Entrevistas

Conociendo a... The Crystal Ark

Cuando la música rave y el acid house se vuelven sabrosones y vibrantes

Coincidiendo con la llegada del álbum de debut de The Crystal Ark, Gavin Russom nos explica con profundidad los cambios en la naturaleza del proyecto, la importancia de la energía y cómo se graba un disco alrededor del mundo.

Gavin Russom es un hombre en constante tránsito vital y, por ende, musical. En 2010 mudó su piel (literalmente; pasó de la melena, la barba y los ropajes oscuros a los trajes blancos, los sombreros y el rasurado prístino) y se puso al mando de The Crystal Ark, el proyecto que comparte con Viva Ruiz. En lo musical la aventura partía de la premisa de fusionar la música afro-latina y los clásicos rave europeos y empezó a cristalizar en una tríada de singles para DFA editados entre 2010 y el pasado verano. A partir de ahí, y a medida que se sucedían sus incendiarios directos (bailarines incluidos), el proyecto se convirtió en una banda con todas las de la ley que incluye, entre otros, dos vocalistas, el percusionista Alberto Lopez y los bajistas Tyler Pope (LCD Soundsystem, !!!) y Eliza Douglas.

Este cambio de naturaleza es una de las grandes claves que se esconden detrás de “The Crystal Ark”, el álbum de debut del grupo. Un disco que parte de los postulados iniciales del proyecto pero que los abarca desde una perspectiva mucho panorámica, tanto en términos formales como estilísticos. Por el camino, Russom ha pasado de ser el brujo de los sintetizadores a convertirse en el director de orquesta de un conjunto en el que la instrumentación en directo y la humanidad desatada multiplican su protagonismo. Coincidiendo con la llegada del disco, hemos querido hablar con Russom sobre las energías que le mueven, el re-descubrimiento de las influencias y el peculiar proceso de grabación detrás del álbum.

"Poner a la gente en contacto con sus cuerpos es definitivamente uno de los propósitos del disco"

El punto de partida de The Crystal Ark era, en cierta medida, fusionar el espíritu de la música afro-latina con la fuerza de la música rave europea. ¿Sigue siendo válida esta idea en el nuevo disco?

Esa idea sigue ahí, definitivamente, pero ha sido expandida. Con el álbum la idea era acercarse a muchos estilos distintos, y presentar las muchas vertientes de mi estética musical para crear algo que fuera más allá de géneros y que se mantuviera fiel a su mensaje específico.

Siempre has dicho que el propósito de la música de The Crystal Ark es hacer bailar a la gente. Aún así este disco no está tan enfocado a la pista de baile, al menos en el sentido tradicional. ¿Cual diría que es el propósito de este disco?

Diría que lo yo dije fue que uno de los propósitos iniciales de The Crystal Ark era el de hacer música que funcionara con el cuerpo, que haría que la gente se sintiera excitada de estar en su propio cuerpo y las posibilidades alrededor de ello. Bailar es una parte de ello pero también es una idea más amplia acerca de sentir las cosas, de estar presente, estar vivos y celebrar la vida. Poner a la gente en contacto con sus cuerpos es definitivamente uno de los propósitos del disco. En un sentido más amplio el objetivo del álbum es compartir con el mundo música que sea única, genuina, inspiradora y actual, para que pueda llegar a la gente y permitir que disfruten y experimenten su vida de un modo distinto y profundizar en las posibilidades de estar vivo. Teniendo en cuenta que, por su naturaleza, la música da sentido al tiempo y la experiencia, me gustaría que el álbum tuviera un significado muy profundo y poderoso para quién lo escuche. Con este objetivo en mente, el disco está compuesto de sonidos altamente estimulantes. Crea un espacio en el que sonidos aparentemente dispares conviven sin disolverse en una unidad neutralizadora. De hecho, los sonidos se enfatizan el uno al otro a causa de sus diferencias. Musicalmente pone sobre el papel una idea sobre cómo la energía podría interaccionar con otra energía de un modo creativo y productivo, un camino genuino que honra a la naturaleza y a los seres humanos, algo que también es un reflejo de lo divino en los seres humanos. En un tiempo en el que la mayoría de viejos modelos y estructuras sobre las que se construyó la cultura se están viniendo abajo, dejando de funcionar o convirtiéndose en dominantes a raíz de su resistencia a su propia irrelevancia, para mí es importante trabajar en usar la creatividad como un modo para imaginar y proponer nuevas estructuras. Eso se extiende a mi colaboración con Viva en este proyecto y en el modo que trabajamos juntos. Las letras que ha escrito y canta en este disco dan otra perspectiva, la suya, sobre los mismos temas.

Vuestra música rezuma un cierto poder ritualista. ¿De dónde crees que viene esta pulsión? ¿Te consideras una persona mística?

Creo que eso viene del hecho de lo que atrae de la música es su poder y habilidad de crear un cierto ritual de tiempo y espacio. Y eso es algo que Viva comparte conmigo así que cuando colaboramos es aún más pronunciado. Cuando hago música intento abrirme a cualquier energía que quiera desplazarse a través mío en vez de imponer una idea intelectual rígida y específica, así que también viene de eso. “Místico” es una palabra complicada, pero ciertamente estoy interesado en el poder curativo y de transformación de consciencias que tiene la música.

También has dicho que Nueva York ha sido una influencia importante. ¿En qué sentido? ¿Qué otro tipo de experiencias extra-musicales han inspirado el disco?

La música de The Crystal Ark empezó en un período en el que estaba re-descubriendo Nueva York tras vivir cinco años en Berlín. Y el álbum creció a partir de que me trasladé a la ciudad definitivamente de nuevo. La ciudad alimentó la música; toda la música que escuchaba en la calle y las tiendas, la gente hablando, el aspecto de la gente, el metro, el feeling enérgico de la ciudad. El efecto de gente tan distinta y de tantos lugares diferentes moviéndose juntos. Y Viva es de Nueva York, o sea que mucha de la influencia de la ciudad viene a través de ella. Una de las cosas que hizo que nos juntásemos fue un deseo mutuo de celebrar Nueva York.

Una de las cosas que ha sido importante para mí del proceso de trabajar en el álbum de The Crystal Ark ha sido redescubrir e integrar influencias de un tiempo en el que era mucho más joven. No sólo la música que escuchaba, pero también mi manera de ver el mundo y mi sentimiento de estar profundamente conectado a lo espiritual, tanto en la naturaleza como en la ciudad, y el modo en el que estas dos fuerzas pueden interaccionar y reforzarse la una con la otra.

La aproximación global parece mucho más orgánica que en los dos primeros singles del proyecto. ¿Estás de acuerdo? ¿De dónde viene este cambio de perspectiva?

Orgánico es una palabra compleja que no sé como tomarme en este contexto. Empecé a usar muchas más herramientas en el LP que de las que había usado en los singles; samplers, instrumentos en directo como el bajo, guitarra... que expandieron mucho el sonido. Además de escribir sus partes, Viva también escribió para las vocalistas adicionales, Jaiko y Sokhna, y la interacción de sus tres voces le da un sonido distinto al disco. Nueva York se convirtió en mi hogar permanente cuando empecé a trabajar en el álbum mientras que los primeros singles estaban hechos primordialmente en Berlín, y la energía que hay aquí, los sonidos de aquí hicieron que mi perspectiva se abriera en el sentido de los sonidos que podía imaginar y con los que quería trabajar, y me trajeron muchos recuerdos, específicamente memorias musicales de canciones y sonidos que eran importantes para mí cuando vivía aquí antes. Una gran parte de la experiencia de The Crystal Ark ha tenido que ver con abrirme a toda clase de influencias que quizá tiempo atrás pensaba que no podían coexistir. Así que creo que uno puede escuchar los efectos de esto en el disco, es una evolución respecto a los singles, producto de ser capaz de mantener juntas más tipos de energías musicalmente sin que unas minimicen a las otras.

"Vamos a producir un nuevo show en directo específicamente para representar e interpretar este álbum"

También suena mucho más como el producto de una banda. Desde que empezasteis a girar os convertisteis en una banda con todas las de la ley. ¿Influenció esto el modo en que concebiste el disco?

El disco fue mayoritariamente concebido alrededor de esta idea de tener una banda, y mezclar música electrónica con música “en directo”, especialmente percusión, bajo y voces. Eso surgió a partir del modo en que canciones antiguas como “The City Never Sleeps” cambiaron cuando empecé a prepararme para tocarlas en directo. La banda, tal y como aparece en el disco, creció de un modo muy natural, a partir de que Viva y yo introdujésemos a gente con la que queríamos trabajar en el proyecto, hecho que añadió los matices de cada uno a la mezcla.

En términos de producción, ¿lo grabasteis como si de una banda se tratara o estabais solo Viva y tú en el estudio? ¿Ha sido este proceso de grabación muy distinto al de otro de tus proyectos colaborativos?

Fue grabado de un modo bastante único. Predispuse una versión inicial de los tracks como instrumentales y se las pasé a Viva, quién empezó a trabajar con las letras y las melodías vocales. También se las pasé a Alberto Lopez y él grabó pistas de percusión (básicamente Bataa), que luego edité y fui incluyendo en la estructura de la canción. Tyler y Eliza escribieron líneas de bajo en directo sobre las que yo había escrito con sintetizadores e introdujeron sus variaciones estilísticas. Trabajamos en el estudio juntos un poquito pero mayoritariamente la parte instrumental del disco fue concebida alrededor del mundo, yo escribía en las habitaciones de hotel mientras estaba de gira con LCD, fuimos todos a Berlín en verano para grabar las partes de bajo de Tyler y mucho más... Luego Viva y yo dispusimos las letras que ella había escrito en las partes correspondientes, yo también añadí algunas donde cabían, y luego entramos en el estudio con ella y dos vocalistas más y grabamos todas las vocales. Algunas partes de la música cambiaron cuando hicimos eso, así que la mezcla fue otro gran proceso con Matt, Viva y yo trabajando juntos en el estudio de DFA durante un mes para dar forma a las canciones tal y como quedaron finalmente. Algunas partes del proceso fueron iguales a otros proyectos, los cimientos fueron similares, y luego hubo otras partes que fueron totalmente nuevas.

Siento curiosidad por el componente lírico de este proyecto. ¿Es algo de Viva u os gusta discutir los temas juntos? ¿Por qué razón específica buscabas voces en español?

Casi siempre Viva escribe las letras. Lo que hemos hecho siempre es que yo hago la música y se la reproduzco cuando creo que está lista, y luego ella tiene una sensación de lo que cada canción quiere decir en palabras. Esta parte del proceso es realmente increíble, como arqueología de alguna manera. Hablamos de esas ideas, a veces escribo una línea o dos… Y luego ella trae lo que ha escrito, como una historia. Como encontrar el corazón de la música y ponerlo en palabras o escarbar lo que la música le ha inspirado y convertir eso a lenguaje.

Originalmente la idea de trabajar con una vocalista que pudiese cantar en inglés y castellano era intuitiva. Cuando hago música trato de escuchar lo que quiere ser, lo que me dice que necesita, y esta música me estaba diciendo que quería una vocalista femenina que cantase en español e inglés, y que tuviese un rollo Jade4U; poderosa, femenina, inspirada, mística. Cuando conocí a Viva y su otro trabajo era obviamente la persona perfecta, exactamente lo que estaba buscando, así que el proyecto se convirtió en una colaboración entre nosotros basada en esta idea. Era muy natural imaginar voces en español ya que durante buena parte de mi vida he vivido en ciudades americanas con una gran población de hispanoparlantes. Nueva York es, por supuesto, muy conocida en este sentido y cualquier día no sólo escucho hablar inglés, español o spanglish entre los nativos neoyorquinos, sino también muchos otros idiomas. La gente nacida en familias que emigraron de antiguas colonias en las que se hablaba español a Nueva York ha influenciado tan profundamente la cultura de esta ciudad, y por tanto el país en su conjunto y probablemente el mundo, que es imposible para mí como una persona que vive aquí separar de donde vienen todas las influencias, simplemente lo vivo todo como el sonido y la energía de la ciudad. En retrospectiva, por supuesto, la decisión de tener letras en español e inglés tenía todo el sentido del mundo, no sólo por lo ya comentando, también porque hay toda esta controversia aquí sobre los inmigrantes sin papeles y cómo todo el mundo aquí debería ser forzador a hablar inglés. Y usar ambos idiomas en la música es una manera de representar, honrar y tender la mano a la América real a los americanos reales, lo que incluye a cualquiera que viva aquí, con o sin papeles, sin importar de dónde vienen.

Tengo la sensación de que pese a que The Crystal Ark es una cosa entre Viva y tú, también es una especie de “proyecto abierto” ansioso por dar la bienvenida a una variedad de personalidades. ¿Cuánta gente conforma The Crystal Ark hoy y en qué grado son influyentes en el camino musical del proyecto?

Sí, creo que es un modelo interesante. Es, en esencia, una colaboración entre Viva y yo ya que escribimos las canciones juntos, y luego otros son invitados al grupo y enriquecen el proyecto con lo que traen. Hay diez personas en The Crystal Ark ahora mismo, y los bajistas se turnan, así que la “banda” son realmente nueve personas (aunque espero tener a ambos bajistas en el escenario algún día). Esto incluye Alberto Cortes e Irene Discos, quienes bailan en el grupo. Después hay una extensa familia con la que trabajamos, Bec Stupak y Johnny Woods, por ejemplo, quienes ayudan en las proyecciones de vídeo o Lizzy Yoder, quien prestó su voz en el maxi “Tangible Presence”, o Julio Monterrey, quien a menudo hace nuestro sonido de directo y fue uno de los que tocó vientos en “Crossing”, de nuestro nuevo LP. Viva y yo estamos creando el proyecto juntos, pero en cierto modo es muy inclusivo, como dices. Por lo que se refiere al LP, cada uno de los miembros que han tocado ahí trajeron su propia energía a la música, lo que añadió algo especial y único que ayudó a moldear el sonido.

¿Hasta qué punto dirías que los directos han influenciado el resultado final?

Creo que los directos nos han dado la percepción de quiénes somos como grupo grande a un nivel más profundo. Me han dado la percepción de las posibilidades del grupo, las cuales se abrieron conforme escribí la música del LP, pero creo que la influencia real se verá en cómo las canciones que fueron creadas para el LP son trasladadas a las actuaciones en directo.

Vuestros directos son una experiencia bastante intensa. ¿Será el directo para este álbum muy distinto a los que habéis hecho hasta ahora?

Vamos a producir un nuevo show en directo específicamente para representar e interpretar este álbum, tomando en consideración todo lo que hemos aprendido tocando los últimos dos años y medio. Se basará en ese show, pero a un nivel completamente nuevo.

"Estoy trabajando lentamente en un álbum en solitario basado en la improvisación y la poesía"

Dos miembros de la banda fueron, como tú lo eras, músicos de LCD Soundsystem. ¿Cómo viviste la gira de despedida y el cese de actividades de ese proyecto? ¿De qué maneras ha sido importante en tu vida o en tu desarrollo como artista?

La gira de despedida fue una experiencia alucinante. Aprendí un montón de cosas trabajando con James de un modo regular y llegué a conocer muy bien a toda la gente del grupo. La experiencia de profundizar en las canciones y continuar intentando tocarlas en vivo mejor cada noche fue muy potente. El público fue, por supuesto, encantador y entregado ahí donde fuésemos. Sabía que iba a terminar cuando me trajeron para la gira, así que no era una sorpresa, pero fue sin duda un ajuste acabar con esa intensidad en las giras. Estoy orgulloso de haber podido montar esa gran fiesta en el Madison Square Garden como despedida. Lo sentí importante en tanto a que era como un ritual. Creo que aprendí mucho sobre composición al profundizar tanto en las canciones de LCD con tal de tocarlas bien. Y me convertí en un músico mucho mejor como resultado de practicar constantemente. Tuve la oportunidad de ver muchos sitios inspiradores y preciosos por todo el mundo, y establecer, por lo menos, una conexión musical con gente de todos los lados. Fue una verdadera bendición.

¿Qué podemos esperar de The Crystal Ark una vez se lance el disco? ¿Habrá muchos conciertos?

Se lanzarán muchos sencillos del álbum y probablemente empecemos a girar a principios de 2013. También empezamos algo llamado The Crystal Ark Party Machine, que está basado en un DJ set con voces en vivo, coreografía, sintetizador y trabajo enérgico. No tanto una representación de la música del LP como una manera de traer la energía del grupo y la música a un club o a una atmósfera de fiesta de una manera directa, tocando música que nos ha inspirado así como edits houseros de nuestros propios temas, y algunas sorpresas especiales. Así que también giraremos con The Party Machine. Viva está a punto de terminar un nuevo vídeo para “We Came To” que saldrá alrededor del lanzamiento del álbum, y, bueno, ya sabes que Viva y yo somos artistas que nos encanta hacer cosas para The Crystal Ark así que ocurrirá algo de magia aquí y allá también.

También he leído que harás shows en solitarios en los que crearás música en tiempo real. ¿Puedes expandirte en este sentido?

Sí, he estado haciendo esto durante un tiempo, pero no muy a menudo. Estoy trabajando lentamente en un álbum en solitario basado en la improvisación y la poesía y estos espectáculos son una parte de ello. La improvisación siempre ha sido una parte de mi proceso y mi estilo de interpretación, así que estos shows en solitario son como una ventana a ello; improvisaré en un tema utilizando algunas de mis herramientas musicales primarias. Es música trance básicamente, una ocasión ceremonial de escuchar y centrarse en cómo interactúan el sonido y el tiempo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar