PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este domingo ve a votar, pero no votes machismo

H

 

Hablamos con el colectivo #Novotesmachismo sobre sus acciones de cara al 20D

Luna Miguel

17 Diciembre 2015 06:00

Su lema es muy bueno.

Tanto que hasta algún adversario se lo ha copiado en algunos de sus posts de promoción en Facebook de cara a las elecciones del 20D.

Su lema es muy claro: #NoVotesMachismo.

Detrás de él hay una voluntad sencilla, pero necesaria.

El propósito del colectivo que se reúne bajo este hashtag es "señalar las propuestas electorales discriminatorias y las declaraciones sexistas de lxs candidatxs".

Lo hacen mediante la acción en redes sociales —donde visibilizan citas machistas recuperadas de políticos o celebridades y publican fotos de hombres y mujeres de todo el país apoyando la iniciativa o crean memes—.

Y mediante algunas reuniones, fiestas en plazas y manifestaciones, su grito se está escuchando cada vez más alto.

Para conocer sus ideas y propuestas, hablamos con ellas sobre lo que está ocurriendo en esta frenética y agitada campaña electoral.



¿Cómo y por qué surge #Novotesmachismo?

Nace de la necesidad de poner de manifiesto el machismo institucionalizado en los partidos políticos; de evidenciar la escasa preocupación que muestran por los problemas específicos de las mujeres, que somos la mitad de la población; de recordar esas prácticas machistas que, un día sí y otro también llevan a cabo, y que pasado el tiempo caen en saco roto. No podemos permitir que se olviden, no podemos seguir permitiendo que nuestros representantes no nos representen y sobre todo, no podemos avalar con nuestro voto que se ninguneen nuestros derechos.



Tras el debate del 7D, muchos se preguntaron: ¿de verdad que un debate de estas características han dedicado menos de 2 minutos la violencia machista?

Así fue. Pero también hemos de decir que ha sido más que el dedicado en otras campañas electorales previas. El hecho de que la violencia machista esté ocupando un lugar tan importante en la campaña es una victoria de la lucha feminista.

El éxito de la marcha del pasado 7 de noviembre en la que los colectivos feministas de todo el estado salimos a las calles reclamando compromisos, medidas y la elevación de las violencias machistas a cuestión de estado, ha influido, sin duda, en la agenda política electoral.

Parece que los partidos se han dado cuenta de que en España las mujeres también votamos

¿Qué pasa con estos líderes de “la nueva política”? Para poder considerarlos nueva política tendrían que plantear una nueva manera de hacer política y para nosotras eso pasa por apostar por el feminismo.

No se trata de que sean hombres o mujeres, que también, sino de que sus prácticas políticas sean feministas, no es lo mismo ser María Dolores de Cospedal que Ada Colau.



¿Cómo creéis que los medios generalistas están tratando la violencia machista de cara a las elecciones?

No parece que haya habido un cambio significativo en este sentido, los medios de comunicación siguen informando de mujeres que aparecen muertas en lugar de mujeres asesinadas y esto tiene que cambiar de manera urgente.

No nos morimos, nos matan

Los medios tienen la responsabilidad de llamar a las cosas por su nombre, ahora que estamos en campaña y durante todo el año.



¿Y qué os parece el revuelo generado tras el anuncio por parte de Ciudadanos de modificar la ley en este terreno?

Afortunadamente ha habido revuelo, la reputación de Rivera ha caído en picado, porque modificar la ley de Violencia de Género tal como plantean en Ciudadanos sería un paso atrás gigantesco, y no sólo en la lucha feminista; sería un retroceso como sociedad que no se puede permitir.

Tenemos una ley que funcionará mejor o peor, pero que trata por un lado de proteger a las mujeres de esta lacra que es el terrorismo machista, y por otro de prevenir estas violencias.

91 mujeres asesinadas son 91 personas a las que se les ha robado la vida mientras la sociedad mira para otro lado.



¿Qué pensáis de sus medidas propuestas?

Que su principal medida para acabar con la Violencia de Género sea cambiarle el nombre es simplemente una vergüenza.

Y que esta actitud deja muy claro cuál es ese cambio al que nos quieren llevar, un cambio a peor.

Ni siquiera el PP se ha planteado una medida de ese tipo (ni de ninguno).



¿Por qué creéis que su ‘discurso igualitario’ se ha popularizado tanto?

¿Qué discurso igualitario?

¿Cuotas no?

¿Ninguna mujer en el equipo directivo del partido?

¿Eliminar el agravante de género en los asesinatos machistas?

¿Dónde está el discurso igualitario?



Para candidatos como Pedro Sánchez las "cuotas" se han convertido en motivo de orgullo. ¿Pero qué validez le dan los partidos después?

Las cuotas son una medida de acción positiva necesaria porque sin ellas, por la inercia social y el carácter androcéntrico de las estructuras de poder, e independientemente de las capacidades de las mujeres, no conseguiríamos una representación paritaria.

Sin embargo, no basta con que haya mujeres en las listas, tienen que ser mujeres feministas.

La validez que tengan las listas habrá que verla cuando se pongan a trabajar.



Parece que desde Podemos han tomado a Ada Colau como bandera de esta última etapa de campaña electoral, ¿a qué pensáis que se debe?

Es una estrategia muy inteligente por parte de Podemos porque Ada Colau es el mayor activo que tiene ahora mismo.

Colau está haciendo una trabajo tremendo dándole un giro a la política, renovando uno de los ayuntamientos importantes del estado como es el de Barcelona.

Es una de las políticas con cargo electo mejor valoradas.

Es una guerrera y una luchadora con un discurso político muy potente y avalado por sus actos. Si ese es el cambio que propone Podemos, Ada Colau es su mejor bandera.



Para terminar, según vosotras, ¿qué sería, de cara al 20D, no votar machismo?

Es una pregunta difícil de responder porque las mismas estructuras de poder de los partidos y las formas de liderazgo de los mismos están ancladas en el sistema patriarcal, pero a pesar de ello no son lo mismo unas políticas que otras.

Hay partidos que gobiernan o proponen medidas que van claramente en contra de las mujeres y también hay entre las filas de algunos partidos integrantes claramente misóginos.

Que León de la Riva fuera el candidato a la alcaldía de Valladolid después de declaraciones como la del ascensor (“A veces me da reparo entrar en un ascensor con una mujer”) es un ejemplo más del machismo intrínseco del Partido Popular, porque ningún partido que no fuera machista lo permitiría.

share