, los discos que nos habíamos llevado. Era como si nos hubieran encerrado en la mejor de las prisiones. No llevábamos ningún plan escrito, ninguna canción medio hecha.

Cut Copy - Sun God by modularpeople Entonces, ¿improvisasteis?

Sí, improvisábamos todo el rato. La mayoría de las canciones se iban desarrollando poco a poco, a veces la melodía salía en varios intentos, ese rollo. Entre medias, había ruido, ritmo, experimentos. En el proceso final lo que hicimos fue quitar todo lo que no nos convencía. Había mucho material que no servía, dejamos las canciones limpias y luego las re-arreglamos.

¿“Sun God” fue una casualidad, entonces?

En parte sí. La canción quedó muy clara enseguida y la progresión posterior también. Creció de una manera natural, el resultado es bueno, y la dejamos, aunque sabemos que el final es muy distinto a todo lo demás.

¿Haríais un disco de Cut Copy entero en esa línea?

No es una opción ahora mismo. Quiero decir que si lo hacemos como hicimos “Zonoscope”, difícilmente va a suceder que tengamos material de calidad en la línea de “Sun God” como para llenar un álbum. Otra cosa sería si cerramos las canciones y, en vez de quitar material, empezamos a añadir arreglos. No es algo en lo que hayamos pensado todavía.

¿Qué representa la portada? ¿Es algún mensaje apocalíptico?

No, qué va. Es una fotografía que ya existía con anterioridad, la hizo un artista japonés que se llamaba Tsunehisa Kimura, hacía fotomontajes imposibles de este tipo. Hace unos años que murió. El original lo conocíamos, nos pusimos en contacto con su viuda, y muy amablemente nos cedió los derechos para usar la imagen.

Es extraordinaria.

¿Verdad que sí? A nosotros nos tuvo hipnotizados durante semanas. Conseguir la foto para la portada fue una gran alegría. Cut Copy Corazones psicodélicos Por lo demás, el disco suena diferente a “In Ghost Colours”. Menos bailable. ¿Por qué?

Queremos pensar que es todo una sugestión del tipo de música que estábamos escuchando en ese momento. Somos bastante influenciables, aunque no esté muy bien decirlo. Me refiero a que la atmósfera que se crea a nuestro alrededor durante un tiempo acaba calando, aunque sea de manera invisible, y se queda en el sonido de Cut Copy.

¿Y qué escuchábais?

Mucha psicodelia, sobre todo. Con “In Ghost Colours” sucedió que escuchábamos más house, más disco, italo, techno, dance music, ya sabes. Últimamente hemos vuelto a escuchar mucho pop, e instintivamente “Zonoscope” se fue hacia una paleta de sonidos de raíz más acústica, producciones más desnudas y efectos de tipo hipnótico. No sabemos cómo va a reaccionar la gente, pero es el disco que nos apetecía hacer.

Sigue habiendo ritmo, sin embargo.

Claro que sí. Forma parte de nuestra identidad, no lo podemos cambiar. Pero ahora es un poco más tribal, no tan de club.

¿Os dejáis mucho dinero en vinilos?

Más del que deberíamos, sí. Es nuestro hobby. Cuando estamos en una gira, siempre pedimos ir a las tiendas que haya en la ciudad en la que estemos y buscamos joyas.

Y luego esos son los discos que allanan el camino para luego hacer vuestras próximas canciones.

No, tampoco. Quiero decir que compramos de todo, no nos limitamos a unos estilos en concretos. Hay mucha música que consumimos que luego no se percibe en nuestras canciones. Sólo podéis captar una pequeña porción.

¿Os estresa ser un grupo de éxito?

No, porque no creemos ser un grupo de éxito.

Con “In Ghost Colours” pasásteis de ser un grupo desconocido a ser un hype de bastante entidad.

Sí, pero no somos, yo qué sé, Lady Gaga. Se puede sobrellevar bien. Yo voy por la calle y nadie sabe quién soy. Estoy en un festival y me puedo pasear tranquilamente sin que nadie me aborde. Es el grupo el que tiene un poco de tirón y esa es una tensión que compartimos entre todos y que es muy llevadera.

¿Cómo van a ser los nuevos conciertos?

No van a cambiar demasiado con respecto a la gira anterior. Hay canciones nuevas y cambia la manera de tocar, el repertorio, el tipo de sonido. Pero seguimos siendo nosotros y los viejos hits también estarán.

¿ “Hearts On Fire”? Dí que sí.

Jajajaja. No lo descarto. Recuerda que Cut Copy son uno de los grupos confirmados para el Sónar 2011. Los australianos estarán presentando "Zonoscope" en Sónar Barcelona y Sónar Galicia, a celebrarse entre los días 16 y 18 de junio en Barcelona y A Coruña.

Al habla con Tim Hoey, de Cut Copy. Aquí nos explica cómo será su gira, de dónde salió la foto de la portada de “Zonoscope” y cuánto dinero se dejan en discos.

Cut Copy Zonoscope

Crítica : " Zonoscope"

"Era como si nos hubieran encerrado en la mejor de las prisiones. No llevábamos ningún plan escrito, ninguna canción medio hecha."

"A nosotros nos tuvo hipnotizados durante semanas. Conseguir la foto para la portada fue una gran alegría."

"Queremos pensar que es todo una sugestión del tipo de música que estábamos escuchando en ese momento. Somos bastante influenciables, aunque no esté muy bien decirlo."

Cut Copy Corazones psicodélicos

"Yo voy por la calle y nadie sabe quién soy. Estoy en un festival y me puedo pasear tranquilamente sin que nadie me aborde. Es el grupo el que tiene un poco de tirón y esa es una tensión que compartimos entre todos y que es muy llevadera."

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar