Entrevistas

Astro: “Una de las cosas que más nos duelen de otros artistas es que no intenten ahondar en sí mismos”

Los chilenos desembarcan en España de la mano de Canada con un debut que hará las delicias de los primeros seguidores de MGMT y el pop de efluvios psicotrópicos

El debut de la banda chilena Astro se edita ahora en España, un año después de su estreno en Chile, gracias a la licencia del sello Canada. Para saber más de la nueva ola del synth-pop chileno y de los planes de expansión de la banda, hablamos con dos de sus componentes.

Tras Javiera Mena, Gepe y Dënver, una nueva banda chilena desembarca en España: Astro. Desde que en 2009 editaran el premonitorio EP “Le Disc De Astrou”, el cuarteto ha ido sumando feligreses tanto en su país natal como en buena parte del continente sudamericano. A principios de 2011 publicaron su debut “Astro”, un electrizante tratado de pop electrónico, psicodelia y entretenimiento musical que ahora, de manos de Canada, se edita oficiosamente en nuestro país. Con dos de sus miembros, Andrés Nusser (voz) y Nicolás Arancibia (bajo y percusiones), compartimos unos minutos de charla para que nos explicaran sus planes de dominación mundial y los motivos por los que el pop chileno está en boca de todos desde hace un par de temporadas. Nicolás a la mitad de la conversación tuvo que abandonarnos para enfrentarse a otra entrevista, pero desde ese momento su voz cantante ejerció de exquisito anfitrión para nosotros.

¿No os resulta raro tener que hablar de un álbum que hace más de un año que habéis editado en vuestro país? A su manera es como si en España fuerais unos debutantes y empezarais de cero.

Andrés: El disco es la mejor forma que tenemos de promocionarnos aquí. Aunque la verdadera meta no es sólo presentar estas canciones, sino nuestro show en vivo para intentar que Astro pueda volver el próximo verano. En esta ocasión sólo hemos venido dos miembros hasta aquí, y aún con esas nos estamos dejando mucho dinero en nuestra estancia. Es el momento de intentar consolidar algo con la banda para poder venir en condiciones dentro de unos meses.

Tras haber llegado, incluso, a Estados Unidos, nosotros tenemos que ser pan comido.

A: Tampoco es eso, pero no lo veo extremadamente complicado porque veo que a la gente le agrada la banda. Podría decirse que no estamos remando a contracorriente.

¿Por tantas vicisitudes habéis tenido que pasar?

A: La verdad es que no tantas. Bueno, quizás en Chile cuando empezamos. Lo más difícil, de todos modos, ha sido aprender a tocar y ofrecer un buen espectáculo en vivo. Eso es lo que nos ha llevado más tiempo.

Vuestro primer EP, “Le Disc De Astrou”, ya apuntaba muchas maneras y dejaba claro vuestro sonido. ¿Cuál creéis que ha sido la evolución de aquellas canciones respecto a vuestro debut en largo?

Nicolás: En el LP todo suena mucho más depurado. La grabación también fue muy diferente. El EP lo hicimos con un ordenador barato en casa del batería y para el largo todo fue como mucho más profesional. Pasamos por un estudio en condiciones y las canciones tienen esta vez mucha más post-producción. El sonido de estas doce nuevas canciones, asimismo, también son más fieles a lo que cualquiera puede encontrarse en nuestros directos.

A: Supongo que de cara a las próximas canciones que vendrán nosotros armaremos nuestro propio laboratorio. Ahora tengo más hardwares y muchos más conocimientos de todo. Es otro rollo.

Si no estoy desinformado, “Le Disc De Astrou” se editó por primera vez en el sello danés Wash Dishes, ¿verdad? Resulta cuanto menos curioso.

A: ¿Para qué sirve un manager? [Risas] Todo vino por Myspace. Fue tan sencillo como que había un chico de Dinamarca al que le gustaban nuestras canciones y decidió editarlas en su sello. Nosotros encantados, claro. ¡Qué hagan lo que quieran!

Uno de los puntos de inflexión vino cuando os llamaron para formar parte del Vive Latino de México. ¿Siendo unos debutantes supongo que os pilló totalmente por sorpresa?

A: La verdad es que fue súper extraño porque solo llevábamos un año en activo. Fue algo así como la primera internacionalización del grupo. Al llegar a ese punto es cuando empiezas a pensar que algo está pasando. De todos modos, en realidad fue el público mejicano el que nos llevó hasta allí, ya que llamaban a las radios para pedir nuestras canciones.

"Cuando en nuestro país tu trabajo es ya sólido es cuando te planteas llegar a otros lugares"

¿La hoja de ruta sudamericana también ha ido bien?

A: Nunca hemos tocado en Perú, Ecuador o Venezuela, por ejemplo, porque no nos han llamado. En Argentina sí que hemos estado unas tres veces, y después ya viene lo de México y Centroamérica. A principios de año haremos unos conciertos por Puerto Rico y Panamá, lo cual ha sido una gran sorpresa para nosotros porque son países que uno los deja fuera porque están metidos en su folclore o el reggaeton en vena.

Aquí, en España, Javiera Mena ha estrechado el puente entre vuestro país y el nuestro en tiempo récord.

N: Sin duda. Hace un año y medio tocaba con ella y ya tenía en mente lo de venirse una temporada a España. Le echó agallas al venirse sola y armar aquí su propia banda.

A: La ‘Javi’ yo creo que no lo reconoce, pero es lo más de vanguardia que hay en Chile de lejos. Su música ha ayudado mucho a incentivar la escena electro y pop de nuestro país.

Lo que realmente me parece curioso es que en nuestro país nos enteremos de lo que pasa al otro lado del charco tan tarde…

N: Yo también me pregunto eso mismo.

A: Esto no es culpa de España, sino nuestra. Hay metas que hay que cumplir antes de llegar aquí. Cuando en nuestro país tu trabajo es ya sólido es cuando te planteas llegar a otros lugares.

"Nuestro país ha refrescado su música y se ha cosmopolitizado de una forma muy interesante"

Entre Javiera Mena, Gepe y Dënver, Chile ha pasado a convertirse en un auténtico campo de cultivo de nuevos talentos del pop. ¿Qué crees que está ocurriendo?

A: Hay esfuerzos distintos. Por un lado la gente tiene ganas de crear canciones y, por el otro, está el hecho de profesionalizar estas bandas. Por eso te digo que Javiera es un gran ejemplo para todos: hace buena música pop y siempre la explota de forma muy profesional. Sólo hace falta ver cómo trabaja las canciones o cómo se las produce Cristián Heyne. Después está Gepe, que es otro ejemplo para nosotros de cómo hacer crecer tu música poco a poco.

¿Y de Dënver qué me dices?

A: Con ellos estamos a la par. Empezaron un poco antes que nosotros y ahora coincidimos en muchas giras. Nicolás toca con ellos y a lo mejor les producirá algunos de sus próximos temas. Estamos como muy alineados. En definitiva, lo que pienso es que ha habido bandas que han entendido que hay que ponerle esfuerzo a la creatividad. Nuestro país ha refrescado su música y se ha cosmopolitizado de una forma muy interesante.

Desde España, y perdona que te lo diga, por desconocimiento os vemos como algo exótico.

A: Nunca lo había pensado, pero tienes razón. En México pasa algo que también ocurre en España y nuestro país; hay bandas que suenan igual a lo que llevamos escuchando durante los últimos 20 años y uno piensa por qué no le pusieron más esfuerzo a las letras y las melodías. Una de las cosas que más me duele de otros artistas es que no intenten ahondar en sí mismos. Pedro Piedra, Javiera, Dënver y todos los que han traspasado fronteras sí que lo han hecho. Si ahondas en ti tienes más puntos para que todo te vaya bien.

"Hay que olvidarse de la metáfora, los dobles sentidos y el concepto"

Entrando en vuestras letras, están salpicadas de episodios surrealistas.

A: Son imaginarios, imágenes completas en el sentido de que si digo que viene una nave, le doy un combo y al caer explota la ciudad, sólo quiero que veas eso. Es totalmente cinético. Hay que olvidarse de la metáfora, los dobles sentidos y el concepto.

Ya puestos, pienso que ha habido algún tipo de ayuda externa. Ya me entiendes...

A: Sí y no. En vivo nunca nos vas a ver drogados. Alcoholizados sí, como casi todos. Las drogas no son un verdadero condicionante para las letras.

Tirando de hemeroteca, en muchos medios chilenos siempre os han comparado con desgana con MGMT o Empire Of The Sun. ¿Para ti es un halago o una ofensa que digan eso de vosotros?

A: Si se dijera como un halago para mí estaría bien porque la comparación es correcta. Pero lo que me choca es que en Chile se aproveche eso para denigrar a la banda. Eso es algo muy chileno: bajemos lo propio, pero si triunfa fuera, lo alzamos hasta los altares. ¡Déjenme tranquilo! Quien quiera escucharnos que lo haga y quien no, pues no. Eso pasó sobre todo durante la promoción del EP. Una vez salió “Astro” se rebajaron esos comentarios. Somos una banda indie con potencialidad mainstream, de modo que a los indies les picó el oído.

Canada se encargará de editar vuestro primer largo en nuestro país. ¿Les conocíais de antes?

A: Solamente la productora de video. Hasta que no fuimos al Primavera Sound no supimos que también tenían una discográfica. Les descubrí con el vídeo para El Guincho de “Bombay”. Todo su trabajo es impecable. Si abrieran un restaurante me iría a comer allí sin pensarlo.

No os pude ver en el San Miguel Primavera Sound, aunque los que sí lo hicieron me hablaron maravillas de vuestro directo. ¿Piensas que la actuación en el festival ha sido uno de los motivos que os han llevado a desembarcar definitivamente en España?

A: Si eso no hubiera pasado no creo que ahora estuviera aquí. Aunque el plan maestro es volver el próximo verano a algunos festivales. No me gusta la palabra estrategia, pero es lo que queremos.

Teniendo en cuenta que “Astro” oficialmente data de principios de 2011, no sé si ya tenéis guardado en el cajón algunos temas para un futurible disco.

A: Este ha sido el año que más hemos tocado y no hemos tenido apenas tiempo para ponernos a trabajar en canciones nuevas. Ahora estamos puliendo el directo. Cuando volvamos el próximo año a España la banda tiene que ser aún más solida de lo que ya es.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar