Entrevistas

Cold Cave

No podemos conocer la luz si antes no conocemos la oscuridad

Cold CaveSucede a menudo: cuando la mayoría de la prensa da el año musical por terminado, de repente aparece un grupo en el que nadie se había fijado y que entra en las listas con lo mejor del año casi por los pelos. Cold Cave es uno de esos grupos. El proyecto de Wesley Eisold, que antes fue líder de grupos de hardcore como Some Girls, ahora se ha pasado a los teclados y en compañía de Caralee McElroy (ex Xiu Xiu) ha grabado el apabullante “Love Comes Close”, en el que hay espacio para la electrónica más oscura y para las melodías más optimistas. Aunque es su debut con Matador, Eisold ya había publicado otros trabajos como Cold Cave en sellos más pequeños, decantándose por una electrónica mucho más ruidista y optando por formatos como el cassette, a menudo incluso autoeditando su propio trabajo.

La música de Cold Cave es difícil de etiquetar y éso es buena señal: lo mismo optan por una oscuridad de tintes new wave más propia de los ochenta que por melodías alegres y pegadizas que pueden competir con cualquier hit dirigido a la pista de baile. A veces se respira la ingluencia de Joy Division y otras la New Order o Depeche Mode. Sin embargo, el resultado es un álbum totalmente coherente y muy adictivo.

Quien conozca a los Cold Cave del recopilatorio “Cremations” se llevará una sorpresa al escuchar “Love Comes Close”: el ruidismo de sus primeras canciones ha sido susituido por unas melodías mucho más depuradas, pero igualmente inquietantes. “Love Comes Close” no debería pasar desapercibido.

Tienes una experiencia importante en el hardcore y en el noise. ¿Cómo ha afectado eso a Cold Cave? Supongo que de unas cuantas formas, tanto en la forma en que abordamos las texturas a la hora de grabar a la forma en que llevamos nuestro grupo. Sabemos lo que queremos hacer, así que vamos a por ello y lo hacemos. Supongo que crecer dentro de la música underground te enseña éso. Vuestra música se sitúa en algún sitio entre el synthpop, la dark wave y la música electrónica más hedonista. ¿Es lo que buscábais? ¿Cuáles han sido vuestros principales referentes a la hora de grabar el disco? A lo que aspiro con Cold Cave es a componer música que represente lo mejor posible el mundo en que vivimos, que puede ser a la vez oscuro y alegre. Más que de adscribirse a un género, se trata de una dedicación a la vida, con su lado oscuro y su lado más luminoso. No podemos conocer la luz si antes no conocemos la oscuridad, porque son dos fuerzas opuestas que nos dirigen. Aunque la gente es lo que más nos influye a la hora de escribir: sus caras, sus vidas, las decisiones que toman y las consecuencias que éstas tienen. Los miembros del grupo suelen cambiar de un disco a otro. ¿Estamos ya ante la formación definitva? ¿Por qué has elegido a Caralee McElroy (de Xiu Xiu)?

Realmente la formación sólo ha cambiado en los directos, porque en un principio se trataba de algo en solitario. Ahora estoy con Caralee y Dominick porque trabajamos muy bien juntos. Has sacado un par de cassettes en vez de usar otro tipo de formato. ¿Alguna cuestión nostálgica detrás? Las cassettes son importantes en nuestra cultura musica. Son fáciles de reproducir, así que también son una buena forma de hacer que la música sea accesible. En fin, sencillamente me gustan.

¿Cómo te pusiste en contacto con Matador? Me preguntaron si estaría interesado en trabajar con ellos, y lo estaba. Es un sello al que respeto y sigo desde los 13 años.

A diferencia de otros grupos, que inmediatamente buscan un sello, tú has lanzado muchos singles y cintas antes de firmar un contrato. ¿Esto te ha dado más experiencia¿ ¿Crees que habría sido peor para el grupo firmar con un sello nada más empezar y convertirse en un hype?

No sé qué decir. Mi idea con Cold Cave no era que se convirtiera en una banda. Simplemente tocaba para mis amigos y Hospital y Dais me animaron para que grabara, me dieron la oportunidad de publicarlo. Supongo que cada paso que das te lleva a una nueva latitud.

A menudo os comparan con Joy Division. ¿Os molesta o es una influencia?

No me molesta, aunque creo que sólo una o dos canciones guardan parecido con ellos. Pero sí es una banda a la que he escuchado mucho.

¿Qué podemos esperar de Cold Cave en el futuro: música más festiva como la de “Life Magazine” o “The Tree Grew Emotions...” o canciones más oscuras? Creo que seguiremos explorando las dos facetas. ¿El recopilatorio “Cremations” verá la luz en Matador? No, pertenece a Hospital para siempre. En una entrevista dijiste que “buscamos respuestas pero que una vez que las tenemos no sabemos qué hacer con ellas”. ¿Crees que es posible encontrar respuestas a todo?

No, pero creo que la búsqueda de la respuesta puede ser incluso más beneficiosa que la propia pregunta.

¿Puedes hablarnos del libro de poesía en el que participaste, “I Offered Myself As The Sea”? ¿Cuando escribes las letras las abordas de la misma forma que un poema? Es un libro de Eric Paul que edité a través de Heartworm, la editorial que llevo con Max G. Morton. Hay cierta similitud entre escribir letras y poesía, pero mientras que las letras está condicionadas por el estado anímico que te provoca el sonido, en la poesía sólo están tu cabeza, tu corazón y un papel en blanco. ¿Tocaréis en España? Eso espero.

Y nosotros también.

Carolina Velasco

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar