PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevistas

Beach House: “Nuestras viejas canciones eran como planetas, pero las nuevas son grandes como galaxias”

Confesiones de la banda de Baltimore antes de la edición de “Bloom” (más algún dardo envenenado contra The Weeknd)

Con motivo del inminente lanzamiento de “Bloom”, el cuarto disco de Beach House, hablamos con Alex Scally para que nos cuente si se esperaba el éxito que habían tenido, qué buscan cuando componen música, lo que le sugiere la música dream-pop y si le duele que el álbum se haya filtrado en la red tan rápido.

Hace poco más de dos años, si hubieses tenido la oportunidad de hablar con Victoria Legrand y Alex Scally ( Beach House), seguramente te dirían que jamás hubiesen soñado el éxito que han conseguid a raíz de su muy aplaudido Teen Dream (Sub Pop, 2010). De hecho, aún ahora no lo entienden y tampoco es que les importe demasiado. En pocos meses pasaron de ser uno de esos grupos que conforman la letra pequeña de festivales de prestigio (en su primera minigira española recalaron en el Tanned Tin 2008) a actuar en grandes escenarios para miles de personas con pañuelo en mano para secar las lágrimas. Quien haya presenciado un directo de los de Baltimore sabrá que es todo intensidad emocional, es difícil que no se te vuelque el corazón al son de canciones como “10 Mile Stereo” o “Gila”, por muy duro que seas. Se han ganado el respeto con merecimiento, y por eso su próximo álbum, "Bloom", que saldrá a la venta a través de Bella Union el 14 de mayo, con distribución de Music As Usual (un día más tarde llegará a las tiendas americanas a través de Sub Pop), se encuentra entre los lanzamientos más esperados de 2012.

Lo cierto aquí es que Beach House se han vuelto a superar. Como ellos mismos afirman, ante una música tan bella –habrá quien se sienta afectado por un poderoso síndrome de Stendhal, en serio–, lo ideal es vivir la experiencia real y completa. Nos lo cuenta Alex Scally, que estuvo hace unos días de visita promocional en Madrid junto a Victoria Legrand y con quien charlamos distendidamente a pocas semanas de la edición de “Bloom” y de su participación en el inminente San Miguel Primavera Sound para conocer qué es lo que persiguen cuando componen música, dónde cree que sonarían mejor sus canciones (hay sorpresa), descubrir que rehuyen de internet y qué opinión le merece el sampling que hizo The Weeknd de dos de sus temas.

Imagino que “Teen Dream” os dejó satisfechos, orgullosos del trabajo que habíais hecho, pero a la vez con una gran responsabilidad por el gran éxito que tuvo. ¿Qué sensación tuvisteis una vez terminasteis la producción de “Bloom”?

Creo que estábamos increíblemente felices porque fue realmente duro. Nos tomamos mucho tiempo y parecía como si casi nos estuviera matando. Así que estábamos muy felices porque, en cierto modo, era como cuidar de un niño pequeño enfermo o algo así, manteniéndolo vivo cuando estaba a punto de morir, que finalmente consigue sobrevivir y empieza a crecer fuerte. ¿Tiene sentido?

"Creo que los sonidos de “Teen Dream” son bastante pequeños. Me gustan, los respeto pero parecen como pequeñas canciones. Tienen un único sentimiento en ellas, mientras que “Bloom” es inmenso."

Totalmente. ¿Crees que se puede repetir el éxito de “Teen Dream”

No tengo ni idea.

¿Te dice algo tu sexto sentido?

No pensamos en ello. No pensábamos que “Teen Dream” fuera a ser como fue, así que ni idea. Todo es muy natural para nosotros, simplemente hacemos lo que queremos. Nos guiamos por nosotros mismos, no por si algo creemos que va funcionar bien o no.

La última vez que os entrevistamos dijisteis que asociabais el sonido de “Teen Dream” con el sexo. ¿Qué es lo que os sugiere este nuevo álbum?

Quizá suene a eso, pero también suena a después de eso, cuando tienes que romper con alguien y, quizá, cuando empiezas una relación con otra persona. Puede que suene a eso, el ciclo entero repetido una y otra vez hasta el infinito.

Los títulos de vuestros álbumes siempre dan en el clavo. ¿Es “Bloom un disco para escuchar durante la primavera?

Mmm… Creo que eso lo tiene que decir el que lo escuche. No creo que ninguno de nuestros discos dependa de la estación del año. Pero cada persona es distinta. Todos son completamente distintos. ¿Sabes?, cuando hablo de música que me gusta con otra gente no me puedo creer cuán diferente es mi opinión respecto a la de otro. Así que creo que la música es completamente subjetiva. Y creo que si a la gente le gusta el disco, le gustará por un montón de razones completamente distintas.

Esencialmente, el sonido de “Bloom” no es tan diferente al de “Teen Dream”. ¿Era eso algo que buscabais?

Bueno, honestamente creo que son bastante distintos. Creo que los sonidos de “Teen Dream” son bastante pequeños, ¿sabes? Me gustan, los respeto por lo que son, pero parecen como pequeñas canciones. Tienen un único sentimiento en ellas, mientras que “Bloom” es inmenso. Si las canciones de “Teen Dream” son como un planeta, estas canciones son como galaxias. No son tan simples, tienen principios y finales, no se repiten y tienen loops. No sé, es difícil de describir, pero siento como si éstas fuesen las canciones más imaginativas y creativas que hayamos hecho en toda nuestra vida. Así es cómo me siento sobre esto. Puede que suenen un poco similares, superficialmente, si no lo escuchas demasiado, pero es muy, muy distinto. Quizá no lo has escuchado lo suficiente.

¡Lo he escuchado mucho, muchísimo! Realmente creo que el sonido es más grande, más expansivo. Justo ahora iba a comentarte que escuché “Wild” hace un año en el Fly Me To The Moon. ¿Te acuerdas? Era una canción genial, tenía un rollo muy enérgico y animado. Definitivamente pienso que hay diferencia.

Sí. Así que a lo que creo que te referías cuando decías que sonaba muy parecido es lo que define nuestro sonido como banda. Porque, en ese sentido, siempre hay algo que permanece igual en todos nuestros discos. Y eso es quién somos. Hay algunas cosas sobre nosotros que siempre estarán ahí: la voz de Victoria, la caja de ritmos, los instrumentos que amamos, ya sabes, todavía nos gustan muchos de los mismos instrumentos de siempre, así que nos que usemos instrumentos nuevos. Los teclados, los órganos, los sonidos de las guitarras… es el tipo de cosas que nos gustan. Así que sí, álbum a álbum, siempre hay una cierta cantidad de cosas que van a sonar similares.

Estos sonidos más grandes que describes, ¿cómo encajarán en los directos?

Hemos estado practicando mucho. Es un desafío, porque tienes que tocar de una manera mucho más intensa. Con suerte, y espero que lo hagamos, si somos capaces de hacerlo será muchísimo mejor. Lo vamos a disfrutar más, así que la gente va a disfrutar también más. Va a ser como una gran explosión o algo así. Estoy muy entusiasmado porque no sé cómo va a salir, pero tengo la sensación de que puede ser muy precioso.

Algunos temían que, debido a vuestro rápido crecimiento, ibais a hacer que este disco sonase 100% épico. Pero suena íntimo y épico a la vez. ¿Cómo lo habéis conseguido?

No lo sé. Creo que esto es exactamente lo que queremos. Simplemente hacemos música que sentimos que es natural para nosotros. Y creo que esas son las cosas que amamos. Queremos música que te lleva a alguna parte, pero también que te haga sentir. Es difícil de describir. En nuestro interior, no pensamos demasiado en ello. Esto es simplemente lo que hacemos. Esto es algo que pasa con cada artista, cuando envejeces ya no quieres hacer algo que ya hayas hecho antes. No creo que quisiésemos hacer nunca una canción que no tuviese mucha emoción y sentimiento en ella. Eso está siempre ahí, nuestro deseo de que haya ese sentimiento. No sé… ¡ya no sé ni de lo que estoy hablando! [Risas]

¿Cómo trabajáis en la composición y la escritura? ¿Compartís equitativamente el trabajo?

Es divertido. Solemos hacer todo conjuntamente, sólo que Victoria es la compositora y cantante, así que escribe todas las palabras. Casi todas, yo escribo algo, pero la mayoría es suyo. Pero en la música trabajamos juntos. Empezamos con algo que es muy, muy pequeño y dejamos que crezca naturalmente y lo construimos y lo construimos y lo construimos hasta que se convierte en una canción. Ésta puede ser una de las razones por la que es íntimo y épico, como decías. Porque empezamos con algo que es muy pequeño y tratamos completarlo hasta que se convierte en una canción de verdad.

Hablando de construir canciones, mi favorita aquí es “Irene”. También es la canción más larga que jamás hayáis grabado. Dura siete minutos, pero podría durar una eternidad. ¿Había versiones preliminares más largas que la final?

No. Y, ahora que lo dices, esto es una cosa muy nueva para nosotros porque en el estudio de grabación fue una toma en directo. Hay tres canciones en este álbum que son como canciones en directo, las grabamos tocando todos a la vez, con Victoria, Dan, nuestro batería, y yo, así que pienso que sientes realmente esa energía en esta canción, lo que es una parte muy importante. Creo que trataremos de hacer esto más a menudo en el futuro, tratar de que el álbum sea más en directo. Porque hay una cierta energía que aparece, como en un concierto. La mayoría de los álbumes no tienen ese tipo de energía.

¿Quién es Irene?

Es el nombre de la canción. Mmm, es difícil de describir y es como un secreto para nosotros. Pero creo que podría ser un secreto para cualquiera. Para algunas personas ésta será una canción de amor, para otros, sobre la muerte y para otros sobre el nacimiento. Es una canción grande. Es algo divertido coger una canción como ésta, que es tan grande, y darle un simple nombre de mujer.

“Teen Dream” tenía maravillosas caras B. “The Arrangement” aún me pone la piel de gallina. Pero estos últimos dos discos tienen sólo diez canciones. ¿Cuánto, digamos, buen material sacasteis después de las sesiones de grabación de “Bloom”?

Bueno, teníamos bastante. Teníamos algunas canciones que puede que acabemos publicando. Y el sencillo para el Record Store Day, un siete pulgadas, tiene una cara B que amamos. Es una canción que adoramos absolutamente, titulada “Equal Mind”. Pero no encajaba dentro del disco; no formada parte de este mundo. Así que estoy entusiasmado de que la gente pueda escucharla.

Hace un tiempo tocasteis en la catedral de Manchester. Creo que es un sitio muy apropiado para escuchar vuestra música, pero, ¿cuál creéis que sería el espacio perfecto para vuestras canciones?

No estoy seguro. Pero hubo una noche que tocamos en Carolina del Norte. Había una mujer. Estábamos en un cañón con árboles grandes y esta mujer había aparcado su coche e iba muy borracha. Salimos del club y la vimos al otro lado de la calle con la puerta de su coche abierta y con nuestro álbum sonando a todo trapo [Risas]. Resonaba por todo el cañón desde el equipo de música de su coche, y creo que eso es quizá como mejor ha sonado en toda mi vida. Pero creo que esto es algo de cada cual.

El nuevo disco incluye una canción titulada “On The Sea” y ya teníais una canción titulada “Saltwater”. El mar parece…

Suena algo ridículo, ¿no? [Risas]

[Risas] El mar parece una gran influencia en vuestro trabajo. ¿Es así?

No lo sé. Creo que el agua es muy importante para todo el mundo, ¿no? Los humanos tienen como un 70% de agua o así…

"Y creo que nunca hemos querido hacer grandes obras de arte para nuestras portadas. Más que cualquier otra cosa, creo que queremos abstracción. Queremos que sea algo abierto, que lo puedas interpretar, que puedas llenar los espacios."

La portada de “Bloom” tiene tonos oscuros por primera vez en vuestra carrera. ¿Por qué decidisteis hacer esto?

Porque creo que es una parte muy importante de este disco. ¿Tiene sentido? No es sólo el principio, es el final. Y quizá el principio de algo nuevo, y el final… como un ciclo que se repite.

Encuentro que hay un gran cambio entre las portadas de vuestros dos primeros discos con los dos últimos. Habéis virado hacia texturas, parecen abstracciones visuales. ¿Podrías contarnos un poco más sobre esta portada?

Creo que es intencional. ¿Sabes?, mucha gente intenta que sus portadas sean una gran obra de arte. Y creo que nunca hemos querido hacer grandes obras de arte para nuestras portadas. Más que cualquier otra cosa, creo que queremos abstracción. Queremos que sea algo abierto, que lo puedas interpretar, que puedas llenar los espacios. Es una fotografía con una resolución muy baja. Creo que las personas pueden sentir muchas cosas con ella. Algunos pueden pensar que parece celestial, otros que es simplemente hipnótica, otros que es oscura y aterradora, otros pueden pensar que simplemente inspira paz. Queríamos hacer algo que fuese a la vez atrevido y abierto.

¿Cómo os sentís después de que “Bloom” se haya filtrado tan pronto en internet?

Así es cómo lo veo. Todos nuestros álbumes se han filtrado y nunca nos ha hecho daño. No me importa que la gente se descargue música gratis. Creo que, en todo caso, nos ayuda porque la gente va a nuestros conciertos y habla de nosotros. No creo que haya nada malo en ello. Pero la cosa que odio más, lo que más me entristece, es que mucha gente no va a vivir la experiencia de la manera en que nos gustaría que lo viviesen. Realmente queremos que escuchen el álbum o bien en su más alta calidad, con su ilustración de portada y que puedan leer las letras, o en vinilo, que lo abran, lo pongan en sus reproductores, le den al play y lo escuchen de principio a fin. Tenemos esta manera muy específica con la que nos imaginamos que la gente vivirá el álbum, y creemos que de esta manera es precioso y es la mejor manera posible. Lo que realmente nos entristece es que muchísimos de nuestros grandes fans van a vivir este álbum de una mala manera. Creo que las filtraciones estarían bien si la gente se esperase a que el disco saliese a la venta, y entonces, que la gente pudiese escoger entre la experiencia real y la experiencia comprometida. Y entonces, cuando esté a la venta, lo puedes propagar por todos los lados gratis. Me gustaría que no abriesen los regalos antes de Navidad. Es una era distinta. La música es cada vez más gratuita y libre, pero no pertenece a las personas, la están robando. Creo que está bien que la música se propague, pero creo que la gente debería ser respetuosa. Esa es la gran cuestión, la gente no está siendo respetuosa.

¿No lo están siendo en qué sentido?

No son respetuosos con nuestros deseos de cómo deben vivirlo. Hicimos todo este trabajo, nos llevó un año, nos gastamos todo nuestro dinero, hicimos esta cosa, así que por lo menos deberíamos tener el derecho de que la gente lo escuche de la manera que queremos nosotros, ya sea pagando o no.

¿Está la escena de Baltimore tan bien nutrida como lo estaba cuando empezasteis haciendo música?

Siempre está cambiando, como todo. Nada permanece igual por más de un instante. Pero es vívida, aún hay muchas bandas y sitios interesantes. Me gustaría estar ahí más, pero siento como si nunca estoy en casa. Aún hay montones de buenas bandas y creo que las escucharéis cuando llegue el momento.

Déjame preguntarte algo tonto. ¿Es Baltimore tan chunga como la pintan en “The Wire”?

Sí, sí, es verdad. Lo que hicieron en esa serie es completamente verdad. Pero esas no son nuestras vidas. Si creciste en un gueto, como un gángster, entonces esa es tu vida.

¿Cómo puedes explicar la actual corriente del revival dream-pop?

No sabía que había una. Quizá porque no sé lo que es la música dream-pop. ¿Quién sabe? No entiendo a la sociedad. Creo que eso es más tu trabajo, tu pregunta para descifrar, porque no entiendo por qué la gente hace las cosas que hace.

Vale, entonces… Si te digo que nosotros, los medios, creemos que hay muchas bandas nuevas que suenan como vosotros, ¿crees que eso es correcto o no has escuchado la suficiente música como para hablar de ello?

No he escuchado ningún disco que suene como nosotros. Pero es verdad, en el último año he estado trabajando en este disco, así que no he escuchado nueva música. Pero creo que lo haré pronto. Con todo, creo que es algo subjetivo, no tengo ni idea.

Dices que no has escuchado nueva música pero, ¿has escuchado a The Weeknd?

¿The Weeknd? Ahh, el chico que sampleó Beach House. He escuchado esas canciones.

¿Te gustaron?

No. Bueno, la de “Gila” estaba bien, pero la de “Master Of None” era bastante mala. Hicieron un trabajo terrible con esa. Se lo diría a la cara si los tuviese delante: “Tíos, ¡habéis hecho un trabajo terrible!”. Pero, no sé, en esos chicos toda su cultura consiste en simplemente en coger cosas sin pedir permiso.

Entonces, ¿es algo que te molesta?

No. Si por algún motivo una de estas canciones se hace muy famosa, entonces me molestaría, porque no quiero ser conocido por algo con lo que no estoy de acuerdo.

¿Sois conscientes de que el pelo de Victoria es ya un clásico del indie?

Imagino. No estoy al tanto. ¡Creo que no estoy al tanto de muchas de las cosas de las que me hablas! [risas]

Hay un blog dedicado completamente a su pelo.

Sí, lo sé, me he enterado. Estoy seguro de que eso le halaga, pero no creo que esté muy al tanto del tema. No estamos muy en internet, intentamos no estarlo.

¿Hay algún motivo?

Sí, ¡porque internet es aburrido de cojones! No es la vida real, apesta, es cobarde. Todo el mundo en internet es un gran cobarde. La gente dice cosas que nunca diría en la vida real, la gente dice cosas que ni siquiera piensa, lo dicen sin importarles nada… Hay muchas cosas buenas sobre internet, pero tratamos de vivir como músicos y vivir una vida real y que ésta nos inspire siempre. Valoramos las experiencias reales por encima de las falsas.

¿Cómo planeáis este disco en un aspecto visual? ¿Vais a rodar videoclips para cada una de las canciones como hicisteis con “Teen Dream”?

Tenemos muchas ideas para vídeos, y están en marcha. Pero más que nada, estamos poniendo toneladas de energía en nuestro directo. Planeamos que la experiencia en directo sea muy visual.

Creo que me he pasado de tiempo. Gracias, Alex.

De nada. Siento no saber nada de lo que ocurre. ¡Nos vemos en el Primavera!

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Hannah-Antalek-Bedroom-Scene-II

Actualidad

Así suena el ahora: un repaso diario a los mejores audios & vídeos del momento

Imagen de cabecera: pintura de Hannah-Antalek.

leer más
Top Levis

Advertorial

Todo lo que hicimos por unos vaqueros

La de Levi's® es una filosofía que conecta con una generación independiente y social.

leer más
crowd

Actualidad

En esta red social sólo se habla de cosas serias

Guanyem se presentó junto a Appgree, una nueva forma de tomar decisiones colectivas para la que debemos estar preparados

leer más
strati

Actualidad

El primer coche impreso en 3D ya está aquí (y, sí, funciona)

Era cuestión de tiempo.

leer más
Así es como Spotify planea decirte la música que debes escuchar

Historias

Así es como Spotify planea decirnos la música que debemos escuchar

Spotify ultima el desarrollo de Nestify, una herramienta que podría revolucionar el modo en que descubrimos nueva música.

leer más
Libros bellos

Actualidad

Cuatro libros absolutamente bellos que no podrás dejar de tocar... ni de leer

Fleur Jaeggy, Inger Christensen, Courtney Collins y Gerardo Grande. Ha llegado la temporada de los libros luminosos.

leer más
noa raviv

Actualidad

La moda que dinamita las barreras entre lo analógico y lo digital

El resultado se asemeja, en moda, a lo que Escher lograba con sus pinturas: estéticas verosímiles pero imposibles, juegos de proporciones ...

leer más
metro

Actualidad

Héroe del día: el hombre que corrió tan rápido como el metro

Al precio que está el transporte público, lo de este chaval puede ser el futuro

leer más

Últimos artículos

fantomas1

Columnas

El Fantomas de Barcelona, o el renacimiento del gran villano europeo

Hubo un tiempo en que Fantomas era el malo más malo de la cultura popular europea.

leer más
hopper1

Artículos

El drama de los insomnes: ¿por qué es tan difícil encontrar un sitio para comer de noche?

El modelo de ciudad que vive de día y duerme de noche se mantiene intacto en España.

leer más
La juventud es un problema de miseria

Columnas

La juventud es un problema de miseria

La novelista francesa Cécile Coulon nos regala este relato poético sobre tres jóvenes que tienen que enfrentarse al olvido de un país que se ...

leer más
Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Entrevistas

Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Nación Rotonda documenta fotográficamente los efectos de la depredación sobre el territorio, Carabancheleando invita a pasear por ese popular ...

leer más
Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Columnas

Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Elisa Victoria es la autora de ‘Porn & Pains’ (Esto no es Berlín), columnista en Primera Línea, y un personaje muy carismático en la red. Para la ...

leer más
12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

Columnas

12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

El usuario medio de Reddit podría identificarse como ateo, favorable a movimientos sociales como Occupy Wall Street, favorable a Wikileaks, ...

leer más
La juventud Britney

Columnas

La juventud Britney

La escritora Lucy K Shaw nos trae una breve reportaje ficcionado de lo que supuso para el mundo y para Britney Spears el momento de su trágica ...

leer más
No tan Lonely Planet: cómo la guía azul construye el turismo mundial

Columnas

No tan Lonely Planet: cómo la guía azul construye el turismo mundial

Alba Muñoz estuvo en un destino aparentemente infrecuente: Sri Lanka. Para ello se sirvió de la Lonely Planet, un librito que en 1972 empezó ...

leer más

Más artículos

cerrar
cerrar