PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Aprende a ser un perdedor para triunfar en la vida

H

 

Tao Lin publica 'Nadie sabe por qué estamos aquí', un libro que recoge sus mejores artículos y ensayos publicados desde 2006 hasta la fecha

Luna Miguel

15 Septiembre 2015 06:00

—Imágenes de Anna Victoria Best

Quizá no todos os quedarais con el detalle, pero si regresáis a una de las primeras escenas del primer capítulo de la serie Girls, os encontraréis con una Lena Dunham becaria y desesperada porque su jefe de una editorial cool no quiere contar con ella.

En un momento en el que Lena se levanta de su asiento para hacer una consulta al editor, la cámara deja ver una estantería llena de libros. Entre ellos se distingue perfectamente una novela de Tao Lin, un escritor estadounidense amado y odiado en el mundo de las letras por su peculiar manera de hacer las cosas.

No es extraño que Dunham, reconocida entre otras cosas por su obsesión por convertirse en la voz de su generación, escogiera a un autor al que tantas veces la prensa ha definido como tal.

Pero Tao Lin nunca ha querido ser la voz de una generación, ni el padre de ningún movimiento literario, ni nada que se le parezca. Sin embargo, cada una de sus publicaciones termina por convertirse, sin quererlo, en un faro iluminador, en un referente al que muchos lectores deciden seguir, porque está lleno de verdades.

Aspiramos a ser ciempiés en la oscuridad


Este mes de septiembre, de hecho, un nuevo libro de Lin sale al mercado hispano. Se trata de Nadie sabe por qué estamos aquí, publicado por la joven editorial chilena Los libros de la Mujer Rota.

Entre sus páginas nos topamos con una serie de artículos y ensayos que Tao Lin ha escrito a lo largo de los últimos 10 años, en los que el autor, consciente o inconsciente mente, crea una especie de guía de supervivencia ante el mundo y la generación que nos ha tocado vivir.

La escritura de Tao Lin es una autoayuda para sí mismo que termina convirtiéndose en un salvavidas para todos: los animales, las drogas, la literatura, las apariencias, la vida en Internet o el dolor de sentirse completamente solo la mayoría de las veces en un mundo en donde a pesar de existir millones de medicinas, ninguna logra aliviarnos.

[APRENDE A SER UN PERDEDOR PARA TRIUNFAR EN LA VIDA o algunas enseñanzas que podemos extraer tras la lectura de Nadie sabe por qué estamos aquí]



1. Nuestra generación no es narcisista

En el ensayo “Yo vs. La audiencia”, Lin explica cómo durante una lectura en Seattle, una chica muy seria del público le preguntó por qué sus personajes eran tan narcisistas.

Lin, que no se lo quiso tomar como algo personal, simplemente respondió que más que narcisistas, eran jóvenes deprimidos, y que en el mundo había precisamente dos tipos de depresivos: “el que es dramático y no hace nada. Y el que habla mierda sobre sí mismo.”

2. Aspiramos a ser ciempiés en la oscuridad

En una especie de canon literario establecido por el propio Tao Lin, el escritor divide a sus autores preferidos por capas sociales, teniendo en cuenta su influencia y sus aspiraciones.

La más interesante de todas es la más baja, aquella que denomina como “ciempiés en la sombra” para describir a su compañero de generación Noah Cicero.

Lin se refiere a él como un autor que obtiene más críticas y likes en sus redes sociales que ventas de sus propios libros.

Así pues, aspiramos a ser populares en lo digital: a extinguirnos en lo analógico.

La tecnología nos ayudará a celebrar las cosas sencillas


3. Nada puede definirnos

En un artículo de 2009 Tao Lin intenta responderse a sí mismo a una pregunta que en principio parece inofensiva: “¿Por qué me siento como un gerente de finanzas si pienso en la frase ‘soy un poeta’?”

Pero en verdad la pregunta que se está haciendo es: ¿por qué a estas alturas de la vida debemos definirnos con una sola palabra, cuando claramente es imposible y cuando todo lo que es definitorio, se nos termina volviendo ajeno?

4. Hay que ser considerado en Internet

“Cómo ser considerado en Internet” es uno de los artículos más célebres de Tao Lin, quizá porque en ellos define su personalidad absolutamente pacífica, desinteresada de cualquier polémica, además de trabajadora.

Mediante un pequeño decálogo nos dice cómo le gusta comportarse a él con los demás en la red, quizá para que algún día nosotros dejemos de ser pesados, y hagamos lo mismo cuando nos dirijamos hacia su persona.

En definitiva: el troleo y el spam no debería formar parte del espíritu millennial.

5. La tecnología nos ayudará a celebrar las cosas sencillas

“Vamos a tomar cerveza y mirar Facebook y escribir poesía sobre llamas y hacer videos de nosotros borrachos caminando a través de una tormenta de nieve de noche en un condominio en Massachussets.”

Dicen que estamos enganchados a otra realidad, pero Lin encuentra en su literatura la cotidianidad y la sencillez más pura de las nuevas tecnologías.

Quizá porque esa es nuestra nueva realidad.



share