Entrevistas

Cosas que nadie te contará sobre la crisis de refugiados

La estrategia de Europa, a ojos de Daniela Ortiz

Estamos indignados, superados por tanta tragedia. Queremos que la gente deje morir para llegar hasta Europa, no queremos ver más niños ahogados en la orilla. Somos conscientes de que esto tiene que parar. Lo que ocurre es que no sabemos qué es ESTO.

¿Los políticos?, ¿Angela Merkel?, ¿la Unión Europea…?

¿Y qué cosas nos pasan por alto en esta terrible crisis de refugiados?, ¿qué es lo que estamos presenciando?, ¿enfocamos bien el “problema migratorio”?

Para resolver estas preguntas hemos ido a preguntar a una migrante. Se llama Daniela Ortiz, es artista peruana, reside en Barcelona y odia que la llamen activista: “Soy una migrante politizada. Con un bisabuelo español y habiendo estudiado la carrera aquí, tuve que casarme por papeles”.

¿Qué es Europa para ti?

Buf, se me pone la piel de gallina. Europa es el lugar donde vive la población más privilegiada del mundo entero, por más precaria que ahora sea para muchos de sus ciudadanos.

¿Es Europa un continente violento?

Desde hace 500 años, Europa ejerce violencia sistemática sobre los pueblos no europeos y los no blancos.

¿Qué ha cambiado?

Que los habitantes de las ex colonias estamos viniendo aquí. El escándalo se produce porque Europa está cometiendo atrocidades dentro de su propio territorio. Son técnicas aprendidas durante siglos. El entrenamiento también incluye capacidad psicológica para soportar las atrocidades. Los europeos han aprendido a soportar la violencia que se ejerce en su nombre.

Los europeos han aprendido a soportar la violencia que se ejerce en su nombre

Naufragios en el Mediterráneo, muertos descomponiéndose en una furgoneta, el cadáver de un niño golpeado por las olas. Parece que estas escenas están moviendo las tripas de los europeos, al menos por unos días. 

Hace años que la gente está muriendo para llegar aquí y la violencia está aumentando. Empieza a darme miedo incluso para los que ya llevamos años viviendo en ciudades europeas. Por no hablar de la gran jugada política que se está llevando a cabo utilizando a los refugiados sirios.

¿Qué jugada?

Resulta imposible negar que los sirios están huyendo de una guerra brutal, y es una comunidad pequeña comparada con el resto de refugiados y migrantes. Lo que se está haciendo es diferenciar a los refugiados sirios de los migrantes y de otros refugiados. Ayudándolos sólo a ellos, justificamos la expulsión de los otros.

¿Cómo?

Si ves los recientes discursos “humanitarios” de Merkel, Avramopoulus,  Hollande, Bertaud, siempre hablan de cambiar el sistema de asilo, casi únicamente en relación a la población siria, pero también hablan de acelerar el sistema de deportaciones. Por otro lado, el documento que da Europa no es de asilo. 

 

Ayudando sólo a los refugiados sirios están justificando la expulsión de los otros

¿No?

En los documentos que se dan a los solicitantes pone que los refugiados están bajo protección internacional. Eso da derecho a permanecer en un país europeo hasta que el gobierno en cuestión determine que ha terminado el conflicto en tu país de origen. Si durante ese tiempo no has conseguido legalizar tu situación, serás expulsado.

¿Esto está ocurriendo?

Ya está pasando con iraquíes que llegaron siendo menores de edad a Gran Bretaña, por ejemplo.

¿No crees que los sirios necesitan más apoyo ahora?

Claro que sí. Ahora mismo los sirios necesitan una protección mayor que cualquier otra persona, pero la crisis se está utilizando para justificar el sistema de control migratorio. Los que huyen de ese conflicto de pronto tienen más derechos; los que huyen de otros, o de la pobreza, no.

Parece perverso.

No debemos olvidar que quienes definen qué es un refugiado o un conflicto son instituciones con intereses o sin conocimientos. Al pedir asilo, el trato es con la policía, que cada vez es más violenta y no tiene criterio. Conozco a gente de Nigeria con situaciones gravísimas de persecución que podrían ser considerados refugiados producidos directamente por España, podrían pedir asilo por lo que les están haciendo aquí mismo: esposos deportados, hijos retirados por los servicios sociales, papeles cancelados, pero jamás serán considerados refugiados, menos si es España el país responsable.

¿ Están colapsando Europa los migrantes y refugiados?

En absoluto. A España se le pedía que aceptara 4.288 refugiados y Rajoy está regateando. Hay que ser cínico para no aceptar esa cantidad en un país de 46 millones. ¿Cómo pueden incluso 100.000 personas colapsar España?

¿Cómo pueden incluso 100.000 personas colapsar un país de 46 millones de habitantes?

A 1 de enero de 2015, el 10% de los habitantes inscritos en el padrón de España tienen nacionalidad extranjera, y la cifra no para de caer (en 2013 se registró un descenso de más de 500.000 extranjeros y en 2014, unos 300.000).

Cuando los líderes discuten parece que hablen de millones de personas. Y estamos hablando de acoger a un grupo no tan grande de refugiados sirios entre 27 países.

Entonces, ¿qué está pasando?

Hay un embotellamiento. La política europea es ir cerrando fronteras y rutas. Eso produce atascos en ciertas zonas. Cierta población que viene de África se embotella en Ceuta y Melilla. La ruta de Senegal a Canarias está cerrada, la de Turquía con Grecia por el río Evros también, así es como surgen otras rutas más peligrosas.

La llamada “Europa Fortaleza”.

También hay un embotellamiento legal. Los trámites, tanto para refugiados como para migrantes, son cada vez más complejos, cada vez se piden más documentos y se tarda más tiempo. ¿Por qué crees que la gente está tratando de ir a Austria, Alemania o Bélgica directamente?

¿Porque en el norte de Europa los países son más ricos?

No. El objetivo es llegar hasta allí sin dejar rastro legal. Si les identifican de camino, en algún país del sur, se les aplica Dublín II.

¿Qué es Dublín II?

Es un tratado aprobado en 2003 que obliga a los refugiados a hacer la solicitud de asilo allí donde ponen el pie, a nivel legal, por primera vez. La mayoría de veces eso ocurre en Grecia o Italia. El sur de Europa absorben la mayoría de solicitudes y además el tratado prohíbe emitir un permiso para viajar libremente por Europa durante el tiempo de espera a la resolución del asilo, que puede durar años.

No hay pasividad ni inacción de los políticos. Al contrario, hay una acción política muy clara que viene aplicándose desde los años 80

Vaya atasco.

Además de la sobrecarga, en los países del sur de Europa los trámites son más complejos y lentos que en los países del norte. De modo que este tratado se utiliza como una segunda frontera que frena a los migrantes y refugiados y los acumula en el sur. Pero no creas que a los líderes europeos esto les viene de nuevo o que están sobrepasados.

¿Qué quieres decir?

Hay presupuesto para acoger a los refugiados, y los migrantes que quieren venir para trabajar y tener una vida mejor no colapsarían Europa. No hay pasividad ni inacción como están diciendo muchos medios. Al contrario, hay una acción política muy clara que viene aplicándose desde los años 80.

¿Cuál?

Para lo que se está trabajando no es para ayudar a los refugiados ni para que los migrantes puedan desarrollar su vida aquí y generar riqueza. El presupuesto se dedica al control fronterizo, la persecución, detención y deportación de la gente.

¿Por ejemplo?

El aumento de fuerzas de seguridad en las fronteras, redadas, centros de internamiento, vallas, perros. Cuando el migrante llega al país europeo, la persecución no se detiene. La deportación de una persona tiene un coste de entre 4.000 y 6.000 euros para el estado español. En un vuelo masivo podría alcanzar los 300.000 euros. Nunca se quejan de esos costes, para eso siempre se ponen de acuerdo. Y no cuento el presupuesto para empresas de seguridad y Frontex.

El tratado Dublín II está siendo utilizado como una segunda frontera entre la Europa del norte y del sur

¿Qué es Frontex?

Es la agencia que vigila las fronteras de la Unión Europea. Colabora con los estados miembros y coordina distintos operativos, desde salvamentos hasta deportaciones y cierre de rutas. Casi todo su presupuesto viene de la Unión Europea, que lo distribuye entre los miembros según las necesidades. Es muy curioso.

¿El qué?

Antes del desastre de Lampedusa en octubre de 2013, todos los documentos de Frontex en relación al sistema EUROSUR utilizaban palabras como “vigilancia” y “seguridad”. Después de las muertes de Lampedusa incluyeron "salvar vidas" y "rescate". Efectivamente han sacado del agua a gente que se estaba ahogando, pero después también gran parte de esas personas son detenidas, van al centro de internamiento y entran en el proceso de expulsión.

¿Quieres decir que se humaniza la expulsión?

Cuando vemos en los medios que hace falta más presupuesto para rescates, en realidad están pidiendo más dinero para el sistema de control migratorio. Cuando los países europeos piden solidaridad, están pidiendo dinero para el sistema de persecución y expulsión.

Cuando los países europeos piden solidaridad, están pidiendo dinero para el sistema de persecución y expulsión

Frontex protege las fronteras del país europeo que lo necesite, pero Bruselas no tiene poder para decidir sobre cómo los países miembros deben gestionar sus fronteras. Al final, cada país es soberano y decide su política migratoria.

Exacto. Lo que puede hacer la Unión Europea es sancionar a quien incumple pactos y leyes. Pero a la vez es por Europa que se han creado muchas de las políticas de control migratorio, como la ley de extranjería española por ejemplo.

¿Por eso vemos la desunión entre los distintos presidentes europeos? Cada uno barre para casa mientras Bruselas presiona para que tengan una política conjunta.

Bruselas ya sabe cómo se van a comportar, sabe lo que va a decir Cameron y lo que va a decir Rajoy. Europa genera un discurso humanitario mientras sigue aplicando su política de control migratorio. Es ahí donde están yendo todos los esfuerzos.

Ponme otro ejemplo.

Si se encuentra un cadáver, se entierra a la persona sin identificar y la familia no se entera. No hay gasto. En cambio invertirán todo lo necesario en refuerzos y tecnología para identificar como sea a un migrante o refugiado vivo porque es necesario para expulsarlo o controlarlo, como el sistema puntero de huellas dactilares, el EURODAC.

¿Hay muchos desaparecidos en las fronteras europeas?

Lo fuerte es que no se sabe. Frontex y la policía deben tener esos datos, pero no están haciendo ningún registro. Gracias a organizaciones como United Against Racism, que está contabilizando esas muertes documentadas, sabemos que son más de 22.000 desde 1993. Para ello utilizan las cifras confirmadas de los medios de comunicación. La inmensa mayoría son personas sin nombre. Ahora las madres tunecinas están movilizándose hace varios años para pedir información sobre sus familiares desaparecidos. Debemos entender que mantener un sistema de control migratorio así de violento supone trabajo y dinero. También hay mucho esfuerzo legal.

En las fronteras europeas han muerto más de 22.000 personas, la mayoría sin identificar, sin nombre

¿Cómo cuál?

Tienen que pensar mucho para aprobar leyes que violan sus propios tratados de derechos humanos.

¿Por ejemplo?

Las deportaciones masivas de extranjeros están prohibidas en el artículo 4 de la Carta de los derechos Fundamentales de la Unión Europea. ¿Cómo lo han legalizado? Explicando que cada deportado tiene una orden individual, un papel personalizado, y así han conseguido que no se considere una deportación masiva.

Eso es trampa.

También promueven que agencias como ACNUR o los defensores del pueblo visiten los vuelos y garanticen que supuestamente se respeten los derechos de los migrantes. Pero claro, están vigilando una operación en la que violar los derechos de los deportados ya es legal, así que ya no pueden denunciarlo.

Entonces, las imágenes dramáticas que estamos viendo estos días tienen que ver con una estrategia política.

El Parlamento Europeo puede cambiar normativas que generan bloqueos de tránsito y legalidad; puede cambiar cómo se reparten los presupuestos. La situación cambiaría mucho si dejaran circular a migrantes y refugiados.

Si cada vez es imposible vivir en más lugares del mundo, por pobreza y conflictos, ¿cómo se sostiene una estrategia de levantar cada vez más muros? ¿Estamos ante una especie de nuevo feudalismo?

La ley de extranjería española es un gran ejemplo. Fue aprobada unos meses antes de que España entrara en la CEE. El objetivo de las leyes que regulan las migraciones es crear una clase trabajadora muchísimo más pobre y sin derechos.

Lo mismo pasó con los esclavos procedentes de África. Antes de explotarles se instauró el discurso de que son inferiores y generan problemas.

¿Por qué nadie ve a los migrantes como una riqueza en un momento de envejecimiento demográfico de la población y de crisis?

Porque necesitan que sean sujetos explotados. Lo mismo pasó con las personas esclavizadas procedentes de África. Antes de explotarles se instauró el discurso de que son inferiores y generan problemas. Así también se consigue el monopolio de la libre circulación.

¿Qué es eso?

Tú eres periodista y puedes viajar a Colombia a hacer un reportaje y luego volver. No tendrás que invertir dinero en pedir permisos y burocracias. Ese privilegio genera economía para tu país, una economía negada para los países del sur. Me hace mucha gracia cuando las izquierdas piden que se trabaje en los países de origen de los migrantes.

¿En qué sentido?

¿Con ONGs que dan trabajo a los blancos y terminan siendo un negocio? ¿Por qué ayudar a un español es solidaridad y ayudar a un migrante es caridad? Si dejas que la gente trabaje, mandará dinero a su país. Si quieres ayudar a los países de origen, la libre circulación vital, también es un recurso económico.

¿Crees que la izquierda está perdida en el tema migratorio?

Durante el 15M, por ejemplo, se apelaba siempre a la ciudadanía, precisamente lo que los migrantes y refugiados no tenemos. Entonces se hablaba de democracia, cuando yo llevo 8 años aquí y sigo sin poder votar aunque los migrantes seamos los primeros que sufrimos las medidas políticas. El sistema de control migratorio forma una parte casi inexistente en las reivindicaciones, y eso que la estructura represiva se paga con dinero público, como el rescate a los bancos. Lo peor es cómo los políticos y los medios normalizan el racismo y la xenofobia sin que nos demos cuenta.

El sistema de control migratorio apenas existe en las reivindicaciones sociales, y eso que se paga con dinero público, como el rescate a los bancos

Pon un ejemplo.

Que Cameron diga que los migrantes son una plaga o que García Albiol diga que hay que limpiar la ciudad es fácilmente detectable. Pero a mucha ciudadanía le parece bien que los migrantes pasemos un examen para tener la nacionalidad, que cada vez suspende más gente, o un examen de integración y aprender el idioma para demostrar arraigo. Nunca se preguntan por qué los ciudadanos comunitarios están exentos de todas esas exigencias y dificultades. A un alemán jamás le pedirán que sepa historia de España o que hable el idioma de la comunidad autónoma. A un boliviano se lo pedirán todo.

¿Qué te parece lo que la red de ciudades refugio que ha promovido la alcaldesa de Barcelona?

Me parece muy bien lo que está haciendo la alcaldesa de Barcelona, pero esto lleva pasando mucho tiempo, y no solo con los refugiados sirios. Por no hablar de la situación de los migrantes en su ciudad. El aplauso es desmesurado, glorificar las acciones de un europeo nunca es de ayuda. Aún hay mucha distancia entre nosotros. No somos vecinos, somos inmigrantes. La muerte de un senegalés nunca provocará lo que provoca la muerte de un blanco.

¿Cómo podemos empatizar más?

Lo primero es darse cuenta de los privilegios que tiene cada uno. Muchas cosas que pensamos que son derechos, como un pasaporte europeo, es en realidad un privilegio. La libre circulación no es un derecho en el momento en el que a otros se la están impidiendo para que tú la mantengas. Entre los migrantes existen también los privilegios. En mi caso, por ejemplo, el hecho de ser hispanohablante y considerada blanca en ciertos contextos provoca que tenga privilegios.

A un alemán jamás le pedirán que sepa historia de España o que hable el idioma de la comunidad autónoma, a un boliviano se lo pedirán todo

¿Qué más?

Casi siempre los medios se centran en las historias de los migrantes y refugiados. Hay que dejar de analizar constantemente al sujeto oprimido; qué comen, cómo viven, qué hacen. Siempre somos objetos de la política, nunca considerados sujetos políticos. Ahora es importante que la ciudadanía entienda y se informe de cuáles son los mecanismos con los que lidian aquí dentro, conocer cómo funciona el sistema de control migratorio.

¿Y para quien quiera actuar?

Acoger refugiados en sus casas, casarse con gente por papeles, empadronar, contratar sin lucrarse, denunciar que se está deportando a alguien en un vuelo comercial…

¿Qué le dirías a alguien que cree que no tienes derecho a estar aquí?

Tengo absoluto derecho a disfrutar la riqueza de Europa, también me pertenece porque se ha construido en base a la explotación y saqueo de las tierras y pueblos del sur. Por otra parte, no puede ser que tú tengas derecho a trabajar y disfrutar de la riqueza de mi país, de la mayoría de países del mundo, y yo no.

¿Hacia dónde va Europa si seguimos levantando fronteras? ¿Si cada vez el mundo es más inhabitable?

Tal y como funciona todo, no hay nada que evite que se empiece a matar a migrantes y refugiados. Las deportaciones pueden ser mucho más masivas, está todo listo para que ocurra y peor aún, que ocurra de forma legal. Y es importante que tengamos miedo a eso, no a los migrantes ni refugiados.

No llores por los refugiados, llora por Europa

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar